Cómo reducir la factura de electricidad en casa

Por: | 10 de octubre de 2013

Para_ahorrar_hay_que_desenchufarjpg

Lo primero para reducir nuestro gasto de electricidad es tener claro qué está consumiendo en la casa. Sin embargo, por raro que parezca, esto no resulta nada sencillo.

Una forma de visualizar qué aparatos están gastando es comprar por Internet un contador instantáneo e instalarlo uno mismo en el cuadro eléctrico de la vivienda. Hay que aclarar que estos dispositivos no son un instrumento de medición precisa(1) (los que sí lo son suelen ser muy caros), pero sí valen para tener una idea mucho más aproximada de qué está chupando electricidad. Y para llevarnos unas cuantas sorpresas.

“Lo que no se puede medir, no se puede gestionar. Debemos saber cómo, dónde y cuándo consumimos energía para poder reducir nuestra factura eléctrica”, asegura Carlos Martín, técnico de la empresa de servicios energéticos AICE. De hecho, él mismo ha reducido de forma drástica el gasto eléctrico de su casa de 300 kWh al mes a solo 60 kWh. Un recorte radical.

Para empezar, uno espera que si no hay electrodomésticos utilizándose ni bombillas encendidas, el consumo sea bastante cercano a cero. Pero nada más lejos de la realidad: por lo general, suele haber muchas cosas gastando. Cuando conectamos el contador instantáneo, lo que vemos en la pantalla es la potencia(2) que estamos consumiendo (en vatios) y si multiplicamos esa potencia por un determinado número de horas tendremos nuestro consumo eléctrico en ese intervalo de tiempo (en vatios hora). Si apagamos todo tal y como lo hacemos cuando salimos de casa o nos vamos a dormir, el contador marcará una potencia de varios cientos de vatios (puede ser la nevera, si está arrancando en ese momento el motor, pero también muchos otros aparatos que seguramente no pensamos que estén consumiendo). Aunque este consumo no parezca mucho, ese es el mínimo que está gastando siempre esa casa, las 24 horas del día, los 365 días del año. Da igual que sea de noche y estemos durmiendo, o que nos encontremos muy lejos de allí y la vivienda se haya quedado vacía.

Un_contador_instantaneo_conectado_a_un_cuadro_electrico

¿Cómo reducir este consumo continuo?  Uno de los experimentos más curiosos que se pueden realizar con uno de estos contadores instantáneos es tratar de ponerlo a cero. Para ello, se puede empezar por apagar por completo aquellos aparatos que estén en modo espera (el standby del pilotito rojo). Según el IDAE, el standby supondría un gasto medio en los hogares españoles de 231 kWh al año, casi tanto como el consumo medio anual del lavavajillas (246 kWh) y bastante más que el ordenador (172 kWh). Sin embargo, Martín asegura que este cálculo se queda muy corto a tenor de su experiencia midiendo en viviendas. Un caso paradójico es el de algunas cafeteras que pueden incluso llegar a gastar más apagadas que preparando café, cuando se las deja muchas horas en posición ‘ready to use’ (en el que se mantiene el agua caliente).

Cuando se desconectan bien los aparatos el valor marcado en la pantalla del contador baja, pero esto es solo una parte de la energía eléctrica que pagamos sin usar. La mayor sorpresa es descubrir la existencia de un consumo fantasma de electrodomésticos completamente apagados. Hay aparatos que siguen consumiendo para mantener activos algunos sistemas y para estar preparados para encenderse de forma rápida (como cuando pasamos el dedo sobre la vitrocerámica para empezar a cocinar). Esto puede ocurrir con ordenadores, cocinas táctiles, lavadoras, lavavajillas, aparatos con pantallas que den alguna información, aires acondicionados… El único modo de que dejen de consumir de verdad todos estos electrodomésticos es desenchufarlos.

Resulta increíble la cantidad de cosas que tenemos permanentemente enchufadas hoy en día. No parece lógico desconectar por completo electrodomésticos como la vitrocerámica pero en otros casos se nos puede quedar cara de tontos. Es lo que ocurre, por ejemplo, al descubrir que uno de los aparatos que tienen mayor consumo fantasma son los equipos de aire acondicionado(3), las bombas de calor, los radiadores eléctricos…  Es decir, en muchas casas se sigue gastando electricidad con el aire acondicionado apagado en invierno o con la calefacción apagada en verano, simplemente por dejar estos equipos enchufados (o no bajar el interruptor correspondiente en el cuadro eléctrico de la casa). Es electricidad que estamos tirando.

“En algunas viviendas unifamiliares se sorprenden mucho cuando descubren lo que consume el sistema automatizado de apertura y cierre de una puerta de garaje aunque no esté  funcionando”, destaca el ingeniero de AICE.

Una vez desenchufado todo (y aunque es casi seguro que no se haya conseguido poner a cero el contador), la siguiente operación es decidir qué se enchufa de nuevo. ¿Qué necesitamos realmente tener encendido en nuestra casa? Esto ya depende de cada uno. Martín cuenta en su blog como él decide prescindir de los dos congeladores que tenía en su vivienda, al considerar que, en su caso, no les estaba dando ninguna utilidad. “Solo me acordaba de ellos en las pocas ocasiones que necesitaba hielos y eso lo puedo solucionar ahora comprándolos en la tienda”, comenta. Además, este ingeniero opta también por reducir la iluminación en pasillos y habitaciones.

En el caso contrario están los aparatos que más utilizamos. El ejemplo más claro es la nevera, que suele ser el electrodoméstico que más consume por estar siempre encendido (662 kWh al año de media en los hogares españoles). Es importante comprobar que estos aparatos que tanto usamos sean eficientes, pero también que se usan bien. Otra de las utilidades de estos contadores es comprobar el consumo individual de estos  electrodomésticos: se puede verificar como un frigorífico con hielo consume bastante más que otro limpio (o como bajar su gasto subiendo la temperatura seleccionada), como ahorrar escogiendo bien los programas de la lavadora o del lavavajillas, o incluso como reducir el consumo de una televisión LED bajando el brillo de la pantalla

La pregunta ahora es: ¿en cuánto se traduce todo esto en euros(4)? A pesar de lo mucho que se puede recortar el consumo eléctrico de las casas, para alguna gente resulta frustrante comprobar que el ahorro se suele quedar en unos pocos euros al mes o quizá una decena (entre otras cosas, por el aumento del término fijo y de otros conceptos diferentes al consumo de kilovatios). Sin embargo, en algunos hogares la suma de ese ahorro todos los meses puede equivaler a una mensualidad completa de lo que pagamos al año. Además, no hay que olvidar que este es un dinero que ahora mismo estamos regalando.


(1)  El contador utilizado es el modelo Envir Current Cost. Como se explica aquí de forma detallada, este tipo de equipos no valen para obtener una medición precisa, pero sí para hacernos una idea de nuestro perfil de consumo y aprender a reducir nuestro gasto  eléctrico. ¿Cuánto puede desviarse la medición? El post anterior asegura que la potencia medida por este tipo de equipos puede ser entre un 15 y 90% superiores a la real. Sin embargo, según los técnicos consultados, si bien este rango de error puede darse de forma teórica, en la práctica resulta mucho más realista considerar un margen de error de entre el 5% y el 20% como norma estadística

(2) El contador es en realidad un amperímetro, mide amperios, y los multiplica por una constante (el voltaje que se haya configurado, que suele ser 230 voltios) para estimar la potencia.

(3) Hay aparatos o electrodomésticos de los que los contadores dan mediciones poco fiables (como las vitrocerámicas). Sin embargo, en el caso de los equipos de aire acondicionado la potencia medida se acerca mucho a la real.

(4) Para tener una aproximación de cuánto dinero supone al mes el ahorro de electricidad conseguido, basta multiplicar la potencia que se ha conseguido reducir (en kW) por 24 horas al día, por 30 días y por el precio del kilovatio hora (a 1 de octubre el precio era de 0,130485 euros el kilovatio antes de impuestos).

Hay 63 Comentarios

Para ahorrar en la factura de la electricidad lo mas eficiente es disponer de electrodomésticos de clase energética A, utilizar iluminación led para toda la vivienda, sobre todo en salas donde se pase mucho tiempo como el salón, cocina o dormitorios y luego pues tener un poquito de cuidado con lo que ponemos, este consejo es por parte de Tus electricistas Madrid
http://www.tuselectricistasmadrid.com

Las tarifas con discriminación horaria ofrecen un ahorro interesante si se consume mas de un 33% en horario valle.

Saludos
Juan G,

El potencial económico del ahorro energético es muy alto, pudiéndose conseguir reducciones de consumo tan importantes como las que se comentar en el artículo. Por otro lado las necesidades energéticas de un inmueble con un buen resultado en el certificado energético son dramáticamente inferiores a las de uno con peor resultado, y no olvidemos que el 70% de la energía del hogar se destina a calefacción y ACS.

Considero que es muy importante controlar el consumo,pero esta claro que el recibo sube por la cantidad de impuestos y subidas continuas de las eléctricas, a nadie le gusta tirar su dinero,que no ganen tanto y bajen las tarifas, pasa lo mismo con el carburante, el 70% son impuestos,menos robar.

Si no reducimos nuestro consumo energético, las emisiones de CO2 asociadas al mismo acabarán siendo un gravísimo problema para nuestros hijos y nietos.

Por experiencia, mi conciencia está mejor con el medio ambiente del planeta. He aprendido a consumir mejor, a administrar. En su día invertí en eficiencia y ahorro, nada barato. Mi cabreo a aumentado hasta el hartazgo ya que a medida que yo mejoro, pago más, porque me cobran más y por usar la electricidad de una red mantenida por incompetentes. Consumo la mitad que hace 10 años y pago el doble. Me toman por pagano, y encima si quiero vivr del sol me tratan como a un delincuente.

Y seguirá así por muchos años por culpa de los españoles que somos unos tontos.
Esto es muy fácil de solucionar: dejar de usar la electricidad todos los españoles durante 1 día.
Con tamaña demostración de fuerza los oligopolios se pondrían muy nerviosos. Pero claro, en este país proponer tal cosa y cumplirla es una utopía inalcanzable. Cada cuál a su bola y así nos va. Aquí se prefiere mirar el fútbol y defender los derechos ajenos a defender los derechos propios. Y eso lo saben muy bien los oligopolios y aprovechan esta situación de panoplia general para hacer lo que les da la gana sabedores de su poder y del tontismo general que abunda por doquier.
España: Feliz mundo de borregos.

Que no os vengan con milongas. Lo que hay que hacer es diversificar las fuentes energéticas: electricidad, gas, leña, sol, etc. En mi caso pago casi lo mismo en invierno (60€) que en verano (50€). Aunqué no sea lo más cómodo para cocinar y calentar agua lo más barato es el butano. Dejaros de vitrocerámicas y calentadores eléctricos (para qué tener siempre disponible agua caliente si sólo la vamos a utilizar un rato?) El calentador de gas calienta el agua sólo cuando la necesitas. En cuanto a la calefacción lo más económico es la leña (si se puede, claro). Yo vivo dentro de Barcelona en una casa unifamiliar y en octubre compro 1.500 kg de leña, me cuesta unos 250€ y con esto tiro todo el invierno de sobras muy calentito. Para más ahorro olvidaros del aire acondicionado y de las bombas de calor, gastan muchísimo! Nuestros abuelos no tenían esas "comodidades" y bien que vivían. Aquí no ha muerto nadie por exceso de calor en verano. Para combatirlo un ventilador, como se ha hecho toda la vida.
Resumiendo pues: butano, leña, y sentido común (para un uso racional de la energía).

Conozco a una persona que redujo a 0 Kw/h su factura de electricidad con un sencillo truco muy viejo... se conectó a la red eléctrica ilegalmente, no tiene contador y no paga un duro... En fin, eso sí que son "energías renovables"...

AUTOCONSUMO y BALANCE NETO YA...aunque el PSOE/PP ya se encargarán de evitarlo en beneficio de sus amigos "eléctricos"... de hecho ya lo tienen casi consumado a pesar de las críticas de la CNE, CNC y la propia Unión Europea.
Les invito a que se interesen por el tema. Sería una solución para activar la economía, mejorar el medio ambiente y reducir la balanza comercial, olvidándonos de fracking, sondeos petrolíferos y demás "engañaforasteros".
Hoy en día con el autoconsumo fotovoltaico se podría reducir la factura de la luz en más de 50% (más en el futuro).
La luz del sol es gratis!!!

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados y no aparecerán en el blog hasta que el propietario los apruebe.

Este blog sólo permite comentarios de usuarios registrados. To comment, please Inicia sesión.

Ecolaboratorio

Sobre el blog

Como si mirásemos por el ocular de un microscopio, Ecolaboratorio es un blog ambiental que trata de ver más de cerca todo aquello que nos rodea. En este particular laboratorio se buscan respuestas a las cuestiones más enrevesadas que nos asaltan de forma cotidiana.

Sobre el autor

Clemente Álvarez

(Madrid, 1973) es un periodista especializado en medio ambiente y ciencia. Colaborador de El País desde 2004, le entusiasma mezclar elementos de la ecología con reactivos de la energía y la economía, aunque la fórmula pueda resultar inflamable.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal