Monti, Rajoy y el rescate

Por: | 03 de agosto de 2012

Monti-rajoy

A la vista de lo ocurrido en los últimos 10 días, no debo ser el único que empieza a tener la certeza de que España será rescatada e Italia se librará por los pelos. A día de hoy da toda la sensación de que España tendrá que pedir el rescate y, en ese momento, cuando los mercados empiecen a especular contra Italia, el BCE considerará que el euro está en peligro y se decidirá por fin a intervenir, diga lo que diga el gobierno alemán, que para entonces ya se habrá cobrado una pieza mayor y podrá presentarse a la reelección con el crédito de su ortodoxia redoblado.

Las razones para este resultado que hace unos meses se antojaba imposible, serán fundamentalmente políticas. Zapatero y Berlusconi han sido sustituidos por Rajoy y Monti, y con el cambio Italia ha salido políticamente mucho más reforzada. En un principio, nadie podría haberlo imaginado porque Rajoy era un político profesional, con una larga carrera a sus espaldas y Monti era sólo un tecnócrata, o eso decían los medios de comunicación.

Sin embargo, los errores políticos de Rajoy durante estos meses se cuentan por aciertos en el caso de Monti. En particular, Rajoy ha cometido tres fallos cruciales. Primero, él y sus barones (con Cospedal a la cabeza) se dedicaron a propagar una falsa imagen de quiebra autonómica que aún no estaba en la agenda europea. Al hablar de cajones llenos de facturas impagadas lograron asustar a los acreedores de las CCAA y al final la falsa profecía se ha terminado cumpliendo porque ninguna entidad ha querido refinanciarles unas deudas  con las que en un contexto más tranquilo no habrían tenido mayor problema. Segundo, Rajoy se equivocó al torear a sus socios europeos, comprometiéndose en privado a unas cosas y vendiendo políticamente otras en ruedas de prensa posteriores. Los bailes en los objetivos de déficit (del 5.3 que prometió a Merkel al 5.8 que dijo en público) y los eufemismos con el rescate bancario (que llegó a llamar línea de crédito conseguida por él mismo), terminaron de romper el beneplácito internacional con el que contaba de inicio.

En tercer lugar, Rajoy no ha sabido generarse aliados: al fallar a Merkel en primera instancia, sólo le quedó recurrir a un Hollande con el que no tienen nada que ver (y con quien no tiene esa sintonía personal que existía entre Sarkozy y Zapatero y que salvó a España en más de una ocasión en la UE). El Cameron euroescéptico no tiene vela en este entierro, y Monti es en realidad un compañero tan fiable como puede serlo un equipo italiano en los minutos de descuento: al final forzará un penalti para salvarse y pasar a la siguiente ronda. En este sentido, nadie entiende por qué Rajoy no se ha dedicado a viajar como Monti, por qué no se ha trabajado a las potencias mencionadas o a los pequeños socios que como Austria, Holanda o Finlandia, apoyan la fuerte ortodoxia alemana y podrían haberle dado algún respiro.

La realidad es que Rajoy se ha visto completamente superado por los acontecimientos y su provincianismo nos va a costar un rescate y una intervención en toda regla. Jugó en clave nacional al anteponer sus intereses electorales en Andalucía y Asturias a la aprobación de los presupuestos de 2012. Y jugó en clave nacional al gotear sucesivos decretos de reforma financiera y dejando crecer la crisis de Bankia por sus problemas personales con Rato. Pero es que esta crisis se juega en el terreno europeo. La “virtudes políticas” de Rajoy se resumen en una modesta carrera profesional (licenciado en derecho, opositor y registrador de la propiedad) y una larga carrera institucional (presidente de diputación, parlamentario, cuatro veces ministro, vicepresidente y ahora presidente). Pero ese currículum no tiene nada que hacer ante las “capacidades técnicas” de Monti (licenciado por Bocconi y doctor por Yale, profesor de economía y rector, Comisario Europeo de Mercado Interior y luego de Competencia, experto en temas europeos y con amplio dominio del francés, el inglés y un modesto alemán).

Son esas capacidades las que le han permitido a Monti olvidarse del ciclo electoral italiano, y las que le han capacitado para trabajarse a fondo las relaciones personales entre los líderes europeos con un sello de credibilidad del que España ha carecido. Su experiencia internacional también le ha servido para seducir a los servicios de la Comisión europea de quien dependen las proyecciones y las recomendaciones sobre la economía italiana, y para tratar con el BCE y los inversores que compran deuda italiana a un nivel técnico del que carecen el resto de mandatarios europeos.

En realidad, el Monti técnico es el mejor político que Italia podía necesitar en estos momentos. Si a esto le añadimos que aquel país no se metió en la burbuja milagrosa que el PP alimentó mientras Rajoy era vicepresidente de Aznar, se entiende fácilmente por qué Italia está mucho más cerca que España de cumplir con sus compromisos de déficit público (2% frente al 6% nuestro) y por qué nosotros podríamos terminar el verano con un rescate total, mientras la Italia fundadora de la UE esquiva el golpe en el último minuto.

 

Hay 11 Comentarios

El típico recurso de los políticos españoles (“el otro es peor”) para camuflar sus incompetencias y egoísmos, nos costará finalmente muy caro. No nos equivoquemos, no es un problema de unas pocas personas, nuestro sistema político está gravemente infectado por intereses partidistas y por carencia del elemental sentido de la obligación de rendir cuentas a los administrados. Como dice Elorza en un reciente artículo en El País “No basta con indignarse, hay que definir actuaciones concretas. En el fondo, tendrá razón la diputada Fabra con su insulto, si una vez jodidos, como ya estamos, no pasamos a exigir responsabilidades a quienes nos han llevado a esta situación, forzando un imprescindible cambio de rumbo”. Unete a la petición de una regeneración y cambio radical en la estructura y funcionamiento del sistema: http://cort.as/2IvZ

habría que cambiar este sistema que no funciona y poner otro en el que el trabajo y la honradez fuera su ideología,para que todo funcionara mejor

Poca memoria tenemos los votantes de este país, sabiendo lo inútil de este partido les dimos mayoría absoluta , el desastre del prestige sacándolo a alta mar, ´una guerra ilegal,n crecimiento inmobiliario desordenado,la era de nuestra ruina solo les faltó el trasvase del Ebro , no ayudan a ZP CON LA CRISIS que se hundan, como podemos votar a semejante esperpento , ya es tarde septiembre negro, Italia ha vuelto a ganar este ha sido su gran baza , nosotros con el provinciano a pasar hambre por la insensatez de un pueblo

Rajoy también juega en clave nazional cuando lo que dice se escucha en Europa, y allí no es que no cuele, es que suena ridículo y hasta ofensivo a veces. Los españoles ya estamos acostumbrados a que los políticos nos tomen por imbéciles, pero eso no es de recibo ni en Italia. Rajoy es, literalmente, un registrador de la propiedad de provincias metido a político que llegó a dirigir el PP a dedo y cuyo único mérito (el lo confirma con orgullo) es no hacer nada y resistir. Lo siento por sus padres, que deben estar avergonzados.

Los españoles en cuatro días, hemos pasado de ser unos incultos financieros a darnos cuenta de lo que nos costará el desaguisado económico en que nos han metido.
Los bancos de toda la vida, a donde la gente íbamos seguros y confiados, se nos han vuelto de pronto unos bichos raros que nos dejan sin camisa.
El ladrillo y los productos tóxicos importados, se nos metieron de pronto en casa sin comerlo ni beberlo.
Y todo a costa nuestra, por ser ciudadanos.
Algo dado por hecho, que paguen éstos.
En democracia y con gobiernos y leyes democráticos más que de sobras.
Vemos que no es suficiente.
En cuatro días nos hemos visto metidos en una cuesta abajo a todo correr, sin frenos y con un montón de gestores que pagados en democracia, miran el techo diciendo que ellos no han sido.
Increible.
Resulta que estamos hipotecados hasta los ojos y sin movernos de casa.
Y no paran de darnos consejos materiales y espirituales aquellos que desde su altura nos han dejado sin plumas y cacareando.
Increible.
Ojos, que se está estudiando pedir más para sacar a flote el sistema.
Deducción a bote pronto.
A que escuela fueron los que en treinta años de democracia pujante, han pinchado en cuatro años todas las ruedas del coche, dejándonos tirados en el camino y sin repuesto.
Hay que buscar las causas y los fallos y señalarlos en rojo brillante.
Para evitar en adelante, que nadie ni ninguno, por más y mejores intenciones que nos vendan nos vuelvan a colocar otro embolado como el presente.
Nuestras buenas intenciones provincianas de pueblo bien creido, joven en democracia, nos han hecho caer en el error de creer a todo el mundo.
Pensando que las formas serias y la buenas apariencias eran sinónimo de corrección y justicia.
Y no es así.
Hoy día uno no se puede fiar ya de nadie, hasta que no se vean los hechos que demuestren la verdad de lo que cada uno es.
No nos podemos fiar.
Hechos y no palabrería.
Gestión decente y no saco roto.
Así nos vemos por creer a los vendedores de castillos en el aire.
A ver que pasa.

Los eufemismos y el pánico escénico ya habían convertido a Rajoy en "gallina" antes de evitar ser el último "gallina" como apunta Finantial Times.

Es la ruina económica y política a la que hemos llegado:

http://escrisis.blogspot.com.es/2012/08/espana-ruina-absurda.html

De esta no podemos salir bien parados.

Tenía dos opciones: suicidarme o irme de vacaciones. Como soy un cobarde opte por la segunda. Felices vacaciones.

Parece muy probable que se cumpla este pronóstico porque el análisis es correcto. Todos los españoles vamos a pagar un precio muy alto por la soberbia y la irresponsabilidad de un partido (el PP) con un la sed de revancha irracional: esta España está a años luz de la que ZP dejó como herencia a Rajoy; ahora nos damos cuenta de cuánta propaganda poblada de engaños usó el PP para devaluar al socialiamo y envenenarnos de odio contra él. Ahora la debacle económica distrae de la purga fascista que los peperos están operando en los medios de comunicación, en la educación e incluso en sanidad. España se va a convertir en un país aborrecible demasiado parecido al viejo país deprimido de la posguerra. Ojalá se articule pronto una alternativa de gobierno que devuelva la ilusión y el foco común a los españoles, porque hace mucha falta.
... Y Rajoy ayer presumiendo de llevar muchos años en política, intentando sumarse méritos frente a los "tecnócratas". Socorro! En qué manos estamos...

ES sobre todo de destacar el aspecto a cuenta del terror que se encargaron de difundir con respecto a los impagos autonómicos, siendo tan cretinos que quisieron ganar enteros contra sus antecesores en suelo socialista y olvidando que venían dilapidando a espuertas los recursos públicos en las autonomías gobernadas por sus siniestros barones.

http://casaquerida.com/2012/08/03/la-democracia-exportada-siguiendo-el-patron-carromero/

Completamente de acuerdo.
Un saludo.
http://mariasagrariogomezsanchez.blogspot.com.es/

Bueno, esperamos que todo pase así como tu lo dices http://goo.gl/fb/BlOeM

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Economía para el 99%

Sobre el blog

Este es un espacio para la reflexión económica que pretende interesar y ser accesible para el 99% de los ciudadanos; esa gran mayoría de personas que sigue la evolución de la crisis y que no deja de plantear preguntas para salir pronto de ella. Puede que haya un 1% que por opulencia o ignorancia no se sienta concernido en la búsqueda de una recuperación sostenible y beneficiosa para la mayoría. Ellos buscarán otras lecturas, pero un amplio 99% hallará aquí sus respuestas.

Sobre el autor

Carlos Mulas

. Soy economista de formación y académico de profesión con fuerte vocación política. Actualmente soy Profesor Titular de Economía en la Universidad Complutense de Madrid y Director de la Fundación IDEAS. Puedes conocer más sobre mi trayectoria en mi web personal: www.carlosmulasgranados.com


Archivo

diciembre 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal