Cómo atraer y retener talento de distintas culturas

Por: | 14 de noviembre de 2013

YIH-TEEN LEE, profesor de Dirección de Personas en las Organizaciones del IESE

Muy pocos estudios que valoren la relación entre persona y entorno, han analizado las culturas no occidentales o los efectos que el entorno cultural puede tener sobre la rotación de los empleados. En un capítulo del libro Organizational Fit: Key Issues and New Directions (Wiley-Blackwell), he expuesto, junto con Aarti Ramaswami, que los valores culturales tienen un gran impacto sobre lo que las personas piensan acerca de ellas mismas, de su entorno y de su encaje.

2011 Lee, Yih-teen._429La cultura juega un papel clave en cómo interpretan, toleran y gestionan las personas su encaje en una empresa. Así, las compañías globales con empleados de procedencias variadas deben tener muy en cuenta las diferencias culturales en sus procesos de selección y prácticas de recursos humanos.

Contratación. Las personas que proceden de culturas individualistas, como podría ser la de Estados Unidos, se suelen centrar principalmente en adaptar sus aptitudes a los requisitos del trabajo y si la remuneración se ajusta a sus necesidades. Por el contrario, los que proceden de culturas colectivistas, como por ejemplo la de la China continental, normalmente dan más importancia al encaje con sus colegas y la empresa en general.

Rotación. En las sociedades colectivistas, los empleados se identifican más con los valores de la empresa y por lo general tienen una gran afinidad con supervisores y colegas. Por el contrario, los trabajadores de sociedades individualistas se interesan más en su encaje en el puesto de trabajo, en sus logros personales y en las perspectivas de promoción dentro de la empresa.

En las culturas colectivistas, las empresas fomentan sobre todo la fidelidad y la estabilidad de la relación entre jefe y empleado para generar seguridad y compromiso. En cambio, las empresas de cultura individualista optan por promocionar o no al empleado en función de su rendimiento.

Autonomía. Al igual que los colectivistas, los países muy jerárquicos, como los árabes, Rusia, China o India, no buscan tanto la autonomía en el trabajo. Por lo general, los individuos se sienten cómodos recibiendo instrucciones de supervisores, al contrario de lo que sucede en países con una tradición de menor distancia de poder, como Australia o Canadá.

Más información en IESE Insight

© Yih-teen Lee. Obtuvo su Ph.D. en HEC, University of Lausanne. Antes de colaborar con el IESE, fue profesor en la HEC University of Lausanne (Suiza), en la Angers Graduate School of Business ESSCA (Francia), en la American Graduate School of International Management Thunderbird Europe (Francia), y la Lung-Hua University of Science and Technology (Taiwan, R.O.C.).

Hay 1 Comentarios

Este sistema de adaptación de la empresa a la estructura psicológica de los trabajadores, también es necesario aplicar cuando una empresa quiere trasladar su sistema de producción al extranjero, porque me he encontrado ultimamente con muchos empresarios que quieren emigrar en busca de mejores mercados, pero no tienen en cuenta las características culturales de los sitios donde desean acudir. Por lo tanto, segun entiendo, es tan importante mirar a todos lados antes de dar el paso.
http://goo.gl/WhjH0I

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Economía con valores

Sobre el blog

Comentarios y opiniones plurales al hilo de la actualidad realizados por profesores del IESE. Su objetivo es introducir en el debate económico nuevas ideas que puedan enriquecer a los lectores en la visión de la economía. *Las opiniones expresadas por los autores son de su exclusiva responsabilidad y no representan necesariamente al IESE o la Universidad de Navarra.

Sobre los autores

IESE

El IESE es la escuela internacional de dirección de empresas de la Universidad de Navarra. Tiene la aspiración de proporcionar una contribución duradera a la profesión de la dirección. Este enfoque, centrado en las personas, refleja nuestro convencimiento de que el objetivo de los empresarios y directivos debe ser servir a las personas y a la sociedad.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal