El bombo del superclásico

Por: | 16 de mayo de 2011

Fut 

Me acuerdo del entorno de mi primer clásico en La Bombonera de manera borrosa y general. Entre la responsabilidad, los nervios y esa inocencia juvenil acerca de la condición fugaz del tiempo, pasé por el momento sin sublimarlo. Concentrado solo en el partido.

Fuera del penal al palo de Diego, los goles de Caniggia y las acciones importantes, recuerdo detalles. Algún pensamiento aislado, como observar a Maradona y Francescolli y no entender muy bien por qué yo estaba allí. Alguna anécdota pintoresca, como la precisión milimétrica con la que los hinchas de Boca calculaban la expectoración de sus mucosidades para cruzarlas exactamente en mi camino mientras me preparaba en el callejón de los palcos.

Al envoltorio del partido, lo que tanto destaca a este enfrentamiento sobre el resto de derbis en el mundo, lo recuerdo como un vago ruido rítmico de fondo: el tronar del bombo y las banderas agitadas. Quince años después, el superclásico palpita con idéntico folclore y una actualidad deportiva devaluada.

River llega al partido con la mirada fija en la tabla porcentual, que es la que determina los descensos. Los promedios, instaurados en los años ochenta, se calculan con la suma de los puntos de las últimas tres temporadas divididos por la cantidad de partidos jugados. Un artilugio creado para la estabilidad que ahora pasa factura a las reiteradas gestiones deficientes de algunos clubes grandes.

Boca, el club que más gastó en fichajes, llega en un aletargado decimotercer puesto. Acarrea también la necesidad de sumar puntos para no padecer el año próximo dolencias similares a las de su máximo rival.

Una diferencia entre el presente de River y el de Boca es que los millonarios ya han asumido su papel de lucha. Su nuevo presidente, Passarella, inició un plan de austeridad para intentar enderezar el club. Su hinchada, concienciada ante el abismo, empuja al equipo sin reparar en gustos. Saben que son épocas de McDonalds y que para el caviar deberán esperar tiempos mejores.

Boca, en cambio, sin problemas tan angustiantes de descenso, todavía no se reconoce en su situación actual. Se piensa a sí mismo apenas en una coyuntura. En realidad la meseta de Boca se extiende mas allá de lo que muchos aficionados y algunos protagonistas están dispuestos a reconocer.

Entre estas tristezas del presente se habló poco de fútbol los días previos al derbi. No fueron noticia ni el discurso de los entrenadores, ni las hipotéticas formaciones, ni el compendio de récords de Palermo, ni la vigencia y el liderazgo de Almeyda ni el futuro europeo de Lamela. Tampoco interesó a la prensa sumergirse en los insondables sentimientos de Riquelme, que, traducidos al balón, pueden, como una canción de Portishead, enriquecernos la existencia desde la melancolía.

Fue noticia la posibilidad de que el Gobierno de la Ciudad prohibiera, por motivos de seguridad, la entrada al estadio de bombos y banderas. Esta medida provocó tal agitación popular que se terminó por desistir de la misma. Un síntoma de que el packaging del superclásico superó definitivamente a sus protagonistas.

Yo escribo y es domingo. El clásico está por empezar. Usted lee y es lunes. Como dijo William Gibson: “El futuro ya esta aquí”. Ojalá que en el clásico de ayer alguna jugada, alguna gambeta o algún gol hayan opacado por un rato el retumbar de los bombos y el temblor de las gargantas y de las banderas. Querrá decir que todavía hay fútbol en medio de toda esa pasión. Querrá decir que el superclásico no solo es un envase colorido y que todavía vale la pena el contenido.

Hay 39 Comentarios

¡Hola! ¿Vieron la ultima actualización de mi blog? http://desdelaguacamaya.blogspot.com/

Muy bien Santi, te felicito. Abrazo.

Te felicito Santiago!! Te envidio mucho tu trabajo, escribir sobre algo tan bonito como lo es el fubol y ademas tener la libertad de vincularlo literariamente con lo que te parece idoneo escribir. Que El Pais, con todo su prestigio se haya fijado en ti, es algo que deberias agradecer a la vida misma.

Saludos para vos Pep. Un gusto dialogar con vos.

muy buena la ultima frase. asi es. nada que objetar. saludos Horacio.

muy buena la ultima frase. asi es. nada que objetar. saludos Horacio.

Pep: además, nos deleitamos del "buen fútbol" de España o Italia, pero dejamos de lado que están alimentados por lo "mejor" del fútbol argentino. Como dice una publicidad de Direct TV: "las mejores ligas están en Europa, pero los mejores jugadores son argentinos". Los pibes que surgen acá están pensando más en lucirse para lograr el pase a Europa que por generar un juego de conjunto, por y para sus respectivos clubes. Y en eso están todos prendidos: jugadores, dirigentes, periodistas e intermediarios. En el fondo, creo que hay una enorme hipocresía. Admitamos que la globalización ha llegado también al fútbol. Y en este sentido, la tribuna le pone al espectáculo lo que en la cancha se ha vaciado desde las oficinas de los mercaderes.

ahora estamos de acuerdo Horacio. Y creo que de eso va el articulo, precisamente. No de que haya que apagar los bombos. Sino de que debe mejorar el futbol. Que es necesario ver algo un poco mejor de lo que nos ofrece el futbol de hoy (mucho bombo y poco futbol). Me parece que Solari lo describe muy bien. Al menos asi es como yo lo interpreto. Con respecto a los juveniles tenes toda la razon del mundo.

Pep: Lo digo metafóricamente. La presión y las ansias que bajan desde las tribunas, indudablemente provocan acciones y reacciones en los jugadores durante el partido. Pero también lo hacen durante la semana a entrenadores, dirigentes, periodistas y en fin, todo el mundo del fútbol. La particularidad del fútbol argentino es justamente esa: los bombos y las banderas. No hay (casi) trompetas, ni vuvuzelas. Hay bombos. El bombo es un corazón que palpita más o menos aceleradamente y le manda al resto del cuerpo esa energía. El fútbol argentino es bombo, como lo es la política y la música. Eso sí: el sistema funciona si el espectáculo mejora y no al revés. En eso estamos de acuerdo. Habrá que agregar que vender a Europa a los pibes de 16 años es un suicidio (o homicidio) en el fútbol argentino. ¿Podrá pararse esa sangría?

Los bombos y las banderas generan futbol??????? ahi esta entonces, el problema. Ese es el futbol que tenemos Horacio. Dan mas ganas de mirar la tribuna y la gente que el partido, que son uno mas aburrido que el otro. Veo mucha gente en el foro que cree ver un ataque al hincha cuando en realidad lo que el articulo hace es rescatar al hincha como lo unico que vale la pena ultimamente en el futbol argentino. Cosa rara. No se si solari leera estos mensajes pero, por si lo hace. Lo felicito.

Santiago, los bombos y las banderas generan fútbol en Argentina. Es al revés de lo que vos exponés. Será que escribís a la distancia y sólo te queda ver buenas jugadas por TV. Sería interesante que para el próximo "derby" te acerques a Buenos Aires. Quizás te reencuentres con el significado argentino del término "fútbol".

Promocion, promocion, todo a 2 pesos, promocion...

Algo me dice que gente como javier o charly no entendieron nada de nada. Lean una vez mas. Despacio. Intenten que lo que leen adquiera sentido un pelin mas alla de lo literal. Eeeeeso. Se llama comprension de textos. Como dice Nanoc. No es tan dificil.

Algo me dice que gente como javier o charly no entendieron nada de nada. Lean una vez mas. Despacio. Intenten que lo que leen adquiera sentido un pelin mas alla de lo literal. Eeeeeso. Se llama comprension de textos. Como dice Nanoc. No es tan dificil.

ayyyy Tadeo que mentiroso sos! El descenso se creo en lso 80, para que River no descendiera.
Solari en la Bomobonera ninguna jugada va a tapar los bombos y el canto de la hinchada... la locura de la 12 es gloriosa, ya tendrías que saberlo. Aguante Boca y el Barca.

Charly, en vez de tirar fruta, por qué no te molestás en entender lo que lees? La frase en negritas (o letras mas gordas, en tu idioma) tiene todo el sentido del mundo. Leela otra vez (o por vez primera), dale, no es tan difícil. Vos podés.

Gracias Santiago por tu nota.
Has sido un excelente jugador y sos una excelente persona.
El Clásico fue aburrido, el árbitro tiró para el local y River sigue sin jugar a nada, lamentablemente.
El resultado ideal hubiera sido un empate.
Boca ganó pero no lo mereció. River tampoco, pero hizo mucho más en comparación a Boca.
River no se irá a la B porque la AFA está menejada por un mafioso que en los 80s salvó a Boca del descenso. Estoy convencido que si River está por irse a la B, lo salvará también. Ya que le importan los billetes (que ahora le regala la Presidente de Argentina) y no el fútbol.
Palermo es un mediocre y ya en España y el mundo lo saben todos, por más goles que meta, no es un buen jugador. Es un triste Raúl (el ex del Madrid). Más marketing que fútbol.
River es el equipo más grande de Argentina, con más socios, con más campeonatos y con mejor fútbol en la historia, aunque ahora esté atravesando un período muy negro, cuyo principal culpable es Aguilar, el ex Presidente.
Saludos!

Muy bien solari, escribes de puta madre.

En un blog de un Argentino, muchos comentarios Fascistas y Xenofobos...se nota que tiene un problema grave con los inmigrantes no? Volverá Franco?..Solari, escribís bien, pero si algo me molesta es los argentinos que cuando se van afuera reafirman su intelectualismo....que pasa...en argentina no te pagan en Euros? River....ya no es tu querido River....por que paga en pesos como cuando fuiste a San Lorenzo....Para los que dicen que el futbol argentino aburre...en su liga solo el Barcelona juega al futbol...los demas....mmmm....por lo visto no

Hay muchas cosas que no cambian, Solari. La mejor de todas, Boca gana, River pierde. Román sigue siendo enorme y Martín... El Clásico es el fútbol, Boca es la gente, D10S es azul y oro y Las Malvinas... ¡Argentinas!

Escribes como jugabas, impecable.

Como jugo en river siempre y de una manera elegante tirara para su ex equipo, que otra cosa va a hacer? y el clasico de ayer flojo, como todo el futbol argentino actual. lo unico rescatable es la felicidad que tengo porque gano Boca

La desactivación económica de Argentina y el mangoneo público en el campeonato ha privado a la que potencialmente debería ser una de las 6-7 ligas `más potentes economicamente del dinero para retener a sus astros, para traer jugadores de cierto nivel. No es de extrañar que sean precisamente Boca y River las dos víctimas propicias: Sin el dinero se impone la suerte.
MESSI: A la Pulga le gusta la sangre de delantero

Gracias S. Solari por otra columna meditada, con toques de literatura y por supuesto, con gran conocimiento de lo que se habla.
Yo soy un amante de la literatura, la poesía y el fútbol. Creo que no es fácil encontrar gente que escriba de este deporte con nivel y belleza. Que diferencia con los hinchas periodistas como Alcaide o Ruiz del Mundo, o pseudo poetas como Girard (insufrible) que escribe en este diario (creo), entre tantos otros, que sólo escriben cosas obvias o frases para polemizar.
Boca y River deben estar pasando sus peores momentos en mucho tiempo, una lástima por ellos, pero al menos eso ha permitido el lucimiento de otros equipos argentinos.
Bien por el campeonato que cada año presenta diferentes candidatos, no cómo el monótono duopolio de la Liga.
Felicitaciones Santiago y continúa por la buena senda, lástima que hayas sido gallina y madridista, dos equipos que poco me simpatizan!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Charco

Sobre el blog

El Charco. 1- Superficie de agua poco profunda que de no ser por los visitantes podría pasar totalmente desapercibido. 2- Coloq. Arg. Océano que separa el continente americano y el europeo.

Sobre el autor

Santiago Solari

Santiago Solari nació en Rosario, Argentina, en 1976. Jugó al fútbol en River Plate, Atlético de Madrid, Real Madrid, Inter de Milán, San Lorenzo de Almagro, Atlante y Peñarol.

Archivo

febrero 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29        

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal