Lubina con habas y menta

Por: | 22 de marzo de 2011

Lubina habas menta
Hasta hace bien poco odiaba a muerte las habas. Para mí eran esas cosas gigantes con un pellejo antibalas que aparecían en de vez en cuando en la menestra o te arruinaban la comida cuando protagonizaban el primer plato. Me parecían pobres, feas -el gris es el color menos apetitoso que existe- y más ordinarias que la Macu. Por no hablar de lo rematadamente mal que me sentaban.

No fue hasta que las probé fritas en Andalucía y las empecé a comprar en su vaina en los mercados de Barcelona cuando me dí cuenta de mi error. Bueno, mi error hasta cierto punto: lo que yo había comido hasta entonces era una versión zafia de las habas, que poco tenía que ver con lo que da de sí esta legumbre fresca cuando está en su punto.

Al empezar su temporada -o sea, en este momento-, no son tan grandes y tienen la piel mucho menos dura. A poco que las cuezas, su interior se convierte en una mantequilla que sabe a gloria, no al cocido fétido que yo recordaba. Al avanzar la primavera, las habas ya se hacen más grandecitas, y lo mejor es quitarles el hollejo gris para que continúen siendo una delicia.

En Cataluña las habas se toman con menta, una hierba que le va sorprendentemente bien a la legumbre. En mi receta las utilizo como acompañamiento de una lubina al horno, en una de las combinaciones más simples y a la vez efectivas con las que me he encontrado en los últimos tiempos. Tres avisos para que el plato salga bien: que la lubina sea fresca y a poder ser salvaje; que el aceite donde se confitan las habas sea extra virgen, y por supuesto, que las habas sean jóvenes y no talluditas.

En caso de no encontrar habas frescas, se pueden usar habitas fritas de bote, añadiéndolas a la cebolla cuando ésta ya esté pochada y dándoles un hervor con la menta. 

Dificultad

Para tontainas.

Ingredientes

Para cuatro personas

  • 4 lubinas salvajes de ración limpias (o su equivalente en menos ejemplares)
  • 400 gramos de habas tiernas frescas
  • 1 cebolla
  • 1/2 limón
  • 2 cucharadas de menta picada
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Preparación

1. Picar la cebolla. Ponerla junto a las habas en una sartén o cazuela baja. Salarlas y casi cubrirlas con aceite. Poner a fuego suave y confitarlas durante unos 20 minutos o hasta que estén tiernas (comprobarlo con una de las grandes).

2. Mientras se van haciendo las habas, precalentar el horno a 180 grados. Aceitar ligeramente una bandeja de horno, poner las lubinas encima y salarlas. Meter un par de medias rodajitas de limón en la tripa, salar y terminar con un chorrito de aceite. Asarlas unos 15 minutos (esto dependerá del tamaño; preguntar al pescadero).

3. Cuando las habas estén hechas, añadir la menta, retirar del fuego y tapar.

4. Limpiar las lubinas para obtener los lomos desechando cabeza, espina, limón y, si se quiere, la piel. Disponerlos en una fuente y servirlos con las habitas bien calientes con parte de su aceite por encima.

Hay 39 Comentarios

En mi tierra (Cáceres), dicen, "en abril ... habitas al mandil".
Yo las cultivo en contenedores en la terraza, estoy deseando empezar la recolección y la guerra al pulgón.
Se admiten consejos para combatirlo por medios naturales.

Muy cierto lo que dicen por ahí: las habas se venden o se regalan.
Una ex suegra decía siempre que "les uniques fabes bones són les furtades o regalades" (las únicas habas buenas, son las robadas o regaladas).
Si son tiernas, vale a pena lavarlas bien y cocinarlas con la vaina. Hay que romperlas, no cortarlas con cuchillo.

curioso el inviento... y con una pinta espectacular!

En Granada es típico el bocadillo de jamón con habas y puede ser una auténtica delicia. Las habitas, mmmm..., van con todo: con chipirones, con jamón, con ajitos tiernos...

Las habas de cualquier forma y con cualquier acompañamiento son ya un festín. Incluso solas y crudas ya son una tentación. Antes la temporada de habas comenzaba en Diciembre. Ahora, con las nuevas variedades, se inicia en noviembre según zonas geográficas.

Yo más bien diría -y de acuerdo con lo publicado en www.alimentación.es del Ministerio de Medio Ambiente- que la temporada de recolección de habas está acabando. Yo las he comprado desde hace un par de meses, efectivamente. Parece ser que la temporada buena es enero-febrero-marzo, pero en fín... ¿quién sabe?

En Murcia son muy típicas las habas, se compras y se "regalan" en temporada porque mucha gente las planta en su huerta. Es muy común poner en la mesas un montón de habas con la vaina e ir abriéndolas y comiéndolas crudas acompañando unos trozos de bonito en salazón o viso (así se llaman en Murcia a la caballa o estornino en salazón) o un "tomate partío" , eso en temporada con habas muy frescas. Cocinadas es muy típico comerlas fritas con unos taquitos de jamón y en tortilla con un poco de cebolla.

Debo confesar que siempre he mirado a las habas con cierto desdén... Seguramente porque aún no he encontrado la manera de que me resulten "invitadoras". Creo que con la combinación de la menta y las lubinas me animaré y les daré una oportunidad...
http://losbonvivant.wordpress.com/

¡Me encanta este plato!
Como forma de aligerar la preparación, para que nadie se asuste con lo de preparar las habas, sugiero utilizar habitas baby confitadas "MATA". Están deliciosas.

a mí me empezaron a gustar cuando empecé a cultivarlas yo, en el instituto teníamos una asignatura "horticultura" en la que plantábamos entre otras cosas habas, y menudas tortillas que me preparaba, exquisitas! con su vaina y todo... Lo que no he probado todavía es la combinación con la menta, suena interesante :)

No tenía ni idea de que la menta "pegara" con las habitas, caray!
Nosotros en esta época las tomamos cada semana, están en su mejor momento como bien dices, pero normalmente sólo las preparado con jamón ya sabes: ajito, vino, jamón o bacon...

Me encantan las habas!

Yo las cultivo de la variedad 'Reina mora' y las recojo cuando aún están muy tiernas (xulets, les llamamos). Jamás las cocino con carnes o pescados porque son muy ricas en proteínas; combinan muy bien con alcachofas y ajos tiernos, y perfumadas con hierbabuena.

Me pasaba igual con las habas, les tenía pánico, hasta que las probé hechas de manera deliciosa. Son un bocado.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal