La triste realidad de los lácteos españoles

Por: | 22 de junio de 2011

Leche
Foto: ANH

Un estudio de la OCU publicado ayer ofrece datos preocupantes sobre la calidad de la leche entera que se consume en España. Tras analizar 47 marcas, la organización de consumidores asegura que algunas no aportan el contenido mínimo de grasa, tienen poco calcio y demasiado fósforo por el posible añadido de estabilizantes, se sobreexponen a tratamientos térmicos agresivos con lo que pierden demasiados nutrientes o directamente son demasiado viejas.

Mientras marcas como Pascual -la mejor valorada-, Hacendado, Consum o Kaiku aprueban con notable, otras como Carrefour Discount, Condis, Puleva, Ram o El Castillo suspenden con tan mala puntuación que la OCU desaconseja su consumo. La palma se la lleva Polesa, que obtiene una puntuación de 10 sobre 100. Me ha sorprendido la inclusión de Llet Nostra entre las peores, puesto que es una leche que consumo con frecuencia y que daba por decente.

Claro que el estudio no sólo valora el sabor, medido por un panel de catadores expertos en leche, sino también el etiquetado, los valores nutricionales, la calidad química de la leche -algunas marcas añaden sueros de quesería, ¡arg!- y su higiene. La Federación Nacional de Industrias Lácteas ha negado validez al informe diciendo que "carece de rigor y fundamento" y que la leche actual "es de mejor calidad que hace 10 años", mientras que el Ministerio de Medio Ambiente Rural y Marino insiste en que "el sector aplica rigurosamente la legislación de la UE".

 

 

Desde la ignorancia de ser un simple consumidor, y con mi paladar como único criterio, siempre he pensado que habría que dar un premio a los grandes productores de leche en España. Conseguir la transformación de una bebida sabrosa con cuerpo, de textura placentera y sabor ligeramente dulce en un insípido aguachirri no debe de ser fácil. Hay que currárselo mucho.

Cualquier persona con cierta edad recordará cómo era leche hace décadas (por ejemplo, la Collantes que se vendía en los setenta), y la podrá comparar en su memoria gustativa con la birria actual. Los más jóvenes, si se acercan a algún pueblo con vacas en el que alguien venda leche de verdad, pueden pillar un litro -digo pillar porque debe de ser ilegal-, hervirlo y comparar una cosa con la otra.

Es cierto que hay algunas alternativas para evitar la por lo general horrorosa leche uperizada de tetra-brick. Una es la fresca pasterizada, que siempre está algo mejor. Lo mismo se puede decir de la ecológica, que aunque es más cara al menos te garantiza que la vaca ha probado la hierba alguna vez en su vida.

Iniciativas especialmente loables respecto a este producto son las máquinas expendedoras de leche, que sirven para que los ganaderos puedan vender directamente al público y dejar de recibir las míseras cantidades de dinero que les pagan los intermediarios o las grandes centrales. Que yo sepa, existen en unas cuantas provincias, y en Madrid y Barcelona hay dos webs que te ayudan a localizarlas, Mivaca y Lletfresca. Tras catar la que se vende en Laredo (Cantabria), afirmo que es lo más parecido a la leche de verdad que he probado en el mercado.

Ampliando un poco el foco, veremos que la situación de los otros lácteos de vaca no induce a dar saltos de alegría. Hay productores y marcas pequeñas que los hacen bastante buenos, pero la mayoría no alcanzan una gran distribución o deben vender a precios altos. Un caso excepcional en Cataluña es el de La Fageda, una cooperativa sin ánimo de lucro que ha logrado estar presente en muchos supermercados con unos yogures muy dignos.

Sin embargo, el panorama de las grandes marcas es de lo más triste, y sus yogures, mantequillas y natas son tan mediocres como la leche. Basta con cruzar la frontera por el norte, darse una vuelta por algún hipermercado europeo, comprar unos cuantos lácteos y comparar. No sólo hay más variedad de productos, sino que la calidad está varios enteros por encima. Incluso las mismas marcas que están en España ofrecen un nivel superior.

Para explicar la situación, se suele argüir que este país es "mediterráneo" y que no tiene mucha tradición de lácteos. Lo pongo en duda. Al menos en el norte, España ha producido leche excelente desde tiempo inmemorial. Me temo que más bien se debe a otros factores, entre los que destacaría la preferencia por la leche uperizada del consumidor español, con la consiguiente anulación del gusto en este terreno; la falta de una oferta competitiva de verdad y el hecho de que España tenga que importar el más de una tercera parte de la leche que consume. Y cómo no, también tendrá algo que ver nuestra proverbial falta de exigencia a la hora de comprar cualquier tipo de alimento: si nos conformamos con cualquier leche, atendiendo sólo al criterio del precio aunque tengamos posibles para aspirar a más, beberemos agua blanqueada por los siglos de los siglos.

Hay 229 Comentarios

@Pepito de los palotes: La leche irlandesa le de mil vueltas a la mayoría de las leches españolas, me acostumbre a esa leche viviendo allí y ahora la echo de menos. Pasa lo mismo con la mantequilla, que tengo que comprarla en el Makro o en tiendas de importación porque la que encuentras por aquí no sabe a nada

¿España un país sin tradición lechera? Como asturiano no puedo estar mas disgustado con esa afirmación. Vivo en un lugar donde la reconversión agrícola y ganadera decretada a raíz del ingreso en la UE ha hecho desaparecer más de 50.000 empleos en ese sector, acabando con toda ganadería lechera tradicional, aquella en la que las vacas comían hierba (si, de acuerdo, y cada vez comían mas piensos, pero no disparemos a enemigo pequeño). Los pocos que sobreviven han de malvender su leche a la Central o a otras empresas que les pagan una puñetera miseria.. ¿y que hacen despues con la leche? la fragmentan en subproductos, la destilan como petróleo, y al consumidor final le venden un producto que es de todo menos leche a un precio exorbitante en relación a su calidad. Esta es la verdad y la vergüenza de la agricultura capitalista.

Yo también uso esas expendedoras de leche (d'Aldea, granja los casrinos son las que funcionan aquí) y el producto no tiene comparación. Ya por no hablar de cuando una señora que conozco me da algo de leche de sus vacas recién catada. La hiervo, me la bebo y es la mejor que hay. ¿es antihigiénica? yo me crié bebiendo eso, y aquí estoy.

Al final los fabricantes ofrecen lo que se vende y desgraciadamente hemos optado por la comodidad de poder almacenar cartones de tetrabrik, que no se estropean, en vez de comprar la leche fresca todos los días, igual que el pan. En Inglaterra por ejemplo los lecheros siguen dejando las botellas de leche fresca en la puerta todas las mañanas. Eso también era lo habitual en España pero parece ahora impensable. Incluso la leche en bolsa ya no existe, al menos hace por lo menos 15 años que no la veo en el supermercado. Sí, se estropeaba antes y lo de la bolsa de plástico era un rollo en comparación con el brick con tapón, pero al menos era leche de verdad.
En fin, espero que los fabricantes nos den la oportunidad de volver a tomar leche fresca. Y aplaudo la idea de las máquinas expendedoras de leche, que por cierto, no estaría mal que la OCU hubiese analizado también una muestra.

A mi me da que alguna que otra marca ha soltado alguna que otra gratificación para que aparezca como la mejor; sinceramente, no hay mucha diferencia entre Pascual, Puleva, Central Lechera Asturiana, y otras grandes marcas, esto me huele a montaje, como todo...

Hola MIkel.

Hace años se recogía leche fresca cada segundo día. Hoy día las reducciones de coste impuestas por los precios de mercado no salen gratis: se trae leche de Francia lo más barata posible, se "optimizan" rutas de recogida, se aumenta el tiempo de refrigeración entre recogidas, se trasiegan rutas... Una de las marcas de la parte baja de la lista es conocida por aceptar leches de fin de semana a bajo precio. Pero ante todo es la presión sobre el precio la que ocasiona todo esto, desde el momento en que el consumidor prefiere la leche de oferta más barata a la leche de calidad, y que la presión de las marcas blancas reduce los márgenes de los fabricantes a límites insostenibles (incluyo, por supuesto, los márgenes casi nulos de los fabricantes para marcas blancas) ¿O alguien piensa que hay duros a cuatro pesetas?
En resumen, la leche que los ganaderos producen hoy día es mejor que la de hace años; la leche que se envasa, no siempre lo es.

Voto por el yogur de la Fageda. Tuve ocasión de probarlo cuando viajé por la Garrotxa. Excepcional. (La miel y los fexoles también increibles)

Pero si los gatos no deben tomar ningún tipo de leche no adaptada... Por poco le matas. Por eso no la querría. Vete al veterinario a informarte la próxima vez antes de intentar hacer una buena acción xD.
Yo he vivido en Inglaterra cuando estudiante y termine comprando proactiv para beber leche sin problemas. La fresca se cortaba cada 2x3 y las de brick allí son malas malas. Así k eso de que allí es mejor... Y con los yogures lo mismo. La mayoría ademas son Danone y saben exactamente como aquí o mas aguaos.

En Madrid hay dos marcas muy buenas de leche pasteurizada (la 'fresca', para entendernos): Priégola y La Colmenareña. Sobre todo la Priégola, aunque también es algo más cara. La Colmenareña se encuentra más fácilmente, y, desde que la probaron mis niños, ya no quieren otra

Pues supongo que no habéis probado la leche de otros países europeos (Inglaterra nunca la probé) porque la de España le da mil patada. La peor con diferencia la de Irlanda, que cosa mas mala. Estuve sin beber leche mas de un año por eso. La de España sabe mucho mejor que la media. Otra cosa serán los análisis químicos, que son irrefutable.

En España, mi voto también va para Priegola!

Opps, Sin querer darte una lección de marketing, te aclaro que los productos de marca blanca no siempre ( o mejor dicho, no necesariamente) son de peor calidad, porque la diferencia de coste, sobre todo en productos donde los margenes de producción son bajos no tiene obligatoriamente que provenir de la baja de costes de producción (lo que a su vez no significa tampoco automáticamente baja calidad, como han demostrado los coches japoneses) si no que se basa más en ahorros en los costes de distribucion y comercialización.

Piensa que en el caso de las marcas blancas, Carrefour, Mercadona, etc, se ahorra los margenes de gran parte de los intermediarios, así como los costes asociados a promoción, ya que reutilizan su fuerza de marca para la promoción, se dirigen a un target sensible al precio (no necesitan promocionar otras características) pueden utilizar la economía de escala más efectivamente, calculan sus margenes desde puntos más bajos de la cadena y, además pueden presionar al productor con más facilidad.

En muchas ocasiones las marcas blancas son de menor calidad, pero de ahí a generalizar y, sobre todo, decir que están fabricadas con desechos, hay una gran diferencia.

Si ves la marca blanca como lo que es (marca de distribuidor), piensa que el carnicero, el frutero, el pescadero de toda la vida te han vendido marcas blancas: el pescado no es Pascual o Cuétara, es el que te vendía tu tendero (tu distribuidor) y la garantía de calidad (o de falta de ella) venía dada por el distribuidor, no por el productor, como pasa con los productos de marca.

Luego está el marquismo como sinónimo (ficticio o no) de paz espiritual (compro confianza en la calidad, no calidad propiamente dicha e incluso estatus, al haberse contagiado el sector alimentación de otros como el textil o el de la automoción) pero eso es otro tema.

Vivo en Italia, he vivido en Holanda y Alemania.... y no hay comparación con la leche que se toma en España. Eso sí, yo soy muy lechera y siempre que puedo, tomo leche fresca, que es infinitamente mejor. Todos los progresos que se ven en España es para hacer que la leche sea menos leche, con más omegas y cosas varias, que hace que tengan un sabor que no es el suyo.
A mi me recuerda a la miel de supermercado... también han conseguido el premio de conseguir que un super producto, pierda todo su buen sabor.

en mi casa sde consume desde siempre leche leyma fresca (pasteurizada, no UHT). Hace un tiempo encontramos un gatito abandonado y muerto de hambre, le dimos leche de cartón (UHT) para intentar que comiese algo y nos vino a decir que la comiésemos nosotros. ¡¡!! De hecho, en países como Reino Unido o Noruega, el 99% de la leche que se vende y consume es pasteurizada, y la leche UHT ocupa un hueco mínimo y escondido del supermercado. Cualquiera con un mínimo de paladar aprecia la diferencia!!!

Buenas.

He leído algunos comentarios que ponían en duda el problema de la intolerancia a la lactosa. Os dejo un enlace con algo de información sobre el por qué de la intolerancia a la lactosa: http://bitacorabeagle.blogspot.com/2011/04/la-intolerancia-la-lactosa.html

Un saludo.

¿Y dicen que la leche actual es mejor que la de hace 10 años? Jajaj con esa absurda afirmación han perdido la poca credibilidad que tienen

Pues si, es increible. Yo vivo en Austria y aqui es otra cosa.
Da gusto hasta beber la leche desnatada. Que es muchisimo mejor que el agua chirla que bebemos en Espanha.
Yo cuando regreso en vacaciones ya ni la bebo.
Eso si, menudo enganho nos metieron con la cuota lactea, para que ahora tengamos que importar

Lo único que os puedo decir es que eso es literalmente MENTIRA, por razones obvias no puedo decir quien soy, trabajo envasando leche para distintas marcas blancas en una empresa donde se envasa leche de calidad y las marcas blancas como Hacendado, meten en la leche lo que haga falta para reducir costes... No seáis inocentes, nadie da duros a cuatro pesetas

¿Como es posible que en el Reino Unido el consumo de leche sea mayoritariamente fresca y en bolsa, y también en Canadá?. ¿Y en España toda en cartón y UHT?. ¿Quién va a tormar esta leche?.

No es nada nuevo. Yo he vivido años en Inglaterra y he visto como reparten leche en botella de vidrio a domicilio todas las mañanas, y en las tiendas solo hay leche entera, semi o desnatada, que dura muy poco porque es fresca. Aquí hay leche con jalea, con omega3, con calcio añadido (es como añadir vitamina C a las naranjas), etc...
En el fondo es un síntoma más de la crisis (y no sólo económica) que envuelve el país.
La solución es sencilla: no comprarla. Que se arruinen todas esas marcas. Boicot. Burlar la ley y comprar al ganadero, (sobre todo al honesto, que ese es otro tema), y si no se puede esto último pues prescindir de ella. Al menos hasta que alguien haga algo. Si gente honrada está sufriendo paro y penuria, estos carcamales DEBEN sufrirla con mayor motivo.
Lo mismo con vino, frutas, carne, etc...

Si claro que la leche de marca blanca es la mejor de la fabrica y la peor se usa para la empresa principal que da de comer a toda la fabrica... XD. Y la leche se recicla también no? Os lo creéis todo. Este estudio salta a la vista que es carente de todo rigor. El mismo envase con dos puntuaciones diferentes, la misma leche con el mismo registro y del mismo camión con dos sabores distintos y una composición distinta... Claro claro. Y el ministerio de sanidad y sus certificados de calidad valen menos que la palabra de la OCU que es una empresa privada no? Venga... Quien ha pagado el estudio y quienes han participado incluido laboratorios y científicos? Que lo digan y publiquen. Si es tan riguroso les dará caché.

Las grandes industrias se ocuparon en su día de cambiar la mentalidad del consumidor, y nos ofrecen "leche" en un cartón que puede estar tres meses almacenada sin frio.
Lo único que tiene de leche es el color blanco y que pone por fuera en el envase leche, porque está desnaturalizada. La leche natural toda la vida tubo una caducidad de pocos días y en frío, a menos de 6ºC.
La leche es un producto vivo, que caduca, por lo tanto la leche de cartón que no caduca está muerta.
¿Que leche tomamos?????????

Lo de este país es la LECHE!

Tetra brick??? Nonono, no entro en ese juego. Yo sólo bebo leche fresca, y de vez en cuando (no más amenudo porque tiene más materia grasa y por cuestiones de operación bikini), me doy un capricho: Un litro de leche de vacas biológicas, de la que no lleva casi etiquetas. Todo lo demás es basura, y exactamente, superadísima en cuanto pasas la vertiente de aguas de los Pirineos.

- "Buenos días, ¿me da un brick de leche?"
-"¿Pascual?"
-"Pascualvaser, KAIKU"

Ejem... una que se despertaba con pocos añitos en el caserío de los abuelos a las 6am por el ruido de la ordeñadora y cuando habría el ojo tenía un tazón de leche manchado de café y una rebanada de pan con nata, todo con bien de azúcar... Saludos!

Miquel, yo tomo cada día en Ferrol A Coruña, "leche certificada de granja".
¿No sé si sabes lo que significa E.T.G.?. Para tu información significa especialidad tradicional garantizada. Es leche auténtica, de una sóla ganadería. Ordeñada cada día, sin transvases ni días acumulada en silos.
La marca es leche certificada Bohal, si quieres te informas sobre lo que te estoy diciendo.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal