El caso del 'happy meal' incorrupto

Por: | 01 de septiembre de 2010

¿Qué pasa si dejas un happy meal de McDonald's encima de una mesa y lo fotografías durante los 137 días siguientes? Nada. Eso es lo más chocante del experimento artístico de la fotógrafa neoyorquina Sally Davies, que está inmortalizando la evolución de una hamburguesa y unas patatas fritas de la cadena de comida rápida en el salón de su casa y publicando las instantáneas en Internet.

En ambos productos no se observa ningún signo de enmohecimiento, putrefacción u otros procesos que afectan a la comida humana habitual fuera de las cámaras frigoríficas. Más de cuatro meses después de que la artista los comprara, están prácticamente igual que el primer día, cual brazo incorrupto de Santa Teresa.

Happy-meal-day-137


Happy-meal-day-01

El proyecto tiene una intencionalidad clara: denunciar lo artificial de la comida de McDonald's y demostrar su supuesto abuso de los conservantes. Y como todo lo que sirve para poner en solfa a la multinacional, ha tenido una fuerte propagación viral en las redes sociales. Sin embargo, el experimento tiene poco de original, puesto que los tests de duración de hamburguesas de la cadena se han venido sucediendo en Internet en los últimos años.

En 2004, Morgan Spurlock, autor del documental 'Super size me', metió menús de distintas cadenas de fast food en frascos de cristal y grabó su evolución. Las hamburguesas sí se descomponían, pero las McPatatas permanecieron intactas durante 10 semanas.

La revista neoyorquina 'Stay Free!' comparó en 2005 una hamburguesa con patatas fritas de un local de comida rápida del barrio de Brooklyn con una de McDonald's. En una semana, la primera estaba completamente enmohecida, mientras que la segunda sólo tenía leves motas de hongos.

Hamburguesa stay free

La nutricionista estadounidense Karen Hanrahan mostró en su blog en 2008 una hamburguesa presuntamente comprada en McDonald's 12 años antes, que había mantenido guardada en un tupper fuera de la nevera. El aspecto apenas había cambiado; según el testimonio de su poseedora, sólo "se empezaba a desmigar un poco y emitía el más extraño de los olores". En la imagen, la hamburguesa de 1996 está a la izquierda, comparada con una fresca comprada en el momento.

Burger2008


En marzo de 2010 la bloguera Nonna Joann publicó en BabyBites una entrada titulada 'Happy birthday, happy meal', en la que celebraba con ironía el primer cumpleaños de un menú de la cadena comprado hacía un año. Una vez más, las imágenes de la hamburguesa en 2009 y en la actualidad eran prácticamente iguales, a pesar de haber permanecido en una estantería de su estudio en Denver (EEUU) durante 12 meses. "Nunca ha olido mal, nunca se ha descompuesto ni se ha enmohecido", afirmaba Joann. "Creo que las hormigas, las moscas y los ratones son más listos que las personas, porque no se dejaron engañar. Nunca tocaron el happy meal. Los niños tampoco deberían hacerlo".

Happy meal baby bites

El último ensayo clínico con las hamburguesas de McDonald's lo ha llevado a cabo este mes un entrenador personal de Oklahoma (EEUU) llamado Christian Henning, con el mismo resultado: tres meses al aire libre y ni rastro de descomposición ni en la carne ni en las patatas fritas.

Mcdonalds

Y McDonald's, ¿qué dice de todo esto? El post de BabyBites tuvo tal impacto en la Red que la cadena se vio obligada a emitir un comunicado defendiendo su comida. "La carne de nuestras hamburguesas no lleva conservantes añadidos", aseguraba. "Desde una perspectiva científica, por la manera en que McDonald's procesa las hamburguesas frescas, ninguna podría tener ese aspecto después de un año a no ser que hubiera sido manipulada o congelada". Desde su página web española se insiste en que "las piezas enteras de carne se mezclan y pican sin añadir grasa, aditivos o conservantes". Sí se reconoce que las patatas fritas contienen ácido cítrico y terbutilhidroquinona como conservantes.

¿Cómo se explica entonces la larga duración de las hamburguesas? Aparte de la más obvia -que estos tests estén trucados-, hay tres posibles respuestas. La primera, que la mayoría de las pruebas se hayan llevado a cabo en condiciones de baja humedad, por lo que la carne simplemente se ha secado y ha permanecido así inmune a la descomposición. La pregunta entonces sería por qué esto no ocurre con cualquier otra carne frita en casa.

La segunda explicación es que McDonald's mienta y ponga conservantes, algo que también parece cuestionable ya que un simple análisis podría meter en serios problemas a la multinacional. La tercera, muy personal, es que exista una confabulación entre McDonald's y el Vaticano, por la cual éste ha cedido el secreto de la incorruptibilidad de los santos a la multinacional a cambio de dinero y/o hamburguesas gratis, en un pacto similar al que mantiene con Joan Collins o Ana Rosa Quintana.

En cualquier caso, da un poco de miedo ver estas carnes inaccesibles a la putrefacción, que desde luego no invitan a lanzarse a visitar los restaurantes de la cadena. Pero quizá también deberían inquietarnos esas frutas y verduras que permanecen intactas después de meses en la nevera -ayer mismo me he encontré con horror unas ciruelas y unos paraguayos semiintactos al volver de vacaciones. O esos embutidos que se solidifican pero nunca se pudren. O esos panes de molde que no se ponen verdes ni en la orilla de un pantano. Claro que no llevan la etiqueta de McDonald's, y entonces vende menos criticarlos.

Hay 188 Comentarios

Pues la primera razón es la más acertada, pero no por falta de humedad en el entorno de la prueba, sino por la pérdida de esta en el proceso de elaboración, sobre todo en las patatas, en las que además se absorve aceite. En la superficie de la hamburguesa la perdida de humedad, entre otras cosas, forma una costra que "protege" el interior. Lo de la "química" viene a ser irrelevante, MD no la necesita tanto como a algunos les gusta pensar.
Al fin y al cabo los microorganismos buscan lo mismo que nosotros en el "alimento": NUTRIENTES.
Por lo visto estos no ven interesante al producto en cuestion, ya que son escasos y de difícil acceso.
Un consejo: no es tan importante lo que contienen los "alimentos" que compramos (que lo es!) como lo que NO contienen. "El detective en el supermecado" es un buen libro que cualquiera que se interese por lo que come debería leer.

El resto no lo sé, pero el tema de la fruta si puedo explicarlo, hay tres motivos para su conservación:
1.- Su recolección "temprana", o sea, cuando aún están casi verdes, pero supone perdida de sabor.
2.- Se bañan en un producto similar a una cera que aisla la fruta de bacterias y otros microorganismos, no es 100% efectiva pero casi, no es dañina comerse esa cobertura, pero en todo caso siempre se insiste en lavar o pelar la fruta
3.- El transporte de la fruta se realiza en un frio controlado, entre 3º y 5º C lo que permite bloquear la aparición de cualquier microorganismo.

A los que todavía no les parece un escándalo lo que venden en los Mac, que vean el famoso documental "Supersizeme" a ver si les siguen pareciendo exagerados los ataques a esta multinacional.

Por no decir la consecuencia en la economía local que tiene un Mac y la Coke, etc... protejamos el producto nacional si queremos salir de la crisis, no les parece?

Jaumet te has lucido: Hamburguesas con "N" y progres sin "G". Encima ni siquiera pones puntos o comas. Se nota que has estudiado en colegios privados.

Me parece genial el experimento y muy revelador, sin duda.

La película "super Size me" yo se la recomiendo a todo el mundo, afortunadamente estoy rodeada de gente amante de la buena gastronomía y no suelen frecuentar estos antros, pero los locos bajitos comienzan a crecer y a exigir ir a éste u otro sitio a comer o celebrar el cumple, y no está mal que los padres sepan lo que están comiendo verdaderamente.

Saludos,

Para Iria Pita: trabajé durante 6 meses en el Mc Donalds de Sol en el año 1999 y puedo asegurarte que, por procedimiento, hay que tirar a la basura las hamburguesas que lleven más de X minutos en el mostrador (no recuerdo el tiempo exacto). Sobre la razón científica que puede hacer que no les salga moho no puedo opinar, porque carezco de los conocimientos suficientes, pero veo que por aquí ya se han dado argumentos que parecen bastante razonables.

A VER SI APRENDEMOS A REDACTAR,LAS HANBURGUESAS NO SON PRESUNTAS,TODO LO MAS "SUPUESTAMENTE"JODER CON LOS PRORES QUE ERES DE LA "LOGSE"ASI ESTAS PERDONADO

En el Mac de Gran Vía se manifiestan unos vegetarianos con pancartas enormes de fotos de mataderos en la puerta del local... Ahora sospecho si les paga Mc. Donal's para que se crean que lo que venden es carne.

La sal es un conservante, y esas patatas llevan kilos de sal. También la hamburguesa. No ponen conservantes artificiales, sino naturales, ese es el motivo. La comida de MD engorda porque te comes un trozo de carne entre dos pedazos de pan industrial, con CocaCola (que es azucar con agua) y un postre y un helado. Ese es el motivo, su comida no es mala. ¿Habéis probado sus ensaladas? Pues una ensalada con una cervecita apenas tiene calorías y cenas de maravilla. Comer bien es cuestión de educación. Y ser ponderados es cuestión de no tener tantos prejuicios (y a veces odios irracionales acumulados).

Soy clienta asidua de McDonald's, vamos allí de vez en cuando a comer algo. Antes me daba bastante asco, pero ahora le he cogido el gustillo, aun así, me da un poco de asco y pánico que las hamburguesas se conserven así, porque podrían estar vendiéndonos hamburguesas de hace sabe dios cuánto, ¿no? :S Y el secreto, pues será como el de la CocaCola, que nadie sabe lo que lleva realmente, pero se la toma. Muy buen artículo!

Con respecto al moho del pan bimbo, si está envasado al vacío y el pan estaba frío cuando se envasó, no tiene por que tener moho. Antiguamente, cuando el envasado era manual, a veces los panes salían de la fábrica ya enmohecidos porque los embolsaban calientes...

Me ha parecido super interesante la entrada de hoy. Ya me imaginaba que la comida del Mcdnalds llevaba muchísimos conservantes, pero de ahí a que una hamburguesa se conserve casi intacta después de doce años...eso ya me parece irreal. Aunque a saber...del Mcdonalds me espero cualquier cosa, pero también he de reconocer como esas hamburguesas, ninguna.

Decidme dónde está esa fruta que dura un mes sin descomponerse, que me la compro toda..¡¡¡Es la buena!!!

Inspiradísimo último párrafo, don Mikel. Invita a la reflexión y también a la polémica.

Os habéis dado cuenta que las niñas alcanzan la madurez sexual cada vez mas temprano? Se reportan casos, cada vez mas frecuentes, de niñas que los siete años ya tienen algún desarrollo de la glándula mamaria. Pues bien, la respuesta está en la comida. En la mar de productos químicos, conservantes, colorantes, pero también pesticidas, amén de todos los plásticos que envuelven nuestra comida. El desarrollo sexual cada vez mas temprano de los niños y los canceres del sistema digestivo están relacionados con nuestro modo de alimentación. No comáis productos con conservantes ni empacados en plástico (mejor el vidrio) y privilegiad los productos biológicos.

Marieta, el comentario que haces ("La verdad es q da pánico pensar lo que le echan a la comida. Mejor en casita, con buenos productos y quesepas de donde vienen. ") me pone los pelos de punta. ¿ Como estas tan segura de que compras buenos productos ? ¿ Estas segura de donde vienen ? Algunos productos de huerta que comemos en Madrid, por ejemplo, son regados con aguas de los rios que la circundan. Estas aguas contienen gran cantidad de materiales pesados, con todo lo que ello implica. El salmon que se cria a poco mas de 50 kilometros de Madrid, evoluciona en esos mismos rios y se alimenta con pellets obtenidos de restos de otros organismos ... te parece sano ? ¿ la carne que compras en el supermercado te da garantias ? Saludos,

Eso es imposible, que en 137 dias ni el pan este con moho, venga por favor....es que para que esto ocurra ya no es que tengan conservantes es que ademas de asepticas, desinfectan. Si este fuese el caso, no habra en el mundo alimento mas seguro para su consumo, ya que te lo puedes comer con toda la tranquilidad que sabes que no vas a sufrir intoxicacion alguna.

Seguramente no habrá en el mundo un lugar de comida más investigado que McDonalds. Es sencillamente imposible que mientan en la composición de sus hamburguesas porque se habría descubierto. Yo he visto las cocinas de muchos restaurantes (unos de prestigio y otros sencillas tascas de barrio) y os puedo asegurar que no me fío más de ellos de lo que lo hago de un Mac.
Si no os gusta su comida no la comáis pero no busquéis excusas, porque es al menos igual de sana que cualquiera de la que se pueda comer por ahí, incluso más que muchos de los productos empaquetados que compramos en el supermercado y que luego nos hacemos en casa. Todo muy casero pero con grasas trans, todo tipo de conservantes, espesantes, acidulantes, colorantes, etc.

tranquilos todos, a partir de ahora la hamburguesa de McDonalds se pudrirá ineludiblemente a las 70 horas.

Caramba, el comidista no sabe que la comida deshidrata no se pudre... como ocurre con las galletas, el jamón y muchas otras comidas siempre que se dejen en un lugar seco.

Todo explicado en www.culturatrivial.blogspot.com

Yo prefiero hacerme eco del último párrafo de tu comentario. vivo en Madrid, entro, o entraba, en montones de bares cuya higiene dentro y fuera de la cocina deja muchísimo que desear: cafeteras plagadas de cucarachas. vasos y cubiertos sucios, comida de mala calidad, recalentada o prefrita y cara, muy cara. Como consecuencia, cada vez entro en menos bares.

Tengo algún familiar que ha trabajado en McDonalds (en el territorio español) cuando yo también tenía todos esos prejuicios contra esta cadena. Pero después de ver el cuidado, la limipeza y la higiene con la que se trabaja, la cantidad de veces que se limpian los lavabos y las manos de los empleados, las marcas complementarias con las que trabajan (Alvalle, Carbonell, etc), tengo que decir que no creo en la mayoría de los bulos que corren en España sobre esta cadena en concreto. No sé lo que sucede en USA y otros países.

Es curioso cómo se puede pasar por alto la desidia y la falta de calidad e higiene de muchos de nuestros bares ( por no hablar de los precios abusivos respecto a la calidad que te dan), mientras se arremete alegremente contra estas cadenas cuya comida, no siendo gran cosa como sabemos, es bastante más honesta que muchos lugares que presumen de "calidad".

Un saludo a todos.

Hay que ajusticiar al payaso de McDonald's!!

Pues lo que cuentas de la fruta debería ser lo normal en vez de la excepción. La fruta comprada en supermercado, casi siempre proveniente de una cámara de congelación, es la que no dura nada. La fruta que puedas comprar a pie de campo es capaz de durar semanas, aun estando madura.

Para el que me da completamente igual la quimica que contengan con tal de que sepa bien... no se la proxima vez, ponle cianuro, que tiene un regusto a almendras muy sabroso.


El problema de en casa mejor. Es que no es mejor: es igual, o incluso peor, en el sitio de comida rapida ya sabes donde vas, pero en casa te crees que es muy sano y al final, no tanto.

Y finalmente....
Tal vez haya una cuarta explicacion por la que las hamburguesas de McDonalds no se descomponen, y es el procesado de la carne. En alguna parte de la cadena de salado, secado, humidificado y congelado, con las temperaturas a las que se procesa y considerando las texturas tal vez consigan que la carne solo retenga un minimo de agua que al freirse practicametne desaparezca.

respecto a las verduras que se conservan un mes, hayq ue decir que los productos ecológicos tienen un periodo de conservación largo sin necesidad de ningún tipo de conservante añadido.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal