El debate

Un nuevo modelo de rescate financiero en la Unión Europea

Por: | 14 de mayo de 2011

Fotoeconomismo 

Tenía razón José Carlos Díez, colaborador habitual de este blog, cuando decía en el debate de esta semana que “Angela Merkel y su gobierno deben estar callados durante seis meses para estabilizar los mercados europeos”. No es condición suficiente, pero sí necesaria (imprescindible diría yo), para avanzar en el salvamento de los tres países que se han tenido que acoger al plan de rescate europeo y cuyo futuro vuelve a estar en entredicho estos días tras las declaraciones, rumores y noticias surgidas en Alemania.

Los días 16 y 17 de mayo (lunes y martes de esta semana), los ministros de Economía del Eurogrupo tienen que decidir si aprueban el plan de rescate de Portugal (78.000 millones de euros), además que evaluar la marcha del salvamento de Grecia (110.000) y estudiar la posibilidad de bajar los tipos de interés de los préstamos concedidos a Irlanda (85.000). El fantasma de la reestructuración de la deuda griega estará presente en unas reuniones en las que, aunque no lo reconozcan todavía, los ministros saben que el modelo de rescate está haciendo agua y que hay que modificarlo.

El domingo pasado, Guillermo de la Dehesa explicaba en el suplemento de Negocios de El País estas mismas páginas los “fallos de diseño y de gestión del área euro”. El presidente de CEPR enunciaba tres fallos de diseño y seis de gestión. Y dentro de éstos últimos, afirmaba, entre otras cosas, que el retraso de más de seis meses (desde octubre de 2009 a mayo de 2010) en el rescate a Grecia, la negativa inicial al EFSF a comprar deuda de los países con problemas de solvencia, los altos tipos de interés de los créditos (5,8%) y el rechazo a crear un mercado de eurobonos similar al de EE UU agravaron el contagio a otros países y dificultaron una salida rápida de la crisis a Grecia.

El caso es que, cuando se cumple un año exacto del primer rescate, los responsables económicos de la Unión Europea se enfrentan a decisiones difíciles que, además, exigen unanimidad en un momento en el que cada país europeo está saliendo de la crisis a un ritmo muy diferente y con unas prioridades distintas.

La buena noticia es que Finlandia ha anunciado que apoyará, aunque con condiciones, el rescate de Portugal, que inicialmente había rechazado azuzado por el ascenso de la ultraderecha en ese país. Esencialmente, lo que pide Finlandia es que Portugal garantice la devolución de los préstamos (hasta 78.000 millones de euros) mediante la venta de propiedades públicas y que se incluya la participación de los inversores privados en el programa de rescate.

La primera petición tiene sentido y es incluso oportuna, teniendo en cuenta que el pasado jueves el Fondo Monetario Internacional (FMI) animaba a Grecia a acelerar su plan de privatizaciones, por valor de 50.000 millones de euros de aquí a 2015. Y la segunda ya está contemplada en el Mecanismo de Estabilidad Europea (ESM), que entra en vigor en 2013, pero no en el fondo de rescate en vigor (EFSF). Aunque me imagino que será vista con buenos ojos por Alemania y Francia, tendiendo en cuenta que sus bancos están a la cabeza en exposición bancaria en Grecia (59.400 millones los bancos franceses y 40.300 los alemanes).

Respecto al rescate de Irlanda, el debate se planteará en términos de tipos de interés. Los créditos acordados por la UE y el FMI (85.000 millones de euros) el pasado noviembre, se fijaron con un tipo del 5,8%, superior al inicial de Grecia fijado en mayo de 2010 (5,2%), que además fue rebajado en marzo pasado al 4,5% al alargar los plazos de amortización. Parece claro que el excesivo precio del rescate dificulta la recuperación de la solvencia de los países en apuros. Aunque la UE aprovechará el momento para pedir a Irlanda concesiones fiscales a cambio de bajar el tipo de interés de los créditos.

Por último, el Eurogrupo tendrá que analizar la marcha del plan de rescate de Grecia. Después de varios días de mensajes cruzados entre Alemania y Grecia, que volvieron a encender los mercados europeos, los responsables de la UE afirmaron el martes que antes de nada hay que conocer el informe que está realizando la misión de expertos de la CE, el BCE y el FMI sobre el cumplimiento del plan de ajuste comprometido por el gobierno de Yorgos Papandreu.

A falta de esas conclusiones, lo que ya se sabe es que Grecia ha recibido hasta la fecha 53.000 de los 110.000 millones comprometidos por la UE y el FMI y que está pendiente de recibir otros 12.000 millones en breve. A cambio, se ha comprometido a un plan de ajuste fiscal adicional de 23.000 millones de euros y un plan de privatizaciones por valor de 50.000 millones. La deuda griega se situó en diciembre de 2010 en los 328.000 millones de euros, lo que supone más del 140%  de su PIB (170.000 millones). Por su parte, el gobierno heleno ha conseguido reducir su déficit público hasta el 10,5% del PIB, aunque su crecimiento económico seguirá en números rojos hasta 2012 y el paro ha superado el 14% de la población activa.

Ante este panorama, los mercados empezaron a especular con la posible flexibilización de las medidas de saneamiento, o posibles ayudas adicionales y se llegó a hablar, en pleno frenesí bursátil, de salida de Grecia del euro e incluso de default. Una vez calmada la tempestad, lo que parece que se planteará en las próximas semanas serán préstamos adicionales por valor de entre 30.000 y 60.000 millones según las distintas fuentes.

Pase lo que pase, se impone un replanteamiento de los planes de rescate de la UE para hacerlos más efectivos, flexibles y rápidos en su ejecución; que permitan la compra de bonos en los mercados primario y secundario; que se desarrolle un mercado de eurobonos amplio y líquido; que se escuche al sector privado en el diseño de los planes; y, por supuesto, que se revise el precio y los plazos de los créditos. 

 

 

Hay 5 Comentarios

Pensar que cuando se rescata un país a quien realmente se rescata es a sus acreedores entonces entenderéis todo mucho mejor. el FMI o el fondo de rescate pone dinero y paga los acreedores, los acreedores no pueden cambiar la política económica del país, pero el FMI o el fondo de rescate europeo sí pueden y para cobrar la deuda impone al país todas las medidas necesarias para cobrar.... Cuando el rescate no es suficiente entonces llegan las quitas y reestructuración de la deuda.

Por eso los ciudadanos de los países americanos y asiáticos odian al FMI en los 80 y 90 ¿ os suena ?

Los Griegos andan igual, el fondo de rescate ha rescatado a los acreedores pero ahora pone las políticas para exprimir hasta el último euro para devolver la deuda.

Al hombre de la foto lo están rescatando, es decir el fondo europeo le esta sacando el dinero para pagar a sus acreedores...

Reestructuración de la deuda con alguna pérdida momentánea para los acreedores.....pero siempre ha sido así: a quien no pude pagar de momento los acreedores inteligentes no lo meten en la cárcel (no lo sacan del euro), con lo que se quedarían sin nada, sino que le "perdonan", de momento, parte de la deuda para que siga esforzándose a más largo plazo hasta pagar el último centavo.

Debe haber un error en las cifras de PIB o deuda manejadas con Grecia. Si la deuda es del 140% del PIB, y ésta es de 328.000 millones de euros, el PIB griego no debería superar los 137.000 millones de euros. Manteniendo el dato de 170.000 de PIB, la deuda debería estar en 408.000 millones para que la afirmación fuera correcta.

De qué sirve un rescate que te endeuda mas e hipoteca tu crecimiento haciendo imposible devolver lo prestado? Por qué seguir dejando las emisiones de deuda de los países intervenidos en manos de mercados especuladores que agravan hasta tal punto el endeudamiento que llevan al país en cuestión al borde del default? Al final solo quedara una salida: salir del euro!

Son casi las 6. Para empezar podemos salir a la calle a dejar bien claro quienes ya estamos más que hartos de pagar la crisis y los programas de rescate.
Los expertos tendrán que exprimirse el limón.
Aquellos a los que les gusta hablar tanto de elasticidades deben de saber que las cosas en ocasiones se rompen.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Economismo

Sobre el blog

Economismo es, según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua, “la doctrina que concede a los factores económicos primacía sobre los hechos históricos de otra índole”. Este foro pretende abrir una línea interactiva de debate, de alta calidad y diversidad, sobre economía nacional e internacional. Para ello, contamos con la colaboración de destacados expertos que aportarán sus opiniones a lo largo de toda la semana.

Sobre los autores

En este espacio tendrán cabida los debates de nuestros expertos sobre cuestiones de máxima actualidad y todos aquellos temas que pensemos que puedan ser interesantes para nuestros lectores, cuya participación será fundamental para todos nosotros. Coordinado por Alicia González.

Metodología

El autor elaborará semanalmente un artículo de tema económico, cuyo titular será una afirmación y que estará razonado y documentado. La extensión no deberá superar los tres folios. La idea es que el artículo sea debatido por un grupo de expertos económicos, que deberán estar registrados en el foro para poder participar. Se accede al registro o por invitación del autor, o por solicitud del interesado. El artículo será enviado a los expertos registrados los viernes a última hora de la tarde. Posteriormente, será colgado en elpais.com el sábado y publicado en el suplemento de Negocios de El País el domingo. El debate estará abierto hasta el jueves de la semana siguiente, en que el autor elaborará unas breves conclusiones, que se colgarán en la web y se publicarán en Negocios, junto al siguiente tema de debate.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal