Ensalada de calabacín y salmón marinado

Por: | 04 de agosto de 2011

Ensalada salmon calabacin marinado

No sé muy bien por qué, pero no puedo con el salmón cocinado con calor. Sea a la plancha, al horno o al vapor, me echa para atrás el regusto que coge con la cocción, sobre todo si es de criadero y rezuma grasilla blancuzca. Es una manía personal, lo sé. Y más rara aún teniendo en cuenta que este pescado de río me vuelve loco cuando está crudo, ahumado o marinado.

La receta de hoy es, como casi siempre, muy sencilla, y lo único que requiere es un poco de previsión porque el proceso de marinar el salmón tarda un día y medio aproximadamente. Ahora bien, vale la pena hacerlo en casa porque está buenísimo y además te ahorras una pasta respecto al comprado.

Si andas mal de tiempo o se te ocurre prepararlo el mismo día que lo vas a comer, un plan B es el marinado en soja: bañas el pescado troceado en esa salsa y lo dejas en la nevera una hora aproximadamente. Quedará más crudo pero igual de delicioso. En cuanto al calabacín, la mecánica es parecida a la del salmón, sólo que un poco más corta y agresiva al incluir limón y un poco de vinagre en la marinada.

Dificultad

Para personas sin dos dedos de frente.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 300 gr. de salmón fresco en una sola pieza con piel
  • 1 calabacín mediano
  • 100 gr. de rúcula
  • 40 gr. de piñones
  • 1/2 limón
  • 2 cucharadas de eneldo picado
  • 1 cucharada de vinagre blanco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Azúcar
  • Sal y pimienta blanca

Preparación

1. Mezclar la misma cantidad de sal y azúcar en un bol (con 500 unos 300 gr. de cada será suficiente). Cubrir un recipiente de plástico o cristal con una fina capa de la mezcla.

2. Acostar el salmón en el recipiente, repartir por encima la mitad del eneldo picado y un poco de pimienta blanca, y cubrir con más azúcar con sal. Tapar y marinar en la nevera entre 24 y 36 horas, retirando de vez en cuando el almíbar que irá saliendo a la superficie. Si se quiere que el pescado quede más hecho, se le puede poner peso encima para que pierda más líquido.

3. Cortar el calabacín en rodajas finas, salarlo y dejarlo sobre un colador para que suelte líquido durante una hora. Secarlo.

4. Mezclar cuatro cucharadas de aceite de oliva, el zumo del medio limón, una cucharadita de vinagre y una pizca de sal y pimienta. Poner el calabacín un tupper o fuente y cubrirlo con el aliño. Meter en la nevera y dejar reposar una hora (o de un día para otro).

5. Lavar el salmón con cuidado, quitarle la piel y cortarlo en cubos. Aderezarlo con un poco de eneldo y untarlo ligeramente en aceite.

6. Tostar un poco los piñones en una sartén, con cuidado de que no se quemen.

7. Cuando se vaya a tomar la ensalada, poner la rúcula sobre una fuente. Repartir el salmón y el calabacín por encima, y terminar con los piñones. Aliñar con la marinada del calabacín y más aceite y sal si es necesario.

Hay 56 Comentarios

Excelente receta para el verano pero por favor un poco más de esmero en las fotos, esta particularmente parece que fuesen sobras.

Yo marino exactamente igual pero el salmón previamente lo "lavo" en vodka. No puedo citar la fuente pero leí que era así como se hacía tradicionalmente en los países escandinavos.
Se puede cocinar evitando el exceso de grasa si con el pescado a temperatura ambiente lo pasas (visto y no visto) solo por una cara en la plancha. Simplemente entibias la carne y el resultado a mi me agrada. También leí que era tradición escandinava.

A mi con el salmón me pasa algo parecido, me encanta pero solo ahumado o marinado y nunca se me había ocurrido marinarlo yo, tengo que ir en un rato a hacer la compra, probaré con un filetito para ver que tal :)


Saludos.

Ante los insistentes rumores, desmiento contudentemente que la receta esté influida por los delirios crudívoros de Salvador Sostres :-D

Se está preparando para el primer plato de hoy... versionada con salmón ahumado, por aquello de la improvisación, y con almendritas fileteadas en vez de piñones.... vamos que nos vamos!!! habrá receta en mi blog con el permiso de su señoría.

www.lacucharadelabaluga.com

Graciassssssssssssss

Me parece genial la receta,ya he adelgazado 20 kilos a base de calabacines de mi Huerta,que me apasionan rehogados con cebolla,y además solo como pescado,así que es otra manera de comer el calabacín, mañana mismo,hago la receta,pues siempre tengo salmón marinado casero en el congelador.
Me encantan tus ideas,ahora había entrado para ver la receta del tiramisu falso.
Por cierto he congelado moras,y frambuesas mías,las pogo en una bandeja y ya congeladas las paso por azúcar glass y las vuelvo a poner en el congelador,quedan fenomenal,así para el invierno las tengo para adornos.

Yo, cuando cocino salmón, lo hago con la plancha muy caliente y sin sal. Vuelta y vuelta. En el plato, sal maldon. Al no ponerle la sal durante la cocción, no se licúan tanto las grasas y no queda tan fofo.

No sé, entre tanto cocinilla (con cariño), igual me crucificáis, pero a mi el salmón cocinado en papillote con unas laminitas de ajo, eneldo, laurel y un toque de pimienta recién molida me apasiona. Me parece de lo más sano. Como el azúcar de esta receta me temo que no me va a sentar nada bien, creo que sustituiré los dados de salmón ahumado por láminas de salmón cocinado de esta manera.

A mí tampoco me gusta mucho el salmón cocinado, pero ultimamente me enseñaron una receta veraniega que lo hace muy refrescante: a la plancha con sal y pimienta y con una salsa que añades al gusto mientras lo comes hecha con trocitos de mango; cebolla roja muy picadita, zumo de lima y un poco de raiz de gengibre rallada.

Buena idea la sal ahumada!

Soy pescador de salmón (salvaje) y me gustaría hacer dos aclaraciones; por un lado, alguien afirma que el salmón de criadero está libre de parásitos, NO ES CIERTO, se crían encerrados en fiordos (rías) por tanto la posibilidad de entrar en contacto con otros peces infectados es posible, amén de los contenidos en metales pesados derivados de la localización de las explotaciones (a las rías van los ríos que los humanos contaminamos). Por otro, en especial para los amantes del regusto del humo, el marinado se puede mejorar añadiéndole a la mezcla se sal y azúcar un par de cucharaditas de sal ahumada.

Totalmente de acuerdo: el salmón cocinado me produce cierto repelús (será por la grasita?) No me gusta ni el olor. En cambio crudo, ahumado, etc., buenísimo.

Como no suelo tener tiempo para cocinar (excepto los fines de semana) haré lo que dice bea y prepararé un buen trozo de salmón, y ya cortado, lo congelaré para tener para unas cuantas ensaladas.

Ah, y de las primeras cosas que hago cada día es entrar en tu blog. Me encanta!

Hey, Mikel! Eres genial, tus recetas me salvan las cenas antaño tristonas, y tu humor me salva las mañanas oficiniles. Me gustaría si es posible que le dieses una alternativa a ese medio kilo de azúcar. Incluso con fructosa, me estoy poniendo las pilas con el sobrepeso :S Muchas gracias por este blog (y por la foto de la funkygalleta :P)

perfecta receta... lo bueno se hace esperar y el salmón marinado es lo que tiene.
Esta cae mañana como cenita sorpresa para mi chica.

Muuuuy apetecible!

bea B qué idea más buena y sencilla! no se me había ocurrido congelar después del marinado. Me has dado una buena solución. Gracias.

¡Conoces la receta secreta de mi tía abuela para marinar el salmón! Será que no era tan secreta... Lo del calabacín sorprende ¡esta misma semana pruebo la ensalada!

Genial el blog!

@Mikel: es esta una receta inspirada por el articulo del impagable Sostres en el Mundo ???? XDDDD (aquello de que cocinar es para la plebe y comer crudo sin embargo de excelsos intelectuales y seres superiores...Oo (comoooorr???, que diria Chiquito). No tengo ni idea si el salmon puede tener anisakis o no pero en otras entradas, creo recordar que se recomendaba congelar el pescado primero y usar tras descongelar por si acaso. La receta me parece estupenda y la pruebo seguro. Me encanta al salmon como sea.

A mí con el salmón me pasa exactamente igual que a tí...

Buena receta!!! Y buen blog!!! ;-)

Saludos,

Javier Castañeda

No soy mucho del salmón pero probaré.
http://www.tuppermenu.com

A mí también me gusta a la plancha o sin aceite en la sartén. ¿¡Salmón con anisakis!? ¿¿¿Dónde???

Los escandinavos toman el salmón marinado o ahumado, por algo será. Por otra parte, el salmón de criadero no debería nunca tener anisakis.Este parásito se transmite entre peces por comer las vísceras de otros peces contaminados, y su expansión está producida por los descartes de la pesca industrial.

Ridios! que pinta tiene esta ensalada Mikel!!!

Fantástica receta Mikel. Ideal para mi calabacin-overload

jejeje... yo soy al reves que tu Mikel... a mi me encanta.. a la plancha... al horno... cocido... o de cualquier forma que este caliente... pero no puedo con el salmón ahumado... es superior a mis fuerzas y soy incapaz de tragarlo...
Crudo solo puedo tomarlo "en forma" de maki...

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal