La sencilla vida del futbolista

Por: | 04 de diciembre de 2011

La vida del futbolista profesional es bastante fácil. No me refiero a eso de correr hasta vaciar toda la energía de cada músculo del cuerpo dos o tres veces por semana en la competición. Tampoco a las largas pretemporadas, a las sesiones diarias de entrenamiento o a no disponer nunca de días libres, fiestas y puentes. Es fácil, a pesar de que los viernes por la tarde, cuando la mayoría está armando su plan para el fin de semana, él se encuentre preparando su bolsito para ir a la concentración igual que, cuando, años atrás los amigos de la adolescencia se preparaban para salir de fiesta, él se ponía el pijama y se acostaba temprano.

La vida del futbolista profesional es bastante fácil más allá de que nunca disponga de sus propios tiempos, de que estos varíen según cada situación y nunca esté seguro de a qué hora se entrenará mañana o pasado o el día siguiente y que cada día de cada semana de cada año deba estar pendiente del impredecible horario de los viajes, las concentraciones, los partidos, las charlas tácticas, las charlas psicológicas, las comidas, la hora en que debe dormirse y la hora a la que debe despertarse.

La vida del futbolista es fácil aunque siempre se pierda el cumpleaños de sus hijos o las obritas de graduación del preescolar y aunque nunca pueda planear un asado de domingo en familia. Es fácil, a pesar de no poder elegir cuándo comenzar o parar de correr y lo es también más allá de que, cuando se despierta por la mañana, los tobillos, las rodillas y la columna vertebral le hagan ruidos extraños y le lleve cinco minutos llegar desde la cama hasta el baño.

La vida del futbolista es fácil más allá del tamiz, casi impermeable, que debió superar para estar donde está y de la brutal competencia a la que se enfrenta cada día para mantener su puesto de trabajo. Lo es a pesar de la sensación de imprevisión que genera que su oficio dependa de la integridad física y de que su carrera pueda terminarse de un minuto a otro en cualquier partido o en cualquier entrenamiento.

El privilegio del futbolista profesional no radica solo en que pueda ganarse la vida con aquello que le gusta o que el fruto de su esfuerzo y su talento pueda levantar las más grandes pasiones. Es un privilegiado porque solo debe ocuparse de su propio rendimiento. Todo lo que está montado a su alrededor, desde las botas lustradas cuando llega hasta la toalla limpia cuando se va, depende de otros.

El lunes pasado comenzó, en el predio de la Real Federación Española de Fútbol, el cuarto curso de entrenador para exjugadores profesionales españoles que organiza la Escuela Nacional de Entrenadores. Como hijo y sobrino de entrenadores, conozco, por observación directa, algunas de las dificultades que acarrea el trabajo del entrenador, pero debo confesar que ignoraba otras muchas y que otras, ensimismado en mi rutina de futbolista, las había olvidado.

Apenas llevamos una semana de clases y los profesores nos han abierto otra dimensión en la que aquello que ocurre dentro del campo es solo una pequeña porción de las responsabilidades que acarrea el cargo. Nos hicieron asomar a un mundo de responsabilidades en el que, si queremos ser capaces de entrenar a un equipo, debemos abrir la mente y estar preparados para poder ver todo aquello que no veíamos y todo aquello que no queríamos mirar.

La vida del futbolista era muy fácil. Nada de Anatomía, Fisiología, Psicología, Sociología o Legislación. Nada de Teorías del Entrenamiento, Dirección de Equipos ni Metodología de la Enseñanza. Entrenadores, directores técnicos, preparadores físicos, médicos, psicólogos, fisioterapeutas, delegados… Ellos pensaban cada detalle de cada día del año para que a mí, futbolista, no me faltara nada y para que dedicara toda mi atención a cumplir con el objetivo final: que tirara bien los centros y, si podía, de vez en cuando, marcara algún gol.

Hay 42 Comentarios

Hola, teneis toda la razón y estoy con Julia, me refería más a los niños (aunque a las padres nos cueste un esfuerzo los madrugones etc.) es un deporte barato, pero :-) yá sé que no tiene mucho que ver con el art.
Estoy de acuerdo con vosotros, la mayor parte del tiempo, ni vuslumbras el sofá, y qué decir un libro o un cine!
Animo a todos, y buena semana!

A mi si esto lo leo en una noche de juerga, todos a tope, con el sol de amanecida y con los efectos de algo que habríamos fumado, hasta "entendería" lo que aqui pone. Pero ahora en la mañana, recién desayunado, con un bello sol que ilumina el levante español, y a la vista de muchas cosas y solo pensando en lo que supone la vida para la gente (juventud a la que hoy quieren cercenar de por vida) muy preparada en sus estudios (que supone un tremendo esfuerzo y sacrificio, muchos dias de "no salir de fiesta" y no ver a los tuyos, etc. : apliquele lo mismo que a sus pobres trabajadores de la pelota que tienen una vida difícil a más no poder) y de levantarse dia tras dia a las 7,30 y volver a no se sabe que hora y sin comer en casa, de bocadillo o fiambrera en su caso,o con trabajos que tienen turnos de noche, peligrosidad, penosidad, etc. y que además esa gente saca una familia adelante con hijos, padres a su cargo en casos, con trabajos en precario, SIN SALIR UN P... DIA a nada de nada, pues ganas 1000 euros y tienes a tus espaldas tres hijos, tras años de estudios y esfuerzos y aún estudiendo en lo que quieres, pero en donde eres explotado por un sistema injusto y que prima al enchufado y donde el mérito es a veces nada de nada, pues mire ud. Sr. Solari esto me suena a chino, ya digo salvo en una noche de farra de esas locas y demás, que ahora ya solo tengo en la memoria y de las que ya ni me acuerdo. tal vez en esos momentos y en ese estado podría decir a lo que aqui leo" si buana". pero me quedo solo con lo que dice "Julia - 05/12/2011 7:56:07". Eso es lo real y verdadero. Lo otro: un cuento, o una milonga.

La vida del albañil: Es dificil levantarte todas las mañanas bien temprano, a las 6 de la mañana. Viendo como te duele todo el cuerpo no ya con 30 años sino con 60 y tardes 10 minutos en llegar al baño. Saber que aunque este mes hagas horas extras no llegaras a fin de mes, por muy bien que hagas tu trabajo o te mantengas en forma. Y que luego no habrá quien te lave la ropa o te haga de comer ni te prepare el desayuno del dia despues ya que tendras que hacértelo tu. Que hasta los 67 años, por lo visto tendrás que llevar la misma vida y que tu tambien como los futbolistas te pierdes las fiestas de los colegios de tus hijos incluso si tienes que viajar más de media vida de ellos y sin contar que aunque puedas disfrutar del fin de semana no te podrás dar muchos caprichos. Que duro es el futbol amigo mio! Que duro!

Al final, este artículo es "ni fu ni fa" .... por mucho que diga Solari, trabajar 2 horas al día en lo que te gusta es un privilegio. Salen poco de fiesta ...pero todos encuentran pareja (y no cualquiera) y tienen amigos. El final haciendo la pelota a los entrenadores es una pasada ...igual Solari se quida para el día de mañana cuando sea entrenador. Deben saber de todo, tal vez, pero tienen médicos, preparadores físicos, utilleros, etc.... todo lo que necesitan (en 1ª) para desempeñar con eficacia esas labores .....

Exactamente!
A eso me refería, es un buen reconocimiento y no todos los futbolistas son de 1ª!! Que viva el fútbol, y mucho ánimo a los que lo practican, hace falta mucha disciplina, pero compensa!
Ánimo!

Enhorabuena por el artículo. Es un reconocimiento a los entrenadores.

Tengo un amigo futbolista profesional. Cobra lo justito para vivir y esta todo el dia corriendo y nunca tiene un dia libre. Menos aun un fin de samana. Para ser futbolista compite desde que tiene 7 años. Me parece nuna vida de mierda y no se la envidio para nada. La gente siemore opiensa wue todos son Cristiano Ronaldo o Messi. pues no.

No se porque, pero creo que algunos no dan en la tecla con este articulo de solari. Repite hasta el hartazto que lavida del futbolista ES FACIL, a pesar de todos los inconvenientes que acarrea. No dice ES DIFICIL. Dice ES FACIL a pesar de... Y ademas, yo no creo que pudiera soportar un regimen tan estricto como el de los futbolistas. Si hablamos de la mayoria, uno de del Chacarita, del Empoli, del Tijuana o del Quindio, viven con sueldos parecidos al de profesionales de otros rubros y sin embargo no tienen dias libres. Una disciplina muy intensa y una carrera muy corta. Y tsmbien es verdad que llegan muy pocos. Me parece muy acertado lo que hizo Solari aqui. Enumero las dificultades y dijo que rea muy facil hacerlas... Para que ninguno dd nosotros caiga en el topico de compararlo con un trabajo de un kortal de 9 a 20. Que es lo que hace todlel mundo siempre. Muy inteligente articulo. Saludos

Venga, Santi!!

El futbol permite hacer semidioses, con una vida de dinero "facil" (comparado con un mileurista, por ejemplo) a gente que seguramente ocuparia laboralmente, las capas mas bajas. Dime cuantos de los jugadores de primera o segunda en España podrian leer sin dificultad este blog, tuyo.

Saludos

Me levanto a las seis de la mañana y preparo a mis dos hijos a los que cuido sola, para llevarlos al colegio. Tras una hora y media de infarto, los dejo en el colegio y voy a mi trabajo, donde me paso ocho horas en las que muchas veces no tengo ni tiempo de desayunar. Cuando termino mi jornada laboral, como lo que puedo y como puedo para recoger de nuevo a mis hijos en el cole. Despuès se me escapa lo que queda de tarde entre ayudarles con los deberes, darles la merienda, cena, etc. Los fines de semana intento compartir con ellos el tiempo que puedo y aprovechar para adelantar cosas en mi casa. Gano 1.033 euros y nadie me lustra las botas. Esta es la vida sencilla de la mayoría de los humanos.

Solari presentame al bombonazo de tu sister! Sin ofender, pero creo q es lo mas interesante q te veo! Salu2 desde Argentina!

Para mí eso de no poder salir de fiesta los fines de semana es un sacrificio enorme.
Y lo otro que dices, de las lesiones, también es muy cierto. Un segundo de descuido, puede acarrear una lesión fatal, y un retiro prematuro. Es una ruleta rusa.
Por otro lado, eso de que los futbolistas viajan en vuelos privados, se hospedan en hoteles de lujo y demás... esos son una minoría. Los que juegan en los equipos top de Europa. ¿O acaso un futbolista de Lanús o Godoy Cruz se la pasa en hoteles de lujo, vive en una mansión y maneja un Ferrari?
Yo sinceramente soy un apasionado del fútbol. Me gusta ver fútbol, jugar fútbol y hablar de fútbol. Pero no podría someterme a ese regimen tan sacrificado de disciplina, que involucra ser un futbolista profesional.
Saludos

Lo siento Solari, por mucho que lo intentes no creo que consigas venderme que la vida de un futbolista que trabaja en torno a las 3h diarias (¿4 como mucho no?) es difícil.

Los futbolistas de los clubes grandes de primera viven como dioses. Vuelos privados, hoteles de lujo y por mucho que tu aquí manifiestes que no, sé que también con muchísimo tiempo libre.

El mero hecho de insinuar que la vida de los futbolistas (básicamente me refiero a lo de grandes clubes, como en los que estuvistes tú, sé que hay muchos que no) no es fácil me parece bastante absurdo.

Bueno, si la vida del futbolista no fuese tan fácil, en vez de ello muchos se hubiesen metido a obispos y estarían echando bendiciones. Eso si que es un trabajo duro. En fin, Solari ¿qué tal si hablamos un poco de fútbol?

Como si ninguna de las cosas que hayas dicho no le ocurran a un autónomo cualquiera... incluso peores! La burbuja de la especulación futbolística debe pinchar cuanto antes.. no es sostenible como los sueldos de los jugadores de primera.

Buen art!
Siempre nos acercas a la realidad, mi padre fué un buen futbolista en su juventud, y nos lo transmitió, gracias!

Hasta el final no me imaginaba qué tan fácil podía ser la otra vida. Me pregunto... ¿cómo será el equipo dirigido por Solari? ¿Ofensivo, defensivo, de toque o de predominio físico? Buena suerte con el curso y muchos éxitos en tu nueva etapa como entrenador, además un saludo afectuoso, Santiago.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Charco

Sobre el blog

El Charco. 1- Superficie de agua poco profunda que de no ser por los visitantes podría pasar totalmente desapercibido. 2- Coloq. Arg. Océano que separa el continente americano y el europeo.

Sobre el autor

Santiago Solari

Santiago Solari nació en Rosario, Argentina, en 1976. Jugó al fútbol en River Plate, Atlético de Madrid, Real Madrid, Inter de Milán, San Lorenzo de Almagro, Atlante y Peñarol.

Archivo

febrero 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29        

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal