Arroz meloso con acelgas

Por: | 10 de febrero de 2011

Arroz meloso acelgas

Tengo la ligera sospecha de que en anteriores reencarnaciones fui monja de clausura o similar, porque no me puede gustar más la cocina estilo convento. Me refiero a esos platos viejunos y cuaresmales que bajo su aspecto ascético esconden los más lujuriosos placeres gastronómicos, ya que saben sacar el máximo partido a ingredientes ultrapobres.

La combinación de arroz y acelgas es muy típica de la Comunidad Valenciana, donde se denomina arrós amb bledes. Yo lo enmarco en el tipo de guisos monacales que me hace levitar cual Santa Teresa en éxtasis.  El cereal inundado del sabor de la verdura, la textura cremosa y el aroma del ajo y el aceite de oliva perfumándolo todo conforman una experiencia tan simple, casera y auténtica que podría reconfortar a un zombie de The Walking Dead. 

Aviso desde ahora que mi forma de prepararlo, bastante anárquica, seguramente no respeta ni los cánones regionales valencianos ni los de la cocina conventual: tampoco pretende sentar cátedra sobre ellos. Lo digo en previsión de los posibles ataques de los defensores del auténtico arroz con acelgas de las madres concepcionistas franciscanas de Valencia, que seguro que están al acecho con el cilicio puesto preparados para fustigarme por mis herejías culinarias.

Dificultad

Para almas descarriadas.

Preparación

  • 400 gr. de arroz
  • 1/2 kilo de acelgas
  • 1 litro de caldo de pollo o de verduras
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 100 ml. de vino blanco
  • 1 cucharada de carne de pimiento choricero
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Sal

Preparación

1. Pelar y picar fino la cebolla y los ajos. Rehogarlos en una cazuela con un chorro de aceite unos 15 minutos a fuego suave.

2. Sumar la carne de pimiento choricero y el pimentón y rehogar un minuto. Añadir el arroz y nacararlo bien con el sofrito un par de minutos.

3. Poner a calentar el caldo.

4. Mojar el arroz con el vino, remover y dejar que evapore el alcohol dos minutos. Añadir las acelgas picadas (sólo la parte verde, reservando las pencas para otras preparaciones). Mezclar, rehogar un par de minutos más y mojar con el caldo bien caliente.

5. Cocer de 15 a 20 minutos, removiendo de vez en cuando para que el arroz suelte el almidón y quede cremoso. Si se pone muy seco antes de hacerse, añadir algo de agua. Retirar del fuego y servir inmediatamente cuando el arroz esté hecho.

Hay 59 Comentarios

Me ha encantado la receta para almas descarriadas que has presentado hoy Mikel. Tiene una pinta de que te echas luego una siesta casi divina luego. ¡Saludos!

Guapetetón, te voy a dar una receta típica de la Vera de cuaresma muy parecida. Cueces un poco de arroz con un pelín de bacalao, aparte fríes patatas como para hacer tortilla, con su cebollita. Además cueces acelgas en otra cazuela. Cuando esté todo hecho, lo mezclas todo en una sartén grande y le pones bien de pimentón de la Vera, claro y después un huevo o dos y lo mezclas todo. Puede quedar más o menos cuajado, según guste. El bacalao, si quieres lo desmigajas y lo añades anteriormente o lo sacas y sólo queda el gustillo. Está exquisito.Un abrazo

Que buena pinta la receta, y que risas con la descripción de los defensores.

Enhorabuena con tu blog, interesante y ameno.

que buena idea para la cena de esta noche, tiene una pinta de sencillo y rico...

¡¡ Qué rico !! ¿Queda mejor con arroz integral o blanco?

mmm, uno de mis arroces preferidos. Mi abuela lo hacía de maravilla, pero nada de cuaresma, con pie de cerdo o oreja de cerdo y morcilla. Que rico.

Soy valenciano, y en mi casa lo preparamos al modo pagano, con costilla grasa de cerdo, que le da al plato una especial untuosidad. Se ponen a cocer las alubias en una olla, previamente puestas en remojo, y se sofríen ligeramente las costillas troceadas en una sartén aparte, con un poco de aceite de oliva; una vez sofritas se añaden a la olla y, en la misma sartén, se sofríen unas láminas de ajo y las acelgas troceadas que, aunque parece que van a salirse de la sarten, enseguida menguan. Cuando las acelgas reducen se espolvorean con pimentón dulce, se remueve todo y se vierte el contenido de la sartén en la olla antes de que el pimentón se queme. Se cuece durante 20 minutos para que el caldo absorba todos los sabores y se añade después el arroz y una patata troceada (a veces, también caracoles). Se corrige de sal y se cuece el arroz durante 17 minutos, ni uno más ni uno menos, para que quede entero pero cocido (quizá con el agua de otras regiones varíe el tiempo de cocción) y se sirve bien caliente, pues al enfriarse tiende a cuajar. Es un plato potente y suculento, muy apropiado para los días fríos de invierno. Os lo recomiendo.

Hola Mikel, me gustaría que dieras ideas para cenas sin mucho lío. Gracias.

Cuando al arroz se le echa un litro de caldo de pollo deja de ser tan conventil. Así cualquiera :-)


Un abrazo. Fantástico en todos los aspectos, como siempre.


Manuel Bustabad

Espectacular artículo sobre un platito también espectacular! me encanta, apuntada queda la receta.
Felicidades por contarla como la cuentas. Besitos

Estoy deseando llegar a casa y decirle a mi hermano (mi cocinero particular) que me prepare un arrocito así. No le gustan las verduras y eso es un fallo muy gordo en un cocinero que, por lo demás, es excelente.
Veo por ahí mucha aportación de patata y bacalao. En mi tierra se pregunta ¿qué te gusta más, el arroz, las patatas o el bacalao? y se responde: "a mi, to rebujao".
Mikel, anímate con este plato extremeño que quisiera recuberar.

En www.1dayprice.com somos muy fans del Comidista! por eso, para San Valentín proponemos el pack de luxe de hoy que incluye un risotto de colmenillas entre otras delicatessen

Yo odio las acelgas, pero igual este arroz me sirve para empezar a comerlas. Lo he probado todo y siguen sin gustarme, pero les voy a dar otra oportunidad. La foto tiene una pinta increíble!

Es un plato excelente y mi madre lo hace cojonudo ^^ Me ha encantado verlo en tu blog

Pues una cosa te voy a decir: que ya sé qué voy a comer hoy!!
ÑAMM!!!

Muchas gracias Mikel, has hecho evocar grandes recuerdos de mi infancia, cuando mi madre y mi abuela preparaban este arroz. Evidentemente, soc valencià. Como ya han comentado, falta la patata y la tavella (especie de alubia), y a veces también "chonetas" (una variedad de caracol), pero la intención es lo que cuenta. Muchas gracias de veras.... Ah! y si sobraba, al día siguiente, le pegas un rehogado rápido con ajetes tiernos y ya asciendes a los cielos. XAPÓ

Esto tiene una pinta celestial. A estas horas y ya tengo la boca haciéndoseme agua. Gracias. Lo haré* mañana mismo!.


*"Intentaré hacer", quiero decir.

Excelente arroz pero qué curioso me ha resultado ver la foto y darme cuenta que es una forma de comer la acelga que llevo preparando desde hace mucho tiempo, y rallando queso muy curado al final, con la tapa para que se derrita.
A veces como se sugiere le añado bacalao -mi país está asociado a las acelgas, garbanzos y pimientos como plato de Semana Santa- y un poco de garbanzos, que a propósito anoche preparé con arroz y apio, algunas veces utilizo tomates secos.
Lo del chorizo está muy bien pero con bacalao es más celestial. A propósito vengo de un país arrocero a morir... el Perú, donde el arroz se hace más graneado pero convengo que los arroces que sueltan almidón y devuelven los sabores absorbidos durante el rehogado son deliciosos.
Me alegra ver las referencias a platos valencianos. A propósito, para los lectores intrépidos: busquen el libro Joseph Delteil "La Cuisine Paléolithique". Tiene una receta que es una deliciosa interpretación mágico-realista de la paella valenciana... entre otras cosas.

Yum! Me comería un buen plato de ese arroz ahora mismo. ;-)

Buen tema el de la cebolla en los arroces (los dos están buenos, la verdad), otro buen tema, añadir agua antes o después del arroz. Me gusta el dato de las virutas de jamón a ultima hora

Yo le pongo tambien patata, nabo y alubias. Así queda el caldo más ligado y le da un buen puntito.

Otro que me apunto! me recuerda mucho a mi risoto (En mi caso espinacas y apio)
http://david-yanez.blogspot.com/2011/01/risotto-de-espinacas.html
Un abrazo mikel y sigue así!!!

El Arroz con acelgas que aprendi de mi madre es más sencillo , al sofrito de ajo y cebolla se le añaden las acelgas y´por último el pimentón. Caracoles y unas pocas alubias y el arroz y luego a saborear el plato.

Yo siempre quise ser monja. Y no entiendo muy bien por qué no me dejaban tomar los hábitos sólo por el hecho de ser hombre. Menos mal que con esta receta voy a resarcirme y a sentirme como una auténtica beata.

Qué bueno, y gran sugerencia la de Cinéfilo, con ese bacalao.
Yo soy muy partidario de los arroces herejes, aunque la guerra de comentarios entre defensores y detractores, a veces resulta cansina. Con cebolla o sin ella, en sartén o en paella, con carne ó marisco o con ambos, o mejor solo con verduras, una opción este Arroz Hereje en Sartén http://bit.ly/gVqsHU que os sugiero.

Un abrazo

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal