Robin Food: cocina sin bobadas y con alguna guarrindongada

Por: | 06 de septiembre de 2010

     David jorge indio
 

Una pequeña revolución se está produciendo en los programas de cocina españoles. Y no, no hablamos del Cocinero de Rota. Desde Euskadi, y al grito de "¡Viva Rusia!", un señor llamado David de Jorge está poniendo patas arriba las convenciones de este tipo de espacios culinarios con el show 'Robin Food'.

El programa, que vuelve hoy a las emisiones de ETB -también se puede ver en la web de la cadena autonómica- prescinde de los remilgos y el tono blandito habituales en el género para reivindicar el exceso, la gula, la incorrección política y la guarrindongada como formas de acercamiento a la gastronomía. Y los espectadores lo agradecen: Robin Food fue uno de los pocos éxitos de audiencia que tuvo la televisión vasca la pasada temporada.

"Es un programa sin complejos intelectualoides en el que disfrutamos como enanos y nos divertimos a mansalva", explica De Jorge, cocinero nacido en 1970 en Hondarribia (Guipúzcoa), bloguero y autor de libros como 'Con la cocina no se juega'. "El esquema es bien sencillo. La gente está muerta de hambre y procuramos ofrecer los planos más pornográficos de los platos que más nos gusta comer: la piel crujiente de los asados recién sacados del horno, bocatas chorreantes, sopas lujuriosas, postres a reventar de crema y nataza, guisados que no se come uno desde hace mil años, pepitorias, escabeches y elaboraciones de cocotte, sin dejar de lado las sobras, los congelados y todo tipo de ingeniería de cocina. También arreglamos latas y sopas de sobre. Todo sin tonterías, sin ingredientes difíciles de encontrar ni elaboraciones complejas, y bien explicado. ¡Viva la cocina sin bobadas!".

Nata fofa

En el programa hay una evidente intención de huir de la pretenciosidad, la tontería y el falso refinamiento que campan por tantos ámbitos del comer en España. "La gastronomía contemporánea se ha convertido en una nata fofa e insulsa que roza en muchos casos la ridiculez más espantosa. Así que miramos para otro lado y nos descojonamos de los egochefs entrando en acción, cocinando sin discursitos aquellos platos que colmarían de felicidad hasta el estómago del más despistado comedor de biscotes sin sal".

Entre sus referentes, De Jorge cita "el desparpajo de Elena Santonja" en Con las manos en la masa, "la mano izquierda de Rick Stein, la cerdería de Jamie Oliver, y el arrojo de Maite en sus viejas emisiones de la televisión francesa". "Intentamos seguir el camino de todos ellos pasándolo pipa, que la vida dura dos telediarios", afirma.

  David 11

Además de contar con la bendición de Martín Berasategui, que cocina en Robin Food cada jueves, el programa se suele cerrar con una de las secciones más totales que se han visto en la tele en mucho tiempo: las guarrindongadas.

"Hace muchos años en mi blog se me ocurrió preguntar a los lectores cuales eran sus perversiones gastronómicas más infectas, esas mierdas que a todos nos gusta comer a escondidas. Fueron tan divertidas las respuestas que no dudé un segundo en acomodarlas en una sección en cuanto desembarqué en la televisión hace un año. Las guarrindongadas me ayudan a descojonarme un rato largo de la cocina en una tierra que siempre se ha tomado demasiado en serio los asuntos del comer".

El mecanismo es simple: los televidentes envían al programa sus cerdadas ("una cincuentena larga a la semana"), y De Jorge prepara y prueba algunas frente a las cámaras. "Me las envían grandes y pequeños, niños y ancianos, gruesos y flacos, melenudos y calvos. Todo cristo quiere compartir su guarrindongada con nosotros".

Top guarrindongadas

El cocinero, que reconoce hacer muchas en su casa -"desde rellenar las lonchas de jamón York con cualquier cosa y enrollarlas, hasta el bocata de camembert con mermelada de albaricoque, que es música celestial"- ha elaborado para El Comidista su particular grandes éxitos de las guarrindongadas que han llegado a Robin Food:

"Entre dos galletas chiquilín, lonchaca de chorizo de Pamplona y buen pegote de mahonesa: resulta vomitivo al leerlo, pero la mezcla no está mal, hombre no es para comerse una fuente, pero está menos malo de lo que parece".

"Tazón de leche tibia azucarada con pedazos de pan y pellizcos de bacalao en salazón: desayuno de bravo marinero que algunos viejos del lugar siguen tomando todos los días. Hace falta ser Barbarroja y arponear ballenas para cogerle el gusto a tal brebaje".
 
"Café con leche mañanero caliente con patatas fritas de bolsa: sumergidas como si fueran los típicos cereales, bien empapadas, con cuchara y para dentro. ¡Da miedo, eh!".

"Bocata de leche condensada con turrón y anchoas en salazón: un ejercicio de la más refinada cocina contemporánea convertida en bocadillo".

"Medios melocotones en almíbar rellenos de bonito con mahonesa: ñam, ñam, y con el almíbar de la lata fijáos qué de perversiones puede ansiar nuestro paladar".

"Onza de chocolate con corteza de cerdo frita: un juego cromático cerduno de contrastes que en algún local de moda o gastropub, podría colar y dejar perplejo y extasiado a más de un cursi".

"Aliñar la ensalada de lechuga con azúcar: se hacía en muchos caseríos del País Vasco, y todavía queda alguno al que le gusta tal cochinada. A mí con sal y buen aceite me sabe mejor que dulzona, pero para gustos, los colores".

"Bocata de tortilla de patatas con magdalenas: decía uno que era su tentempié favorito para subirse al monte de paseo, manda huevos".

"Jamón o nube rosa de esas de fresa que comen los críos como chuche: le haces una incisión, deslizas una onza de chocolate en su interior, unos segundos al microondas y para el buche, postre digno de Willy Wonka en su fábrica de chocolate".

"En la cafetería de alguna universidad española ponen bocatas en los que puedes elegir los ingredientes, y un televidente siempre pide un de todo con postre. Lleva lomo, pechuga de pollo, queso fundido, pimientos rojos, lechuga, cebolla, tomate, pepinillos, bonito, bacon, tortilla francesa, patatas fritas y mahonesa; el postre son un par de pastelitos Martínez de chocolate, que por supuesto también mete en el bocata".

"En bebidas también tenemos revolucionarios. Un tipo me escribió y me dijo que había inventado el calichuna: líquido de las aceitunas mezclado con anchoa más vino tinto. También eran de su creación los chococrispis con vino, que solía desayunar de vez en cuando, y el ronchelo (limonchelo más ron). Chúpate esa María Teresa".

"Y en tortillas hay un hit-parade que se te va la olla: tortillas de ositos de goma, de chicles de fresa, de cola-cao, de fresas naturales, de patatas rociada de Nesquik, de lacasitos, de cheetos, de pajitas, de doritos, de boca bits… Ferrán Adrià al lado de mis televidentes es un aburrido del copón".

Y tú, ¿haces alguna guarrindongada? Cuéntala en los comentarios.

Hay 69 Comentarios

Lo he visto ya en un par de comentarios, pero de verdad que teneis que probar el bocata de chorizo mojado en café con leche. El contraste del dulce y la cremosidad del café, con el picantillo y el sabor característico del chorizo... Finura donde las haya.
La otra opción con el café con leche es mojar el trozo ese de pizza que siempre sobra, y que se ha quedado esperando toda la noche en la nevera. No está tan bueno (y menos si la pizza es precocinada, que ya puestos a hacer guarrerías...) pero te quitas el cargo de conciencia de tirar comida!

yo llevo años tomando el yogur con patatas fritas de bolsa, pero no metidas en plan cereales, sino un bol de patatas a un lado y el yogur (sobre todo si es de fresa con trocitos) al otro. Exquisito

Jaja, buenísimo!
Lo mejor del mundo son los churros mojados en cerveza, de verdad de la buena!

Está genial el programa y él es la bomba. Un día en la sección de guarrindongadas hizo aceitunas rebozadas, y según sus palabras "tal y como me imaginaba esto es una autentica marranada".

Grande. Y buen blog Mikel!

UUUFFF!! Menudas digestiones...

A falta de pan, más de una vez cogí galletas de canela les hunté philadelphia y una rodaja de salmón ahumado... pa echarse a llorar, lo peor es que repetí xD

bocata de nocilla con platano en tiras
platano, no banana que una es una purista para sus guarradas
pan de barra crujiente, por lo de la textura
se debe comer con atencion porque el platano tiende a escurrirse entre la nocilla que por supuesto esta untada en ambos lados del pan

Pedazo de persona David de Jorge. Le he conocido este verano personalmente y tiene de bueno lo mismo que de grande.
Me alegro de que le vaya bien con su Robin Food. Y para los que no estamos en Euskadi hay dos formas de ver sus programas: a través de www.eitb.com, o a través de su propia web www.daviddejorge.com. Yo recomiendo la segunda, porque en la web de la ETB los vídeos van muuuuuuy lentos.

Mi tío el del pueblo se levantaba de la siesta, se servía un café sólo (nada de una tacita: un vasazo) y entre bostezo y bostezo iba mojando en él un bocadillo de chorizo o de morcilla, depende de cómo le cogiera el humor...
Grave error el confesárselo a su endocrino.

Yo he cenado muchas veces sandwitches de jamon York y queso mojandolos en colacao bien freskito.

Conozco a uno que mojaba gambas en su cafe. La cosa es que mas que un habito se trataba de una enajenación propia tras una noche de fiestas populares...

jajajaj me ha perecido super divertido el programa y la actitud de De Jorge, así cómo no va a tener audiencia! Yo una de las guarrindongadas que hacia y sigo haciendo es echarle ketchup a la cazuela de fideos típica de Málaga, que aparte de fideos, lleva un sofrito de tomate con pimiento...y pescado y marisco xD

De pequeño, yo mojaba en el Nesquik el bocata de salchichón con el pan untado en Tulipán. Estaba REPUGNANTE

en casa de mi primera novia comían sandwiches de mantequilla con cola-cao espolvoreado encima de la mantequilla, lo que hacia que se asemejara a la nocilla pero te ponía al borde del estornudo, pero sólo al borde...

Jamon serrano, morcilla y crepes de chocolate con vino peleon para el desayuno... (testigo presencial).
Pizzas congeladas fritas directamente en la freidora (nunca probadas pero al parecer una Glasgow speciality) :-D

Son insuperables, desde luego. Lo más guarrindongo que me puedo hacer es mi versión "primer plato" de los cereales con leche: tazón de zumo de tomate con patas fritas paja (de bolsa)

Mi hermano tomaba, de pequeño, bocata de frankfurt o de bacon + queso mojado en fanta de limón. Alternativamente, en cacaolat.
Nunca me atreví a probar...

Bocadillo de chorizo frito mojado en una taza de ColaCao... Riquísimo!

Jaja, me parto. La guarrindongada mayor que he visto en mi casa es a mi hijo pequeño comer sandwich de jamón de York con ketchup, pero esto es una mariconada al lado de lo que le cuentan a David.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal