¿Existen recetas para salir de la crisis?

Por: | 06 de mayo de 2012

Mª JULIA PRATS, profesora asociada de Emprendimiento.

Mª Julia Prats¿Crisis? Desde que fundé la compañía hasta hoy vivo de crisis en crisis”. Así se expresaba Eivind, el fundador de una empresa noruega, experto ingeniero y ex ejecutivo de una multinacional alemana que hoy en día es líder mundial en un nicho de mercado de alta tecnología. Y es que a ningún emprendedor de verdad le sorprende la palabra crisis.

Así lo corrobora una investigación que hemos realizado en el IESE sobre más de ciento veinte empresas europeas que en los últimos seis años han luchado para pasar de su condición de jóvenes empresas innovadoras a ser referencia en su sector.

Podría existir la tentación de pensar que eso solo ocurre en empresas fuera de nuestras fronteras… Pero eso no es así. Juan Carlos, fundador de una consultora con oficinas en Madrid y en Barcelona, lo describía con estas palabras: “El último trimestre del 2009 fue una pesadilla: la firma prácticamente estaba en quiebra técnica, con pocos clientes, reestructurando el equipo, trabajando sin cobrar y con la esperanza de ver la luz del túnel en algún momento. Sólo el compromiso del equipo, del consejo asesor y la presión de seguir vendiendo con la seguridad de tener la mejor propuesta para nuestros clientes nos ha llevado a estar donde hoy estamos, con proyectos y equipos en varios países europeos y latinoamericanos".

La razón del éxito de las organizaciones que lo han conseguido no se basa solamente, como muchos podrían pensar, en su producto innovador o su rompedor modelo de negocio. Ciertamente situarse en esa vanguardia es casi condición imprescindible para sobrevivir, pero estar ahí requiere más que novedad.

Ilustración de María NotNo nos sorprenderá saber que capear bien estos temporales tiene que ver en algunos casos con una reestructuración de la propiedad para fortalecerla, quizás ceder para después recuperar; otras veces, con una inteligente y austera gestión financiera que requiere de talento y hondo conocimiento técnico; la mayoría de las veces, la solución pasa por salir a vender sin miedo allá donde los clientes más exigentes estén, porque nos obligan a sacar lo mejor de nuestras personas a todos los niveles; y siempre será el resultado de equipos con la apertura y agilidad mental para adaptarse al entorno, la sabiduría de colaborar especialmente con los mas críticos dentro y fuera de la organización, de saber evitar amiguismos para delegar en los mejores, y de mantener a la organización segura y equilibrada por encima de las circunstancias.

Todo esto no se improvisa cuando llega una crisis… Es un estilo de trabajo… De hecho, nuestros buenos emprendedores lo practican todos los días en cualquier rincón del planeta…

 

© Mª Julia Prats. Doctora en Administración de Empresas por la Universidad de Harvard, Master en Administración de Empresas por el IESE-Universidad de Navarra y Licenciada en Ingeniería Industrial por la Universidad Politécnica de Cataluña. Ha impartido clases también en Wharton Business School, IPADE (México), INALDE (Colombia) y AESE (Portugal).

Hay 9 Comentarios

Señora Julia Prats nunca abia entrado aleer ni tampoco le conocia, pero leyendo en estos foros evisto interesante sus comentarios ,tiene usted la cabeza bien amoblada gracias, bien pasando quizac ami inorancia economica mientras Alemania que es el pais segunse comenta que es pais ,que nos marca la pauta mire asi no ,no porque siempre estaremos igual,ose ponen una reglas de juego con mas igualdad ono saldremos portanto,otenemos una EUROPA con mas igualdad ose rompe la baraja ino jugamos mientras no sea asi mal lo pasaremos,si no temos politicos en España que den un golpe sobre la mesa idigan asi no ,pero metemo mucho que no sera asi

Me quito el sombrero ante la valentía y la creatividad de los emprendedores, creo que son ellos los que pueden levantar este país, pero esta crisis cuando pase se habrá llevado muchas cosas por delante. Creo en la iniciativa privada, pero también creo que en un modelo público que ha sido machacado con una crisis ideada a tal efecto.

Esta es otra de las consecuencias de la crisis, y de las más graves. Crisis y salud mental.

La verdad es que la seguridad "atonta". Que si sueldos excesivos, indemnizaciones abusivas, prejubilaciones de vergüenza, paro sin control, vamos que la sociedad del ocio ha caido por su propio peso, y negocio es el no-ocio, la negación del ocio (o sea trabajar aunque canse). El gandulismo y la vida fácil y sin compromisos se ha instalado en España, desde los políticos a los "colocados" cuya única meta es no tener metas, y único trabajo el como ingeniárselas para no trabajar. Que caigan dos o tres bancos y que "enganchen" a unos cuantos ahorradores por tener los mismo "seguros" y el dinero empezaría a fluir. Por cierto, hay soluciones a la banca/incompetencia actual. sólo se trata de buscar un poquito.

En un país normal si, en esto no.
Haría falta una democracia de verdad. Políticos sometidos a leyes normales, no para pobres. Grandes ladrones en las cárceles y no choteando a jueces raros. Millonarios decentes y no evasores de capitales e impuestos. Empresarios de verdad y no trileros. Banqueros serios y no esta gentuza con prisas por especular. Etc.

En nuestra opinión la reinvención de los negocios es condición
indispensable para sortear los condicionantes macroeconómicos y microeconómicos que sufre una compañía en el día a día. La adaptación a las nuevas exigencias de los clientes, la internacionalización y la creación de nuevas necesidades al consumidor se están convirtiendo en elementos fundamentales para la supervivencia de las Pymes en el marco
económico en el que nos encontramos. Es por ello que muchas de las Pymes que a día de hoy mantienen su supervivencia requieren de una redefinición de su negocio y en especial de su Core Business llevando a cabo para ellos procesos de Reestructuración Operativa.

Todo el mundo sabe la solución para la crisis.
Dar tres días de plazo para cambiar todos los billetes de mas de 100 euros, ó perder todo su valor. Y justificar el origen claro.

Cuando no hay trabajo hay que inventárselo.

De acuerdo, no se improvisa, pero la vida ahora no está ni para los negocios seguros. Cuanto menos para improvisar. Pero si no arriesgamos no saldremos nunca hacia adelante. ¿Y cómo nos situamos en la vanguardia si ya somos contemporáneos de la vanguardia? ¿Ocaso alguien quiere salir de la crisis vendiendo quinqués? Lo que más gusta del artículo es su mensaje esperanzador de que la situación en el 2009 era muchísimo peor que ahora.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Economía con valores

Sobre el blog

Comentarios y opiniones plurales al hilo de la actualidad realizados por profesores del IESE. Su objetivo es introducir en el debate económico nuevas ideas que puedan enriquecer a los lectores en la visión de la economía. *Las opiniones expresadas por los autores son de su exclusiva responsabilidad y no representan necesariamente al IESE o la Universidad de Navarra.

Sobre los autores

IESE

El IESE es la escuela internacional de dirección de empresas de la Universidad de Navarra. Tiene la aspiración de proporcionar una contribución duradera a la profesión de la dirección. Este enfoque, centrado en las personas, refleja nuestro convencimiento de que el objetivo de los empresarios y directivos debe ser servir a las personas y a la sociedad.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal