Todo lo que debes saber sobre los 'cupcakes'

Por: | 21 de julio de 2010

  Detall 2_1

Foto: Cup&Cake

El planeta de los dulces está viviendo una invasión de pequeños pastelitos con decoraciones fantasiosas y colores chillones denominados cupcakes. Desconocidos para el vulgo español hasta hace pocos años, hoy surgen como setas en tiendas y pastelerías, aparecen en los blogs más reposteros y cada vez son más frecuentes en las celebraciones in. En definitiva, son "tendencia", como diría algún relamido fashionista. Así que conviene saber tres o cuatro cosas sobre ellos, primero para no hacer el ridículo y llamarles "magdalenas" -el mayor insulto que le puedes decir a un cupcake-, y segundo, porque si están bien hechos son una fiesta para la vista y también para el buche.

¿Un 'cupcake' no es una magdalena decorada?

No exactamente. El cupcake suele llevar una cobertura decorativa, por lo general cremosa, pero también es distinta la textura de la masa, más jugosa y esponjosa. Podríamos decir que la magdalena se acerca más al concepto bizcocho, y el cupcake al pastel: la primera alcanza su plenitud mojada en la leche o en el café, mientras que con el segundo nunca harías eso porque sería incómodo y además parecerías un palurdo.

Por lo general los cupcakes son más dulces y tienen muchas más variedades de color y sabor que las magdalenas. "Un cupcake es una magdalena glamurosa, como con maquillaje (frosting) y mucho mas rica y bonita", explica Laura Pérez, de la tienda Happy Day de Madrid. "Es como una pequeña tarta individual".

¿De dónde vienen?

De Estados Unidos. Su traducción literal es "pastel de taza", en referencia a la medida de volumen utilizada en su preparación. Aunque aparecieron en el siglo XIX, el país ha vivido en los últimos años una auténtica fiebre por estos pasteles de formato monodosis, desatada en gran parte tras su aparición estelar en 'Sexo en Nueva York'. Carrie y sus amigas no sólo enseñaron a las americanas que los cupcakes eran cool y te curaban de cualquier tipo de desencuentro con la vida, sino que les hizo vivir la fantasía de que no engordaban. El boom de los cupcakes, con sus decoraciones alegres, adorables y algo naïf, también está relacionado con el gusto por lo "mono" que ha hecho estragos en la reciente cultura pop.

Vaya, otro invento americano. ¿Por qué se pondrán de moda estas cosas en España?

"Creo que porque son realmente bonitos y deliciosos, y tienen su toquecito de glamour", explica Waldesca Zajak, una estadounidense que ha montado con otras dos socias su propia tienda de cupcakes en Alicante, Las Manolitas. Otros aducen otras razones: su formato individual, o que añadan fantasía y diversión al hecho de comer. "Ademas el sabor recuerda a cuando eras pequeño, y el azúcar levanta el ánimo", afirma Laura Pérez.

¿Y se venden a pesar de la crisis?

Sí. En Nueva York, por ejemplo, es uno de los pocos negocios a los que la recesión económica no ha afectado, según el 'Wall Street Journal'. En España, todos los vendedores consultados para escribir esta entrada hablan de ventas en aumento y de su creciente empleo como sustituto de las tartas en los cumpleaños. "La crisis no afecta a los pequeños caprichos", reflexiona Waldesca Zajak. "Si no tenemos dinero para inversiones grandes, a la gente nos gusta tener al menos ratitos para sentirnos felices, un poco de dulzura, ir a un sitio diferente o imaginar que estes en un lugar lejano".

Pero tendrán alguna pega...

Los detractores de los cupcakes les acusan de ser muy dulzones y de contener demasiada grasa y colorantes artificiales. Y es cierto que en sus versiones más cutres son una especie de bomba calórico-química. "Como postre, no llevan más azúcar que cualquier otra tarta o bizcocho", defiende Marta Hidalgo, de Cupcake Madrid, tienda que también envía a domicilio estos pastelitos. "Nosotros pensamos que había que adaptarlos al gusto de aquí", reconoce Manex Susaeta, de la cafetería-pastelería Cup&Cake en Barcelona. "Por eso los aligeramos en materia grasa y en azúcar un 25% respecto a las recetas americanas. Respecto a los colorantes, existen naturales de altísima calidad".

Seguro que son caros.

Depende de lo que consideres caro. Sus precios suelen oscilar entre los 1,80 y los 2,50 euros.

¿Y con qué se hacen?

La masa básica de los cupcakes es muy similar a la de las magdalenas, y lleva harina, azúcar, levadura, huevos, mantequilla y leche en cantidades variables según las recetas. A partir de ahí, hay muchas variantes con otros ingredientes: chocolate, fruta, zanahoria, queso fresco, galleta, frutos secos, especias... Normalmente se mezclan los elementos secos por un lado y los líquidos por otro, se juntan y se hornean en moldes como los de las magdalenas. En cuanto a las coberturas, su mundo es infinito como el Universo: vale todo con tal de que sea colorido y apetitoso.

Happy day
 

Foto: Happy Day

¿Qué diferencia un 'cupcake' bueno de uno cutre?

Lo mismo que en cualquier otro producto: que los ingredientes sean de buena calidad y que se haya dedicado tiempo y cariño a la preparación. El buen cupcake debe ser jugoso y no resultar reseco, y la cobertura debe dar el toque cremoso justo. "El secreto está en saborearlos prácticamente recién hechos", añade Marta Hidalgo. También se apunta a la creatividad como un elemento importante: tanto el sabor como el aspecto del cupcake deben sorprender.

¿Cuáles son los que más se venden?

En general, los más llamativos y fantasiosos sobre todo entre el público infantil, aunque algunos adultos prefieren propuestas más tradicionales y con menos colorines. En cuanto a los tipos, los vendedores hablan de grandes éxitos como los brownies, en Las Manolitas; los de galletas Oreo y los Bugs Bunny (con zanahoria) en Cupcake Madrid; los de frambuesa, chocolate y cheesecake (pastel de queso), en Cup&Cake, y los Red Velvet (con chocolate, vainilla y colorante rojo), tanto en Cupcake Madrid como en Happy Day.

¿Dónde puedo comprarlos?

En Madrid: Happy Day (Espíritu Santo, 11, y Cuchilleros, 14), Cupcake Madrid (Velázquez, 126) o Red Velvet Bakery (General Gallegos, 3).

En Barcelona: Cup&Cake (Enric Granados, 145), Lolita Bakery (Portal Nou, 20), Fabulous Baking Co. (Bisbe Sivilla, 48) o Florentine (catering).

En Alicante: Las Manolitas (Canalejas, 20).

¿Y puedo hacerlos en casa si me da la gana?

Sí, porque en sus versiones más simples no son difíciles de preparar. Pero hay que documentarse. El blog de referencia es el estadounidense Cupcakes Take The Cake. Allí hay toneladas de información sobre el asunto, así como enlaces a otros blogs anglosajones consagrados a este arte. Si no sabes inglés, éstas son algunas recetas para ir iniciándose: los 'cupcakes' de zanahoria y naranja de Mi Dulce Tentación, los de chocolate de My Little Things, los de vainilla de Food & Cook, o los de vainilla y coco de Directo al Paladar. En cuanto a libros, puedes probar con Deliciosos pasteles. El mundo de los cupcakes, de María Gómez Martín.

Hay 42 Comentarios

No entiendo por qué dicen que vienen de Estados Unidos. Esto es simplemente un muffin enano y los muffins vienen de Inglaterra y si somos un poco creativos pues es efectivamente una magdalena con toppings. Antes de que las tinas para hornear muffins estuvieran ampliamente disponibles en Norteamérica, por allá se empezaron a hornear estos “muffins” en pequeñas tazas de ahí su nombre pero siempre conservando la receta original. Y bueno y con la modernidad y el desarrollo de colorantes artificiales y glaseados se americanizo pero sigue siendo la misma tontería híper-calórica e híper-química. En cualquier Starbucks o en cualquier cadena de café de corte anglosajón se consiguen, igual mejores lo que pasa es que en España esta cadena no ha calado y la demanda la han suplido estas tiendas especializadas tratando de reinventar la rueda.

Yo me he aficionado a los cupcakes desde hace unos 6 meses, descubrí una empresa que los hace deliciosos y no son nada cargantes, de hecho para varias fiestas hemos comprado MINI CUPCAKES, son dos mordiscos y están deliciosos. La verdad es que lo que más me gusta es que en las fiestas los disfrutamos tanto los mayores como los más pequeños.
Os dejo la web de esta empresa, hace también galletas decoradas y unos pasteles dignos de ver. WWW.THINK-SWEET.COM.

Por fin las Cupcake han llegado a la peninsula, es un postre delicioso y light, lamentablemente la reposteria española es una Kaka

Para que veas lo estúpidos y aburridos que llegan a estar los pijos. Comen magdalenas y le llaman "cup-arale-shit" y ya son felices.

Cuanto gilipollas, ¡joder! y la peña muriendo de hambre por ahí...

A mi me parecen una puta mierda, donde esté un buen sobao que se quiten los truños estos

Buenos tienen que estar... me relamo con la foto. Debe ser como con todo: hay que probarlos a ver. Lo del termino "cupcake", pues coincido en que son madalenas sofisticadas con rimel y lentejuelas...

Pues a mi me encantan, como las magdalenas y el frosting lo hago siempre de queso que es menos dulce.
Un post muy interesante!

Cómo tiene que engordar eso... aunque me los comeria de chocolate todos los dias!

Pa mí que son lo que parecen, una bomba de neutrones en grasa y azúcares. Pero no los he probado, así que los probaré cuando llegue a la civilización

Enhorabuena por el post, me ha parecido muy interesante

Donde esté una buena magdalena, que se quite un cupcake.

Disfruto un montón con tu blog, he probado un par de recetas y me encantan todos los post, mil gracias!

Querido "hasta la punta del dedo cordo de europeos cargantes", lo más pegajoso y antidigestivo no es un europeo que cree saberlo todo sobre los EEUU, sino un estadounidense que no sabe nada de Europa, perdón, eso no es pegajoso y antidigestivo, eso es falta de cultura.
Por cierto, creo que dedo gordo se escribe con g, no con c.
Y por último, prefiero los pasteles españoles, que se hacen con mantequilla, no margarina, y para freir aceite, no panceta o grasa de cerdo.
Buen día.

Yo conozco algo mas pegajoso y antidigestivo que los frostings: un europeo que cree saberlo todo de los EE.UU. Eso si que es un horror. Como todo en la vida, lo hay bueno y lo hay malo. Si te comes un cupcake (madalena, les digo yo) hecha con productos baratos pues sabra a barata. Si te comes un cupcake hecha con buenos ingredientes y buenas recetas, pues eso, rico, rico. No hay nada mas asqueroso que la reposteria hecha con margarina y en Espana se lleva mucho.

Pues eso... magdalenas.

Pues a mi me encantan los cupcakes. Me ha gustado el post Mikel (vas camino de que me guste más tu blog que el de tu hermano...).
Por cierto yo he comprado varias veces cupcakes (también hacen pasteles y galletas personalizadas) en www.think-sweet.com y están buenisimos.

Buf, pues la verdad es que a mí esa costumbre americana de ponerle "frostings" y "toppings" a todo me parece un horror. Y esos añadidos, digan lo que digan, son siempre endiabladamente dulces y pegajosos.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal