Gazpacho de hierbabuena y albahaca

Por: | 06 de julio de 2010

Gazpacho albahaca hierbabuena

Como vasco nacido en los sesenta que soy, permanecí mis buenos años al margen del concepto de "sopa fría". Una sopa, en mi casa, era por definición algo caliente, y en esos maravillosos veranos con 30 días de nublado y 20 de lluvia tampoco es que el instinto te llevara a crear líquidos helados raros con las verduras. Igual éramos un poco paletos, pero tampoco me suena haber visto nada así en casa de ningún amigo, a no ser que tuviera familia de otras partes de España.

Siempre nos andamos quejando de que nada sabe como antes, y sin embargo ésta es una prueba de cómo algunas cosas han cambiado para bien en cuestiones de comida: hoy esas monumentales muestras de genialidad del Sur que son el gazpacho, el ajoblanco y sus mil variantes se conocen y consumen tanto en Euskadi como en el resto del Norte. Personalmente, creo que tomarlos es el segundo mayor placer gastronómico que puedes tener en un día de calor -el primero es un vaso de agua fría-, y no me cabe en la cabeza un verano sin ellos.

Mi último descubrimiento en este campo es este gazpacho de hierbas sin tomate. La verdura que uso, el calabacín, tiene un papel totalmente secundario, casi de puro relleno vegetal, porque las estrellas aquí son la albahaca y la hierbabuena. Si te ponen otras finas hierbas como el hinojo, el cilantro o el estragón, tú mismo. Y aviso de que está calculado para unas raciones ligeras porque es contundente; si los comensales son muy tragaldabas, aumentar las cantidades.

Dificultad

Para negaciones absolutas en la cocina.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 50 gr. de hojas de hierbabuena (un buen manojo)
  • 50 gr. de hojas de albahaca (ídem)
  • 3 huevos
  • 100 gr. de miga de pan
  • 1 calabacín no muy grande
  • 2 dientes de ajo
  • 200 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • 3 cucharadas de vinagre de Jerez
  • Sal

Preparación

Poner agua a hervir en una cazuela y preparar agua con hielo en un bol. Escaldar las hierbas un minuto en el agua hirviendo y pasar inmediatamente al agua helada. Escurrir y reservar.

En la misma agua en la que hemos escaldado las hierbas, cocer tres minutos el calabacín picado en grueso, simplemente para que se ablande un poco. Sacar, enfriar con agua, escurrir y reservar.

En la misma agua, cocer los huevos 10 minutos desde que el agua vuelva a hervir. Sacarlos, desechar el agua de la cocción, dejarlos un rato en agua fría y pelarlos.

Remojar el pan en el vinagre y añadirle un poco de agua del grifo para que se ablande.

Mezclar en una batidora americana o en un vaso o bol grande para túrmix las hierbas, los huevos, la miga de pan, el calabacín, la mitad del aceite, medio litro de agua y sal. Triturar a conciencia hasta que quede fino. Añadirle los ajos aplastados con el canto lado de un cuchillo (esto lo hago para poder retirarlos luego, pero si gusta más potente, se pueden triturar con los demás ingredientes). Dejar reposar en la nevera durante unas horas.

Antes de servir, retirar los dientes de ajo con una cuchara si es que no se han triturado. Si se ve muy espeso, echarle un poco más de agua. Añadir el resto del aceite poco a poco mientras se vuelve a batir, para que el gazpacho emulsione y quede más cremoso. Corregir de sal y vinagre. Volver a meter a la nevera un rato si gusta muy frío, y servir.

Está mejor de un día para otro. Y queda muy bien guarnecido con gambas, un poco de jamón o unos trocitos de manzana.

 

 

 

 

 

 

 

Hay 59 Comentarios

Os sugiero que echéis un vistazo también por una página gastronómica muy interesante (por mis niños que no tiene nada que ver conmigo), que se llama El pingüe Gourmet. Muy recomendable

Vamos bien, Mikel! Otra receta muy apetecible. Y muchas gracias a Goyo por el enlace a la web que aporta. Llevaba buscando hace tiempo algo así. Que comáis bien!

Gazpacho no es una sopa fría, es un caldo muy aguado que se hacía por necesidad en Andalucía para combatir la deshidratación de las tórridas temperaturas estivales en trabajos del campo bajo un sol de justicia y así poder reponer la pérdida de sales minerales con escasos recursos. Ingredientes básicos: agua, sal, vinagre (de Montilla a ser posible, mejor que el de Jerez), aceite de oliva y ajo, y luego, como variante, tomate. Pero totalmente líquido y si no se tenía otra cosa, se le añadían "peros" (manzana de Andalucía) en sus variedades de dulces o ácidas, y en época de vendimia uvas Pedro Ximénez con un grado de azúcar impresionante (no se olvide que Montilla tiene la vendimia más temprana de Europa, ya a principios de Agosto). Así lo hacían nuestros abuelos, bisabuelos, tatarabuelos... todo lo demás es cuento chino. Estos nuevos cocineros creen haber inventado la pólvora y no es así.

el agua y la misma agua no suponen ninguna incompatibilidad; el articulo toma el masculino cuando no se antempone ningun adjetivo o articulo determinativo para evitar cacofonía, por empezar el sustantivo en cuestión (agua) por vocal

Me encanta, mañana mismo me lo hago. Paco, ¿y que tal suena "mojipacho"? O "gazpajito" :D

Hola, me parece muy interesante esta receta para combatir los calorcitos que tenemos. Alguna alternativa para dietas sin gluten. Con que puedo sustituir el pan. A mis hijas les encanta el gazpacho pero son celiacas las dos.

Para LEVANTE (sobre el género de "agua"): las palabras femeninas que empiezan con 'a' tónica toman el artículo determinado singular (y sólo éste) en masculino: el agua, pero las aguas, la misma agua; el águila, las águilas; el área, las áreas.
Para MIkel: ¡gracias por la receta!

Según la R.A.E.,"Agua" tiene género femenino. Lo que no sé yo es porque entonces decimos "el agua" y no "la agua" ¿?

Por lo que se ve está estupendo

Un Gazpacho verde?? , pues habrá que probarlo

Seguramente esto esta de vicio pero llamar 'gazpacho' a cualquier sopa fria me parece de juzgado de guardia

Rafa, puedes quitar el huevo tranquilamente, pero entonces tendrás que doblar la cantidad de pan y de calabacín. Prueba a ver qué tal, y controla con el agua el espesor porque con estas medidas no lo he probado.

Mikel, ¿crees que se podría eliminar el huevo o sustituirlo por otro ingrediente? Soy alérgico pero tiene una pinta tan buena!!

Me encantó.
Fresca, sensual ... muy bueno!
No es fácil para innovar y deleite.

Alvaro, pues te inclinas mal. Enderézate, que si no te caes.

Es una buena definición, Paco! Y Álvaro y Jose, Goyo tiene razón. Os lo digo yo que hice Filología Hispánica, aunque a veces no lo parezca :-P

¡Que bueno el gazpacho-mojito!

q rico gazpachito!!!
Yo soy de La Coruña y desde q me entro el gusanillo de la cocina introduje el gazpacho en casa de mis padres, q bueno! probaremos esta receta Mikel.
Lo malo es q en casa hago la versión para mis niños de 5 años y para los adultos, poco a poco le meto más cositas para q prueben.

me inclino por "en el mismo agua"

Hablando de Gazpachos y Andalucia = Gazpachuelo; sopa de mayonesa, clara de huevo y pan en su versión muy básica, con el devenir del porvenir se fueron incorporando peces o patatas. La recomiendo en su concepción primigenia, estoy convencido que en estos tiempos hay que volver a lo básico, a lo fundamental. Amor hermanos....

¿no se puede decir "en el mismo agua"?

Debe estar muy bueno, en días como este, tan caluroso, debe entrar especialemtne bien. Voy tomando nota.

Una vez más, gracias :-)

Ejem... "en la misma agua en LA que hemos escaldado".

Yo también descubrí el gazpacho muy tarde, y eso que soy de Madrid. Este gazpacho verde tiene una pinta estupenda y creo que me voy a animar a hacerlo.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal