Ni vegetarianos, ni carnívoros: flexitarianos

Por: | 23 de marzo de 2011

5151357025_d2445f6b64_z
Foto: Ainhoa Gomà

Los flexitarianos no son una secta satánica ni unos primos de los romulanos de 'Star Trek', sino seres humanos normales con una dieta particular. Se parecen a los vegetarianos en que su alimentación se basa en las plantas, pero se distinguen de ellos en que consumen carne y pescado de vez en cuando y en pequeñas dosis. Siempre han existido -¿no era un poco flexitariana la dieta de la gente sin muchos recursos hace años?-, pero tienen nombre desde 1992, se pusieron de moda en el mundo anglosajón a finales de la pasada década, y ahora cuentan por fin con una web dedicada a ellos en España, Flexitariano.

El sitio, inaugurado hace apenas un mes, incluye recetas que encajan con los principios de esta forma de comer, consejos prácticos y definiciones bastante claras de lo que significa adaptar tu dieta al modelo. "Es la frecuencia y la cantidad de carne o pescado que comen lo que define a los flexitarianos", explica el fundador del sitio, Eugenio García. "No son un subtipo de vegetarianos, aunque su alimentación sea mayoritariamente vegetal y de que la palabra provenga de la unión de 'flexible' y 'vegetariano". 

¿Cuáles serían platos modelo para un flexitariano? "Los de diario deberían ser ovolacto-vegetarianos [vegetales más huevos y lácteos]. En la web tengo unos criterios para clasificar una receta con carne o pescado como flexitariana: básicamente, que éstos no sean protagonistas, sino complementarios de alimentos de origen vegetal. Un ejemplo: una pechuga empanada frente a un wok de fideos, verduras y pollo. Las cantidades de carne y pescado deberían ser moderadas, entre 50 y 80 gramos por persona. Un entrecot de 350 gramos es, en muchos aspectos, un barbarismo alimentario, aunque esté socialmente bien visto".

Los flexitarianos no tienen, en principio, alimentos prohibidos. "Las prohibiciones las decides tú por tus propias convicciones. Yo evito los productos que implican sufrimiento innecesario a los animales, como la caza, el foie, o los productos procedentes de avicultura o ganadería intensiva, por poner algunos ejemplos. Pero cada uno tendrá sus criterios".

Los practicantes defienden que ser flexitariano es más sano que ser omnívoro, al ingerir más fibra y menos grasas saturadas. "Si tu alimentación es en un 90 o 95% vegetariana, compartes los beneficios de esa dieta: menor riesgo cardiovascular, descensos en la presión arterial y del colesterol, disminución del riesgo de algunos tumores, mayor longevidad… Los aportes ocasionales de proteína animal, más aún si se basan en el pescado azul, complementan la dieta vegetariana ya que evitan algunas carencias comunes, como la de vitaminas del grupo B", asegura García.

No sólo el cuidado de la salud mueve al flexitarianismo. La sostenibilidad es su otra línea argumental: desde el momento en el que, por lo general, pescar o producir carne tiene un coste ecológico más alto que el de cultivar vegetales, sus defensores mantienen que es la opción más sensata para toda persona preocupada por el planeta que no quiera prescindir de las delicias de un jamón, una merluza o un chuletón de vez en cuando.

Uno de los mayores apóstoles del flexitarianismo -aunque el prefiere llamarse "omnívoro inteligente y concienciado"-, el columnista del New York Times Mark Bittman, se convirtió a la nueva religión tras conocer un dato impactante: la producción de ganado emite más gases de efecto invernadero (un 18% según las Naciones Unidas) que todos los vehículos del mundo juntos.

El periodista adoptó entonces una dieta que denominó VB6 (Vegan Before 6), en la que no comía ningún producto de origen animal antes de las 6 de la tarde, pero podía hacerlo después de esa hora. "El veganismo [vegetarianismo sin tomar productos de origen animal] tiene sentido, pero no es una opción para la mayoría de nosotros", ha asegurado. "Comer poca carne a mí me ha funcionado, y funciona para mucha gente que quiere ir más allá de comprar bombillas de bajo consumo".

Eugenio García reconoce que ser flexitariano es "socialmente más fácil" que ser vegetariano o vegano. "Pero cuando tú tomas una opción, no te planteas si es más o menos sencillo. Yo he sido vegetariano unos meses y nunca me he quedado sin comer. En cualquier caso, en el flexitarianismo tu alimentación se adapta a tu vida, no tu vida a lo que comes. En mi casa, cuando yo cocino, mi alimentación es ovolacto vegetariana y, cuando como fuera de casa, suelen ser los momentos flexibles en los que tomo algo de pescado y carne". 

Como no podía ser de otra forma, los flexitarianos son mirados con recelo por algunos vegetarianos, que ven la ingesta ocasional de carne como una especie de frivolidad. "Teniendo en cuenta el impacto medioambiental, en la salud y en el maltrato a los animales, ser flexitariano es como fumar dos paquetes de cigarrillos en vez de 10, golpear a un cerdo hasta matarlo en vez de a dos, y echar medio litro de gasolina por el fregadero en vez de cuatro", ha dicho Kathy Guillermo, director de investigación de la organización PETA, a la revista 'Newsweek'.

"No me gustan nada el radicalismo, que a veces hace que lo que defiendes pierda la razón por las formas", replica García. "Es más fácil que tu postura cale en la sociedad desde la integración. Me disgusta si un vegetariano me dice que 'como cadáveres'. Yo puedo pasar semanas sin tomar carne, por lo que en principio soy más comprensivo con su actitud, pero por ese camino se consigue muy poco, por no decir nada".

Los más optimistas ven el flexitarianismo como un primer paso que puede enseñar a la gente las bondades de la dieta vegetariana o animar a los restaurantes a incluir más verduras en sus cartas. "Muchas personas son flexitarianas aunque no conozcan el término", reflexiona García. "Y evidentemente una alimentación más vegetal romperá posibles tabúes y miedos, cuando descubres lo sana y sabrosa que es la cocina vegetariana y lo bien que le sienta a tu cuerpo".

¿Estarías dispuesto a hacerte 'flexitariano'? Deja tu opinión en los comentarios.

Hay 237 Comentarios

Eduard, no es un problema de Karma, es una cuestión de salud.
Yo, comiendome una porción de cualquier pescado estaré siempre mejor alimentada que tú comiendote una ración de tofu (por poner un ejemplo).
Aparte de lo caro que sale ser vegano, que no todo el mundo puede permitírselo.

Pues por lo visto yo también soy flexitariana. Durante 5 años fui ovolactovegetariana y no tenía ningún tipo de problema para comer en casa. El problema es cuando salías y lo único que te daban era un bol de lechuga... Tuve que empezar a comer carne por prescripción médica, ya que sufría de anemia y mi doctor no me quería recetar ningún complemento vitamínico. Desde entonces mi dieta es básicamente ovolactovegetariana, pero de vez en cuando (sobretodo cuando salgo a comer fuera de casa) no tengo ningún tipo de reparo en comer carne.
A partir de este artículo podré decir orgullosa: Soy flexitariana!!

Que bien! Por fin podré explicar con una sola palabra a los amigos y familiares por qué soy incapaz de comer carne todos los dias de la semana. Es que hay gente que come carne para comer y para cenar y si le rechazas un filete te mira como si fueras a hacerte budista en cualquier momento...Me parece que la cantidad de carne en la dieta española hoy en dia es excesiva incluso para alguien que haga bastante deporte.

Kármicamente hablando......si eres tan insensible que no te importa cortar el cuello a un bicho para comer su carne o sacar a un pobre pez del agua y verlo como coletea en ansiedad ahogándose en el aire por falta de agua...debes estar mentalmente preparado para aceptar que ese será también TU destino en tu próximo cuerpo...Aparte de esto, no hay más que discutir.......Come lo que quieras....

Sí, estoy de acuerdo con el que dice que lo del nombrecito es una mariconada. Hablar por no estar callados. A ver... antes se les llamaba vegetaRianos a los que no comían carne ni pesacado y vegetaLianos a los que comían estrictamente vegetales. Los veganos actuales son los vegetaLianos de antes, ¿sí? El hombre comenzó siendo herbívoro, pero a medida que se fue bajando de los árboles (a alguno en la actualidad le hace falta probar esto), fue desarrollando la visión estereoscópica y pudo explorar mejor el ambiente que le rodeaba. Para eso tuvo que adaptarse a otras condiciones, entre ellas el hacerse carnívoro. Por lo tanto, el hombre es carnívoro. Es más, el desarrollo del cerebro se atribuye al paso del herbivorismo al carnivorismo (que no os extrañe, pues, el estado de los cerebros veganos). Por otro lado, los humanos carecemos de la maquinaria enzimática completa para digerir al cien por cien la materia vegetal (¿nunca os habéis preguntado por qué los veganos parecen habitualmente más viejos de lo que en realidad son? Algo se está acumulando en sus células). Por lo demás, el gran problema es la matanza indiscriminada de animales.

el flexitarianismo ha sido de toda la vida la diesta española. Lo que pasa que de 40 años a esta parte, nos creemos superman, comemos carne a diario y el pais con la esperanza de vida mas alta del mundo, empieza a perder posiciones.

La verdad es que yo soy "flexitariana" y me acabo de enterar. No tengo nada en contra de comer carne, pero sí que me parece que la manera actual de producción es una auténtica salvajada.
Aun así, Sofía, juzgar a los demás por comer carne me parece cuanto menos pretencioso. También se te podría decir a ti, por ejemplo, que si tuvieras "conciencia real" no tendrías teléfono móvil, o no usarías el ordenador desde el que repartes tu verdad absoluta. ¿Te suena el coltán, por ahí por el Congo, y las sangrientas guerras que provoca para tu beneficio? A ver si nos miramos un poco a nosotros mismos antes emitir juicios de valor tan rápidamente.

Soy flexitariano puro y duro. Vamos de la dieta mediterranea mas española. A los criticos de la caverna: No soy un moderno, lo que soy es un tipo normal. Tomo la dieta de mis padres que es la que había antes del nuevo riquismo y comer carne todos los días. La de arroz, legumbres, verduras, huevos a diario, un par de veces a la semana pescado y aves y tal vez un par de veces al mes carne roja.
Por los que tengan curiosidad por conocer la dieta mediterranea, que busquen en google la piramide de la dieta mediterranea.

Las vacas comen pasto y de paso abonan el campo (es decir, se produce un equilibrio natural). Me parece absurdo estar en contra de la alimentación animal. Lo que habría que abogar es por una producción animal sostenible y ecologica en vez de atacarla.
Vuelvo a decir lo mismo, una alimentación estrictamente vegetariana de toda la población mundial es insostenible (igual que lo sería una alimentación estrictamente carnivora).

Lo que dice Alex es verdad. Los veganos o los vegetarianos son de lo más intransigentes que he conocido( o mejor dicho se convirtieron). Creo que es por la falta de carne jajaja

Ser o no ser ¿Es realmente la cuestión?

Mucha gente dice: "mira que bien ahora me entero de que soy flexiriano" Pues vaya, menuda alegría, pienso yo, ser una cosa nueva es formidable.

Conozco gente vegetariana, la suficiente como para decir que sí, les cambia el carácter, se hacen más susceptibles a los ataques de la gente que no entiende el porqué de ése cambio, y muchas veces, por culpa de esa gente que no te acepta socialmente se vuelven huraños.

Etiquetarse no está mal, los humanos lo hacemos, los macacos no lo sé, pero en nosotros, en nuestra vida en sociedad, además de que nos etiquetamos nos gusta mucho juzgar a los demás, y creer que lo que uno hace es lo correcto... sin pensar en nadie más.

Mirella, la ignorancia aflora por todas partes. Partiendo del principio básico de que para producir un sólo kilo de carne se usan varias hectáreas que podrían tener cereal, que de utilizarse en humanos alimentarían a un porcentaje mucho mayor de personas que tu preciada carne. Así que por favor no hables cosas que no sabes y que todos los demás sí... ¿o es que acaso crees que las vacas comen aire? pues no, comen grandes extensiones de hierba ¿te suena?

Por cierto, los flexitarianos son aquellos debiluchos que en unos años comerán carne todo el tiempo y recordarán su época "ambientalista-conciente" de su juventud. Alguien con conciencia real es vegetariano... más bien es VEGANO.

Si todos los habitantes del mundo fueran vegetarianos tendriamos un serio problema. Habría que dedicar inmensas extensiones de terreno a cultivos y a la larga se convertiría en insostenible.
Los alimentos vegetales no aportan las mismas proteinas ni sacian lo mismo que los alimentos de origen animal, por lo tanto tendriamos millones de personas que consumirian a diario miles de toneladas de productos vegetales para obtener energía, y habria que terminar por cultivar transgenicos en invernaderos que aseguraran una producción continua.
Yo no le veo la ventaja.Todo tiene que tener su equilibrio.

Ala., otra gilipollez!. Que si metrosexual, que si flexivegetariano, que si tal y que si cual. Señores el comer carne no es "hacer daño a los animales". Forma parte de la naturaleza. El hombre por naturaleza es carnivoro. Al igual que un leon o un tigre. Su dale a un leon lechuguita y a un tigre un foi de zarahoria. El problema es que los animales matan por superivivencia, nunca por placer. El ser humano si. Esto es lo que habria que erradicar. Matar por matar. Que quereis que os diga, me encanta las ensaladas pero para el centro de la mesa y acompañadas de un buen filete. Donde esta el limite de inventar palabritas absurdas?.

Qué chorrada!

Vaya, resulta que yo no lo sabía y soy "flexitariana". Como de casi todo, pero principalmente verduras, cereales, legumbres y poca carne o pescado. También como jamón, huevos y queso. Me gusta el jamón y los derivados, pero la carne (tiene que ser "disfrazada" en plan fiambres o embutidos) y el pescado cada vez los como con menos frecuencia y menos cantidad, porque no me gustan. ¡¡Vamos, si ahora resulta que mi forma de comer tiene un nombre rarito y todo!!

yo tuve un amigo que al volverse vegetariano se convirtió en una persona egoista, intransigente y mala leche.

Ser flexitariano es un paso más dentro de la dinámica de la sociedad hacia el vegetarianismo. Es mejor ser flexitariano que carnivoro. Yo por mi parte son vegetariano, prácticamente vegano, porque solo como queso de vez en cuando. Ser vegetariano es algo más que una forma de comer, es una actitud y una filosofía de vida. Creo que es mejor ser vegetariano porque generas menos Karma, no consumes otros seres como los animales y enlaza con la esencia de lo espiritual.

esto viene a ser una dieta sana en toda regla y no tantas tonterias de flexitarianos

vaya, resulta que mi abuela era flexitariana (con una alimentación a base de legumbres, verduras, frutas del tiempo y muy poca carne y muy poco pescado; que sólo se utilizan como acompañamiento en l DIETA MEDITERRÁNEA) y la pobre mujer murió con 89 años sin tener ni idea de que lo era... vaya, vaya...

Es un disparate comer tantas cosas verdes, engordan demasiado, mirar como están las vacas de gordas.

O sea, usar el sentido común.

No sé lo que haríamos sin los intelectuales.

Omnívoro, lo mejor que hay...para compensar cabreos varios, una instantánea magnífica de un wok trabajando:
http://www.seriouseats.com/assets_c/2011/02/wok%20cutaway_1500%20pixels-142665.html
Espectacular!

Tuve la mala fortuna de conocer a una persona vegetariana, la más egoísta y poco consciente que pueda existir y desde entonces me he quedado un poco con la idea de que estas obsesiones con la comida son únicamente para la gente rica y en verdad, creo que deberían avergonzarse de hacer campaña por comidas especiales (como la comida BIO) cuando la mayor parte de la gente del mundo come aquello que puede.

O sea, que es comer normal. Bravo.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal