Como un espejismo

Por: | 11 de diciembre de 2011

Fut

Quizá a nadie en el Madrid se le había ocurrido un inicio tan perfecto. Quizá en ningún imaginario, ni siquiera en el más fanático comienzo del guion más optimista, existía la posibilidad de comenzar así. El Madrid, cuyo plan era apretar y robar alto para llegar rápidamente al gol, presionó el saque de inicio del Barça y, en su primera recuperación, marcó.

Iban 21 segundos del primer tiempo y el Madrid tenía al Barca justamente donde lo necesitaba: lejos en la tabla, debajo en el tanteador y en manos de un entrenador con un amplio registro a la hora de defenderse para contragolpear.

Quizá esa misma rareza, la anomalía de marcar un gol cuando las nalgas todavía no calientan las plateas, produjo el desconcierto. El tramo siguiente del partido se vivió como una obra de teatro surrealista en la que el público observa a unos actores escenificar la misma obra aunque les hayan cambiado la escenografía.

Así, fuese por perplejidad ante la inmediatez, por convencimiento sobre las posibilidades del planteo original, por exceso de confianza o por alguna otra razón que nos evade, el Madrid no pareció valorar la posibilidad de un cambio estratégico tras el gol. No cuentan como síntoma un par de salidas tímidas en corto de Casillas, que llego a distribuir Xabi, ni los dos o tres desmarques de Özil.

El Madrid, en ventaja, no intentó aumentar su control sobre el balón con el objetivo de juntar sus líneas y restar posesión al Barca. Tampoco optó por agruparse y resguardarse para poder presionar con menor desgaste desde posiciones defensivas e intentar reventar el encuentro al contragolpe.

Así, el partido continuó como si el gol hubiese sido un espejismo. El Barça seguía intentando encontrarse con el balón y para ello asumía cualquier riesgo desde atrás. El Madrid seguía vaciando el tanque en las estudiadas presiones altas, cada vez más largas, y en las aprendidas transiciones rápidas, cada vez más cortas.

Mientras el público intentaba descifrar el contenido, mientras algunos masticaban pipas, otros se masticaban las uñas y otros se recostaban sobre viejos laureles, Guardiola echó un vaso de agua en la cara del partido. Movió a Alexis, que había caído a la derecha, y despejó el carril para Alves. La rotación de posiciones se extendió así hasta la defensa y Busquets podía ser dos cosas según la situación, igual que Iniesta y Cesc.

Con los nuevos espacios listos para usarse, el Barca se preparó para cambiar el circuito, pero antes de eso Messi fabricó su espacio propio. Recibió, avanzó, se coló por una curvatura del espacio-tiempo y asistió la diagonal de Alexis, que definió cruzado con precisión.

El primer tiempo, parejo, se fue acompañado de un sentimiento sordo y profundo: que el Madrid había perdonado al Barca y que perdonar, en el fútbol, siempre tiene sus consecuencias.

Las consecuencias vinieron todas en el segundo tiempo. El Madrid, ya sin las fuerzas de los primeros 30 minutos, tardó cada vez más en recuperar el balón y, cuando lo hizo, se atropelló por volar al arco contrario. En ese intento de correr más rápido que las propias piernas, perdía precisión y cedía el balón cada vez más deprisa. Una secuencia que se repitió una y otra vez, se dobló sobre sí misma y ajustó su propio nudo.

El Barca, que había tenido un comienzo dudoso, recorrió el camino inverso. Se buscó a sí mismo hasta que se encontró con el balón, aumentó la posesión y con ella la precisión y la confianza. Y este Barca, con confianza, es capaz incluso de convocar a la suerte. Si bien es cierto que esta se alió con los azulgrana para el gol de Xavi, también lo es que no tuvo nada que ver con la magnífica jugada que tejieron Messi, Alves y Cesc para cerrar el marcador o con la facilidad con la que Iniesta se colocó la pelota en el bolsillo para salir a correr por la banda.

El Madrid sigue siendo un gran equipo y sus oportunidades de coronarse están intactas. Sin embargo, contra el Barça, en el afán por evitar posibles errores en las zonas delicadas, acelera demasiado el tránsito del balón y lo cede. Con él cede también la iniciativa.

Quizá cuando cese en ese empeño por mover las piezas negras siempre, incluso cuando lleva las blancas, la historia sea distinta.

Hay 48 Comentarios

Don Solari dice: "Quizá cuando cese en ese empeño por mover las piezas negras siempre, incluso cuando lleva las blancas, la historia sea distinta".
Poco más se puede decir, y el Barca dio un jaque de muy señor mío a la confianza del Madrid.
Pero estamos en lo de siempre desde que llegó Mourinho, siendo yo madridista, veo que este señor ha traicionado la identidad de mi equipo. Y veo enfrente al Barcelona, que ahora representa TODO lo que yo admiro en el fútbol. Y me consta que no soy el único aficionado del Madrid que siente así.

El Madrid era el mejor de todos los tiempos, tenía ventaja de 1 gol y +9 en la clasificación nada más empezar pero la diferencia entre un grandísimo conjunto de jugadores y un grandísimo equipo quedó en evidencia. El Madrid poderoso fisicamente (según dicen) acabó reventado. Ni en esa faceta ganó al Barça

Realmente de acuerdo Santi, como culé pensé que era un comienzo desastroso, pero la realidad es que la confianza de las últimas victorias en Bernabéu hacía que no pareciera imposible remontar el partido, para nada. El Madrid no supo aprovechar todas las ventajas de las que disponía, en esta Liga el Madrid continua con sus posibilidades intactas, pero puede llegar a pasar que se corone campeón mientras todos los demás felicitan al Barça, la victoria blaugrana fue muy simbólica.

Hombre, buen analisis depende como se mire.
Lo de la suerte ya cansa un poco, el primer gol del Madrid que fue una obra maestra?.
Cristiano Ronaldo es verdad que tuvo el 2-0, pero Messi anteriormente tuvo una oportunidad que tampoco suelo fallar.
La sensación que tengo yo es que el barça, sobretodo en la segunda parte, perdobno al Madrid, un poco más de velocidad y le mete 6. Mourinho no es tonto y sabe perfectamente que si el barça toca la pelota(en el centro del campo es infinitamente superior) no hay nada que hacer, bueno si poner el autocar detras y realizar una contra pero el Madrid historicamente es mucho más que eso o por lo menos tiene que aspirar.
Tenemos un equipo catalan, español que juega con 8 canteranos, un estilo de juego enorme, precioso, que incluso al equipo fisicamente más poderoso del mundo lo atonta y tengo la sensación que no se le valorá lo suficiente en nuestro pais. Tambien podríamos comentar el caso de Guardiola un entrenador español con una racha e titulos increibles y siempre poniendo por delante, la prensa española especialmente la madrileña, a Mourinho.
Analicen al Barça, actual, es una maravilla
Saludos

Perfecto análisis. Creo que precisamente CR7, el hombre marketing, fue el reflejo del equipo: precipitación. Tras el 1-0 el RM debió intentar robar tiempo de posesión, que es el arma principal del FCB en lugar de seguir intentando esas transiciones a la carrera que además se ejecutaron con muy poca precisión. Un clásico en el banquillo no le vendría nada mal al portugués, porque Kaká en cuarto de hora desequilibró a los defensores barcelonistas en muchas más ocasiones que él. Y por otro lado, en total desacuerdo con Mourinho porque tras marcar el 1-0 a los 23s tras dos rebotes (ni esa jugada hiló en condiciones el RM) y un error del portero, hablar de suerte del rival es un sinsentido; precisamente en suerte andaron ambos a la par, en lo demás ganó el FCB.

Felicidades por el artículo, una lectura del partido excelente. Un apunte para Joto. El madrid por supuesto que le perdonó la vida al barça. Mourinho, no tenía planteado ir ganando el partido tan pronto. Un grave error de previsión y de decisión cuando se encontró en esa situación. El madrid si no se hubiera precipitado, no habría goleado al barça, nunca, pero seguro habría estado más cómodo en el partido. El madrid separó las líneas, con obsesión por el contragolpe, más empeñados los arriba en correr cunado los de abajo roban, que de tratar de apoyar y triangular.
Lo peor del tema, es que no son cojos, es decir, son capaces de hacerlo, pero la falta de trabajo mental en esa faceta, en enseñar a tranquilizar cuando se gana, se notó.

Santiago, ojalá algún día el madrid pueda contar contigo, aportarías mucho con la visión de juego que tienes. Termina rapidito el cursillo!.

Un saludo.

Desde luego si el juego del Madrid (una vez más) es ver a lo lejos contemplar el balón mientras que los magos del toque siguen con su cadena magistral de rondos... lo llevamos claro.
Me parece que jugador por jugador y, sobre todo, por colectivo el Barça, en efecto, le dio un baño (otro más) al Real. Y que el responsable de esa zambullida futbolística es don Josep Guardiola, vamos, que el miedo afloró de nuevo en las estrategias de "catenaccio" de Mourinho. Y con el pánico, amigos, la pelota siempre quema demasiado en el pie.
Es lo que recalca una y otra vez el señor Solari (felicidades por el artículo): con transiciones de balón tan rápidas y erradas lo que demuestras, aparte de torpeza y mucho miedo, es que no estás a la altura del contrario. Y, ojo, que calidad y jugadores de altura los tiene el Madrid. Pero el dominio estratégico de un entrenador miedoso cuartelero devasta la creatividad y la iniciativa individual y arrasa con el juego colectivo alegre y valiente. Este Madrid se desfonda estúpidamente en pos de un balón escurridizo como un congrio en los pies de un conglomerado de artistas del balompié de fábula: por cierto, que componen 2/3 de la selección de España.
Saludos cordiales.

Me gustan sus artículos, señor Solari, le escribo por que estoy muy sorprendido con un asunto de este partido que creo puede tener un artículo, no acabo de entender que nadie hasta ahora haya hablado ni una palabra sobre que el segundo gol del Barcelona fuese precedido de un claro fuera de juego, de los de metro y medio, (del rechace de ese fuera de juego le llega el balón a Xavi). Es el partido del siglo, con muchos periodistas pendientes y gente de futbol.., y , no sé si con la emoción o porqué, nadie se ha fijado en algo como eso. Me parece asombroso.

muy buena nota Santi, lastima que tu visión siempre parte de lo que haga o deje de hacer el Madrid, es una buena columna, tal vez para el Marca o el As, estaría bien que si tienes la suerte de tener este espacio en El País, intentes tener una visión más lógica, y un análisis mas distante de la situación. Creer que el Madrid le perdonó la vida al Barça es no haber visto jugar al Barcelona los últimos 3 años, y no creo que sea tu caso. El Barça no necesita de las ayudas del Madrid para sobreponerse.

y paremos un poco con lo que el Barça tuvo suerte en el gol de Xavi,... vamos... que, puedo equivocarme, pero no vi que el gol del Madrid haya estado precedido de una jugada elaborada de 20 toques... más bien de un error del contrario y dos rebotes... que si hablamos de suerte, la tuvieron los dos en ciertos momentos, después, ganó el mejor.

muy buena nota Santi, lastima que tu visión siempre parte de lo que haga o deje de hacer el Madrid, es una buena columna, tal vez para el Marca o el As, estaría bien que si tienes la suerte de tener este espacio en El País, intentes tener una visión más lógica, y un análisis mas distante de la situación. Creer que el Madrid le perdonó la vida al Barça es no haber visto jugar al Barcelona los últimos 3 años, y no creo que sea tu caso. El Barça no necesita de las ayudas del Madrid para sobreponerse.

y paremos un poco con lo que el Barça tuvo suerte en el gol de Xavi,... vamos... que, puedo equivocarme, pero no vi que el gol del Madrid haya estado precedido de una jugada elaborada de 20 toques... más bien de un error del contrario y dos rebotes... que si hablamos de suerte, la tuvieron los dos en ciertos momentos, después, ganó el mejor.

Como siempre, muy buen análisis.
Pero nadie (lo esperaba de usted, la verdad) destaca algo que es mucho más que un detalle: si el Barcelona remontó el directo a la mandíbula inicial, fue porque Valdés fue fiel al estilo, a sí mismo y al equipo. El valor que demostró volviendo a jugar con los pies, arriesgando y proponiendo, tuvo un efecto multiplicador en el sistema nervioso del Barça. De haberse dejado superar por su tremendo fallo inicial, todo el entramado del Barça se hubiera venido abajo, y el partido habría acabado con una goleada del Madrid. Sé que es imposible (por fidelidad y por muchas cosas más), pero Valdés se ganó el título de mejor portero de España y, por tanto... de la selección.

¿Por qué habláis todos en lo medios de la suerte de Xavi? ¿Acaso no es más suerte las tres carambolas del Madrid en el gol de Benzemá?
La suerte sea mala o buena, es cosustancial al fútbol, al deporte en general, porque es un juego e interviene en gran medida el azar en su desarrollo.

Lo que pasa es que Cristiano Ronaldo es un jugador sobrevalorado, que tiene todo un aparato de marketing detrás suyo. Ojo, es un muy buen jugador, pero no el mega crack que la prensa nos quiere vender. Prefiero toda la vida en mi equipo a un Robben, un Ribery, un Muller. Ok, son jugadores con menos gol, pero con mayor capacidad de asistencia y con mejor criterio para jugar en equipo.

Gran analisis de Solari.

Los invito a pasar por mi escrito alusivo al juego: http://dalalimpia.blogspot.com/2011/12/la-diferencia-esta-en-la-cabeza.html

Y si les apetece, por un cuento, con algo de fútbol: http://cuentosdelizandro.blogspot.com/2011/12/el-idolo.html

muy buen comentario,te agrego que lo que padece Cristiano frente al Barcelona es muy comun aqu'i en USA en el futbol,basketball y baseball y se llama " choke" ,cuando una estrella grande llega a un partido decisivo se paraliza de nervios,ansiedad y falta de confianza;as'i que cuando CR7 juega contra el Barsa " he chokes up " .

Buen artículo, Santiago, como de costumbre. Aunque quizás te falto hacer una mención especial al mal partido que jugó Cristiano Ronaldo. Realmente es increíble como baja su rendimiento el portugués en los partidos frente a equipos grandes (cuando jugaba en el Manchester United, le pasaba lo mismo si le tocaba enfrentar al Arsenal o el Chelsea, por tirar un par de ejemplos).
No creo que Ronaldo sea pecho frío, porque uno ve que intenta, pide la pelota, trata de desequilibrar. Pero cuando se enfrenta a defensores de primer nivel, un Puyol o un Piqué, le cuesta mucho desnivelar. Y además, es un jugador que suele ir por la individual, cuando lo que debería hacer es tratar de juntarse con Ozil y Di Maria.

Completamente de acuerdo. El Madrid le tiene demasiado medio a perder la pelota en campo propio y lo precipita todo. Para ganarle al Barcelona hay que hacer dos cosas. Presionar arriba (como ya hace el Madrid), y cuando se recupera, elaborar para superar la primera linea, porque el Barcelona defiende mal a partir del centro del campo, superados los medios. Pero hay que atreverse y hay que poder. Mourinho a las dos cosas no se atreve. Queda por ver que pueda. Por cierto, dile al que presentaba contigo en ESPN que sea un poco menos parcial. Calificar de "elaborada" la jugada de Messi tras error de Ramos es un sinsentido. Le faltaba pedir roja en cada entrada de uno del Madrid.

No estoy de acuerdo. El Madrid es un gran equipo. El Barcelona es mejor que el Madrid. Pasa como con Cristiano (buenísimo) y Messi (mejor). De 10 partidos, el Barça ganará 5 o 6, empatará 2 o 3 y perderá 1 o 2. Jugando los dos equipos al 100% de sus posibilidades, el Barça ganaría siempre. No se trata de cómo juegue el Madrid, de que cambie o no su mentalidad. Es que hay lo que hay. Y, hoy por hoy, el Madrid sólo puede aspirar a esperar que falle el Barça. Para mí, que le Madrid debería 1)olvidarse de que el Barça existe y dedicarse a estar ahí por si falla; 2)empezar a trabajar en un proyecto deportivo de medio-largo plazo capaz de hacer frente al del Barcelona.

Cómo me alegra que alguien de tu nivel(azo) haga esa reflexión que yo ayer cenando con los amigos, y todavía ganando el Madrid, defendí. El Madrid puede ganar al Barcelona, claro que sí , pero no así. Yo este partido ya lo he visto varias veces, y no cambiará hasta que el entrenador del Madrid se proponga jugar al fútbol con un buen centro del campo, que presione pero que también interprete el partido, y que no vaya sí o sí y por decreto en quinta o sexta velocidad... Un saludo Santi.

Magnifica forma de escribir. Te felicito! i visca el Barça!!

qué biene scribes!

Crack

Me encanto. Excelente santi

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Charco

Sobre el blog

El Charco. 1- Superficie de agua poco profunda que de no ser por los visitantes podría pasar totalmente desapercibido. 2- Coloq. Arg. Océano que separa el continente americano y el europeo.

Sobre el autor

Santiago Solari

Santiago Solari nació en Rosario, Argentina, en 1976. Jugó al fútbol en River Plate, Atlético de Madrid, Real Madrid, Inter de Milán, San Lorenzo de Almagro, Atlante y Peñarol.

Archivo

febrero 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29        

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal