El caso del 'happy meal' incorrupto

Por: | 01 de septiembre de 2010

¿Qué pasa si dejas un happy meal de McDonald's encima de una mesa y lo fotografías durante los 137 días siguientes? Nada. Eso es lo más chocante del experimento artístico de la fotógrafa neoyorquina Sally Davies, que está inmortalizando la evolución de una hamburguesa y unas patatas fritas de la cadena de comida rápida en el salón de su casa y publicando las instantáneas en Internet.

En ambos productos no se observa ningún signo de enmohecimiento, putrefacción u otros procesos que afectan a la comida humana habitual fuera de las cámaras frigoríficas. Más de cuatro meses después de que la artista los comprara, están prácticamente igual que el primer día, cual brazo incorrupto de Santa Teresa.

Happy-meal-day-137


Happy-meal-day-01

El proyecto tiene una intencionalidad clara: denunciar lo artificial de la comida de McDonald's y demostrar su supuesto abuso de los conservantes. Y como todo lo que sirve para poner en solfa a la multinacional, ha tenido una fuerte propagación viral en las redes sociales. Sin embargo, el experimento tiene poco de original, puesto que los tests de duración de hamburguesas de la cadena se han venido sucediendo en Internet en los últimos años.

En 2004, Morgan Spurlock, autor del documental 'Super size me', metió menús de distintas cadenas de fast food en frascos de cristal y grabó su evolución. Las hamburguesas sí se descomponían, pero las McPatatas permanecieron intactas durante 10 semanas.

La revista neoyorquina 'Stay Free!' comparó en 2005 una hamburguesa con patatas fritas de un local de comida rápida del barrio de Brooklyn con una de McDonald's. En una semana, la primera estaba completamente enmohecida, mientras que la segunda sólo tenía leves motas de hongos.

Hamburguesa stay free

La nutricionista estadounidense Karen Hanrahan mostró en su blog en 2008 una hamburguesa presuntamente comprada en McDonald's 12 años antes, que había mantenido guardada en un tupper fuera de la nevera. El aspecto apenas había cambiado; según el testimonio de su poseedora, sólo "se empezaba a desmigar un poco y emitía el más extraño de los olores". En la imagen, la hamburguesa de 1996 está a la izquierda, comparada con una fresca comprada en el momento.

Burger2008


En marzo de 2010 la bloguera Nonna Joann publicó en BabyBites una entrada titulada 'Happy birthday, happy meal', en la que celebraba con ironía el primer cumpleaños de un menú de la cadena comprado hacía un año. Una vez más, las imágenes de la hamburguesa en 2009 y en la actualidad eran prácticamente iguales, a pesar de haber permanecido en una estantería de su estudio en Denver (EEUU) durante 12 meses. "Nunca ha olido mal, nunca se ha descompuesto ni se ha enmohecido", afirmaba Joann. "Creo que las hormigas, las moscas y los ratones son más listos que las personas, porque no se dejaron engañar. Nunca tocaron el happy meal. Los niños tampoco deberían hacerlo".

Happy meal baby bites

El último ensayo clínico con las hamburguesas de McDonald's lo ha llevado a cabo este mes un entrenador personal de Oklahoma (EEUU) llamado Christian Henning, con el mismo resultado: tres meses al aire libre y ni rastro de descomposición ni en la carne ni en las patatas fritas.

Mcdonalds

Y McDonald's, ¿qué dice de todo esto? El post de BabyBites tuvo tal impacto en la Red que la cadena se vio obligada a emitir un comunicado defendiendo su comida. "La carne de nuestras hamburguesas no lleva conservantes añadidos", aseguraba. "Desde una perspectiva científica, por la manera en que McDonald's procesa las hamburguesas frescas, ninguna podría tener ese aspecto después de un año a no ser que hubiera sido manipulada o congelada". Desde su página web española se insiste en que "las piezas enteras de carne se mezclan y pican sin añadir grasa, aditivos o conservantes". Sí se reconoce que las patatas fritas contienen ácido cítrico y terbutilhidroquinona como conservantes.

¿Cómo se explica entonces la larga duración de las hamburguesas? Aparte de la más obvia -que estos tests estén trucados-, hay tres posibles respuestas. La primera, que la mayoría de las pruebas se hayan llevado a cabo en condiciones de baja humedad, por lo que la carne simplemente se ha secado y ha permanecido así inmune a la descomposición. La pregunta entonces sería por qué esto no ocurre con cualquier otra carne frita en casa.

La segunda explicación es que McDonald's mienta y ponga conservantes, algo que también parece cuestionable ya que un simple análisis podría meter en serios problemas a la multinacional. La tercera, muy personal, es que exista una confabulación entre McDonald's y el Vaticano, por la cual éste ha cedido el secreto de la incorruptibilidad de los santos a la multinacional a cambio de dinero y/o hamburguesas gratis, en un pacto similar al que mantiene con Joan Collins o Ana Rosa Quintana.

En cualquier caso, da un poco de miedo ver estas carnes inaccesibles a la putrefacción, que desde luego no invitan a lanzarse a visitar los restaurantes de la cadena. Pero quizá también deberían inquietarnos esas frutas y verduras que permanecen intactas después de meses en la nevera -ayer mismo me he encontré con horror unas ciruelas y unos paraguayos semiintactos al volver de vacaciones. O esos embutidos que se solidifican pero nunca se pudren. O esos panes de molde que no se ponen verdes ni en la orilla de un pantano. Claro que no llevan la etiqueta de McDonald's, y entonces vende menos criticarlos.

Hay 188 Comentarios

Hace unos cuantos años acostumbraba a cenar, de tanto en tanto,con mi novia a base de mcdonals en mi coche. Con 20 añitos limpiaba el coche cada dos años o así, por lo que os podéis imaginar que pasaba con las patatas que se iban perdiendo, si caían en algún rincón y ahí se quedaban. Os juro que pasaban años y ahí seguían impolutas, tostaditas, firmes ¡como el primer día!

mc donalds deberia vender la receta a las cosmeticas xd

Ou Yeah!! Eso de que es defender lo indefendible lo dirás tú con tus sólidos argumentos. Te comento, yo consumo McDonalds o similares de vez en cuando, alguna vez cada 15 días, otras veces cada más. Cada 6 meses me hago unos análisis para controlar problemas de colesterol (desde que era pequeño tuve colesterol crónico aunque luego se me reguló). A día de hoy no he tenido nada alarmante en dichos análisis, todo eso mezclado con un ejercicio moderado. No te mata lentamente comerte una hamburguesa cada X tiempo, lo que te mata es comerte la hamburguesa y no mover el culo del sillón, ir a por el pan en coche y no hacer un mínimo de ejercicio así nos maten. Pero claro, la culpa siempre es de lo que "nos dan" nunca miramos nuestra propia responsabilidad.

lo que yo no entiendo es para que echar tanto conservante a una comida que dura en el plato dos minutos. si me dices que es comida para venta en supermercados pues vale, que ahí si que tiene que aguantar, pero en un mcdonal que va del congelador a la boca del cliente en 5 minutos no tiene mucha razón de si. en vez de tanta chorrada, que contraten un laboratorio y hagan un análisis que no creo que sea tan complicado. más fruta y menos caca

tengo 35 años y jamás he comido una hamburgesa y menos de esta cadena con todos los respetos que le pueda tener.La comida casera y con la gastronomia que tiene nuestro pais y que recurramos a esto lugares.
En mi blog intentaré luchar por la comida sana, alejandonos de las comidas basura.http://elbazardelossabores.blogspot.com

tengo 35 años y jamás he comido una hamburgesa y menos de esta cadena con todos los respetos que le pueda tener.La comida casera y con la gastronomia que tiene nuestro pais y que recurramos a esto lugares.
En mi blog intentaré luchar por la comida sana, alejandonos de las comidas basura.http://elbazardelossabores.blogspot.com

jjaladf

Vaya, me está entrando un hambre.... Creo que me voy a pasar por un McDonalds al ver esta noticia.

pues si no la quieren me la pueden dar a mí, que nunca me entra mal una hamburguesa.

Desgraciadamente hay una manera de comprobar si una comida es tolerable o no, padecer una enfermedad abdominal -gastritis crónica-. La hamburgesa Mc Donalds produce digestión pesada con eructos ácidos, sin embargo la consumida en Burger King, aunque no es una maravilla, no produce esos efectos.

Permanece incorrupta?
QUE LA BEATIFIQUEN!!

Come mierda, millones de moscas no pueden estar equivocadas!!!

Si el público en general, supiera la cantidad de basura que nos están metiendo en el cuerpo; otro gallo nos cantaría-La proliferación de la comida basura y las otras y que nadie las nombra nunca; como la sopas y caldos preparados, que no hace falta decir nombres.Y como no, las pastillas para aumentar el gusto a las comidas. Son Puro veneno. La cantidad de conservantes y sodio que contienen, es como para causar problemas cardiacos a quien las use con frecuencia. El problema de hoy en día, es que la juventud, en su mayor parte,no saben freír un huevo; no digamos el hacer una tortilla de patatas. Saludos

Muy bien, lo sospechaba. Pero el titular es intencionadamente engañoso: No todo el Happy Meal es incorrupto, únicamente las patatas, según parece.

A mi me gusta Mc Donald's, para que nos vamos a engañar. Sé que es malo, sé que no es sano, sé que no tiene ni los nutrientes ni las vitaminas necesarias, pero están buenísimas las hamburguesas y de vez en cuando me apetece comer "mal". Ahora sí, si "somos lo que comemos" y comemos hamburguesas que en meses (o años para el que se lo crea) ni se alteran... estoy pensando que si las como cada día... envejeceré? jejeje...
fuera de broma (que ya me decía a mí mi padre que con la comida no se juega) hay muchas cosas malas: pesticidas, conservantes, bollería industrial... si de vez en cuando consumes cosas "malas" no pasa nada, el tema es pasarse, pero hasta con lo más sano, en exceso nada es bueno!

No tiene nada que ver con el tema de hoy, sino con los calabaguetis, que probé a hacer y no me salieron muy bien. ¿cuánto tiempo cocerlos? Yo los dejé el tiempo indicado pero salíeron completamento insípidos, y no ganaron gran cosa al añadir el sofrito ¿Alguna sugerencia?

Yo tuve una experiencia con unos bollos de pan de hamburguesa. Los encontre detrás de todo, en la despensa. Hice números debían tener más de 2 meses de comprados, Y claro ¡intactos! Me sentí aterrorizado. Tengamos claro que somos lo que comemos, apliquémolo hasta ese punto, ¡no más artificialidad pls!

Toda esta controversia se acabaría, o se aclararía, de una forma muy sencilla si alguna de esas flamantes Asociaciones de Consumidores que tanto salen a veces en los medios por alguna nimiedad y editan revistas con decenas de miles de ejemplares (ignoro si sigue existiendo la revista Ciudadano), cogiese el toro por los cuernos, es decir, una hamburguesa de estas, a ser posible antes de ser cocinada, y la sometiese a los pertinentes análisis. El silencio de estas organizaciones es, cuando menos, sospechoso.

hhmmm..... sospechoso. Muy sospechoso. La verdad que no me creo que las hamburguesas duren tanto sin alteraciones. Lo de las patatas, al ser productos mas secos (una vez seleccionada la variedad, tratada con antioxidantes, congelada, descongelada y frita en aceite tratado con antioxidante) puede que parezcan inalterados. Pero a la vista. No arriesgaria mi esmalte dental probando su terneza a los 6 meses. Creo que no deja de ser un bulo exagerado e interesado. Todos los productos alimentarios, y maxime los de este tipo de empresas tienen que atenerse a normas higienicas (que no nutricionales, ojo) estrictas. De hecho, puede que la extremamente baja carga bacteriana de sus materias primas y productos influyan en el retardo de su descomposicion o alteracion (evidentemente no a los niveles que en la noticia se comentan). Tened miedo del humo de los coches, de los pesticidas y de los aditivos y coadyuvantes de envases alimentarios, del tabaco y de hacienda. Y si os gustas las burguers, con moderacion y ocasionalmente, por qué no. Si no, veremos si se acaban depurando responsabilidades caso que las hubiera o esto queda en una "conspiración cárnica". Por cierto...¿llegó el hombre a la luna...?

verdaderamente aterrador!!

Hay otras implicaciones para evitar comer de Mc Donalds, Burger King, Kentucky Fried Chicken y otras cadenas de "delicatessen" por el estilo aparte de que la comida sea o no una basura. Respecto a esto último, creo que lo es, pero si hay quien busca excusas para seguir consumiendo productos de estos locales "porque les gusta y no pasa nada de vez en cuando", propongo que no los comparen con lechugas y digan simplemente que les apetece darse un "capricho" alguna vez. En cuanto a la serie de fotos, ciertamente no es un experimento científico pero tampoco una pérdida de tiempo sin sentido como me ha parecido leer por ahí.

Estos "test" son una auténtica barbaridad, para empezar carecen del más mínimo rigor científico, simplemente la gente hace un montaje en youtube donde cada uno cuenta lo que le da la gana, para y reinicia la grabación cuando le da la gana, etc. No hay forma de probar la autenticidad de nada.

En cualquier caso, el test más conocido fue el que hizo el autor del documental "Supersize me", en ese video las hamburguesas del McDonnalds sí que se descomponen, aunque según el video de forma más lenta, sobre todo el big mac, lo único que permanece "incorrupto" son las patatas. Esto tiene una explicación muy simple, aparte de que la propia multinacional reconoce que tienen acido cítrico y otro conservante, el hecho es que son patatas muy finas que se cocinan en gigantescas freidoras y a las que se les añade cantidades industriales de sal; ahora bien, muchos aceites son agentes antibacterianos naturales bastante efectivos, y la sal es un potente deshidratador de alimentos (Ósmosis), los vikingos hace miles de años ya proveían sus drakkans de pescado y carnes saladas para alimentarse durante sus largas travesías, y nosotros hacemos algo parecido con nuestros jamosnes de pata negra. En cambio, no sabemos si las otras patatas fritas fueron cocinadas en un aceite con otras propiedades, ni si llevan sal, o en cambio vienen sosas para que cada comensal las aderece a su gusto, además son mucho más gruesas y la sal no podría deshidratarlas de igual forma que las del McDonnalds. Así que ojito con lo que nos creemos.

Dicho esto, la comida del McDonnalds es una auténtica bomba calórica que solo debe ser consumida de higo a breva y con cuidadito. Más dieta mediterranea y más ejercicio, eso es lo que hace falta, y no tanto video absurdo.

Ah, en cualquier caso, prefiero las patatas fritas de mi madre, jajajaja

Muy bien dicho Pepe, los que defienden Mc Donalds y la comida como la de Mac Donalds estan defendiendo lo INDEFENDIBLE. Pero ya se lo encontrarán dentro de unos años en su propia salud o en la de alguien cercano.
Es imposible estar sano si nos alimentamos mal.
Una hamburguesa de vez en cuando del Mc Donalds no mata a nadie... una ignoráncia tan pronunciada acerca de la importáncia de saber la procedencia de lo que nos comemos TE MATA LENTAMENTE!!!!!

Y luego vienen las lamentaciones...!!!!

Yo boicoteo este tipo de restaurantes, y uno no tiene porque ir. Hoy en día me asombra la cantidad de comida precocinada presentada en todos los supermercados y los catálogos de venta de comida congelada a domicilio, por cierto, a precio de oro. Me alucina ver cómo la gente, con la excusa de tener poco tiempo para cocinar comida sana, se deja llevar comprando esta comida basura. Y después nos sorprende que en Europa haya cada vez más obesidad, sobre todo infantil.

Mikel, un abrazo grande, soy lapolla, me gusta tu blog y esta noticia hace referencia a una de las´canciones que en los años 80 ya cantábamos. salud. me pirran los calabaguetis, una cena ideal.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal