Soluciones (1): sujetar a los mercados

Por: | 09 de septiembre de 2012

EDUARDO MARTÍNEZ ABASCAL, profesor de Dirección Financiera.

La confianza es clave para que la economía funcione. La confianza se deteriora más y más si cada día los mercados nos machacan con la dichosa prima de riesgo y los medios de comunicación se hacen eco y prestan altavoces. Hace cuatro años el presidente del Gobierno no sabía lo que era la prima de riesgo. Lamentable. Pero hoy hasta mi anciana madre está pendiente de la prima de riesgo, sin saber lo que es, pero asustada por sus subidas. Esto último todavía es peor. Con tanta noticia negativa la gente se asusta, no consume, no invierte… y así entramos en el círculo vicioso de la miseria: cuanto peor creemos que estamos peor estaremos.

Eduardo Martínez AbascalLa prima de riesgo la fijan los traders del mercado secundario de deuda pública en el que se negocian unos 30 millardos (mil millones) diarios, una barbaridad, casi unos 7.000 millardos al año, casi 10 veces el tamaño de la deuda pública y 50 veces lo que el Estado español pide prestado cada año. Los traders no paran de comprar bonos para venderlos al día siguiente según les da. Ellos ganan mucho dinero con ello, sus clientes no. Estos traders no son los que prestan dinero al Estado español. Estos últimos son inversores, que compran los bonos en el mercado primario de deuda pública y se los quedan –en su mayoría- a largo plazo. Pero los traders sí influyen en la psicología de los inversores  y a la postre acaban haciendo que nos cueste más cara la deuda y sobre todo influyen y mucho en el sentimiento de confianza del país y de los inversores internacionales.

Los mercados son como los caballos, algo muy útil para el ser humano. Pero a veces se desbocan y hay que controlarlos, para que luego y ya tranquilizados vuelvan a cumplir su benéfica función. He aquí algunas propuestas sencillas para controlar los mercados y evitar estas subidas de la prima de riesgo y toda esta especulación a corto plazo:

1.- Prohibir las posiciones cortas, es decir prohibir la venta de bonos que uno no tiene. Estas posiciones cortas hunden los mercados y no benefician a nadie, salvo al que vende a corto.

2.- El BCE debería anunciar su compromiso de comprar y vender deuda pública, para dar estabilidad a los mercados. Es lo que hizo la FED en Estados Unidos y funcionó. Sólo con este anuncio los traders se retraerían y mucho en sus ataques a la deuda pública periférica. Draghi lo acaba de anunciar, por fin! Mejor tarde que nunca.

3.- Transparencia en los mercados: el regulador debería saber y publicar quién compra y quien vende en el mercado de deuda pública.

4.- Dejar en suspensión, al menos temporalmente, la vigencia de los ratings que obliga a los bancos y otras entidades financieras a vender bonos españoles e italianos cuando estos han bajado de rating. Draghi lo acaba de anunciar. Por fin!

5.- Por último quizá se puede imponer un impuesto a las ventas de bonos en el mercado secundario, para limitar esta negociación enloquecida.

Sería deseable que los gobernantes europeos, tan pendientes de la prima de riesgo, entendieran bien cómo funcionan los traders y su psicología, para poder tomar medidas oportunas que lo apacigüen un poco, a ellos y a todos nosotros.

 

© Eduardo Martínez Abascal. Doctor en Economía y Administración de Empresas por la Universidad de Barcelona y Máster en Administración de Empresas por el IESE-Universidad de Navarra. También ha sido profesor visitante en la Sloan School of Management en el Instituto de Tecnología de Massachussetts (MIT). Es escritor, articulista de prensa, asesor de empresas y hace el blog 'Eduardo Martínez Abascal. Professor of Financial Management'.


Hay 6 Comentarios

Prohibir las posiciones cortas llevaría a Usa establecer unos bienes que generen productividad ,salarios reales crecientes sin inflacción y mercados de inversión que equilibren desajustes de inversión mal avenidas ,perdidas financiadas en paises ,materias primas¡mercados emergentes y productos endosados financiramente,swatt..cambio de rumbo del petroleo al que añadir las tecnologias y el capital .
Creo que establecer biens sin sustitución en contabilidad efectos ,letras mercados mediatizados por la velocidad de la moneda y dinero,podría facilitar costes de oportunidad ,un caballo.

Que buen articulo, es de humor negro no?. me gustan estos Phd en economia que viven en un mundo extraño, con modelos matematicos y razonamientos que parecen de guiones de peliculas de Spielberg. Se daran cuenta que en unos años mas el IESE y todas esas escuelas de negocios habran cambiado de giro al de formar humoristas?

Chicos, menos libros, menos recetas del tipo sabemos lo que pasa , siempre lo supimos, pero aun asi la cagamos.

Saludos y presente el articulo a un guion de Humor de Jose Mota.

Los factores primarios de la producción son: la Tierra, el Trabajo y el Capital, que junto a factores adicionales tales como son la Tecnología y la Capacidad Empresarial, son las variables que determinan la Oferta Agregada de bienes y servicios y/o el Producto Interno Bruto de un país (PIB).

Una característica que tienen todos los factores de la producción es que son: finitos, limitados o escasos, excepto por el capital, debido a que el dinero con que podemos adquirir los bienes de capital puede llegar a ser virtualmente infinito, justamente por la existencia del Dinero Fiduciario y los Créditos otorgados con el sistema de Reserva Fraccionaria.

Al dejar a la variable Capital crecer infinitamente, mientras las demás variables permanecen relativamente constantes, se crea una distorsión en la economía que se puede explicar por la Ley de los Rendimientos Decrecientes, lo que implica que al llegar a un determinado valor del PIB, con más inyección de capital producimos cada vez menos y se llega a un punto en el largo plazo, donde la Oferta Agregada se convierte en una línea totalmente vertical que se conoce como Oferta Agregada totalmente inelástica y es aquí donde se producen las recesiones económicas crónicas que no responden a ningún tipo de estímulo de política monetaria ni fiscal.

Adicionalmente una vez que la moneda se envilece por sobre emisión, a nadie le resulta atractivo: ahorrar, trabajar o producir y se entrega a las manos del estado para que le resuelvan su problema de subsistencia, al final de la distorsión del modelo económico colapsado, los riesgos subyacentes son: revoluciones cruentas, guerras civiles y/o mundiales.

Hay que ir a la raíz, no solo al problema de la deuda pública: a que sea mejor invertir en especulación que en proporcionar crédito a la economía productiva: tasa Tobin, regulación estricta de las transacciones financieras, desaparición de los paraísos fiscales (que los bombardeen, son peores que los piratas somalíes), etc...

sencillo y clarito

Los trader quieren que las cosas suben y bajen, cuanto más mejor. Y tienen medios para conseguirlo y apostar a caballo ganador, siempre. Si un día Draghi dice A y al día siguiente dice A, pero... se puede producir una oscilación inmensa. Ganancias de 2 o 3% diario, producidas sólo por las noticias. Y las noticias salen de 2 o 3 fuentes: WSJ, FT, BCE, Bundesbank, Spiegel y poco más. Estos colocan y destituyen reyes según les obedezcan o no. Los partidarios de las medidas que usted propone no tenemos representación política, obtenerla supone dinero. Y el dinero lo tienen los fondos de inversión que prefieren NO transparencia, NO gravámenes, SI corto. No debemos olvidar que Goldman tiene a uno de los suyos en comisión de servcicio en el BCE, Lehman en el ministerio de economía y Bundesbank en el gobierno de Alemania.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Economía con valores

Sobre el blog

Comentarios y opiniones plurales al hilo de la actualidad realizados por profesores del IESE. Su objetivo es introducir en el debate económico nuevas ideas que puedan enriquecer a los lectores en la visión de la economía. *Las opiniones expresadas por los autores son de su exclusiva responsabilidad y no representan necesariamente al IESE o la Universidad de Navarra.

Sobre los autores

IESE

El IESE es la escuela internacional de dirección de empresas de la Universidad de Navarra. Tiene la aspiración de proporcionar una contribución duradera a la profesión de la dirección. Este enfoque, centrado en las personas, refleja nuestro convencimiento de que el objetivo de los empresarios y directivos debe ser servir a las personas y a la sociedad.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal