Los renglones torcidos de Mou

Por: | 22 de agosto de 2011

Jose_Mourinho

Más ofensivo, más agresivo y asumiendo más riesgos. Así se presentó el Real Madrid esta temporada ante el Barcelona. Un giro táctico de Mourinho para afrontar los clásicos, apretando con una intensidad asfixiante desde el inicio, obligando al Barca a una posesión incomoda y no permitiendo sus típicas triangulaciones horizontales, que van inclinando el partido a través del volumen de juego.

Con presión constante y ordenada sobre los centrales, los laterales y los volantes, Valdés se vio a menudo utilizado como apoyo final para buscar salidas en el Bernabéu. Las coordinaciones en la presión se vieron también en el preciso manejo del Madrid de los tiempos, los espacios y la elección del jugador a presionar e incluso de la dirección en la que esta se ejercía. Así, en el partido de vuelta, los blancos angostaron los caminos y guiaron deliberadamente la salida hacia Mascherano, obligándole a lanzamientos largos o a pases apurados y arriesgados.

El Madrid robó, en ambos partidos, gran cantidad de balones en los tres cuartos de la cancha. Una zona ideal para ahogar al Barca y atacarlo rápidamente, inculcándole dudas y temor en el despliegue, una fase clave para el desarrollo de su juego.

Para aplicar esa presión en bloque no solo se necesita intensidad, un gran estado físico y una afinada coordinación. También se requiere coraje. Solo con esa determinación y dos magníficos centrales como Carvalho y Pepe se puede mantener la línea defensiva tan alta, plantada casi en la mitad de la cancha, cuando enfrente hay pasadores como Messi, Iniesta y Xavi y alfiles como Pedro y Villa.

No solo fue el Madrid más decidido en su determinación por achicar los espacios, sino también más respetuoso con el destino del balón. Con mejoras conceptuales para no permitir la presión rival, la pelota no voló frontal en el juego largo y se movió cruzada en el juego medio, con Alonso y Khedira buscando abrir a Cristiano y Di María a espalda de sus marcadores.

Ya asimiladas desde el curso anterior, las salidas rápidas y la aceleración vertical tras el robo, marca registrada en los equipos de Mourinho, se ejecutaron de forma diligente.

En ese crecimiento con el balón y robando tiempo de posesión y energías a un Barça obligado a replegarse asiduamente, al Madrid quizá le faltó encontrar esa dosis de paciencia necesaria para que el dominio del partido no dependa exclusivamente de la intensidad física.

Solo Messi, con sus tres goles y dos asistencias, se interpuso entre la Supercopa y el Madrid. No perdió la batalla del juego ni mucho menos la psicológica, en la cual insertaba nuevas dudas a un Barca que se vio superado durante larguísimos tramos. Se trataba de una derrota matizada, con grandes avances estratégicos y tácticos. Hasta que el equipo decidió ocultarlos y pelear contra sí mismo.

Cuando el Madrid dedica sus energías a enfocarse en el discurso futbolístico, el conjunto y el entrenador transmiten con claridad sus ideas a través del juego. Cuando se dedica a reñir o a vociferar el afiebrado discurso extrafutbolístico, el Madrid transpira sobre su tradición los excesos de quien circunstancialmente lo representa.

Ya no cuenta el Madrid ni siquiera con un intérprete como Valdano, conocedor de la cultura del club, que intente moderar y enderezar el mensaje ante la imposibilidad de moderar a quien lo dicta.

Construido con retazos de la realidad y zurcido con el hilo de la sospecha, cuesta hoy distinguir si el discurso en el que está enredado el club responde a una intención premeditada de acoso y presión psicológica, con la intención de influir al Barça y condicionar la mirada general -una argucia maliciosa con la que se podría estar de acuerdo o no, pero que al menos determinaría la existencia de un proceso deliberado, de un esquema razonado-, o si finalmente los protagonistas compraron su versión personal de los hechos para, convencidos del propio relato, deslizarse de lleno en una ilusión persecutoria perpetrada en su contra y ante la cual se ven obligados a rebelarse.

Una visión torcida que se reafirma a sí misma con el paso del tiempo y de los hechos, ya que, como lo describe Jorge Fontevecchia (Diario Perfil, 30-4-11): "El paranoico siempre tiene razón. Presume que alguien lo va a atacar y para defenderse lo ataca primero. El atacado, también para defenderse, devuelve la agresión. El paranoico confirma su teoría: querían atacarlo". Como sucede con Alice Gould, en la famosa novela de Luca de Tena, el lector desconoce en cuál de estos ovillos se encuentra atascado el Madrid de Mourinho.

Un equipo que se encuentra futbolísticamente más cerca que nunca de su presa y todavía esta a tiempo de olvidar todo este ruido y escucharse a sí mismo en su mejor versión: jugando a la pelota.

Hay 87 Comentarios

El Barcelona es un gran equipo, el mejor, pero no estaba preparado para esta competencia, lo que debe de ser analizado pues esto no justifica su pobre actuacion. De no ser por Messi hoy el Mohu estaria disfrutando en grande.
Siempre se debe estar preparado para competir y ganar, eso no admite justificacion alguna.

El Real Madri no perdió, perdio su tecnico por no atender a lo que debe en lugar de estar camorrando y buscando problemas, es hora ya que la direccion del equipo actue, pues esto puede perjudicar a la Seleccion y es hiora que la Federacion intervenga

"Solo Messi, con sus tres goles y dos asistencias, se interpuso entre la Supercopa y el Madrid. No perdió la batalla del juego ni mucho menos la psicológica".

Esto es meridianamente falso. El artículo sigue la tónica general de repetir el último mantra del mourinhismo: que el Real Madrid fue "muy superior" en lso dos partidos de la Supercopa, lo cual es fal-so. En el primero la superioridad fue evidente; en el segundo no fue solo Messi: fue un Dani Alves en chancletas que cortó absolutamente todas las internadas de Cristiano por la banda; un Mascherano descomunal que cortocircuitó todas las líneas de pase de los madridistas cada vez que se acercaban al área, y fue un Cesc espectacular que dinamizó el partido en los 15 minutos que estuvo en el césped. El Barcelona, en clara inferioridad física, hizo justamente lo que se supone que tenía que hacer (salvo en los tres fallos defensivos que dieron lugar a 3 de los 4 goles madridistas). Trazó perfectamente sus jugadas una vez superada la primera línea de presión madridista, incapaz de conectar eficazmente con su línea defensiva y dejando unos huecos escandalosos. El Madrid corrió mucho, pero corrió sin sentido y lo que es peor, sin criterio. El Barcelona sigue siendo a día de hoy infinitamente superior. Aceptenlo y fin de la película.

El Barca patino pero se repuso; no sera "el oftalmologo" Mourinho con sus dos truhanes en la defensa quien haga caer al mejor equipo del mundo.

Indio, escribes mejor que juegas.

Indio, escribes mejor que juegas.

Dice Solari, madridista que el Madrid fuemejor y le tumbó Messi,olvida que Messi es parte del Barça. Cuantas veces rivales del Madrid le han bailado en el juego y >Casillas ha evitado la derrota. Eldiscurso era entonces que casillas juega en el Madrid . Curiosa manera de juzgar los partidos según nos interese

Santiago, tu lo dices todo, el mejor Madrid no consiguio ganar a un Barcelona un poco falto de forma y con una defensa poco acertada.

Santiago
Gracias por interpretar con amenidad, agudeza y profundidad este momento crítico por el que atraviesa el fútbol español llevado de la mano por Mourinho. Se está haciendo mucho daño al fútbol mundial porque el Madrid y Barcelona, representan la élite universal del balompié en este momento, y porque el fútbol español es el espejo obligado a mirarse por su exquista calidad y extraordinaria condición de Campeón Mundial. Niños, jóvenes y adultos de ambos sexos, practicantes o simples aficionados al fútbol siguen (como nunca antes) en el planeta, a estos dos clubes de grandes gestas y abundantes galardones. Como ellos se expresan en la cancha termina replicándose muchas veces como lo correcto y a lo que hay que imitar. El Madrid, y quienes queremos el fútbol, no nos merecemos esa versión 'pandillera' que transpira Mou al plantel; rebaja con ello el excelente juego que exhibe cuando se dedica a jugar. Es un momento muy delicado que ojalá se lograse detener, porque tengo la sensación parafraseándo a Federico García Lorca que "El fútbol español camina por el filo de una navaja barbera...".

Hola Santiago
No se si con tus loas a los "Mendes Boys" intentas que este te fiche para ocupar el único puesto que le queda (por activa que no por pasiva) por comisionear en el Madrid, que es el de director general o has visto el resumen de Puntopelota. Creo que la táctica de Mourinho consiste en ver si da leña antes de la línea de creación o después y para eso tiene distintos mercenarios azuzados. Este año ha introducido la variante del dedito, gran aportación a la estrategia futbolísitica. Por lo demás un equipo medio lesionado y en baja forma le ha bailado el agua a un Madrid en plena forma (¿a estas alturas? ¿cómo aguantarán? qué "sospechoso", eh..) y motivado. Enhorabuena, Mend, digo Mou

El gran equipo del Madrid y sus fieles seguidores han sido reducidos por un solo hombre a una pobre condición de sometimiento ideológico. El Madrid no se merecía esto.

Después de leer la mitad del articulo uno diria que el Madrid ganó por goleada (10 a 0, por lo menos). Con esté discurso de ensalzamiento madridista lo único que se consigue es reforzar las pretensiones omnipotentes de Mouriño y dar pàbulo a sus argumentos.

Gracias Santiago por mostrar como se puede hacer una critica mostrandose respetuoso a la vez. Recomiendo a Daniel Torres y Elena Giovio, maximos especialistas mundiales en la Mourinhofobia, que se lean el articulo, a ver si aprenden buenas maneras.

Faltó observar que los dos goles del Real Madrid en el Camp Nou no fueron producto de su buen juego sino de la mala organización de la defensa del Barcelona (que parece desmembrada y remendada), y también de la fortuna de encontrase con el balón en el rebote. Habría que incluir en esta tónica el gol de X. Alonso en el partido anterior, en el Bernabeu (los tres tantos a partir de un tiro de esquina).
Los goles del Barça en cambio siguieron la lógica del juego que el equipo tiene trazada.

Tu razón es solo en parte, si bien es cierto que el madrid mejoró en mucho su juego, también es cierto que su concepto del juego siguió siendo rudo y muchas veces fuera de las leyes del mismo deporte en si. Su excepcional forma física debio valerle de por si un total dominio del campo que nadie (excepto los merengues acerrimos) vimos en ningún momento, Marcelo Coentrao y Pepe deberían ser sancionados duramente por obedecer a estricta rajatabla las indicaciones de su entrenador al que ya es hora que alguien en el propio Madrid ordenara que se disculpara publicamente ante los medios por su ridículo y chulesco comportamiento.

Mis felicitaciones por su escrito. De acuerdo o no con su contenido, es al menos sensato y sensatez es algo que parece inexistente estos días en el debate futbolístico.
Más parece haberse instalado en la conciencia madridista la idea de que, todo vale contra el Barça (y los catalanes), es decir, se recupera la idea de un diario local de que hay que acabar con "ellos" por lo civil o por lo criminal.
Y lamentablemente eso se está trasladando a todos los ambitos de la convivencia entre "españoles" y "catalanes" en Madrid y así por ejemplo, me tocó ser testigo de un espectáculo lamentable pero ilustrativo.
La noche del primer partido, mi mujer estaba ingresada en un box sin televisor del servicio de urgencias de la Fundación Jiménez Díaz por lo cual y aprovechando un par de lápsus me acerqu´´e a un bar próximo en Cea Bermúdez que tenía una pantalla de Tv en el exterior. La primera vez todo parecía normal e incluso bromee con tres parejas sentadas en una mesa con unos perritos carlinos muy simpáticos. Tras marcar el Madrid el primer gol, regresé al hospital. Pasada media hora regresé y supe que el Barça había remontado, encontrándome aquellas parejitas tan aparentemente normales, que sabían de mi condición de catalán, gritando como posesos para que no pudiera dejar de oirlos. Lo más caritativo que decían era "catalanes hijos de P...." entre los plausos de la chusma que ocupaba el resto de las mesas.
Me fui de allí asqueado.
Estos también es una consecuencia de la nueva política "deportiva" del Real Madrid.

bastante acertado análisis, pero toda esa agresividad llevada con nobleza podría lograr alguna victoria más contra el Barça. no hacen falta coces de Marcelo, codazos de Pepe, ni dedos en el ojo de Mou. el señorío del Madrid ya no existe, y parece que los aficionados y sobretodo las prensa merengue no se dan cuenta, o no quieren...

Venia bien el comentario hasta que pusiste Pepe y Carvalho dos magnificos centrales..i Hablamos de jugar al futbol? o pegar patadas, codazos y condicionar al arbitro con lamentos constantes. Quieren romper a los jugadores del Barsa para poder ganarles y asi como decis, estar muy cerca ya del Barsa., Jugando al futbol noblemente el madrid esta años luz del mejor equipo de la historia.

Me parece que apelar a la falta de preparación antes del partido es poco elegante. Una coartada perfecta si se pierde, y una dosis de suficiencia si se gana. Si el Barcelona llegó corto (o no) de preparación sería porque así le pareció conveniente a su entrenador, no por ninguna circunstancia externa adversa.

Buenas Santi. Al iniciar el artículo dices "más ofensivo, más agresivo y asumiendo más riesgos". Totalmente de acuerdo. Explicas perfectamente cómo fue más ofensivo y más agresivo pero creo que el artículo queda incompleto al no explicar los muchos riesgos que asumió el Madrid. Creo que ahí está la clave. Si el Madrid presiona y aguanta al Barcelona sin dejarle jugar, cortando la salida del balón, sin duda que le ganará en próximos encuentros. Lo que me preocupa es que consecuencia de esos riesgos que asume el Madrid, cuando el medio campo del Barcelona consigue dar tres pases seguidos y Xavi, Iniesta o Messi consiguer controlar entre líneas, la sensación de peligro que hemos visto en los dos partidos es enorme. Me atrevería a decir que mucho mayor que en los partidos del año pasado donde hubo muchas menos ocasiones de gol. No tengo claro que esa sea la forma del ganar a este Barcelona. En el partido de vuelta sin ir más lejos además de los tres goles hubo por lo menos tres mano a mano con Casillas (dos de Messi y uno de Pedro) que quizás con más frescura, más chispa o más velocidad hubieran acabado en gol.
Pese a todos los apuros que pasó el Barcelona me pareció muy fácil la manera de ganarle la espalda tanto a los laterales como a los dos centrales que, como dices, son muy buenos, pero no para cubrir tantos metros durante todo un partido.

De acuerdo en que la táctica del Madrid era la correcta para ganar la Supercopa, pero solo en las condiciones actuales del Barca: falta de ritmo competitivo. No creo que el valiente Mourinho (¿viste como lo enfrento a Vilanova?, un gladiador...), se atreva a este esquema en el próximo encuentro con el Barca.
El Real Madrid solo necesita asumir su realidad frente a la del Barcelona y luchar deportivamente, porque esto es un juego, no guerra donde vale todo, y sin duda le llegará su revancha y no verá tirados por el piso los emblemas que el club siempre mantuvo por lo alto. De eso es dificil recuperarse. Por otro lado, los españoles ven como el Madrid sirve de plataforma para una seleccion portuguesa a costa de la española.
Deberían echar a Mourinho.

GRAN ARTICULO de OPINION. 1- es cierto que el Barca no fue superior en el juego. 2- Es cierto que Messi marco la diferencia. 3- es cierto que el Barca esta retrasado en la preparacion, pero eso no es culpa del Madrid. 3- es cierto que Mou es un plasta y que ya esta bien de tanta paranoia y quejido. 100% de acuerdo con lo expresado.

Seguro qué no hemos visto el mísmo partido en el Nou Camp (ni en el Bernabéu). Cómo le dije a Amalio Moratalla (comentarista en la información.com) antes de los partidos: las apariencias engañan! Y os engañais a si mísmo mucho en la meseta con la pretemporada (pre-Barça) del R. Madrid. Se verá otra vez en Diciembre. Saludos.

Seguro qué no hemos visto el mísmo partido en el Nou Camp (ni en el Bernabéu). Cómo le dije a Amalio Moratalla (comentarista en la información.com) antes de los partidos: las apariencias engañan! Y os engañais a si mísmo mucho en la meseta con la pretemporada (pre-Barça) del R. Madrid. Se verá otra vez en Diciembre. Saludos.

con lo bueno que es messi no entiendo que se fuercen las estadisticas y los datos para que parezca aun mejor. contar como asistencia de gol el balon que entrega a villa en el primer partido es un bastante psicodelico.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Charco

Sobre el blog

El Charco. 1- Superficie de agua poco profunda que de no ser por los visitantes podría pasar totalmente desapercibido. 2- Coloq. Arg. Océano que separa el continente americano y el europeo.

Sobre el autor

Santiago Solari

Santiago Solari nació en Rosario, Argentina, en 1976. Jugó al fútbol en River Plate, Atlético de Madrid, Real Madrid, Inter de Milán, San Lorenzo de Almagro, Atlante y Peñarol.

Archivo

febrero 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29        

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal