Revuelto cremoso de patatas y cebolla tierna

Por: | 28 de febrero de 2011

Revuelto patatas cebolleta

Con permiso de la paella y el gazpacho, la tortilla de patatas es seguramente el gran plato nacional español. Aunque nadie lo diría teniendo en cuenta la bajísima calidad de muchas de las que se sirven en este país: el que no se haya topado con una masa dura, reseca y amarillenta en más de un bar patrio, que tire la primera piedra. Es cierto que existen lugares donde se comen excelentes tortillas, y que el nivel sube de forma notable en el norte de España. Pero como ocurre con el cruasán, tenemos mucho, pero mucho que mejorar.

No sé si una publicación como 'El gran libro de la tortilla de patatas', de José Carlos Capel, contribuirá a la dignificación de esta maravilla hispana. Ójalá lo hiciera. De lo que sí estoy seguro es de que producirá gran deleite entre los amantes de la alta cocina, puesto que el crítico de EL PAÍS ha reunido un montón de recetas de chefs tan reconocidos como Adrià, Arzak, Berasategui, Subijana, Aduriz, Ruscalleda o Joan Roca. 

Cada uno de ellos propone cinco variantes de la tortilla de patatas, la mayoría muy imaginativas y con un alto nivel de dificultad. Por suerte para nosotros los ineptos, también hay algunas más sencillitas, como este revuelto de patatas y cebolla tierna del chef del Guggenheim Bilbao, Josean Martínez Alija, que hice el otro día.

Siempre me han gustado los revueltos, a veces más que las tortillas porque su textura cremosa me resulta irresisitible. Aunque fácil de preparar, éste es un revuelto muy gourmet, con la cebolleta tierna primero confitada y luego dorada, las patatas finas y crujientes y el huevo con dosis extra de yema para hacerlo aún más lujurioso. La única novedad que he introducido respecto a la receta original de Martínez Alija es el pimiento verde, por puro vicio personal. Así que eliminadlo si no os gusta.

Aviso de que está científicamente comprobado que las personas que recuecen un revuelto y lo dejan seco sufren mareos, migrañas, frigidez y toda clase de males gravísimos. Para no caer en esta clase de errores mortales, recomiendo encarecidamente la lectura de la fantástica introducción del libro, en la que Capel explica la historia y las claves de los cuatro ingredientes básicos del plato: la patata, el huevo, el aceite de oliva y la sal. Toda una exhibición de sabiduría gastronómica. 

Dificultad

Es como una tortilla, pero para lerdos.

Ingredientes

Para 4-6 personas

  • 800 gr. de patatas
  • 200 gr. de cebolla tiernas
  • 100 gr. de pimiento verde
  • 10 huevos de pollo campero
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación

1. Pelar y dividir las patatas en cuatro trozos. Cortarlas en láminas finas y ponerlas en agua fría para que suelten el almidón.

2. Cortar la cebolleta y el pimiento en tiras.  Rehogarlos en una sartén grande con tres cucharadas de aceite y un poco de sal a fuego suave durante unos 40 minutos. Subir el fuego entonces y dorarlos. Escurrirlos y sacarlos a un bol.

3. Añadir otra cucharada de aceite, subir el fuego al máximo y dorar las patatas, moviéndolas continuamente para que no se quemen. Deben quedar tostadas. Escurrirlas, mezclarlas con la cebolleta y el pimiento, y salar.

4. Batir 4 huevos y las yemas de los otros seis en un bol con una pizca de sal. Añadir las patatas y remover.

5. Calentar un poco de aceite en una sartén antiadherente con el fuego al máximo medio-bajo. Añadir el huevo con patata y remover con suavidad para obtener un revuelto poco cuajado. Servir de inmediato.

Hay 64 Comentarios

Que pintaza tiene!!! Eso tiene que estar bueno SI o SI!!!

Completamente de acuerdo en la calidad de los pinchos de tortilla que te sueles encontrar. Cuando pienso en el pobre turista que viene con intención de probar una auténtica tortilla española... y se puede comer algo parecido a la textura del plástico pero insípido... En fin.

A ver si te animas y sacas un mapa de bares con pinchos de tortilla decentes. Como el del cruasán, pero mucho más interesante.

Un saludo y enhorabuena por el blog.

La tortilla de patata es un plato mágico. A todo el mundo le sale diferente. Y no por eso sale mala.
Creo que los bares son conservadores, y como saben que hay gente que no le gusta ver el huevo líquido en su pincho, la recuecen hasta que queda como el látex. Pero no sé, es como si en un restaurante hicieran todos los solomillos pasados, por si entra algún cliente que la carne rosa le da repelús.

Madre mía, qué pinta. Para agarrar la sartén con una mano, el tenedor con la otra y quedarse solo.
Y con las claras que sobran te haces un barreño de mouse y de ahí al directamente al cielo.

Ah, pero qué delicia, me encanta esta propuesta. Y voy corriendo a comprarme el libro.

jooopeta Miquel...y ahora las patatas?...jeje,es broma,y he de darte la razón...al igual que con los "curasanes"....estoy harta de que recetas se vayan al traste por la mala calidad de las patatas,y me dá una rabia,jolines que estámos en el país de la tortilla,como puede haber patatas de mala calidad?...ultimamente las "gallegas",no me fallan y alguna roja de buena calidad encontré....en fín... un plato excelente,de siempre y rico,riquísimo ;))

Un saludo

¡Oh, qué hambre, de repente!

Cocinitas me recuerda a un jefe q tuve... también tenía su teoría sobre las medidas, los puntos y "las cartas se escriben con arial 10" pfffffff Un poco de relax!

Sobre el aceite, Mikel es vasco, y todo el mundo sabe que allí las cucharadas son más grandes :p

La receta maravillosa Mikel... aquí tenemos la suerte de tener al lado un restaurante que ha ganado varias veces el premio de mejor tortilla de españa, en Simancas http://www.patiomartin.es/

El sábado pudimos disfrutar en casa del deliciso estofado de ternera con mostaza y brandy que nos contaste y disfrutamos de lo lindo.

Espectácular receta, Mikel.

Hoy lo publiqué en mi blog con un paso a paso en forma de video. Aquí te lo dejo por si lo quieres ver:

www.lacocinademicasa.net/2011/02/estofado-de-ternera-con-mostaza-y.html

Gracias.

Hay muchas teorías sobre el origen de esta receta por lo que veo.

Lo que va a resultar realmente difícil es encontrar "huevos de pollo campero", si te refieres a "criadillas", supongo que perderá mucha cremosidad el plato y el precio del plato se disparará de manera alarmante.

Mikel: No te parece muy poco aceite para freir tanta patata (800 g)? ¡habrá que hacer decenas de tandas de fritura! Por cierto: el símbolo (que no abreviatura ni acrónimo) internacional para el gramo es "g" (sin punto) y no "gr.", y el de los "miles", "k" (ninúscula), por lo que el kilogramo es kg (y sin punto)
PD: Gracias por el blog. Aprendo mucho...

¿La huevina no tiene que ver en la peor calidad de las tortillas de patatas que nos hemos encontrado? No imagino como con eso se puede competir con una tortilla hecha en casa.

Mikel, reconoce la verdad. Ibas a preparar una tortilla de patatas, pero tenías hambre y lo sacaste antes del fuego...

;-)

No se puede pedir una cosa más sencilla y más sabrosa. Yo hago algo muy similar pero le incluyo alguna hierba fresca piada (perejil, en particular) a la hora de servirla y con la cebolla dura un punto caramelizada. Está claro que intentaré hacer esta versión.
Saludos,
Carlos, de "Vegetal... y tal".
http://vegetalytal.blogspot.com

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal