Tú plantas, y yo te dejo la tierra

Por: | 11 de noviembre de 2010

Ilustración de we patch

Siempre has querido comer fruta y verdura cultivada por ti mismo, pero nunca has tenido un huerto para hacerlo. A poca distancia de ti hay alguien que posee un terreno o una pequeña superficie de tierra, y que no dispone de tiempo para sacarle partido. ¿No estaría bien que te permitiera usarlo a cambio de una parte de tu cosecha? El beneficio sería mutuo, y los dos comeríais hortalizas gratuitas, sanas y más frescas que las de ningún supermercado.

Esta bonita idea ya es una realidad. Y no gracias a ninguna asociación hippy u organización comunista agraria, si no a la tecnología. Es decir, a Internet. Webs como We Patch y Shared Earth en Estados Unidos, o Landshare en el Reino Unido, cuentan ya con miles de usuarios que han contactado a través de ellas y comparten zonas cultivables tanto en ciudades como en zonas rurales.

El procedimiento es muy simple: sólo tienes que registrarte gratuitamente como potencial hortelano o como propietario de un terreno, buscar a gente cercana que encaje con lo que quieres y ponerte en contacto con ellos para llegar a un acuerdo sobre el porcentaje de la cosecha que se queda cada uno. En caso de que no encuentres a nadie, puedes esperar a que en el futuro entre alguien en la web al que le pueda interesar compartir tierra contigo.

Ilustración de we patch 2

Según los creadores de estos sitios, todos ellos sin ánimo de lucro, los beneficios del intercambio son múltiples. "Es bueno para tu dieta y para tu salud mental y física", asegura Nick Underhill, uno de los impulsores de Landshare. "Es bueno para el medio ambiente, porque reduce las emisiones de CO2 y favorece la biodiversidad. Fomenta la cohesión, el apoyo y la interacción en la comunidad. Tiene un beneficio económico, ya que un cultivo bien elegido puede reducir los gastos en comida. Y por último, consumir menos productos importados hace que la seguridad alimentaria se incremente".

"Creemos que el moderno sistema industrial de comida está arruinado y es insostenible", apunta Peter Rothbart, director ejecutivo de We Patch. "Cultivar tu propia comida es básico para aliviar muchos de los problemas medioambientales, dietéticos y económicos que tenemos ahora. Nuestros objetivos son facilitar el acceso a tierra cultivable y promover prácticas agrícolas sostenibles".

El boom de las webs de cesión de tierras es reciente. We Patch nació en Seattle en 2009, después de que Rothbart pusiera en contacto a un jardinero cuyo huerto había sido destrozado por un camión y a una mujer que no tenía tiempo para cultivar en el terreno de la parte de atrás de su casa. "Conectar a esos dos individuos parecía una solución natural a los problemas de ambos, así que empecé a montar una forma efectiva de hacerlo con otros". Hoy, la mayoría de los usuarios de We Patch viven en zonas urbanas y cultivan para comer, aunque también hay quien dona sus hortalizas a bancos de comida o las vende en pequeños mercados.

Landshare
Landshare fue impulsado también en 2009 por los creadores del programa de televisión River Cottage, de la cadena británica Channel 4. Actualmente tiene más de 55.000 usuarios, entre los que según Nick Underhill hay "desde un brillante criador de codornices de 8 años a unos pocos miembros de más de 78, aunque la mayoría de la gente está entre los 20 y los 40". Unas 1.200 hectáreas que estarían yermas dan frutos por todo el Reino Unido gracias a la web.

La última incoporación a la lista es Shared Earth, nacida en 2010 en Austin (Texas). "Estaba buscando algún cultivador para el jardín de mi casa, y encontré a una mujer en Craiglist.com que vivía en un apartamento quería tener acceso a tierra", recuerda su fundador, Adam Dell. Pactaron repartir la cosecha al 50%, y en poco tiempo obtuvieron tomates, jalapeños, rúcula, higos y espinacas de donde antes sólo había césped. El emprendedor supo entonces que había mucha gente en la misma situación que esa mujer, y por eso se decidió a crear Shared Earth. Según Dell, su web es "con mucho" la que tiene más tierra disponible para compartir en Estados Unidos, con cerca de 600 hectáreas.

Shared earth

¿Ha tenido algo que ver la crisis económica con el éxito de esta clase de iniciativas? "Desde luego, la recesión ha impulsado a mucha gente a ahorrar dinero produciendo su propia comida. Cuando los recursos son escasos, es importante hacer un uso inteligente de ellos", afirma Peter Rothbart. Por el contrario, Adam Dell cree que "la eficiencia siempre está de moda".

No estaría mal que la onda expansiva de estas webs llegara a otros países como España. Aunque en We Patch no tienen planes de crecer fuera de Estados Unidos, Shared Earth pretende implantarse en todo el mundo, mientras que Landshare busca socios en cada país relacionados con movimientos éticos o ecologistas y con experiencia a la hora de montar negocios y webs en su territorio. "En cualquier lugar donde haya demanda de tierra para cultivar", defiende Rothbart, "y donde este tipo de cooperación no se facilite de otras maneras, iniciativas como éstas pueden funcionar".

Hay 29 Comentarios

Si no me equivoco, aquí en Holanda (donde vivo actualmente) hay un sistema muy parecido al alemán: puedes alquilar una pequeña parcela de tierra para cultivar tus propios productos. Un par de amigos in Catalunya tienen huertos compartidos (con amigos, conocidos, padres que llevan los hijos a la misma escuela, etc.) Uno de estos huertos es un jardín convertido en huerto en Barcelona en medio de Gràcia! Fantástico. Parece que la idea se está extendiendo por Catalunya de forma espontánea, pero no estaría mal que se sistematizara la información con una web.

En Galicia hay ayuntamientos que ceden parcelas para cultivo. Que yo sepa en Santiago y Lugo, no se si en más ciudades, Hay una larga lista de espera..

Estaría genial.

Yo de momento me tengo que conformar con plantar en mi terraza tomates y pimientos, que con poco espacio dan bastante producción para una familia pequeña.

Un abrazo Mikel

En Alemania tb el ayuntamiento alquila parcelas y la gente tiene en su mismo barrio su cachito de tierra donde poder sembrar hortalizas. Es una idea genial, más adapta a paises de primer mundo...

Para todo lo demás

http://foodoku-stefano.blogspot.com

saludos

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal