Caponata a la judía

Por: | 18 de agosto de 2011

Caponata judia
Foto: Ainhoa Gomà

La obra culinaria a la que más enganchado estoy este mes se llama 'El libro de la cocina judía', de Claudia Roden. Esta señora, una de las máximas autoridades en gastronomía de Oriente Próximo, recopila en él un montón de fantásticas recetas tradicionales judías de diversos países mediterráneos. Pero no es eso lo que me fascina del libro, sino su potente contenido emocional.

Roden evoca a través de la comida un mundo desaparecido, el de las comunidades judías de Turquía, Italia, Marruecos, Egipto y otros países mediterráneos. Ella y su familia formaron parte de él: su abuela materna era una sefardí de Estambul, la paterna provenía de Alepo (Siria), y Claudia vivió con sus padres en El Cairo hasta 1951. La autora no sólo cuenta cómo se preparan los platos que comían, sino su origen, sus avatares históricos o el ambiente de las ocasiones en que se servían. Y lo hace muy bien, con una escritura elegante con gran poder de evocación.

El horror nazi primero, y los conflictos entre árabes e israelíes después, terminaron con ese universo de comida refinada, cosmopolita, tan arraigada en la tradición como abierta a influencias de todas partes. Con el libro, Roden trata de que no desaparezca para siempre, que permanezca a través de un puñado de recetas que no sólo hablan de cocina.

En el libro se aprenden muchas cosas. Por ejemplo, que el cocido, único plato que se cocina en todas las regiones de España en distintas variantes, es de origen judío. Roden asegura que si se llenó de cerdo fue precisamente porque los judíos conversos, llamados marranos, se lo ponían para demostrar que habían abandonado su credo. También afirma que la preferencia española por el aceite de oliva frente a la manteca de cerdo también se debe al influjo judío (digo yo que los musulmanes y la abundancia del producto en sí algo tendrían que ver también).

La caponata, guiso de berenjenas, tomate, apio y aceitunas, era un plato tradicional de los judíos sicilianos. Cuando éstos fueron expulsados de la isla por orden de la corona española, dueña y señora de aquel territorio en el siglo XVI, lo popularizaron en el resto de Italia junto a otras recetas con berenjenas. Por increíble que parezca hoy, según Roden a los italianos no les gustaba mucho esta verdura hasta que la aprendieron a comer de los judíos.

Las únicas diferencias importantes de esta versión respecto a otras que había hecho anteriormente es que el apio no se rehoga, por lo que queda un poco más entero; que el tomate va triturado y que no lleva ni albahaca, ni perejil ni frutos secos como piñones o pasas. Como siempre, las variaciones en estos tres puntos son libres y a gusto del consumidor.

Dificultad

Para personas que no comprenden 'Barrio Sésamo'.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 1 kg. de berenjenas
  • 750 gr. de tomate natural triturado
  • 3 troncos de apio
  • 100 gr. de aceitunas verdes fáciles de deshuesar
  • 2 cucharadas de alcaparras
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 4 cucharaditas de vinagre blanco
  • 2-3 cucharadas de azúcar
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Preparación

1. Pelar las berenjenas y cortarlas en dados de unos 2-3 centímetros. Salarlas y dejarlas entre media y una hora sobre un colador o escurridor con peso encima para que pierdan líquido y amargor.

2. Picar la cebolla fina y rehogarla a fuego suave en una cazuela baja o sartén con un buen chorro de aceite de oliva unos 10 minutos.

3. Incoporar el ajo picado, y en cuanto empiece a oler sumar el tomate. Cocer suave unos 5 minutos y añadir el apio picado en trozos de entre medio y un centímetro. Dejar que se haga suave hasta que el tomate espese (unos 10-15 minutos).

4. Añadir las aceitunas deshuesadas, las alcaparras, el vinagre, el azúcar y una pizca de sal. Cocer suave 5 minutos más. Comprobar que el apio está al dente, pero hecho; si no, prolongar un poco la cocción.

5. Secar las berenjenas un poco con papel de cocina y freírlas en aceite abundante a temperatura media-alta. Hacerlo en tandas y dejar que se doren y que se hagan bien por dentro, porque si no estarán chiclosas. Escurrirlas sobre un plato con papel de cocina.

6. Juntar las berenjenas con la salsa de tomate y dejar que se hagan 5 minutos más a fuego suave, para que los sabores se junten. Retirar del fuego, tapar y dejar que se enfríe. Corregir de sal.

7. Servir la caponata con unas tostaditas o unos huevos poché si se toma de primero. También puede acompañar a una carne o a un pescado.

Hay 60 Comentarios

la caponata es un plato típico siciliano. Ni judíos, ni nada.

Buenas,
Comentar que en España se consumía aceite de oliva aun antes de la época árabe: en la época fenicia y romana ya se comerciaba con este oro líquido, que se transportaba en ánforas por vía marítima hasta la metrópoli respectiva.
Hoy en día, merced a la buena fama que tiene este producto, estamos exportando toneladas de aceite de oliva a países como China, Japón, Filipinas,... incluso países árabes como Irán y Kuwait.
En fin, espero que esto nos ayude a salir de la crisis...

Me encanta la caponata! Mi receta favorita es la de Jamie Olivier, pero probaré esta variante con apio.
http://losbonvivant.wordpress.com/

Esta es de Ondakin!!! Ja Ja Ja. Queda muy buena por cierto.
PS Me gustó más haciendo la berenjena en el horno con un poco de aceite, resulta más ligera
Saludos atodos

Mira ahora el escándalo de Cesc Fábregas ayer por la noche
http://tinyurl.com/F-bregas

Caray, me ha encantado la lección de historia cocinera. De hecho, más aún que la receta que ya tiene buena pinta de por sí (que conste). Si sigues escribiendo con este tipo de historias te leeré cada día con más entusiasmo.

Mikel, eres terrible, ahora me voy a tener que vestir de normal (las alpargatas y el bañador para ir a una librería en la ciudad no me parecen adecuadas!), coger el coche y ponerme a buscar ese pedazo de libro que recomiendas, la verdad tiene muy buena pinta. Ah y la caponata tambien.
Saludos

Yo de peque odiaba a mueeeeeeete la berenjena... pero es algo que cada dia me gusta más... obi... obi...obi...oba... XDDD

La cocina mediterránea empieza con un soniquete común: poner a sofreír en aceite de Oliva un poco de cebolla ... Y a partir de ese mantra se van incorporando distintos vegetales en función de la temporada o región. Viva la raíz común de todas estas culturas.
El diletante.
undiletanteenlacocina.blogspot.com

Creo que si en algo me parezco a los romanos de aquella época es que a mi tampoco me gusta demasiado la berenjena, sólo la tolero rellena o rebozada y tampoco es que me fascine, pero reconozco que esta receta tiene buena pinta, aunque no se si me atreveré con ella.

Saludos.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal