Las 10 comidas más aburridas (y cómo volverlas apetitosas)

Por: | 16 de febrero de 2011

Aburridos

Navegando ayer por Internet encontré un foro en Yelp que me encantó: se trataba de discutir sobre las comidas más aburridas que existen. De inmediato pensé en mi lista personal de platos y productos cuya sola mención me sume en la desgana más absoluta, esos que cuando me caen en casa de alguien ingiero con educación mientras pienso: ¿por qué, por qué, por qué a mí?

Como me parece que un tema tan frívolo e intrascendente encaja en esta semana marcada por la megagalleta, paso a detallaros mi top 10 de alimentos soporíferos.

10. Manzana asada con guinda encima

La manzana al horno es probablemente el postre más triste que ha existido jamás. La piel se queda acartonada y feúcha, y el interior, blandurrio y como aguachado. En un vano intento de aliviar la desazón que produce, en muchos lugares a adornan una guinda encima, como el payaso triste que se pone una nariz roja gorda para hacer gracia. Posible vuelta a la diversión: caramelizar la manzana cortada en gajos con miel en una sartén, y servirla con helado.

9. Pechuga de pollo a la plancha

Este plato siempre me ha fascinado. Ahora que ya tenemos pollos mutantes que casi no saben a nada, ¿qué hacemos con la parte menos jugosa y más insípida del animal? ¡Pues darle un buen golpazo de plancha para resecarlo todavía más, hombre! Y mejor que no intenten arreglarlo reduciendo el tiempo, porque entonces quedará cruda por dentro y comerás tataki de pollo. Posible vuelta a la diversión: marinar las pechugas con hierbas y especias, marcarlas en la sartén y terminarlas en el horno, siempre enteras para que queden jugosas.

Arroz inflado 8. Tortitas de arroz inflado

Compuestas íntegramente de aire envuelto en pequeñas celdas de algo parecido al plástico, las tortitas tienen como única función llenar la tripa de las personas que quieren adelgazar. Como sus antepasados los biscotes, estos discos gigantes carecen de calorías, de textura, de olor, de sabor... son la nada hecha alimento. Posible vuelta a la diversión: tirarlas a la basura y comer cualquier otra cosa.

7. Salmón de criadero al vapor

Reconozco que ésta es una manía estrictamente personal, pero no soporto el salmón cocinado con calor. Dentro de todas las posibles cocciones, la que más escalofríos me produce es la de vapor, por ser la que más respeta el sabor metálico y la textura pastosa del salmón de criadero, ése bien barato que sólo se alimenta de piensos fabricados con restos de animales. Posible vuelta a la diversión: marinar la carne del salmón limpia en salsa de soja durante media hora y servirla con tempura de verduras.

6. Menestra congelada de bolsa hervida

Pesadilla hecha realidad de cualquier amante de las verduras, las bolsas de menestra se suelen componer de judías verdes tubulares tipo cable de la luz, zanahorias redondeadas que no existen en la naturaleza, guisantes como balines, alcachofas de hojas de hierro, habas gigantes que sólo verlas ya te entran gases y espárragos venidos de las hambrunas de la China comunista. Hervidas y a palo seco son capaces de producir bostezos y falta de apetito hasta al más tragaldabas. Posible vuelta a la diversión: comprar las verduras frescas o congeladas a granel, y rehogarlas con aceite de oliva virgen, cebolla y ajo picado.

Apio 5.  Apio crudo

Puede que quede muy chic en los bloody maries, pero para mí el apio crudo es un auténtico tostón de hortaliza. Su fuerte sabor posee la capacidad de anular el de cualquier otro ingrediente que le pase cerca. Tampoco me gusta su tacto fibroso en la boca, y tengo la impresión de que las únicas personas que se lo comen con verdadero placer son las modelos famélicas. Posible vuelta a la diversión: picarlo fino y mezclarlo con queso philadelphia, pimienta, cebolleta y aceitunas verdes picadas, y tomarlo en tostadas. 

4. Macedonia de frutas

Clásico postre que haces cuando no se te ocurre nada bajo la coartada de servir algo "fresquito y ligero". Su versión más abominable incluye melocotón o piña en almíbar y alcohol en su aliño, con lo que pierde su única virtud: la de ser light. Posible vuelta a la diversión: apostar sólo por tres frutas que combinen bien en sabor y color, cortarlas de forma bonita y presentarlas como una ensalada. 

3. El tofu a secas

Los vegetarianos y los japoneses saben bien que el tofu puede ser una delicadeza si se cocina convenientemente. El problema viene cuando te lo plantan a pelo en una ensalada o flotando en un guiso. Entonces este producto logra lo que parecía imposible: tener menos sabor que el queso de Burgos malo. Posible vuelta a la diversión: rebozado, frito y acompañado de una buena salsa para mojar está buenísimo.

Maiz 2. El maíz de bote

Después de hacer furor en las ensaladas de los setenta y los ochenta, parece que el maíz de bote ha caído en un merecido desuso, al menos en los círculos más finolis. No sé vosotros, pero yo no le encuentro ninguna gracia a estos granos recios, dulzones y de color amarillo eléctrico, y hace tiempo que los he desterrado de mi despensa. Posible vuelta a la diversión: comprar mazorcas enteras, hervirlas o asarlas y untarlas con mantequilla, sal y pimienta de cayena.

1. La ensalada de lechuga iceberg

Reina indiscutible de todos los platos aburridos que en el mundo han sido, la ensalada de lechuga iceberg es el símbolo de lo que no deberíamos comer. Tan insípida y desagradable como un helado de verdura congelada, se conserva incorrupta durante siglos en la nevera, y es por eso que algunos hosteleros tacaños la adoran. Como le ocurría a mi madre, cuando me sirven este forraje en un restaurante se me despiertan los instintos más salvajes y asesinos. Posible vuelta a la diversión: usar cualquier otro tipo autóctono de lechuga, o en su defecto, comerte un cuaderno que seguro que está más rico.

¿Cuáles son para ti los platos más aburridos que existen? Cuéntalo en los comentarios.

Hay 130 Comentarios

el champiñón en lata.

comulgo totalmente con el punto 8.... además siempre que alguien abre un paquete te ofrece una... con una mirada que dice ¿qué pasa, acaso no crees necesitarlas?... a mi, que me ofrezcan jamón...mmmmmm

que post tan divertido!!!

Me niego a considerar aburrido al apio!
En Chile lo comemos en ensalada, y cuidado que la preparación lleva tiempo y hay que hacerlo con cuidado:
1. Sacar las hilachas del apio: se cogen los tallos y con un semicorte se levanta un extremo y tiramos para llevarnos todas las fibras -hay gente con muy buena técnica para esto… que si no se hace bien, un apio con fibra no hay quién lo coma.
2. Se pone en apio des-fibrado en trozos en un bowl con agua muy fría y cubos de hielo, se van cortando palitos de aprox 5cm de largo por 1 de ancho y se dejan en el agua por una hora o así para que se hagan rizos.
3. Se secan los palitos, y se aliñan con una vinagreta de aceite, limón, sal y pimienta. Se puede agregar cubos de aguacate -palta- y se está en presencia de una auténtica ensalada "apiopalta".
A mí me gusta mucho.

Sobre todo, firmaría donde fuera por la desaparición inmediata de la lechuga iceberg, y apoyaría hasta la muerte la inmediata deportación de quien la vendiese y/o cocinase en cualquier situación. No de quien la cultivase, por la sencilla razón de que no creo que provenga de la tierra, sino de algún laboratorio secreto de los vestigos latentes del KGB o de Monsanto. Aparte de esto, odio sin posibilidad de perdón las falsas verduras aestacionales y, lo siento, las coles en general por estacionales que sean.

Mi madre le estuvo dando "vuelta a la diversión" de las manzanas asadas con una nuez de mantequilla, azúcar y un chorreón de Cardhú hasta que terminó la botella, que por cierto era un regalo para mi hermano (la que se lió cuando la descubrió vacia).... y asadas en horno de leña. Os aseguro que de aburridas nada...
A todos nos parecian exquisitas... con Cardhu... no hay color.

Mi lista:
1.- San Jacobo: solo oir ese nombre me sale un sarpullido.
2.- Cualquier leche que no sea fresca: se nos ha olvidado a qué sabe la de verdad y es inconcebible que utilicemos el mismo termino para denominar algo tan rico y su sucedaneo artificial; a éste deberíamos llamarle algo así como noleche, sinleche, aleche, nileche, artileche, falsaleche, cacaleche...
3.- cualquier pescado congelado y convenientemente envuelto en harina y huevo..
4.-las lonchas de pavo para sandwich...de verdad...dios!!!
5.- la comida japonesa...lo siento...pero con tanto hervor...no me sabe a nada
6.- la pechuga de pollo hervida; si te parecía mal a la plancha...anda, pegale un chao a una hervida..y verás( esto es de mis tiempos a régimen...)
7.- 8.- 9.- y 10.- los ya dichos menestra congelada, bollería industrial, la fruta y verdura que se vende en los hiper y centros comerciales y el café envasado que es un mundo aparte (lo colarán todo en el mismo calcetín????)

Esto es maravilloso.
Estoy harto e insatisfecho,como tantos , supongo. Lo primero que hago cuando me contecto, es ver que hay de comer en este sitio y sin probarlo ya me pone contento, ! Que será ponerse en faena ....

Y las tortitas de arroz, encima, engordan.

Jajaja, lo que me he podido reír con las sugerencias, 100% de acuerdo contigo. Seguro que si se mezclan la lechuga iceberg y las tortas de arroz inflado, se crea un buen repelente para hormigas, jajaja. Un abrazo.

Cualquier postraco industrial "arreglado!" con chantilli. El todo (cualquier cosa) con la besamel al horno (que sabe siempre a lo mismo, harinaza) de los retaurantes vegetarianos. Los kebabs. Las patatas prefitas y ultracongeladas... Posible vuelta a la diversión: salir corriendo, con, por ejemplo, unas gafas de Groucho Marx, y ver la cara del pseudorestaurador

Ok, lo más aburrido son las tortitas de arroz inflado... y eso que a la gente le encantan!!!
En mi trabajo se las comen a puñados para no engordar, pues eso, menos comida basura y más ejercicio ....

ensalada iceberg, el surimi , el filete de dos milimetros de los menus del dia, las patatas fritas que lo suelen acompañar, esos yogures de 'sabores' o ''azucarados'.
Este menu es un pasaporte para la depresion

Ah y ¿existe en España el quorn?Puajjj... claro que yo no lo catalogo en comida sino en la misma clase de productos que los nuggets de pollo

Como une esto de despotricar, oiga

A mi me repatea ver en algunos supermercados esas montañas perfectas de frutas perfectas, con la misma forma, mismo tamaño, un perfecto brillo artificial y con una "perfecta" insipidez.
¡Arriba las frutas deformes, picadas, imperfectas, pero llenas de sabor! Por favor....

La tortilla francesa y los huevos cocidos (no hay peor forma de matar a un posible huevo frito) los primos de la tarta al whisky: los "helados al corte" y el helado de limón que venía dentro de un limón, la sopa de sobre, las puntas del bollicao, el zumo de tetrabrick y el tang, el pack de plástico de pimientos rojo, verde y amarillo, la margarina, la mortadela con aceitunas y un recuerdo pretérido de piso de estudiantes peor que la pasta con tomate frito de bote: espaguetis con ketchup!

Me he sentido muy ofendido, acabo de comer de menu en el bar de abajo:
1º Menestra de Verduras
2º Pechuga de pollo a la plancha con ensalda de Lechuga Iceberg con maiz
Postre macedonia
Me imprimo el post y se lo bajo al Propietario.
A partir de mañana tupper

jajjaja muy bueno, y eso que debo de ser una persona culinariamente hablándo muy aburrida, porque salvo las verduras congeladas y frutas en macedonia,que aunque me paguen no pienso comer,me como el resto, a pelo, el tofu me gusta mucho.

Personalmente, como han dicho arriba, los tranchetes son lo peor de lo peor: plástico vendido como queso. Eso, y las salchichas "de perro" que las llamábamos en casa, porque sinceramente, saben a... ¿carne?

Por no hablar de TODA la bollería industrial. Puaj, donde esté un bizcocho hecho en casa, que es más fácil de hacer que el funcionamiento del chupete.

Sin olvidar las tacitas de arroz al microondas y el arroz blanco en general cocinado mal EN CAZO, que queda como un engrudo caldoso... la última vez que me hicieron eso, cogí el arroz, lo colé, lo sofreí con cuatro cosas e hice pimientos rellenos.

Qué duro es vivir en un piso de estudiantes donde ves atrocidades gastronómicas todos los días... Quizá sea que estoy demasiado bien acostumbrada y hecho de menos las cosas que comía en mi casa, en La Rioja.

Gracias por el blog, siempre dice cosas interesantes y/o divertidas. Ah, y esta tarde cae la megagalleta, sin duda ;)

JAJAJAJAJAJJA!!!! Que buena descripcion de la verdura congelada de bola, nunca me he reido mas con algo tan repulsivo... Estoy viviendo en Alemania, y aqui se lleva mucho lo de los congeletis, pero es mas atroz, le ponen unas bolas de salsas repulsivas... Bueno, aqui el fascinante mundo de las salsas arregla todos esos alimentos tan insulsos e insipidos.... a peor. Muy bueno el post de hoy, me repito.

jajajaja, me he reído mucho. Ademas, todas estas comidas las como yo y tengo ke aguantar que me digan:pero ke aburridas!!lo que no me gusta es tu propuesta de las TORTITAS DE ARROZ ESTÁN BUENÍSIMAS CON MOZARELLA POR ENCIMA Y CALIENTE AL MICROONDAS, incluso con salsa de yogur y unas aceitunas...

Yo creo que la menestra congelada tiene arreglo, primero hay que comprar la "extra" que es un poco más cara que la vulgar. Yo la cuezo, la rehogo con un par de dientes de ajo picacos, unos daditos de jamón curado, le añado una cucharadita de harina, la rehogo un poco y le pongo un poco del caldo de cocción de la menestra y que cueza un ratito. Para terminar le pongo un poco de pimentón ahumado, y huevo duro picado.
El maiz de lata está bueno en una ensalada de arroz o de pasta. Y las manzanas asadas, si antes asarlas las decorazonas, le pones en el hueco un poco de azucar y un pegote de mantequilla y las asas lentamente en el horno, están muy buenas.

y por supuesto ¡los champiñones de bote!!!
jaja, recuerdo una vez en un bar pedimos una ración de "champis" ¡y nos pusieron champiñones de bote en un plato con un chorro de limón! mi novio tuvo que sacarme (indignado pero compuesto) porque yo quería llamar a la policía, a la guardia civil, a la CIA!! Dios, que atentado a la buena comida, la hostelería y los derechos de los clientes!!

Me he reido mucho con el blog de hoy y también con un comentario (angie): "Tranchetes, qué palabra, no se me ocurre como mejorar un tranchete".
juisjuis, toda la razón!
aburridas aburridísimas (además de indigestas y calóricas) las croquedas congeladas: una masa blanca pastosa con corteza de pan frito, bggg!

La mitad de esos productos están en mi frigorífico. Por qué? Primero, porque haga lo que haga, todo me queda soso (es mi habilidad culinaria, reflejo de mi personalidad?), y segundo, porque es muy socorrido tener una bolsa de menestra o pechugas de pollo congeladas.

El tofu frito es una delicia si te lo sirven en un buen restaurante, las manzanas al horno y la macedonia de fruta de mi madre estan deliciosas. En lo que más estoy de acuerdo es con lo de las tortitas de arroz, que detesto profundamente.

La comida más sosa que conozco... Sopa de merluza, al estilo de una dieta que hice.

Tu blog es realmente divertido, enhorabunea! Me encanta tu visión desmitificadora de la cocina y tu ironía punzante.
Por cierto, algunos de tus alimentos aburridos son directamente prescindibles sin darles oportunidad alguna: la lechuga iceberg, el asqueroso pollo hormonado, el insípido maiz de bote...

No puedo dejar de sonreír, tanto por el texto de Mikel como leyendo los comentarios que se vienen sucediendo.
Me causa mucha alegría leerlos, no porque haya alimentos que susciten rechazo o, incluso, asco, sino por el sentido del humor con que escribís.
Hace años, muchos ya afortunadamente en este país nuestro, no era éste el problema de muchas familias, sino más bien saber si habría algo para poder comer. Es para alegrarse poder abrir el frigorífico y ver que hay alimentos, mejores o peores, más o menos apetecibles.
Y no soy tan viejo como pueda parecer por mi comentario, es que esto ha cambiado mucho. Es para alegrarse, sí.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal