Los mejores productos fabricados con plástico reciclado

Por: | 04 de octubre de 2011

Residuos de cables Un modelo de parque infantil de una empresa italiana, unos separadores para carril bici fabricados en España y una cafetera eléctrica de la multinacional Philips. Estos han sido los ganadores de los premios “Best Recycled Product 2011” anunciados este lunes en Madrid, los mejores productos a partir de plástico reciclado de 2011, según la organización European Association of Plastics Recycling and Recovery Organisations (EPRO). Son los elegidos entre propuestas provenientes de 14 países europeos distintos, una muestra selecta del aprovechamiento de residuos de plástico en el continente. Y, en el caso español, parte de ese 23% de plástico que se recicla, pues todavía un 60% acaba en el vertedero(1).

Si se sigue la lógica del reciclaje, el mejor productor reciclado sería aquel que se pudiera fabricar una y otra vez con el mismo material, cerrando el círculo de forma indefinida. Sin embargo, en la práctica cumplir esto resulta hoy más complicado de lo que parece. Como explica Francisco Tejada, diseñador industrial de ZICLA, la empresa de Barcelona que ha ganado el segundo premio con los separadores de carril bici fabricados con 100% de plástico reciclado, aparte de las limitaciones técnicas para aprovechar los polímeros más allá de una serie de ciclos determinados, a menudo la mezcla de este tipo de materiales en los productos hace muy difícil su reutilización. Hay que buscar otras soluciones que sean viables –técnica y económicamente–  y que tengan luego una salida real en el mercado. “El polietileno sin más es muy fácil de reciclar, como el metal, el papel o el vidrio, te lo quitan de las manos, el problema es qué hacer con los residuos en los que hay polímeros muy heterogéneos y mezclados”, recalca.

Los separadores de carril bici Esta empresa catalana creada en 2004 está especializada justamente en buscar nuevas vidas para aquellos residuos más difíciles de aprovechar, que hoy terminan en el vertedero. En el caso de los separadores de carril bici, denominados Zebra, están fabricados a partir de polímeros de cables. De estos se recupera normalmente el metal que llevan dentro (lo más valioso), pero el recubrimiento de plástico acaba formando una enmarañada madeja de muy diferentes polímeros imposible de desenredar (básicamente una mezcla de PVC de distintas calidades, junto con polipropileno, polietileno o incluso restos metálicos). “Se tiran miles de toneladas de este residuo a vertederos cada mes”, asegura el diseñador industrial. Tras un proceso de I+D, en ZICLA lograron transformar esa mezcla de polímeros inservible en una granza con la que fabricar separadores de carril bici u otros productos de gran resistencia, como unas nuevas plataforma de acceso a autobuses (ver vídeo).

Una de las dificultades de trabajar con este tipo de materiales reciclados es encontrar salidas viables en el mercado. Otra es qué hacer con ellos cuando se convierten a su vez en residuos, para conseguir de nuevo cerrar el círculo. El PET se puede reaprovechar, entre otras cosas, para fabricar textiles como moquetas o camisetas deportivas (que se anuncian con gran publicidad), pero luego estos nuevos productos no van a poder ser reciclados. Según asegura Tejada, con un separador de carril bici Zebra convertido en residuo es imposible volver a hacer productos como cables, pero sí se puede utilizar para fabricar otra vez un separador de carril bici. “La empresa se compromete a recuperar la pieza cuando se convierta en un residuo”, incide el diseñador, que considera que esta es una de las premisas del ecodiseño. “Solo nosotros controlamos este material y somos los que podemos aprovecharlo para producir de nuevo la pieza”.

¿Qué se hace normalmente con el plástico que sale de las plantas de reciclaje del país? Según el informe de 2009 de Cicloplast (que integra a todas las empresas del sector del plástico), del 23% de plástico que se recicla, un 26,18% se convierte en tuberías, un 22,86% en láminas y bolsas,  un 14,67% en piezas industriales, un 11,12% en bolsas de basura, un 4,43% en botellas y bidones, un 1,73% en productos de menaje y 19,01% en otros, lo que incluye perchas, calzado, mobiliario urbano…  “A menudo no se cierra de forma estricta el círculo del reciclaje, pero no por ello vamos a dejar de hacer cosas que son positivas para el medio ambiente”, afirma el diseñador industrial que considera que debería existir un sistema de certificación que mostrara de forma clara de dónde procede cada uno de los productos que utilizan la denominación de “reciclado”. “A veces hay productos que tienen poco de reciclado, al consumidor se le marea mucho”, asegura Tejada, “la Administración debería también dar ejemplo incorporando en los requisitos de los concursos la obligación de utilizar este tipo de materiales reciclados”.

Bolígrafo con un 89% de plástico reciclado Los “Best Recycled Product 2011” son un modelo de parque infantil en forma de tren de la compañía italiana Eurocomitalia S.R.L. (primer premio), el separador de carril bici de ZICLA (segundo premio) y la cafetera Senseo Viva Café Eco de la marca Philips (tercer premio). El parque infantil utiliza un 90% de material reciclado y la cafetera un 52%. En otras ediciones se ha premiado también otros productos como una sillita de niño para coche de una empresa francesa Team-Tex, el bolígrafo B2P de la marca Pilot o utensilios de cocina de Tefal.

¿Cómo conseguir reducir en España el 60% de plástico que sigue yendo a vertedero? Desde Ciclopast, abogan por seguir el camino de Alemania y aumentar directamente la proporción que se incinera para obtener energía (en la actualidad un 17%). Sin embargo, el sector ecologista español se opone de manera frontal a la incineración de residuos por considerar que la eliminación no puede ser la solución a los residuos y que la incineración conlleva otros problemas de contaminación. ¿Qué pensáis vosotros?


(1) Según el informe consolidado 2010 PlasticsEurope+EuPC+EuPr+EPRO, un 23% del plástico consumido en España se recicla de forma mecánica, un 17% se incinera para obtener energía y un 60% acaba en el vertedero.

Hay 21 Comentarios

Son muy pero muy pocos los ciclistas de Barcelona que no se quejan del separador 'galardonado'. Dada su altura son elementos peligrosos para el ciclista, y que han causado más de un accidente. En cuanto a la fijación, no puedo dar cifras exactas pero se los ven sueltos, mal fijados y hasta fuera de sitio... en contenedores de reciclado. Quien los ha diseñado, no ha probado que sucede cuando alguien se lleva uno por delante con su bicicleta... Y peor aún, no ha pensado que pasaría si la bicicleta que los toca, lleva un niño. Personalmente, los quitaría !

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Ecolaboratorio

Sobre el blog

Como si mirásemos por el ocular de un microscopio, Ecolaboratorio es un blog ambiental que trata de ver más de cerca todo aquello que nos rodea. En este particular laboratorio se buscan respuestas a las cuestiones más enrevesadas que nos asaltan de forma cotidiana.

Sobre el autor

Clemente Álvarez

(Madrid, 1973) es un periodista especializado en medio ambiente y ciencia. Colaborador de El País desde 2004, le entusiasma mezclar elementos de la ecología con reactivos de la energía y la economía, aunque la fórmula pueda resultar inflamable.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal