Un silencio que no es salud

Por: | 12 de febrero de 2012

M

El viernes pasado, mientras veía el partido inaugural del Clausura argentino en el bar de la esquina, me llamó la atención el silencio. Primero, lo atribuí a que era el primer encuentro de la primera fecha. Luego, lo justifiqué porque todavía es época de vacaciones para muchos. Por último, pensé si ese aparente desinterés no sería una manera de medir la calidad de un torneo de fútbol. Pensé: ¿Cómo medir, de forma objetiva, cuál es el nivel del torneo argentino actual?

Para empezar, debemos intentar dejar el sentimentalismo patriótico al margen. Cuestión difícil estos días en los que el fútbol se ha convertido en algo así como el último depósito de la identidad nacional de los países. Un ejemplo de ello es el nombre del nuevo torneo Clausura: Crucero General Belgrano, en referencia al buque hundido en la guerra de las Malvinas. Cualquier homenaje es pequeño para esos soldados heroicos que, víctimas de la locura de poder de un Gobierno de facto, fueron enviados a morir en una guerra absurda. Lo que produce incomodidad es la sospecha de que esa memoria dolorosa pueda estar siendo canalizada intencionadamente para aglutinar y aflorar la idea de patria a través de las emociones latentes que habitan en el fútbol.

El Clausura puede poner el cierre a la tradición de torneos cortos que se disputan desde hace 22 años en Argentina. Torneos que por su duración y su adrenalina abrieron la posibilidad de ser campeón a más equipos, pero a la vez introdujeron cierta dosis de inestabilidad en los clubes. Esta inestabilidad se acentuó los últimos dos años cuando solo en la Primera División hubo 110 entrenadores designados. Una auténtica catarata si lo comparamos con las ocho destituciones de la temporada 2010-2011 en la Liga española o las cinco de la <i>Premier</i> en el mismo periodo.

Es evidente que la duración de los torneos no explica, por sí sola, ese ritmo de destrucción del empleo. Algo que sería difícil de digerir para cualquier Liga lo es más para un fútbol que basa buena parte de su supervivencia en las exportaciones. La balanza comercial del fútbol argentino no tiene parangón en el mundo. Ha superado incluso a Brasil, un país con el quíntuple de población, como mayor exportador de América: más de 2.200 jugadores en la última década.

Renovar recursos con la misma calidad a esa velocidad sería imposible incluso si buena parte de las utilidades obtenidas por las exportaciones se dedicaran al desarrollo de profesionales, infraestructuras y proyectos deportivos a largo plazo para las divisiones inferiores, algo que solo sucede en contados casos.

Esta transferencia de recursos, que produce un evidente deterioro en la calidad del torneo local, vuela a ligas del resto del mundo. En mayo de 2011, según un estudio publicado en el blog TicEsport, había 1.599 futbolistas argentinos militando fuera del país en equipos de diferentes divisiones de todas las confederaciones. Unos 145 equipos de fútbol completos jugando lejos de casa.

La cantidad de gente que consume fútbol local o la cantidad de goles que se marcan cada año también nos hablan de esa fuga de talento. Los goles se van y la gente los sigue. En 2010 se consumió en Argentina un 68% más de fútbol español, italiano e inglés respecto a 2009 y el año pasado las cifras aumentaron nuevamente. Datos que no extrañan cuando miramos el paulatino descenso en el promedio de goles hasta ubicarse en uno de los más pobres que se recuerdan en el último Apertura: 1,97 por partido, por debajo de las medias de Francia (2,52), Italia (2,53), España (2,62), Inglaterra (2,82) y Alemania (2,83).

Tampoco ayudan a que el público devuelva su mirada hacia el fútbol local las ausencias en la Primera División de equipos históricos y de convocatoria masiva como River Plate, Rosario Central, Gimnasia de La Plata o Huracán, que, encima, nos dejan una competición casi sin clásicos, o que otros, como San Lorenzo o Newell’s, luchen por escapar de la promoción.

Sin embargo, quizá el dato más contundente de la merma de calidad no se encuentre en todos esos números y estadísticas, sino en los bares. Históricos centros de debate futboleros que hoy, lejos del bullicio, se parecen más bien a pinturas de Edward Hopper.

Hay 84 Comentarios

q manera de hablar boludeces santiaguito... deberias lavarte la boca antes de hablar del futbol argentino.. siempre fuiste un suplente y en argentina no le ganaste nunca a nadie.. de los 2200 futbolistas de exportacion la gran mayoria son malos.. o malos fichajes... como vos q se lo llevaron a europa jovencito pensando q seria un crak y despues fracaso... 16 goles en 5 años en el madrid jajajaj en san lorenzo no exististe... ah sisi la liga española es buenisima 2 equipos competitivos y el resto fichan jugadores q nadie quiere en argentina..

APOSTOLADO, es cierto lo que dices, yo ya había olvidado que la frase era nada menos que del Brujo López Rega, previa a la dictadura militar, es decir, perteneciente a la dictadura peronista, es un error de mi parte. Pero sostengo que la campaña va con segundas intenciones y que lo del ruido de los coches no se lo cree nadie. Luego sí que vinieron las agencias de publicidad a colaborar con los militares haciendo campañas como la de las Malvinas.

en river es muy notorio la necesidad de vender jugadores, estan haciendo jugar a muchos chicos de las inferiores en este momento delicado para mostrarlos y para que puedan ser vendidos a europa (por algo ya se habla de una supuesta venta de cirigliano, ocampos y demas)
de esa forma river nunca podra armar un equipo competitivo para afrontar un torneo. y pensar que hace un par de meses en River debutaron Erick Lamela, Roberto Pereyra, Manuel Lanzini, todos menores de 20 años, no terminaron de madurar y ya los vendieron..
Algo debe cambiar para mejor

Yo creo que por pelearse por la politica se estan perdiendo la mejor parte. La comparacion con la pintura de Hopper va mas lejos que el bar y el futbol para todos. Con esas posturas fisicas, solos, cada cual en su mundo, alienados de lo que los rodea, encerrados en una caja de cristal muy fragil y luminosa. Pero Iluminada de forma artificial. Una luz de plasstico, vacia, igual que ellos. El futbol argentino tiene mucho de vacio y mucho de artificial. La cajita de cristal es la burbuja donde nos tienen a todos. La noche es Grondona. Una interpretacion mas...

Parece que muchos se olvidaron de los diez años de Menem donde sí hubo una destrucción del país. La memoria es corta y selectiva también para los criticos a todo.
Ahora ejercer la soberanía mediante un díalogo de paz es hacer lo mismo que los militares. ¿Quién es de memoria corta? Por favor que la critica sea fundamentada y sin antikirchnerismo bobo. Habiendo cosas para criticar como la minería a cielo abierto. No se le pega desde la imbecilidad de oponerse a todo.

como se hundio? pescando? lo hundieron porque los militares trastornados (apoyados por un pueblo enfervorizado en su patrioterismo) los mandaron a esos pobres pibes a un lugar donde nunca debieron ir. podes interpretar a historia como quieras, pero esos chicos no debieron morir y la culpa es de los imbeciles de turno. y tenrmos memoria corta, poque seguimos siendo un pueblo chauvinista, sino fijate la polvareda que se arma cuando dos trasnochados sacan devuelta el tema de malvinas. y ademas tienen la cara dura de ponerselo a un torneo de futbol... por favor... como para no gritar...

y a que te referias HUgo?

estoy de acuerdo con @Gaston, desde los militares que no hay un gobierno que pise tanto a la gente.

Charly, charly... no entendes nada, escribis mal y faltando el respeto. Yo no hable del nombre del torneo me referia a otra cosa, pero vos no lo podes entender porque es muy complejo para cierta gente.
A vos te invito a ser un poco mas educado, suerte con tu vida.

.....y al que dijo"lastima que se meta esta gente en el blog a comentar"....ESO ES DISCRIMINACIÓN....

.....y al que dijo"lastima que se meta esta gente en el blog a comentar"....ESO ES DISCRIMINACIÓN....

.....y al que dijo"lastima que se meta esta gente en el blog a comentar"....ESO ES DISCRIMINACIÓN....

Poner el nombre del crucero belgrano es politica?, TODO ES POLITICA!!!!, pero prefiero que se le de el nombre del torneo a unos heroes de guerra antes que a BBVA o quien sea......ustedes creen que otros partidos no harían lo mismo?, POR FAVOR dejen de ser ignorantes, la politica es así, y siempre lo será.....DEJEN DE ATACAR A UN GOBIERNO DEMOCRATICO, TENGAN MEMORIA...DESDE EL 2001 QUE NO TENIAMOS UN GOBIERNO QUE PIENSE TANTO EN LA GENTE....

La gente ya no va a los bares porque el Fútbol es Para Todos ahora. El resto coincido en todo!!

El "fulbo" "profesional" argentino es una farsa....!

excelente análisis santi,
la categoría, se ha perdido en las últimas décadas, dejan ir a los futbolistas muy jóvenes

Son gustos. A algunos les gusta ver cada dos por tres el CBSe saborizada y a Niembro haciendo lobby. Yo personalemente no me quejo del nombre (mucho mejor que Cablevisión o BBVA, al menos tiene un significado) y sí de Araujo o del uso indiscriminado de la imagen del ex-presidente y de la actual. Eso sí es un punto a criticar. Ahora no se crean que se jugaba a la panacea en los '90 tampoco. Siempre hay buenos equipos. El problema es que ahora podemos ver a los malos todos el tiempo y ahi cambia la perspectiva.
El clima que hay es de un miedo a perder muy grande y paralizante. Ese se podía dar en cualquier circunstancia, sea el Grupo Clarin o el Gobierno Nacional quien tuviera los derechos. Lo esencial no ha cambiado: Grondona sigue manejando a discreción los fondos televisivos y con eso tiene de rehen al fútbol. Eso viene ocurriendo desde 1979 y las consecuencias están a la vista.

muy muy muy bueno gran analisis frio y duro pero verdadero

cuanto cabeza hueca rellena con consignas dando vueltas por aca. El futbol argentino es malo. Punto. El gobierno actual es mentiroso y manipulador. Punto hay demasiadas pruebas como para sostener lo contrario. desde tandil con amor

No me gusta el nombre del clausura. Me parece patrioterismo barato. No me gusta el futbol que vemos hoy. Los 90 eran un lujo impensable al lado de esto. No me gusta que en "el futbol para todos" me metan la cara de la presidente y de EL cada veinte segundos. Es demasiado obvio. No me gusta que usen el nmbre de 300 compatriotas muertos en una guerra ridicula para un torneo de futbol. NO ME GUSTA

Yo estuve en el Prado y en el Museo Sofía y no necesito de eso para rebajar a mi país (no me refiero a Santiago Solari que escribe bien pero en mi opinión elige la imagen equivocada para criticar al fútbol argentino). Sencillamente se juega a no perder y eso, sumado a la violencia ante los que intentan jugar bien, hace feo el espectáculo. No hace falta asociarlo a la falsa premisa "se juega como se vive" porque no creo que en Málaga vivan como jeques porque su dueño es árabe. A elogiar las cosas buenas y criticar las malas de todos. No es lo mismo ver Málaga-Sporting que Real Madrid-Barcelona.
La frase "el silencio es salud" es de Lopez rega. yo personalmente no hago diferencias entre el accionar de la AAA y la Dictadura. Más bien fueron continuistas.

Excelente. Hay pasta de analista político acá, no sólo futbolero. Estás para unirte a las huestes de VHM, JPVarsky, etc.
En cuanto a la "merma en bares", tengo una sola observación: el Fútbol Para Todos fue lo que realmente movió la balanza en ese sentido. La gente se queda en su casa viendo todos los partidos.
Para pensar, también políticamente.

No podía esperar otra cosa de un pibe con tanta magia en el pie como en la cabeza. Mientras los desastres nazi-onanistas que te critican por aca veian como sus 3 neuronas se iban paralizando, vos visitabas museos como El Prado y leías todo lo que podías. Por favor, Indiecito te suplico ni siquiera pierdas el tiempo en explicarles a estos mequetrefes lo que es el mundo real. Aquellos afortunados que pudimos conocerlo sabemos lo que pasa. Cabecitas huecas la realidad es esta: Argentina subió del 10mo. al 5to SUBSUELO. Mientras, el primer mundo bajó del 10mo. al 7mo PISO. Cuando estos, que le gritan el gol en la cara a Europa por su crisis, se vayan corriendo y dejen como siempre el tendal, vaya a saber uno a que subsuelo iremos a parar...
Estimado Santiago, no te pido que vuelvas porque en tu lugar tampoco lo haría... Es más, probablemente nos veamos por allá mejor! Un gran abrazo!

Alguna vez alguien que no recuerdo dijo que se juega al fútbol como es uno. El autor del post resulta atildado, comedido y superficial, como lo recuerdo en los terrenos de fútbol y así, va dejando en su banda un inmenso terreno para la réplica pasional del rival, en este caso, una pléyade canyengue de argentos que vivimos el fútbol como si fuera la vida. No es de recibo intentar parecer racional y cometer las groseras inexactitudes que bien señala "apostolado". No obstante, coincido en calificar de horrible la organización de los torneos y en la baja calidad del fútbol actual, aunque esto último quizás tenga que ver con la idealización maniquea de nuestro pasado.

Coincido en mucho de lo que decís. Pero uno de los principales problemas es que para ver lindo futbol los arbitros del encuentro tienen que ayudar. Ayer vi "Racing Vs Tigre", cada vez que Moreno intentaba jugar un poco al fútbol, sistemáticamente le hacian falta. Faltas sin intención de jugar el balón y muchas de ellas cortando situaciones claras de peligro. Las estadísticas dieron 25 faltas de TIgre y solo dos amonestados. Después nos quejamos del "feo futbol"

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Charco

Sobre el blog

El Charco. 1- Superficie de agua poco profunda que de no ser por los visitantes podría pasar totalmente desapercibido. 2- Coloq. Arg. Océano que separa el continente americano y el europeo.

Sobre el autor

Santiago Solari

Santiago Solari nació en Rosario, Argentina, en 1976. Jugó al fútbol en River Plate, Atlético de Madrid, Real Madrid, Inter de Milán, San Lorenzo de Almagro, Atlante y Peñarol.

Archivo

febrero 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29        

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal