Alegato por el fútbol

Por: | 06 de febrero de 2012

FUT


El fútbol permite que gente de todas las edades, de todas las razas y culturas, de todos los niveles educativos y clases sociales, se siente alrededor de su hoguera
. Para verlo solo se necesita encender la tele, caminar hasta la plaza de la esquina o entrar en algún patio de colegio. Para entenderlo solo hace falta elegir un equipo y desear que gane. Para jugarlo solo se requieren un poco de ganas y cualquier objeto que pueda desplazarse con un puntapié.

El fútbol es tan democrático que permite que todos podamos hablar de él y nunca nos cansemos de hacerlo. No digo hablar como hablamos de política, de economía, de regatas o de arte contemporáneo, esas charlas de café en las que hablamos porque el aire es gratis, pero, en el fondo, salvo que seamos expertos en ello, reconocemos que no tenemos ni idea de lo que estamos diciendo.

Lo que quiero decir es que el fútbol no discrimina: todos podemos tener razón; no hacen falta grados, postgrados, doctorados ni masters. El profesional más estudioso puede estar equivocado y el amateur menos informado tener toda la razón y salir el domingo por la tarde a celebrar su sagacidad en Twitter.

El problema del fútbol, al ser tan amplio, tan abierto y plural, es que se torna incapaz de filtrar los conflictos que se generan a su alrededor. Con tanta y tan variada convocatoria y esa poderosa atracción, no solo está condenado a vivir con la carga de nuestras pasiones, que muchas veces exceden límites que no nos atreveríamos a cruzar en nuestra vida cotidiana, sino también con nuestras miserias.

Como en un muestrario condensado de cada población, dentro del fútbol y alrededor de él convive todo lo bueno, pero, lamentablemente, también todo lo malo: desde los políticos que lo utilizan para la autopromoción o para la distracción hasta los aficionados que lo usan como escupidera para vomitar sus frustraciones pasando por los manipuladores, los patrioteros, los ladrones, los exaltados, los violentos... Lo que un pueblo es a nivel emocional, ético, moral, cultural y educativo se ve reflejado en el ámbito de su fútbol: cómo se comporta y se expresa su gente; cómo se respeta entre sí, su respeto por las reglas; cómo se desenvuelven las fuerzas del orden; cómo actúan los representantes de los clubes; cómo funcionan sus leyes y su justicia; cómo funciona su política y sus políticos; cómo retransmiten e informan los medios... En definitiva, con excepción de dos o tres lugares donde no es un deporte popular y prefieren las carreras de caracoles o el Lacrosse, la manera en la que se vive el fútbol como acontecimiento de masas en un país es un termómetro que nos orienta sobre la salud de su sociedad y de su República o Estado.

Cada vez que un acto de violencia ocurre en un estadio de fútbol escuchamos el mismo falso cliché: "La violencia en el fútbol" o "el fútbol promueve la violencia". Culpar al fútbol de promover la violencia es como culpar al fósforo de generar incendios. Son las personas las que determinan, con su grado de civismo, lo que sucede en un estadio o en la calle o en el Congreso de los Diputados.

El fútbol no hace más que abrir sus puertas. ¿Qué culpa tiene si algunos consideran que a las puertas del estadio se termina el contrato social? ¿Y si una horda manipulada elige sus campos para ajustar cuentas pendientes? ¿Qué responsabilidad tiene el fútbol sobre una sociedad disfuncional? ¿Cuál sobre una seguridad ineficiente o cómplice? ¿Cuál sobre una justicia indiferente? ¿Cuál sobre una política corrupta?

El miércoles pasado, en Port Said (Egipto), 75 personas murieron asesinadas, linchadas o aplastadas y más de 1.000 resultaron heridas en uno de los sucesos más tristes que se recuerdan en un estadio de fútbol. Fuimos testigos del comportamiento del ser humano en su estado más salvaje y primitivo, posible consecuencia de la precaria convivencia entre el odio, el rencor y la venganza de un viejo poder que no acepta su derrota y quiere borrar ese esbozo de Estado que intenta hoy Egipto, en una democracia que todavía puja por nacer.

Una vez más, el fútbol es la víctima, no el culpable.

Hay 24 Comentarios

Just needed to say and had no place to. For those who are lucky to treat this theme with love and passion, it's not 1 trophey. It's 1 for the Club, who always returns, 1 for the players, who trained a lot, 1 for the coach who is a building glue for everything (and a half for that fans who barely survived till November). So for me it's 3,5 times happiness mathematically. And selfish unwillingness of the vacations because in some parts it's better than xmas.

Sorry for this late inappropriate comment (and also for my English), but I just feel so much affection to this beautiful mind. Never believed to find such way of thinking in sports (though I'm a madridista fan for some time), it's also rare on more literary fields where I am located.
And now all that journalists have a regular opportunity to know more of this mentality puzzle and what do they do instead with their monotonous straightforward questions? They just do in a circle 'Simply tell us that everything will be ok' - 'Yes, it will be *smile and more smile and one more smile*'
And for me it's definitely time to start learning Spanish here, not from the start but from the fullness of the language, so exciting.
And my word here - that I began 'following' you lovely man earlier then all the great things, that will surely happen to RM with you (and it's a pity not started from Castilla). Just don't loose nerves there. As I absorb your philosophical way of taking questions that seemed unsolvable, isn't it hard for you not to be filled with niggling atmosphere that is around such pure phenomenon as RM...
I know that now there is no way to represent thoughts of the main coach but I'll still wait for something like this blog perhaps in 50 years (always needed so much for my kind of people).

Enhorabuena por el artículo.
Es cierto que lo relevante es el grado de civismo que cada persona o individuo esté dispuesto a asumir, pero estoy de acuerdo con el Sr. Punset cuando dice que, "las épocas de crisis económica son nefastas para la crítica y la responsabilidad."

Gran artículo, enhorabuena y a seguir así!

El futbol es un juego. Sin mas. Precioso y apasionante a veces. La violencia alrededor del futbol no es por el futbol. No es el juego el que hace que una region se reivindique con un equipo, que dentro de una ciudad dos equipos sirvan para dar realidad fisica al conflicto de pobres y ricos. Eso no es el futbol. Eso es la sociedad, que usa al futbol. Que tiene eso que ver con un pase de Laudrup, una vaselina de Romario, una ruleta de Zidane. Que el futbol genera violencia alrededor? Como el cricket en la India, como las carreras de caballos en el Imperio Bizantino, con los Azules y los Verdes, con el ejercito sofocando los desmanes y masacrando a los alborotadores. Que tienen que ver el balon, las palas y los caballos con los salvajes?

El fútbol es culpable de los barras bravas, del hooliganismo, y de la violencia que se desata en los estadios, pero representa a su vez un microcosmos o espacio de contención para las sociedades que sirve, entre otras cosas, para que no exista más violencia de la que ya hay enquistada en la esfera pública. Se puede afirmar que el fútbol ha provocado mucha violencia, pero sin dudas que en la historia de la cultura popular es altamente positivo lo que ha generado. Dicho esto, es importante aclarar que las horrorosas escenas del estadio de Port Said tienen una evidente connotación política que no puede ser comparada a otras tragedias ocurridas en estadios como Puerta 12, Hampden Park, Hillsborough o Heysel que fueron producto más de mala organización que de violencia.
Te felicito por el blog santiago

Es posible que el fútbol sea democrático. Eso si, democracia a la española : Los poderosos mandan. Los jueces no pagan por sus errores. El dinero determina sus acciones. No hay ecuanimidad en sus decisiones. En fin un corralito.
Tampoco es un deporte. Es un espectáculo circense siniestro lleno de violencia y teatro. Entradas durísimas sin sanción y gestos teatrales para hacer picar a los árbitros.
Mouriño, Pepe, Messi, Cristiano, Alves ... Payasos habilidosos a los que la fustración nacional les paga en un año mas de lo que va a ganar un Maestro en toda su vida hábil.
Y la vociferante masa de forofos defendiendo los valores patrios de un club que apenas tiene uno o dos jugadores de su entorno. Intermediarios forrandose el riñon con la especulación deportiva. Presidentes mafiosos e impresentables.
Barras bravas o ultrasures o frentes atleticos o Boyxos como sean que son la mas pura representación del fascismo puro y duro.
Eso si cualquiera puede dar patadas a un bote. Puede que eso sea lo mas democrático que tiene el fútbol.

IMPRESIONANTE lo del indiecito. Un análisis sociológico impecable. Es la punta del ovillo para comprender una realidad compleja y que habitualmente se subestima. Me atrevería humildemente a agregar, "La utilización de esta vía de expresión que es el fútbol, para manipular información, o bien para vehiculizar interpretaciones racistas o xenofobas ". Un abrazo Santiaguito, y volvete a River que se te extraña !!!!

y eso seria culpa del futbol facebookuser?

el problema es que el fútbol se ha convertido en algo tan importante para muchos que estos han perdido la noción de qué es lo importante y qué no lo es.....las reflexiones son acerca de quién es mejor, o Cristiano o Messi, o Messi o Maradona...y no sobre cual es nuestro rol como individuos de una sociedad....

http://radiofreeurope-america.blogspot.com/

Que grande SOLARI UN CRACK

las tragedias en el futbol tienen poco que ver con el deporte. Muchas de las peores fueron porque las ionfraestructuras eran malas, los accesos chicos, las tribunas en mal estado, etc. Otras porque hay irresponsables que dejan entrar mas gente a l estadio de la capacidad que tiene. Otras porque la seguridad no hace nada y deja entrar gente a la cancha. Otras porque policias disparan al pedo. Otras porque los barras bravas, que no tendrian que tener permitido el acceso, se hacen dueños de las instalaciones. Toda la culpa de los desmanes tiene que ver con la gente rayada, la policia inutil y los dirigentes que transan con los barras. Siempre termina pagando la gente comun que va a la cancha a disfrutar. Yo a mi hijo no lo llevaria jamas a la cancha. Una lastima. Por ahi en euriopa es diferente

las tragedias en el futbol tienen poco que ver con el deporte. Muchas de las peores fueron porque las ionfraestructuras eran malas, los accesos chicos, las tribunas en mal estado, etc. Otras porque hay irresponsables que dejan entrar mas gente a l estadio de la capacidad que tiene. Otras porque la seguridad no hace nada y deja entrar gente a la cancha. Otras porque policias disparan al pedo. Otras porque los barras bravas, que no tendrian que tener permitido el acceso, se hacen dueños de las instalaciones. Toda la culpa de los desmanes tiene que ver con la gente rayada, la policia inutil y los dirigentes que transan con los barras. Siempre termina pagando la gente comun que va a la cancha a disfrutar. Yo a mi hijo no lo llevaria jamas a la cancha. Una lastima. Por ahi en euriopa es diferente

me gusto mucho este post

Bravo Solari!!!!!!!!!!!!!!

Un alegato por el fútbol y MIL contra el fútbol que se podrían escribir. Por empacho, por no dejar espacio a otros deportes y por exaltación de valores superficiales, entre otras razones. Sí, es un espacio de ocio, pero he vivido tantas experiencias negativas alrededor del fútbol (incluída una agresión de una pandilla de hinchas) que sólo puedo decir: ¡FUERA EL FÚTBOL! ¡VIVA EL DEPORTE! Saludos.

realmente no puedo creer la cantidad de gente que entra a un blog de futbol para hablar mal del futbol. Algunos estan muuuuuuuuy mal. Gracias por la reflexion indiecito

EL FUTBOL ES UN DEPORTE QUE SOLO GENERA IGNORANCIA!!!

Santi: gracias. Como deportista siempre me molesto que le pegaran al futbol por lo que no hace. Los deportes son todos lugares d inclusion social y eso lo sabemos los que los hemos practicado o los practicamos todavia. No podemos meter al futbol en esa bolsa por algunos loquitos que andan dando vuelta por ahi. En el caso de @YAVES, que dice que el futbol no es democratico, entonces para vos que seria democratico, un deporte en el que tenes que tener 7 caballos para poder jugar, como el Polo? o uno que no entretiene a nadie? O para que sea democratico tenes que ganar la misma plata vos que los deportistas que lo juegan?

sr @ya ves hay un dejo de resentimiento en tu comentario. Apenas un tufillo eh! pero se nota. Como si te molestara que algunos jugadores ganen mas dinero que nosotros. Por otro lado los diarios que recogen la ultima banalidad de turno son los masivos, Marca, As, etc.¿ Me pregunto que hace una mente tan cultivda como la suya leyendo eso? Luego tu mensaje acepta que nuestra sociedad se parece a nuestro futbol, con lo cual el post de mi compatriota esta bastante bien orientado. Es normal que creas que al futbol te lo imponen, pero un psicologo te diria que sos vos el que esta obsesionado con el si entre todos los titulares de este diario justo pinchaste sobre la nota de futbol. Por ultimo, me gustaria ver TU barriga, que pareces de esos que andan siempre mirando la de los demas. Chau

El futbol no tiene nada de democrático, empezando porque es un ejemplo más del Deportismo Ilustrado en el que se nos obliga a vivir a quienes nos importa un bledo esta actividad. En este país, como en Italia, el fútbol lo copa todo, por encima de la realidad social en la que nos econtramos, y muy por encima de la cultura (arte y ciencia) y, por supuesto, la educación.
El futbol, deporte de modesta épica, se presenta como una nueva gesta cada fin de semana, como si fuéramos realmente testigos de un nuevo Termópilas, hollando en el enfrentamiento entre comunidades, incluso de la misma ciudad, y dando un ejemplo nefasto en esos niñatos millonarios que dan pisotones o fingen lesiones, como el macarra del patio. Los titulares de toda la prensa recogen la última banalidad de turno magnificada cual edicto divino y al resto, los que creemos en - y a los que nos preocupa - una Europa que avance en su pensamiento (¡libre!) racional, se nos impone esta tontería de machitos alfa berreando en un estadio y asegurando "es que a mí me gusta el deporte" mientras acarician su barriga, más cebada que su cabeza.

Apreciado Santiago, tu articulo esta muy bien, pero ni tu ni muchos periodistas ni muchos dirigentes tienen los huevos suficientes para hablar claro sobre la violencia y las actitudes antideportivas de el Real Madrid de Jose Mourinho, y digo de Jose Mourinho, porque nunca antes se habia visto un Real Madrid tan vergonzozo que lo unico que hace es ganarse enemigos alrededor del mundo, ya seria hora que alguien diga lo que hay que decir y no temer al portugués y su entorno mafioso.

Sublime, un placer leer este blog.

Claro y conciso, como siempre!
Un saludo indiecito.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Charco

Sobre el blog

El Charco. 1- Superficie de agua poco profunda que de no ser por los visitantes podría pasar totalmente desapercibido. 2- Coloq. Arg. Océano que separa el continente americano y el europeo.

Sobre el autor

Santiago Solari

Santiago Solari nació en Rosario, Argentina, en 1976. Jugó al fútbol en River Plate, Atlético de Madrid, Real Madrid, Inter de Milán, San Lorenzo de Almagro, Atlante y Peñarol.

Archivo

febrero 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29        

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal