El debate

Bajar impuestos sí, no, sí, no...

Por: | 31 de mayo de 2013

PeticionImagenCA79QBVD Contribuyentes en la sede de Hacienda de Guzmán El Bueno, en Madrid. / Ángel Díaz (Efe)

Posiciones apasionadamente enfrentadas en el debate de Economismo --protagonizado esta semana por David Taguas, Mauro Guillén, José Luis Martínez, Miguel Ángel García y José García Solanes-- sobre si lo que necesita la economía española es una bajada de impuestos. O no. Hay quienes piensan que es el momento de bajar impuestos para promover el ahorro, quienes dan prioridad al ajuste, quienes apoyarían la medida pero no ahora, quienes insisten en que ¡es el crecimiento, estúpido!, quienes exigen que el énfasis recaiga sobre los gastos y no sobre los ingresos, quienes apuestan por reorganizar toda la fiscalidad....Argumentos con todos los matices posibles sobre el tema que apuntan, en el fondo, a una necesidad de mejorar la gestión de ingresos y gastos para no dañar más el crecimiento y, al mismo tiempo, el reconocimiento a las dificultades extraordinarias que deben afrontar los actuales responsables económicos.

 

Sin duda, el colaborador más activo ha sido David Taguas, director del Instituto de Macroeconomía y Finanzas de la Universidad Camilo José Cela de Madrid, que ha participado varias veces a lo largo de la semana en el debate. Su argumento es que el incremento del ahorro es condición indispensable para una recuperación de la economía y que en realidad no se han hecho los esfuerzos necesarios para reducir el gasto público. Taguas defiende con contundencia las rebajas de impuestos y considera que “la subida generalizada de los impuestos directos de diciembre de 2011 constituyó un grave error de política fiscal”, medidas que “fulminaron el ahorro de las familias, que ahora se sitúa en el mínimo histórico del 5,2% del PIB” y todo ello “sin apenas aumentar la recaudación”. La conclusión es que “por tanto, deben revertirse estas medidas urgentemente”. Taguas insiste en que en una crisis de deuda como la actual “el ahorro es un factor determinante” y que “sin ahorro no puede haber salida de la crisis ni tampoco recuperación”. Según sus cálculos, revertir las medidas fiscales puestas en marcha desde diciembre de 2011 “supondría menos del 10% del margen de maniobra de 47.000 millones de euros que parece que Europa ha dotado al gobierno español” y alerta para que ese margen no lo aprovechen las administraciones públicas para aumentar sus déficit.

El director del Instituto de Macroeconomía y Finanzas también critíca con dureza la apelación al gasto público como salida de la crisis. “Nos quejamos de austeridad insoportable, pero la realidad es que sólo en 2012 la deuda pública ha aumentado 15 puntos del PIB” y sostiene que “algunos insisten en que no había más remedio que subir los impuestos, pero se olvidan de explicarnos cómo es posible que en 2012 haya aumentado el gasto total de las administraciones públicas desde el 45% del PIB de diciembre de 2011 al 46,9% de diciembre de 2012”. Taguas, como Bruselas, defiende un aumento de la imposición indirecta sobre la directa porque, en su opinión, distorsiona menos el comportamiento de los agentes privados y critica la recuperación del impuesto sobre el patrimonio. Taguas recuerda que España ha recaudado por encima de la media europea cuando aplicó los tipos marginales más reducidos del IRPF aunque deja de lado, en este caso, el impacto de la destrucción de empleo y la dura recesión de la economía española sobre la recaudación.

Mauro Guillén, director del Lauder Institute en la Wharton School de la Universidad de Pensilvania, pone el acento en la necesidad de que la economía vuelva a crecer. “Urge un pacto europeo por el crecimiento, sobre todo ahora que el BCE ya no puede hacer acometer muchos más programas de reactivación”, subraya. Guillén admite que “las subidas de impuestos y la reducción del gasto son parte de una manera de entender la crisis y de aportar soluciones que ya está bastante desacreditada” pero cree que unilateralmente no conviene dar marcha atrás y reducir impuestos. “La salida de la crisis no se verificará por medidas tomadas de país a país sino a través de un esfuerzo de las economías excedentarias por acortar la duración de la crisis y ayudar a las economías deficitarias”, dice.

En una posición similar está José Luis Martínez, estratega de Citigroup para España, que admite que “el grado de deterioro era de tal calibre que la subida de impuestos era imprescindible”, aunque reconoce que se debería haber hecho más en materia de reducción de gastos en los últimos años. Martínez sostiene que España tiene uno de los menores ingresos por IVA frente al PIB; que los ingresos efectivos están por debajo de la media europea y que la imposición directa tiene demasiado peso en la composición del total de ingresos fiscales. “La crisis obliga a corregir estás irregularidades”, lo que supone, a su juicio, mayor control sobre la economía sumergida, impuestos más simples y menores tipos marginales. “Es prioritario mejorar la fiscalidad de las empresas que son las que crean empleo”, defiende. Y retoma el argumento de Guillén. “No se trata de reducir impuestos o gastos por principios de política económica: se trata de enfocar el ajuste de forma eficiente para crear las condiciones económicas más apropiadas para que la recuperación sea fuerte y sostenible”.

Miguel Ángel García, responsable del Gabinete Económico de CC OO, es tajante y descarta que la solución sea bajar impuestos. “La opción de bajar los impuestos impuestos no sería la solución en este momento”, dado que, ante el elevado nivel de desempleo, “hay muchas posibilidades que gran parte de la bajada de impuestos termine en ahorro por precaución” o en reducir las deudas. “De ser así, la bajada de impuestos no cumpliría con su presunta ventaja y, sin embargo, entorpecería el proceso de consolidación fiscal”, subraya. Y eso que García recuerda que los ingresos públicos españoles son nueve puntos de PIB inferiores a los de la zona euro, lo que supone casi 95.000 millones de euros de diferencia. García concluye su argumentación con una vieja idea. “El objetivo central tributario debe ser reducir el fraude para después reducir algunos impuestos buscando más equidad en los esfuerzos entre la población y reducir el actual desequilibrio que penaliza mucho a los que pagan como contrapartida de los que eluden su responsabilidad de forma demasiado sencilla”.

Tampoco José García Solanes, catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Murcia, cree que sea el momento de bajar los impuestos. Solanes recuerda que, por el contrario, Bruselas exige medidas selectivas en el IVA, impuestos medioambientales, energía y sobre los patrimonios más elevados. Además, apunta que la fuerte recesión ha disparado los gastos y ha reducido los ingresos frente a lo previsto, lo que ha impedido avanzar en la consolidación fiscal. “La lógica económica tampoco apoya una reducción de impuestos, pues la necesidad de desapalancamiento que todavía atenaza al sector privado absorbería los eventuales incrementos de renta disponible de las familias y de las empresas. Yo me inclino más por una reestructuración impositiva sin elevar, por ahora, la presión fiscal”, defiende Solanes que, recuerda, no obstante, la necesidad de que el Gobierno siga redoblando esfuerzos en la lucha contra el fraude fiscal. 

Hay 1 Comentarios

Cuando ocurra el Crash Bolsa New York (USA) 2013-2014, nos olvidaremos de los impuestos porque serán lo de menos.... Gráficos sobre el próximo gran crack bursátil. 

http://www.warrantsyquinielas.com/2013/05/crash-bolsa-new-york-usa-2013-2014.html

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Economismo

Sobre el blog

Economismo es, según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua, “la doctrina que concede a los factores económicos primacía sobre los hechos históricos de otra índole”. Este foro pretende abrir una línea interactiva de debate, de alta calidad y diversidad, sobre economía nacional e internacional. Para ello, contamos con la colaboración de destacados expertos que aportarán sus opiniones a lo largo de toda la semana.

Sobre los autores

En este espacio tendrán cabida los debates de nuestros expertos sobre cuestiones de máxima actualidad y todos aquellos temas que pensemos que puedan ser interesantes para nuestros lectores, cuya participación será fundamental para todos nosotros. Coordinado por Alicia González.

Metodología

El autor elaborará semanalmente un artículo de tema económico, cuyo titular será una afirmación y que estará razonado y documentado. La extensión no deberá superar los tres folios. La idea es que el artículo sea debatido por un grupo de expertos económicos, que deberán estar registrados en el foro para poder participar. Se accede al registro o por invitación del autor, o por solicitud del interesado. El artículo será enviado a los expertos registrados los viernes a última hora de la tarde. Posteriormente, será colgado en elpais.com el sábado y publicado en el suplemento de Negocios de El País el domingo. El debate estará abierto hasta el jueves de la semana siguiente, en que el autor elaborará unas breves conclusiones, que se colgarán en la web y se publicarán en Negocios, junto al siguiente tema de debate.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal