Atentos a ‘El Corte Chino’

Por: | 31 de mayo de 2012

JOSEP TÀPIES, profesor de Dirección Estratégica.

Cuando casi el único dato positivo relacionado con el empleo viene envuelto en un titular llamativo que dice “La población china en Madrid roza el pleno empleo”, más de uno se pregunta qué podemos aprender de nuestros vecinos discretos.

Uno se fija todavía más cuando uno de los que públicamente plantea la pregunta es Juan Roig, el fundador de una de los mayores empresas españolas y una de las que crean más empleo, quien hace algunas semanas dijo: "Cada vez hay más bazares chinos porque tienen la cultura del esfuerzo que no tenemos en España, aprendemos mucho de ellos".

Josep TàpiesCasi la totalidad de la población china en España tiene empleo y el 40 por ciento de ellos son autónomos o empresarios, y a estos, teniendo en cuenta la fuerte cultura de lazos familiares que les une, me atrevo a calificarles de empresarios familiares en primera generación.

Un excelente ejemplo de este nuevo prototipo empresarial es Don Pin, cuya empresa familiar, que empezó como una pequeña tienda de frutos secos, actualmente distribuye para 4.138 negocios chinos en España. La facturación de la empresa de la familia Pin asciende a 50 millones de euros.

Ejemplos como este son numerosos y no paran de aparecer nuevos negocios. Por esto no me extraña que Don Pin pronostique que “el todo a cien mejorará su escaparate, limpieza y muestrario y hará la competencia a Zara, y abrirá El Corte Chino. Y los ultramarinos pequeños ampliarán superficie y se convertirán en tiendas de conveniencia con todo el horario que les dejen”.

En términos de competitividad, la cultura y los valores que defienden y promueven los empresarios chinos no es muy distinta de la cultura de muchas de las generaciones de empresarios emprendedores españoles que levantaron grandes emporios a base del esfuerzo, el trabajo y la visión a largo plazo. Igual que en China, aquí también “se considera un fracaso colectivo que una generación viva peor que la anterior”, hecho que destaca Pin.

Entonces, ¿cómo es qué nos encontramos en la situación que vivimos?
La respuesta la podríamos buscar en la sinceridad de las palabras de Pin que compara las dos culturas con las que convive desde sus 18 años. “La ambición china es la de trabajar más que tus padres para ser mejor que ellos. La española es vivir mejor que tus padres”, reflexiona el joven empresario chino.

Uno puede estar de acuerdo o no con las palabras de Pin, y creo que el beneficio de conocer un punto de vista externo, lejano y al mismo tiempo cercano nos puede servir para reflexionar y buscar respuestas a las preguntas que ya todos conocemos.

 

© Josep Tàpies. Profesor de Dirección Estratégica y titular de la Cátedra de Empresa Familiar en el IESE-Universidad de Navarra. Doctor en Ingeniería Industrial por la Universidad Politécnica de Cataluña y Máster en Administración de Empresas por ESADE. Ha impartido clases también en diferentes escuelas de negocios tanto de Europa como de Iberoamérica, destacando entre ellas AESE en Portugal, IDE en Ecuador, PAD-Universidad de Piura en Perú, ISE en Brasil, IAE en Argentina, ESE en Chile e INALDE en Colombia. También ha sido miembro del Consejo Académico de IPADE en México y de ESE en Chile.

 

-----------------------------

 Recomendados:

* Los privilegios "abusivos" perjudican la cadena de suministro China-Europa

* IESE forma en Barcelona a 60 presidentes de empresas chinas


Hay 16 Comentarios

--¿Qué hace un chino en el centro de salud?
--Calcular los metros cuadrados del local.
gracias por la broma

Estimado profesor:

Escribe usted en serio? Conoce realmente el modo empresarial chino en España, su financiación, sus coberturas, su sujección a la disciplina tributaria española y a las condiciones laborales que amparan a sus trabajadores familiares? No me creo que ste hablando usted en serio.

los chinos trabajan más que sus padres para vivir mejor y los españoles optan por vivir mejor que sus padres y punto.interesante reflexión.Independientemente de la calidad de los productos que se ofrezcan en los bazares,cosa que tb creo que... debería estar más controlada,lo que podemos extraer del texto es el hecho del esfuerzo que se dedica para conseguir prosperidad,cosa que lamentablemente hace mucho que se perdió en este pais por parte de una generación que lo tenía todo sin apenas mover un dedo.Durante la época de bonanza,hemos estado fomentado la ley del mínimo esfuerzo a la juventud lo que ha provocado que es la época de crisis en la que nos encontramos,la mayoría de esos jóvenes no conocen el término movilización por conseguir mejorar la situación personal de cada uno.Han sido los padres los que han tenido que apechugar y movilizarse trabajando más horas y cobrando menos sueldo para conseguir llegar a final de mes.Muchos puestos de trabajo, que durante la época de vacas gordas,fueron descartados por los malcriados como los llamo yo,están cubiertos ahora mismo por personas extranjeras que no les hicieron ascos.Más de uno hoy en día se daría con un canto en los dientes por tener uno de esos trabajos.Y sí,es cierto,no hay mucho donde elegir,pero lo poco que hay se sigue descartando porque tenemos la mentalidad aún anclada en la época de bonanza.Perddón por el rollo,pero me he quedado muy agustito.no tenéis porqué estar deacuerdo,es una opinión personal.

Sr Profesor: Nunca se preguntò como hacen ellos a tener tanta disponibilidad de dinero? Uds. està seguro que el titular de la empresa es el verdadero propietario o solo un presta nombre? los derechos de las personas que trabajan en estos lugares de sol a sol, estan respetados? muchas personas tuvieran esa disponibilidad de dinero serìan capaces de hacer grandes cosas, pero a que precio? si para vivir mejor con mi familia tengo que "explotar" a otras personas a que me sirve? aquì en occidente hay una cuestiòn que se llama "etica" que por suerte existe.

--¿Qué hace un chino en el centro de salud?
--Calcular los metros cuadrados del local.

¿Cuántos trabajadores españoles han encontrado empleo con la "inversión" china?. Me temo que ninguno, porque los chinos han venido en plan "juan palomo" y solo aspiran a sacarnos cuantos euros puedan, dejando lo mínimo en España. Para ellos es un buen negocio, pero nosotros podemos pasarnos muy bien sin sus baratijas. A ver cuándo espabilamos.

Para el moderador.
Vaya sólo interesan aquellos que van a favor y alguno negativo esporádico.

Yo en los chinos sólo compro las "chuminás campastres", quizas porque tengo la lotería en la galería de un Carrefour y compro todo ahí, salvo cuando los franceses hacen alguna majadería, es decir, bastante a menudo, y entonces me voy a cinco kilómetros,a Mercadona.

Sí claro, pues este no sabe que aquí habían abierto "El corte chino", el cual acaba de cerrar y en su lugar abre otro "todo a 100", no es la cultura es que cuando se acaba la subvención del negociete, que no tienen los emprendedore españoles, se cierra y abre otro familiar el mismo negocio ya montado, con subvención nueva y todos a vivir otra vez del cuento de la subvención, si a esto le sumamos que la mayoría son imitaciones que realmente si lo vendiera un comercio español los detendrían por falsificación, si le añadimos que no pasan los controles de calidad y mucho entra de contrabando, si le añadimos que no cotizan a la seguridad social porque vienen y viven encerrados como esclavos, que es lo que les ha "enseñado" su sociedad o país, cultura o como quieran llamar a tener esclavizada a su población. Lo que ellos llaman cultura es esclavitud y permisividad de las autoridades. Tanto alabar a los chinos, porque no se fijan en Japón, ¡ah no! que esos ganan y viven muy bien y la empresa los trata excesivamente bien como si fueran una familia, pero si un japones se instala en España no esclaviza a sus compatriotas y no se aprovecha de subvenciones, miremos a los otros "gran ejemplo" de solidaridad, pues su país apoya a todos los regímenes dictatoriales y bloquea todas las decisiones de la ONU junto a Rusia. Valiente ejemplo de país y ciudadanos.

Emy, lo que compran son como los paraguas "de un chaparrón" que vendían a veinte duros y les salía por uno de coste. Algunos tienen cosillas interesantes, en uno encontré unas herramientas checas con buen acero y un acabado decente. La verdad es que si compras una sartén de los chinos por 10€ y la encuentras normal por 15€ llevate la de 15, que te va a durar diez veces más.

En El Escorial abren todos los dias, festivos incluidos, a mi me gusta ir a cotillear ya siempre encuentras alguna cosita que te interesa, un marco para una foto, pinzas para tender en un tamaño mas grande, etc,etc. De todos modos la calidad es mala y los precios baratos, al menos por aqui.

Como dice un viejo refrán: "de la calle vendrán y de tu casa te echarán " ahí es nada

Desde mi punto de vista, aún no entiendo dónde está el negocoio??' Los precios de sus artículos no son nada económicos por no hablar de su calidad, peor imposible......Compran locales de más de 300m2.....La verdad es que los que he visto en mi zona de Mallorca no están las 24 horas, pero poco le falta, en fin, algo tiene que haber, pienso que esto es más bien un tema donde el gobierno tiene muchisimo que ver. No sé como harán las cuentas, pero si pensamos un poco.....Para qué compran por ejemplo un cine y todo él con las dimensiones que conocemos todos es una GRAN TIENDA DE CHINOS....Donde está la rentabilidad????.....

"los empresarios chinos están sustentados económicamente por su Gobierno"
Eso es falso.

Los de mi barrio son normales, abren de 10 a 14 y de 17 a 20:30, y los sabados solo por la mañana. Son unos chinos muuuuuu rarooooooossss

Estimados señores míos:

Para empezar, quiero dejar clara mi más profunda repulsa al sentimiento de admiración a los comerciantes chinos. No a ellos, que ese sería otro tema a tratar y en el que profundizar, sino al sentimiento que artículos como este intentan extender entre la desinformada población.

En primer lugar, recordemos: los empresarios chinos están sustentados económicamente por su Gobierno, cosa que me parece, a falta de un término más elegante, COJONUDO. Esa es una circunstancia que hoy, en nuestro bienamado país, no tenemos. A los españolitos nos dan por saquito... :)

En segundo lugar, estos señores procedentes de Asia, tributan a la mitad que los nativos de nuestro país. Y además durante cinco años. Una vez pasado ese tiempo, y esto es un secreto a voces, y no una leyenda urbana, se pasan el pasaporte de unos a otros, para abrir el negocio "de cero" y seguir otros cinco años en el mismo plan. Los españoles pagamos un IVA cada vez más grande, gastos de "ajuste de cinturón" gracias a los políticos, y no tenemos financiación gracias a los activos contaminados en los bancos, que en vez de bancos han jugado a ser inmobiliarias. Vamos, que a falta de términos elegantes, es UNA MIERDA.

En tercer lugar, tampoco deberíamos olvidar que los españoles tenemos (o teníamos, porque se lo están pasando por el Arco del Triunfo) un Estatuto de los Trabajadores y una Legislación Sindical, en la que vienen (o venían) recogidos nuestros derechos y obligaciones. Gracias al movimiento globalizador, los comerciantes chinos se han establecido en nuestro país, y nuestro "amable" Gobierno ha decidido que si ellos no tienen derechos laborales, y deciden abrir 24 horas seguidas, la solución no pasa por regular su comercio, sino liberalizar el nuestro, con la consiguiente pérdida de los derechos adquiridos por parte de los nacionales tras dos siglos de lucha obrera.

Ellos, recordémoslo, cuando echan el cierre de sus negocios (yo les he visto a las 3 de la mañana todavía abiertos, y no precisamente para vender un adorno de Navidad o una libreta), se quedan a vivir DENTRO. Porque su cultura dice: "Primero busca negocio, luego busca casa". Lo curioso, es que VIVEN dentro de sus negocios. Así se ahorran el dinero del alquiler o hipoteca de la vivienda.

Podría seguir hablando de porqué me niego a admirar este modelo parasitario de comercio, pero creo que la reflexión está sobre la mesa ya, y ahora le toca al autor o autores de este post el pensar bien lo que dice, antes de vomitar mentiras. Porque, señores míos, ni todos somos del PP, ni todos somos bobos, aunque a ustedes les encantase la posibilidad de manejarnos a su antojo. Que conste, sin acritud, de parte de un NO telespectador, que además NO cree en Rajoy :) Por si las moscas.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Economía con valores

Sobre el blog

Comentarios y opiniones plurales al hilo de la actualidad realizados por profesores del IESE. Su objetivo es introducir en el debate económico nuevas ideas que puedan enriquecer a los lectores en la visión de la economía. *Las opiniones expresadas por los autores son de su exclusiva responsabilidad y no representan necesariamente al IESE o la Universidad de Navarra.

Sobre los autores

IESE

El IESE es la escuela internacional de dirección de empresas de la Universidad de Navarra. Tiene la aspiración de proporcionar una contribución duradera a la profesión de la dirección. Este enfoque, centrado en las personas, refleja nuestro convencimiento de que el objetivo de los empresarios y directivos debe ser servir a las personas y a la sociedad.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal