El debate

¿Quién debe dirigir el FMI?

Por: | 28 de mayo de 2011

FMI
El escándalo sexual de Dominique Strauss-Kahn (director ejecutivo dimitido del FMI), y su proceso de sustitución, han reavivado la vieja polémica sobre los equilibrios de poder en los principales organismos multilaterales. Desde su creación, en 1945, Estados Unidos y Europa se han repartido los puestos ejecutivos del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, sin dejar que ningún otro país pudiera siquiera aspirar a meter la cuchara en el plato.

Pero en esta ocasión los países emergentes, y algunos emergidos, consideran que ya es hora de acabar con esa convención no escrita entre los dos principales bloques económicos del mundo. ¿Por qué tiene que dirigir Europa el FMI y Estados Unidos el BM?  Ante esta pregunta ya se han formado dos grupos antagónicos, formados por políticos, economistas, periodistas y líderes de opinión. Yo, personalmente, me pongo en el bando de los que piensan que ya es hora de que Europa y Estados Unidos dejen de repartirse el poder en los despachos. Por eso planteo el debate en este foro.

La idea de crear el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial surgió el 22 de julio de 1944, cuando la Segunda Guerra Mundial tocaba su fin, en el ya histórico Hotel Mount Washington en la ciudad estadounidense de Bretton Woods. Los países más industrializados, liderados por Estados Unidos, establecieron un nuevo orden económico internacional, en el que el dólar era la moneda de referencia y el FMI y el BM, los árbitros de estabilidad en las relaciones económicas, comerciales y financieras del mundo.

Desde su nacimiento, Estados Unidos y los aliados europeos se repartieron el poder de estos organismos: el BM para el primero, y el FMI para el segundo. Así el primer presidente del BM fue el norteamericano Eugene Meyer, que con 70 años cumplidos estaba al final de una larga carrera política, financiera e incluso periodística (fue editor del Washington Post y padre de la famosa Katharine Graham). Y el primer director ejecutivo del FMI fue el abogado belga Camille Gutt, que había sido ministro de Economía de Bélgica antes y durante la guerra. Ambos eran judíos.

Desde entonces, invariablemente, cada vez que ha habido que nombrar un nuevo primer ejecutivo, cada bloque movía sus piezas y ponía al siguiente. En 65 años todos los presidentes del BM han sido norteamericanos y todos los directores ejecutivos del FMI, europeos (salvo dos interinos mientras se nombraba los sustitutos de Horst Köhler o Dominique Strauss-Khan). Ha habido cuatro franceses, dos suecos, un belga, un holandés, un alemán y un español.

La Conferencia de Bretton Woods contó con representantes de 44 naciones. Por entonces, la mayoría de los países del Tercer Mundo aún eran colonias europeas, por lo que no tuvieron representación propia (India era parte de la delegación británica, por ejemplo) y casi todos los latinoamericanos seguían la doctrina estadounidense. Los países del bloque comunista participaron, pero no firmaron los acuerdos y China sí firmó, pero se retiró de ambos organismos tras su revolución comunista en 1949.

Han pasado 65 años, el mundo ha cambiado y las fuerzas políticas y económicas también. Según el propio FMI, China desbancará en 2016 a EEUU como primera potencia económica mundial, y mientras el peso de Europa en la economía mundial decrece, el de India, Brasil, México, Rusia o Sudáfrica, crece año a año. Y, sin embargo, se da el anacronismo de que Estados Unidos y la Unión Europea siguen repartiéndose el poder de estos organismos.

El FMI está hoy formado por 187 miembros y su propósito fundamental es evitar la crisis de los sistemas monetarios. Está gobernado por un Directorio Ejecutivo de 24 miembros, de los que ocho países tiene plaza fija: Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia, Reino Unido, China, Rusia y Arabia Saudí, y los 16 restantes son elegidos por bloques de países. Los distintos miembros del Directorio tienen derechos de voto en función de sus aportaciones, por lo que Estados Unidos tiene un 16,74% de los votos y el bloque europeo, cerca del 30%.

No se puede negar que el Fondo ha ido adaptando su estructura a los nuevos tiempos. Los países más industrializados también han abierto su club a las potencias emergentes, convirtiendo el G-7 en el G-20 y la OCDE (15 años más joven que el FMI), abrió su Secretaría General a un mexicano, Ángel Gurría, hace cinco años y acaba de ser reelegido. Por eso, resulta chocante que la UE insista en designar de entre sus filas, casi de oficio, al sustituto de Strauss-Kahn.

Se da, además, la circunstancia de que los cuatro últimos directores ejecutivos del FMI (Michel Camdessus, Horst Köhler, Rodrigo Rato y Dominique Strauss-Kahn), pusieron fin a su mandato antes de tiempo, por motivos muy diferentes.

Por todo ello, no es de extrañar que los representantes en el Fondo de China, India, Rusia, Brasil y Sudáfrica (los BRICS) emitieran la semana pasada una declaración pública en la que se afirmaba que “imponer europeos en el FMI carece de sentido y socava su legitimidad” y se pedía “una evaluación diáfana, basada en méritos, antecedentes y competencia”. Este grupo, al que se han sumado los economistas Paul Krugman y Jeffrey Sachs, recuerda que en noviembre de 2007, cuando Strauss-Kahn sustituyó a Rodrigo Rato al frente del Fondo, el luxemburgués Jean-Claude Juncker (actual jefe del Eurogrupo) dijo: “el próximo director gerente del FMI no será europeo”.

No seré yo quien ponga en duda los méritos de la ministra francesa de Economía, Christine Lagarde, que se postuló como candidata el miércoles pasado en una abarrotada conferencia de prensa en París. Sin duda, puede ser una buena directora ejecutiva del FMI. Pero si lo es, lo debería ser por sus méritos, no por ser europea y estar apoyada por sus socios del Viejo Continente y de Estados Unidos.

Ya es hora de cambiar algunas costumbres. Moisés Naim, en un gran artículo de opinión publicado en este periódico el domingo 22 de mayo, llegaba a hablar de “colonialismo en el FMI” y pedía “un proceso de selección transparente y solo centrado en los méritos de los candidatos”. Citaba también a la canciller alemana, Angela Merkel, diciendo que alguien de los países emergentes podría ser jefe del FMI “a medio plazo”.

A mí eso me recuerda a los viejos discursos colonialistas, en los que los líderes europeos de la postguerra se negaban a conceder la independencia a sus colonias, “porque no estaban preparados”.

No estaría mal que los BRICS o cualquier otro grupo de países lograran presentar un candidato o una candidata que pueda competir en mérito con Lagarde. Y luego, que gane quien más lo merezca. El problema es que la Unión Europea tiene más capacidad de consenso y apoyo. 

Hay 13 Comentarios

El objetivo del FMI no es reducir la probreza y la desigualdad sino preservar la estabilidad cambiaria. El Banco mundial es el responsable de la reduccion de la pobreza. Si es cierto que ha estado dominado por ciertas ideas que en la practica no han proporcionado los resultados esperados, pero tambien es verdad que estan cayendo mitos como la necesidad de mantener la libre circulacion de capitales a toda costa. Esperemos que se aprenda de los errores. De momento, no hay parece que haya una institucion que este mejor capacitada para cumplir el role que ha jugado el FMI

Dice el Sr. Ayuso "El escándalo sexual de Dominique Strauss-Kahn...". Cristina ya ha explicado muy bien que no es una expresión apropiada al caso pero, por si quedan dudas, recurro también al DRAE.


escándalo. (Del lat. scandălum, y este del gr. σκάνδαλον).

1. m. Acción o palabra que es causa de que alguien obre mal o piense mal de otra persona.
2. m. Alboroto, tumulto, ruido.
3. m. Desenfreno, desvergüenza, mal ejemplo.
4. m. Asombro, pasmo, admiración.


"El presunto delito sexual de DSK" sería, sin duda, una expresión mucho más precisa.


Interesante artículo, no puedo sino estar de acuerdo con sus conclusiones de la gran oportunidad que supone para la institución dar la oportunidad a los países emergentes de presentar a sus candidatos.

Dice el Sr. De la Herrán que “A pesar de la seriedad de las cuestiones de fondo que subyacen al escándalo es casi cómico que un motivo tan mundano…”. Permítame acudir al siempre socorrido DRAE:


mundano, na. (Del lat. mundānus).
1. adj. Perteneciente o relativo al mundo.
2. adj. Dicho de una persona: Que atiende demasiado a las cosas del mundo, a sus pompas y placeres.
3. adj. Perteneciente o relativo a la llamada buena sociedad.
4. adj. Que frecuenta las fiestas y reuniones de la buena sociedad.


La valoración de los hechos que se le imputan a Strauss-Kahn no es, por supuesto, el tema de fondo del artículo pero eso no impide ser más precisos en su descripción. Le propongo otra expresión más ajustada aunque, en realidad, existen varias igual de válidas.


delictivo, va. (Del lat. delictum, delito).
1. adj. Perteneciente o relativo al delito.
2. adj. Que implica delito.


Por lo demás, bienvenida sea una elección más basada en un perfil ajustado a las necesidades actuales de la institución, que en el país de origen del candidato.

Me recuerda el tiempo en que los papas eran siempre italianos. Se ha modernizado más la iglesia que el FMI o el BM ?

¿Qué pasa con el candidato mexicano, Agustin Carstens ?

El FMI responde a los intereses imperialistas de los Estados Unidos. Sólo lleva la desigualdad social a aquellos países que reciben sus ayudas. Brasil, Venezuela, Argentina, Uruguay, están empezado a poder ser soberanos y libres desde que decidieron desvincularse de las "ayudas" del FMI.
El FMI caerá para bien de los pobres, la "indignación" europea se debe a hechos como que el candidato SOCIALISTA a la Presidencia francesa fuese el director del FMI.
Los pueblos obligarán a sus gobiernos a que se desvinculen de cualquier recomendación o "ayuda" del FMI, y lo veremos pronto, por fortuna.
"Pandilla basura"

Un intento de violación (aunque sea presunto, como en este caso) NO ES UN ESCÁNDALO SEXUAL. Un escándalo sexual es el que tuvo cierto director de periódico o aquel actor descubierto en plena acción con una prostituta.

Desde luego. El plumero se vería muy descaradamente si EEUU pretendiera seguir mandando en la economía cuando los BRICs son los que vienen de forma arrolladora.

Ahora bien, el poder de EEUU no se basa sólo en la economía sino en que posee TANTAS ARMAS como el resto del mundo junto y tiene el control de la OTAN, así que podríamos decir que militarmente EEUU tiene el 70% del control mundial.

Yo también estoy con los BRIC. España está sufriendo las consecuencias de unos recortes dictados por Obama y Merkel que sellan aquí los intereses de sus multinacionales.

Lo importante no es quien va a ser el director del FMI. Lo más importante es cómo funciona y cual es su objetivo. Al principio fue creado pra promover la estabilización económica, pero, ahora, parece que su única preocupación es servis a los intereses de la comunidad financiera. En realidad ha promovido políticas, como la liberalización de los mercados, que ha acentuado la inestabilidad global. Tambien es importante el que se crea infalible, a pesar de los errores que ha cometido. Como ciudadanos de un país democrático estamos en nuestro derecho de exigir transparencia en sus actuaciones, quizás así se podrían evitar muchas cosas.

Más que "quién debe dirigir el FMI" la pregunta que deberíamos hacernos es qué tipo de medidas y qué orientación económica debe proponer y apoyar el FMI, para dejar de ser un "arma de destrucción masiva" y convertirse en una herramienta fundamental en la recuperación económica.

Cualquiera que estudie la historia de este organismo y su injerencia en el mundo sabe que sus resultados son pésimos. No solo no ha mejorado en el desarrollo de paises subdesarrollados, sino que ha contribuido al incremento de las diferencias de riqueza de forma directa, a la desigualdad y a la pobreza. Se dedican más a favorecer los intereses de coorporaciones multinacionales que a promover los valores de los que presume. Su forma de operar consiste en prestar un dinero que jamás podrá ser devuelto y apropiarse de los recursos de las naciones como pago del interes y la deuda contraida. El resultado final de su intervención siempre es el mismo, más deuda y pérdida de los recursos naturales y sociales de un pais, como puedan ser su sistema sanitario, aguas, electricidad, educación, etc. El FMI es un banco privado que opera de manera internacional y cuya imagen y funciones esta muy distorsionada por la prensa a su favor.

Cualquiera que estudie la historia de este organismo y su injerencia en el mundo sabe que sus resultados son pésimos. No solo no ha mejorado en el desarrollo de paises subdesarrollados, sino que ha contribuido al incremento de las diferencias de riqueza de forma directa, a la desigualdad y a la pobreza. Se dedican más a favorecer los intereses de coorporaciones multinacionales que a promover los valores de los que presume. Su forma de operar consiste en prestar un dinero que jamás podrá ser devuelto y apropiarse de los recursos de las naciones como pago del interes y la deuda contraida. El resultado final de su intervención siempre es el mismo, más deuda y pérdida de los recursos naturales y sociales de un pais, como puedan ser su sistema sanitario, aguas, electricidad, educación, etc. El FMI es un banco privado que opera de manera internacional y cuya imagen y funciones esta muy distorsionada por la prensa a su favor.

Nadie debería elegir al FMI, ya que deberían abolirlo. Si el FMI fuese una empresa privada en 1973 ya hubiera quebrado. La única función que cumple es proteger malas inversiones de inversores y gobiernos sin escrúpulos. Y el precio final que lo pague el ciudadano común. Es una institución en contra de cualquier lógica económica ni humanitaria.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Economismo

Sobre el blog

Economismo es, según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua, “la doctrina que concede a los factores económicos primacía sobre los hechos históricos de otra índole”. Este foro pretende abrir una línea interactiva de debate, de alta calidad y diversidad, sobre economía nacional e internacional. Para ello, contamos con la colaboración de destacados expertos que aportarán sus opiniones a lo largo de toda la semana.

Sobre los autores

En este espacio tendrán cabida los debates de nuestros expertos sobre cuestiones de máxima actualidad y todos aquellos temas que pensemos que puedan ser interesantes para nuestros lectores, cuya participación será fundamental para todos nosotros. Coordinado por Alicia González.

Metodología

El autor elaborará semanalmente un artículo de tema económico, cuyo titular será una afirmación y que estará razonado y documentado. La extensión no deberá superar los tres folios. La idea es que el artículo sea debatido por un grupo de expertos económicos, que deberán estar registrados en el foro para poder participar. Se accede al registro o por invitación del autor, o por solicitud del interesado. El artículo será enviado a los expertos registrados los viernes a última hora de la tarde. Posteriormente, será colgado en elpais.com el sábado y publicado en el suplemento de Negocios de El País el domingo. El debate estará abierto hasta el jueves de la semana siguiente, en que el autor elaborará unas breves conclusiones, que se colgarán en la web y se publicarán en Negocios, junto al siguiente tema de debate.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal