Los renglones torcidos de Mou

Por: | 22 de agosto de 2011

Jose_Mourinho

Más ofensivo, más agresivo y asumiendo más riesgos. Así se presentó el Real Madrid esta temporada ante el Barcelona. Un giro táctico de Mourinho para afrontar los clásicos, apretando con una intensidad asfixiante desde el inicio, obligando al Barca a una posesión incomoda y no permitiendo sus típicas triangulaciones horizontales, que van inclinando el partido a través del volumen de juego.

Con presión constante y ordenada sobre los centrales, los laterales y los volantes, Valdés se vio a menudo utilizado como apoyo final para buscar salidas en el Bernabéu. Las coordinaciones en la presión se vieron también en el preciso manejo del Madrid de los tiempos, los espacios y la elección del jugador a presionar e incluso de la dirección en la que esta se ejercía. Así, en el partido de vuelta, los blancos angostaron los caminos y guiaron deliberadamente la salida hacia Mascherano, obligándole a lanzamientos largos o a pases apurados y arriesgados.

El Madrid robó, en ambos partidos, gran cantidad de balones en los tres cuartos de la cancha. Una zona ideal para ahogar al Barca y atacarlo rápidamente, inculcándole dudas y temor en el despliegue, una fase clave para el desarrollo de su juego.

Para aplicar esa presión en bloque no solo se necesita intensidad, un gran estado físico y una afinada coordinación. También se requiere coraje. Solo con esa determinación y dos magníficos centrales como Carvalho y Pepe se puede mantener la línea defensiva tan alta, plantada casi en la mitad de la cancha, cuando enfrente hay pasadores como Messi, Iniesta y Xavi y alfiles como Pedro y Villa.

No solo fue el Madrid más decidido en su determinación por achicar los espacios, sino también más respetuoso con el destino del balón. Con mejoras conceptuales para no permitir la presión rival, la pelota no voló frontal en el juego largo y se movió cruzada en el juego medio, con Alonso y Khedira buscando abrir a Cristiano y Di María a espalda de sus marcadores.

Ya asimiladas desde el curso anterior, las salidas rápidas y la aceleración vertical tras el robo, marca registrada en los equipos de Mourinho, se ejecutaron de forma diligente.

En ese crecimiento con el balón y robando tiempo de posesión y energías a un Barça obligado a replegarse asiduamente, al Madrid quizá le faltó encontrar esa dosis de paciencia necesaria para que el dominio del partido no dependa exclusivamente de la intensidad física.

Solo Messi, con sus tres goles y dos asistencias, se interpuso entre la Supercopa y el Madrid. No perdió la batalla del juego ni mucho menos la psicológica, en la cual insertaba nuevas dudas a un Barca que se vio superado durante larguísimos tramos. Se trataba de una derrota matizada, con grandes avances estratégicos y tácticos. Hasta que el equipo decidió ocultarlos y pelear contra sí mismo.

Cuando el Madrid dedica sus energías a enfocarse en el discurso futbolístico, el conjunto y el entrenador transmiten con claridad sus ideas a través del juego. Cuando se dedica a reñir o a vociferar el afiebrado discurso extrafutbolístico, el Madrid transpira sobre su tradición los excesos de quien circunstancialmente lo representa.

Ya no cuenta el Madrid ni siquiera con un intérprete como Valdano, conocedor de la cultura del club, que intente moderar y enderezar el mensaje ante la imposibilidad de moderar a quien lo dicta.

Construido con retazos de la realidad y zurcido con el hilo de la sospecha, cuesta hoy distinguir si el discurso en el que está enredado el club responde a una intención premeditada de acoso y presión psicológica, con la intención de influir al Barça y condicionar la mirada general -una argucia maliciosa con la que se podría estar de acuerdo o no, pero que al menos determinaría la existencia de un proceso deliberado, de un esquema razonado-, o si finalmente los protagonistas compraron su versión personal de los hechos para, convencidos del propio relato, deslizarse de lleno en una ilusión persecutoria perpetrada en su contra y ante la cual se ven obligados a rebelarse.

Una visión torcida que se reafirma a sí misma con el paso del tiempo y de los hechos, ya que, como lo describe Jorge Fontevecchia (Diario Perfil, 30-4-11): "El paranoico siempre tiene razón. Presume que alguien lo va a atacar y para defenderse lo ataca primero. El atacado, también para defenderse, devuelve la agresión. El paranoico confirma su teoría: querían atacarlo". Como sucede con Alice Gould, en la famosa novela de Luca de Tena, el lector desconoce en cuál de estos ovillos se encuentra atascado el Madrid de Mourinho.

Un equipo que se encuentra futbolísticamente más cerca que nunca de su presa y todavía esta a tiempo de olvidar todo este ruido y escucharse a sí mismo en su mejor versión: jugando a la pelota.

Hay 87 Comentarios

1- Aquí puedes ver el escándalo de Mourinho con su esposa sobre Messi
2- Watch here the Scandal of Mourinho with his Wife about Messi HERE
http://doiop.com/MessiNews

Genial artículo Solari. Muy bien analizado y expuesto. La verdad es que Mourinho me da miedo. Creo que es un genio de la estrategia pero da mucho miedo su forma de concebir un equipo de fútbol. Él se siente un cacique y para ello integra a todo el mundo (no solo jugadores, sino también directiva, organización y aficionados) en su filosofía. Hace que la gente sienta que tienen un líder a quien seguir, y para ello no hay mejor fórmula que un carácter y carisma extraordinarios y un enemigo contra el que unir a todo el mundo... Claramente lo ha conseguido y el resultado ya se ve en la crispación que ha levantado, aunque las consecuencias pueden ser aún peores.

Un saludo!

@fumanchu : Hombre, eso de que el Madrid llegaba mejor fisicamente es una milonga. El barsa fue superado tecnicamente y tacticamente, no fisicamente. El Madrid ha jugado 1 o dos partidos mas que el barsa antes de supercopa. O sea los partidos de China, que solo se puenden considerar como entrenamientos...Eso de que el Madrid estaba mejor solo fisicamente es para que uno se convence de una version de los hechos que no es la realidad...
Y hombre, Casillas solo ha parado al tiro de Pedro en el Camp Nou, es la unica ocasion parada por Iker durante esa SuperCopa...

Lo que no se dice sobre todo en este articulo, es la importancia de Valdes en este articulo, mas que Messi. Porque para 2 o 3 goles en el Bernabeu, que sin eso los goles de Messi no habrian servido para mucho.

Este Luso viene a deshacer la Seleccion Española .Aqui queda dicho y recogido. Y si no el tiempo sera testigo.Es una deshonra para el Señorio del Club mas grande de la historia del Futbol

Excelente articulo. Real Madrid muy valiente y mejor fisicamente que el Barça. No se dice en el articulo, que el Madrid llegaba mucho mejor fisicamente y que no pudo con el Barça, que con cada pelota que superaba la presión era ocasión manifiesta de gol, los goles madridistas vinieron en jugadas no manifiestas de gol. Mou lo sabe, cuando lleguen los clasicos, solo le quedará recurrir a la paranoia del villarato y al juego no duro, sinó a la violencia. Sin duda con Cesc, ya plenamente adaptado la presión a la salida del balón del Barça le puede llevar a una goleada de escandalo. Es una opinión. SWaludos

Tengo 56 años, llevo viendo y viviendo el fútbol desde que tengo conciencia de existir en esta vida, jamás vi nada igual a lo protagonizado por este técnico sobrevalorado llamado Mourinho, lo único que le concedo es su capacidad para manipular psicológicamente a lo que le rodea (véase Casillas y periodistas tanto de Madrid como de Cataluña, estos últimos entrando al capote), pero siendo tácticamente desastroso (lo de Coentrao es de risa, a cualquier técnico lo hubieran defenestrado) y con una personalidad paranoica de autodefensa sigue ahí, dirigiendo al mejor plantel madridista que se recuerda.

Bien, en realidad el Madrid jugó dos grandes partidos ahogando al barça con mucha recuperación de balón y con el apoyo de un gran Benzema. El resto, lo de siempre, Cristiano juega para él , no mira quien tiene al lado o quien viene detrás, es lamentable. También tienes que añadir que los tres goles del Barcelona en casa e inclusive el de Messi en el Bernabéu fueron con sendas jugadas y dentro del área. Mira que Casillas sacó en el Nou Camp dos goles cantados de Messi y uno de Pedro. Que cuando el barça se desprende o se desmarca como lo hizo Iniesta, en el Nou Camp, hay mucho peligro para los blancos. Si que estuvo muy bien el Madrid, pero hombre! Con toda la magnífica defensa que tiene el Madrid y hasta allá, a la cocina llegó el barça.

Cierto, el Madrid fue valiente y agresivo (quizás demasiado en algunos lances del juego). Pudo tapar las líneas de pase en profundidad para que esa defensa adelantada no sufriera la verticalidad de Pedrito y Villa. Me queda la duda de qué pasará cuando el Barça esté más rodado y supere la primera línea de presión, jugadores que no recuperan el recorrido (Cristiano, Ozil, Benzema). ¿Léase 5-0 de la temporada pasada?. Sobre el final, pienso que empañó el buen partido del Madrid pero también lo empaña Pepe dando un codazo a Piqué en un corner, Marcelo dando una "coz" a Messi, ... quizás consiguieron al final hacer complice al otro equipo y comuflarlo como un combate y no como una agresión.

Como se nota q este tio jugon en el Madrid. Habla maravillas del equipo y dice q Pepe es un gran central....a Pepe no deberian dejarlo jugar, esta mal de la cabeza!!! No se puede escribir un articulo ensalzando el juego del Madrid y omitir las patas, la falta de deportividad y sobretodo el mal perder. Un articulo para leerlo y vomitarlo por lo partidista q es.....

1- Aquí puedes ver el escándalo de Mourinho con su esposa sobre Messi
2- Watch here the Scandal of Mourinho with his Wife about Messi

http://doiop.com/MessiNews

1- Aquí puedes ver el escándalo de Mourinho con su esposa sobre Messi
2- Watch here the Scandal of Mourinho with his Wife about Messi
http://doiop.com/MessiNews

"Mi terapeuta me ha dado de alta de la paranoia que me estaba tratando. O sea que estos que ahora me persiguen vienen de verdad a por mí".

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Charco

Sobre el blog

El Charco. 1- Superficie de agua poco profunda que de no ser por los visitantes podría pasar totalmente desapercibido. 2- Coloq. Arg. Océano que separa el continente americano y el europeo.

Sobre el autor

Santiago Solari

Santiago Solari nació en Rosario, Argentina, en 1976. Jugó al fútbol en River Plate, Atlético de Madrid, Real Madrid, Inter de Milán, San Lorenzo de Almagro, Atlante y Peñarol.

Archivo

febrero 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29        

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal