¿Volvemos a Greenwich?

Por: | 29 de septiembre de 2013

NURIA CHINCHILLA, profesora de Dirección de Personas en las Organizaciones y Directora del Centro Internacional Trabajo y Familia

De "Nuria Chinchilla: valores y ecología humana". Al fin, después del estupendo trabajo llevado a cabo por la sociedad civil a través de la Asociación para la Racionalización de los Horarios Españoles y de muchas conferencias, el Congreso de los Diputados se plantea pedir al Gobierno un estudio socioeconómico para conocer en detalle cuál sería la incidencia económica global de un posible cambio de huso horario en España, recuperando nuestra natural vinculación con el huso horario de Greenwich.

Nuria ChinchillaReconocer que estamos en un jet lag constante por no vivir en el huso horario que nos corresponde es el primer paso necesario para racionalizar los horarios de trabajo, de ocio y de sueño. Si además adoptamos horarios más racionales en todos los ámbitos, mejoraremos la productividad laboral y la demografía, además de facilitar nuestra convergencia con Europa.

Esta es una de las conclusiones del borrador del informe que está ultimando la subcomisión para el estudio de la Racionalización de Horarios, la Conciliación de la Vida Personal, Familiar y Laboral y la Corresponsabilidad del Congreso de los Diputados, y que previsiblemente será aprobado en breve.

La subcomisión considera que este cambio de horarios incidiría “favorablemente” en la conciliación de todas las personas, permitiendo disponer de más tiempo para la familia, la formación, la vida personal, el ocio, y evitando tiempos muertos en la jornada laboral diaria.

Además se pide que el Ejecutivo elabore una nueva ley de conciliación y corresponsabilidad que defina los derechos de conciliación y las políticas públicas del tiempo, incluyendo medidas de responsabilidad social corporativa. Esta iniciativa ha sido puesta en marcha a instancia de PP, PSOE y CiU con representatividad de los otros grupos.

¡¡Enhorabuena por el necesario nuevo proyecto de ley de conciliación y que pronto volvamos a Greenwich, nuestra casa!!

© Nuria Chinchilla. Doctora en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Navarra; Licenciada en Derecho por la Universidad de Barcelona; y Master en Economía y Dirección de Empresas y Doctora por el IESE Business School. Es asesora de empresas y consejera de varias sociedades así como miembro del Top Ten Management Español y de asociaciones profesionales y académicas de todo el mundo.

Hay 4 Comentarios

Creo que la cuestión no es tanto de "huso horario" como de adoptar un horario de trabajo que permita conciliar mejor la vida laboral con la familiar.
Para muestra un botón: ayer estaba en Holanda subido en un tren a las cinco de la tarde, en plena hora punta. Los empleados de la empresa en la que estuve reunido salían todos los días a las 16:30. ¿cómo? Perdiendo menos tiempo, menos cafecitos y charlas de pasillo y comiendo algo rápido en la oficina, en una cocina que tienen habilitado para ello. La ventaja es evidente: están en sus casas a las 17:30 o 18 horas...
En mi opinión, este tipo de cambios sólo ocurrirán en nuestro país si se toma una decisión política y se fuerza el cambio, coordinándolo con todos los involucrados: empresas, trabajadores, comercios, colegios...
Creo que las ventajas son evidentes, he tenido la suerte de disfrutar este horario durante algunos años de mi vida y lo echo de menos!

Yo no lo acabo de entender, esto es lo mismo que entrar una hora antes al trabajo y salir una hora antes también. ¿Cual es la diferencia? ¿porqué no lo hace nadie a pesar de tantísimos beneficios? Me parece otro tema que saca el ejecutivo para distraernos de los temas que realmente importan..........

Espero que no se adopte esta medida. Perderemos una hora de sol por las tardes. Cuando salgamos del trabajo ya habrá anochecido. Es una medida que nos quita horas luz natural para disfrutar con los nuestros. Ya no habría atardeceres en nuestras vidas. Estaremos en la oficina cuando atardezca. Además perjudicaría al turismo ya que uno de los aspectos (y lo digo siendo de Canarias) que más valoran de nuestra tierra es que tienen la sensación de que los días son mas largos ya que atardece mas tarde.

Eso de un jet lag permanente no tiene ningún fundamento. Vamos a cambiar un montón de cosas para seguir igual. Una hora arriba o abajo en la hora de levantarse respecto al sol no tiene ninguna relevancia. El sol saldrá antes respecto a nuestra hora de levantarnos, y regresaremos a casa siendo más oscuro pues veremos que el sol se ha puesto también una hora antes. ¿Va a cambiar nuestra productividad? ¿Vamos a conciliar mejor nuestros horarios? Pues definitivamente NO. Son otros los problemas inherentes a nuestros hábitos y nada tienen que ver con una hora antes o después en nuestros relojes. Entelequias interesadas para ocultar los VERDADEROS problemas que tiene nuestra sociedad.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Economía con valores

Sobre el blog

Comentarios y opiniones plurales al hilo de la actualidad realizados por profesores del IESE. Su objetivo es introducir en el debate económico nuevas ideas que puedan enriquecer a los lectores en la visión de la economía. *Las opiniones expresadas por los autores son de su exclusiva responsabilidad y no representan necesariamente al IESE o la Universidad de Navarra.

Sobre los autores

IESE

El IESE es la escuela internacional de dirección de empresas de la Universidad de Navarra. Tiene la aspiración de proporcionar una contribución duradera a la profesión de la dirección. Este enfoque, centrado en las personas, refleja nuestro convencimiento de que el objetivo de los empresarios y directivos debe ser servir a las personas y a la sociedad.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal