El debate

Emergentes, tiempo de reforma

Por: | 09 de marzo de 2012

PeticionImagenCA82OFPK

La presidenta de Brasil, Dilma Rouseff, en una reunión en Brasilia. / Ueslei Marcelino (Reuters)

Brasil anunciaba esta semana que su economía había crecido apenas un 2,7% en 2011, lejos del 7,5% alcanzado en 2010. Entre las causas que explican tan pronunciada desaceleración se encuentran las medidas impuestas por el Gobierno para frenar la inflación —derivada, a su vez, de la fuerte entrada de capital extranjero— y la intensa desaceleración de la actividad en la industria ante la caída de las exportaciones brasileñas. Asimismo, el Gobierno chino acaba de anunciar que su objetivo de crecimiento para este ejercicio es del 7,5%, la tasa más baja desde 2004.

Son sólo dos ejemplos destacados, pero la desaceleración que se observa las principales economías en desarrollo del mundo ha hecho saltar las alarmas sobre el posible impacto que la persistente crisis económica y financiera de los países desarrollados, y en especial de la zona euro, pueda acabar teniendo sobre las economías emergentes y, con ello, sobre el crecimiento mundial. Los expertos de Economismo coinciden en que la larga duración de la crisis aumenta el riesgo de que el impacto sea considerable para estas economías y la mayoría de ellos aconseja aprovechar la actual etapa de crecimiento para abordar reformas que les permitan capear en el futuro mejor el temporal. Algunos recuerdan incluso la crisis asiática de los años 90 y la ventaja que las medidas adoptadas entonces ha ofrecido para las economías emergentes en esta crisis.

Guillermo de la Dehesa, presidente del Centro para la Investigación de Políticas Económicas (CEPR), arranca el debate exponiendo los grandes números de la dependencia de los países emergentes. Con la actual crisis europea, “dado que la zona euro importa de terceros países 1,7 billones de dólares en bienes (el 14% de su PIB), su impacto sobre las exportaciones de los emergentes será elevado”. Y su conclusión es tajante: “aunque el PIB de los emergentes y en desarrollo alcanzó en 2011 el 49% del total mundial, siguen siendo economías muy dependientes de la importación y de la inversión directa de las economías desarrolladas que tienen la mayoría de las compañías transnacionales”.

El catedrático de Economía de la Comunidad Valenciana, Vicente Esteve, acota los tres problemas potenciales que se ciernen sobre las economías emergentes: el debilitamiento del crecimiento mundial, la amenaza de una interrupción repentina del flujo de capitales exteriores y el aumento de los costes de financiación exteriores. Esteve recuerda, además, un análisis al respecto del Fondo Monetario Internacional (FMI), donde dice que “en un escenario externo en el que los países emergentes tuvieran que hacer frente a varias perturbaciones simultáneamente, sus bancos deberían aumentar capital en al menos seis puntos porcentuales”. De ahí que el profesor apueste porque las economías emergentes “redujeran los desequilibrios financieros externos y el sobrecalentamiento de sus economías y, al mismo tiempo, introducir reformas financieras que tengan como objetivo el fortalecimiento de los balances de sus sistemas bancarios”.

Más pesimista se muestra el catedrático de la Universidad de Granada, Santiago Carbó, para quien el hecho de que las economías emergentes se vean afectadas de forma significativa por la crisis “puede ser solo una cuestión de tiempo”. Carbó recomienda a las grandes economías en desarrollo “revisar el entramado estructural de los emergentes en lo que se refiere a mercados financieros y también su evolución institucional, reguladora y supervisora”. A su juicio, esas estructuras han mejorado de forma muy significativa pero aún presentan debilidades “como ya sucedió con las economías del sudeste asiático a finales del siglo pasado”. Esas débiles estructuras son las que, en opinión del también asesor de la Reserva Federal de Chicago, explican que, en muchos casos, las elevadas tasas de crecimiento de esos países sean “generadoras de desempleo y de más inflación de la que sería deseable. Por ejemplo, si China crece al 6% genera desempleo, algo absolutamente impensable en el mundo occidental”.

José García Solanes, profesor de Económicas de la Universidad de Murcia, profundiza en las debilidades que presentan los emergentes y que a su juicio deberían abordar. “El que estas economías hayan concentrado sus activos externos —hasta dos tercios en China e India— en deuda pública de países o zonas con previsiones económicas malas o inciertas, tales como Estados Unidos, Japón, Reino Unido y la eurozona supone un riesgo innegable. Otro desafío no menos importante consiste en gestionar, con mercados financieros internos poco desarrollados, la avalancha de capitales que a ellos acuden”. García Solanes descarta un plan común del G20 y apuesta por que las economías emergentes aumenten los intercambios financieros y comerciales entre ellas para reducir la dependencia de los países más ricos y, con ello, el riesgo de contagio.

Pese a los riesgos comunes, las diferencias entre los emergentes también son evidentes. Santiago Fernández de Lis, economista jefe de sistemas y regulación financiera de BBVA Research, pone el acento en las importantes diferencias entre los mercados financieros regionales, con presencia importante de bancos de la zona euro. “Mientras que en el caso de América Latina se trata de filiales con una estructura descentralizada, que se financian en el mercado local y en moneda local, en Europa del Este son sucursales muy dependientes de la financiación en euros de la matriz, por lo que el contagio de los problemas de liquidez es mucho mayor”.

Para José Luis Martínez, estratega para España de Citigroup, “la duración de la crisis, económica y financiera, en las economías desarrolladas supone una amenaza para los países en desarrollo” por diversas razones, internas y externas. “El mejor ejemplo es la sobrevaloración de la vivienda y el deterioro de la banca mediana en China”, apunta. “Además, deben enfrentarse también al riesgo inducido por la expansión monetaria desde los países desarrolladas. Tenía mucha razón la presidenta de Brasil al considerar una irresponsabilidad la inyección de liquidez desde los bancos de países desarrollados, en términos de precios al alza de las materias primas y presión sobre la moneda”. Martínez también alerta de los riesgos a medio plazo de esta situación: “el riesgo de proteccionismo. La posibilidad de una marcha atrás en el proceso de globalización económica y financiera”. J

Hay 1 Comentarios

10.899.333 millones de euros en publicidad adjudicados a Media Planning Group, S.A., ocultos durante 4 años y a dedo (capítulo 1 de 2)
http://www.agenciadedescalificacion.org

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Economismo

Sobre el blog

Economismo es, según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua, “la doctrina que concede a los factores económicos primacía sobre los hechos históricos de otra índole”. Este foro pretende abrir una línea interactiva de debate, de alta calidad y diversidad, sobre economía nacional e internacional. Para ello, contamos con la colaboración de destacados expertos que aportarán sus opiniones a lo largo de toda la semana.

Sobre los autores

En este espacio tendrán cabida los debates de nuestros expertos sobre cuestiones de máxima actualidad y todos aquellos temas que pensemos que puedan ser interesantes para nuestros lectores, cuya participación será fundamental para todos nosotros. Coordinado por Alicia González.

Metodología

El autor elaborará semanalmente un artículo de tema económico, cuyo titular será una afirmación y que estará razonado y documentado. La extensión no deberá superar los tres folios. La idea es que el artículo sea debatido por un grupo de expertos económicos, que deberán estar registrados en el foro para poder participar. Se accede al registro o por invitación del autor, o por solicitud del interesado. El artículo será enviado a los expertos registrados los viernes a última hora de la tarde. Posteriormente, será colgado en elpais.com el sábado y publicado en el suplemento de Negocios de El País el domingo. El debate estará abierto hasta el jueves de la semana siguiente, en que el autor elaborará unas breves conclusiones, que se colgarán en la web y se publicarán en Negocios, junto al siguiente tema de debate.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal