Restaurantes 'offline'

Por: | 23 de agosto de 2011

Zen market
Zen Market, un local con web irritante. Foto: Santi Burgos

 

Un buen día decides ir a un restaurante del que te han hablado bien. Entras en Internet para ver dónde está, cuál es su teléfono, cuánto cuesta, qué platos ofrece, etcétera. Tecleas el nombre en un buscador. Y entonces empieza el vía crucis.

Cada vez son menos, pero por psicodélico que parezca, en pleno 2011 todavía existen restaurantes en España sin página web. Sus dueños no han considerado necesario crear una, a pesar de que la tecnología actual permite hacerlo con un gasto ínfimo. No se han debido de enterar de que muchos de sus potenciales clientes se informan desde hace años por la Red, y que el listín telefónico, el 003 y el tam-tam no viven sus mejores días.

Pero seamos positivos. Digamos que el restaurante en cuestión tiene su propio site. Entonces puede que demos con él... o no. ¿Por qué no sale cuando lo buscamos en Google? ¿O por qué aparecen tropecientas páginas de listados de locales, tan cutres de estética como rácanas en contenido, antes que la oficial? Lo más seguro es que la empresa que la hizo ni se preocupara en optimizarla para que el sistema del buscador la lea y la valore como como un resultado interesante para los usuarios.

En este punto llegamos de lleno al drama de este artículo: las webs de muchos restaurantes españoles son espantosas. No quiero decir que sean feas, que también, sino que no cumplen con su labor fundamental, la de ser encontradas y proporcionar información relevante de manera rápida y clara. En vez de páginas sencillas en las que veas fácilmente lo que sueles buscar -el menú, buenas fotos del local, los platos, los precios o, lo más elemental, la dirección y el teléfono-, te das con farragosos sitios hechos en flash con mucha tontería en movimiento, que además de cargar lento y mal constituyen un atentado a la usabilidad y son impracticables desde el móvil. Eso cuando no cometen un crimen que, en mis fantasías dictatoriales, castigo con la cadena perpetua: incluir rallantes musiquillas 'chill-out'.

Por supuesto, existen restaurantes en España con buenas webs, y como usuario habitual puedo afirmar que el nivel va subiendo. Sabedores de que gran parte de su público potencial vive fuera de España y de que se la juegan en la Red, bastantes chefs estrella cuentan con páginas decentes y propias del siglo XXI. Otros locales, como Mugaritz o Abastos 2.0, hasta saben mantener una comunicación fluida con la humanidad internauta a través de las redes sociales. Sin embargo, me sigue soprendiendo cómo negocios que no paran de llorar por lo mal que va todo se permiten el lujo de no estar o de estar como están en Internet.

Mucho me temo que los hosteleros, sobre todo los de cierta edad y/o poco digitalizados, se dejan engañar por empresas de diseño web sin demasiados escrúpulos, que les venden páginas tan impactantes a primera vista como inútiles para un uso efectivo. O quizá sea al revés: en su ignorancia, no quieren webs limpias y prácticas, sino floripondios online que les entren por los ojos.

Tranquiliza, eso sí, que en la cuna de Internet las cosas no vayan mucho mejor. Hace unos días, un  artículo de Slate.com titulado '¿Por qué los sitios web de los restaurantes son tan horrorosamente malos?' glosaba los espantos de las páginas de los restaurantes estadounidenses. Mal de muchos...

Hay 80 Comentarios

Cuanta razón tienes, pero no hay que generalizar pues hay restaurantes que cuentan con webs muy buenas, pero en la viña del señor siempre tiene que haber de todo. Yo que soy de ir a por los descuentos y las ofertas de internet prefiero entrar en www.eltenedor.es y ya dejarme guiar por lo que ahí encuentro, al fin y al cabo tiene toda la información básica que necesitamos del sitio en cuestión, puedes reservar online gratis (llamada que te ahorras) y si además con la promoción me puedo ahorrar un dinerillo mejor que mejor, me sale la cena redonda ;)

Con todo el respeto, yo soy consumidor habitual de restaurantes, y a mi me gustan los restaurantes con sitios web decentes. Lo de Wordpress me parece el colmo de lo simple y cutre, vamos, yo a un sitio así, a no ser que sea por recomendación, no voy. Pero bueno, esto es una cuestión de gustos, a mí me gusta ir a restaurantes de moda, me gusta que el sitio web me muestre grandes imágenes del sitio tan "guays" al que voy (para publicitarlo en Facebook, seamos sinceros). Lo de las peliculas flash y los videos ya me parece totalmente innecesario, pero si el Flash ayuda a hacer transiciones atractivas entre imágenes y secciones no sé lo que tiene de malo. Lo malo es cuando se olvidan de poner el contenido importante, que es la carta, los horarios y la ubicación. El problema es que en este país no apreciamos el trendiness, ni el darle una atmosfera atractiva a nuestros restaurantes. Al fin y al cabo, lo importante es hacer las cosas con criterio y buen gusto, algo que nos falta y mucho. Esto parece la gran cruzada contra el Flash, y no sé por qué, si hace las webs mucho más agradables. Pero vamos, que no soy accionista de Adobe ni nada, que quien dice flash dice HTML5.

Basado en un hecho real, como las pelis de mediodía:
Jefe impaciente que quiere una reserva para ya en el Restaurante Floripondiez, que le han dicho que está muy bien pero no sabe donde está.
Buscas la web y 5 minutos cargando flash. Luego "tirurí ti ti" y procesión de fotos durante otro buen rato. El jefe que se pone detrás tuyo, metiendo prisa porque se le hace tarde. Llegas a la pantalla principal: ¡todo negro! Cuando mueves el ratón, a ver si es que el ordenador se ha quedado tonto, te van apareciendo y desapareciendo los comandos del menú principal, con ruiditos y animaciones, como si estuvieras en un videojuego. Por más que miras no encuentras los datos de contacto por ningún lado, pero buscando en otros portales das con una central de reservas, donde que te informan que el Floripondiez no abre hoy por descanso del personal.
A todo esto se ha pasado casi media hora y el jefe en vez de estar impaciente, lo que está es cabreado. "Amablemente" te indica que le reserves mesa en su restaurante habitual. Y el Restaurante Floripondiez, que está muy bien pero tiene una web desastrosa, ha perdido 2 clientes: mi jefe que no se va a volver a acordar, y yo que no voy a querer volver a saber nada de ellos después de tan agradable rato...

Hay portales de restaurantes que proporcianan toda la información detallada y actualizada, con fotos y hasta con videos, que sirven de buscadores y que estan realmente bien. Yo os recomiendo www.bcnrestaurantes.com con información de 1000 restaurantes de Barcelona

Totalmente de acuerdo! Esta claro! Yo he llegado a la conclusión de que la mejor manera de encontrar el restaurante buscado es caminando hasta encontrarlo. Muchas veces las webs no son fiables al 100%!
Saludos.

Las webs de los restaurantes no aparecen en los primeros lugares de los buscadores porque están descuidadas y tienen menos visitas. Para encontrar restaurantes en la Costa del Sol y en otros puntos:
www.guiagastronómicacds.com
Guia Gastronómica de la Costa del Sol.
Saludos Mikel.

¡Cuanto me ha alegrado este artículo!

Como diseñadores y desarrolladores de webs,mi colega y yo hemos sufrido a esos mismos clientes (de restaurantes) que piden justo lo que no debería hacerse. Tengo que reconocer que este post me lo ha pasado precisamente un cliente, por lo que la alegría de leerlo fue doble.

Mal que nos pese, los clientes que encargan una web son también nternautas... ergo, si sus páginas son así de inútiles y espantosas se entiende que andamos algo escasos de cultura "online".

Quizás podría hacerse un decálogo sobre las ideas (algunas muy tontas y otras, simple ignorancia) típicas con las que tropezamos como profesionales a la hora de recibir un encargo.

- Házmela en Flash porque queda más bonita y divertida.

- Necesito una web sencillita porque todo el mundo se lo hace pero no porque lo necesite.

- No, no que ya mi sobrino ya me está haciendo una cosita ahí para colgar en internet.

- Ya, ya tengo web, gracias... (cuando miras, su "web" consiste en una sóla pantalla que reproduce los datos de su tarjeta de visita)

- Bueno, ahora con el Facebook ya no hace falta tener web corporativa. Es gratis y ya tengo muchos fans.

- ¡Anda ya! ¿Que me voy a poner yo a contestar correos, escribir en un blog o publicar ofertas con todo lo que tengo que hacer? Lo que quiero es aparecer en los primeros lugares de Google, no complicarme la vida.

- ¿Colgar la carta-menú del restaurante en la web? ¿Y si me copian la idea?

- 11870, vimeo, salir.com, flickr, twitter... directorios webs, redes sociales. ¿y eso qué es?

- Bah!, pa'que la gente venga a comer no hace falta dar tantos detalles ni escribir tanto en el internet.

- ¿Reservas online? ¿no es mejor que llamen por teléfono como toda la vida?

- Mi padre fundó este lugar hace 45 años y no le hizo falta internet, ni ninguno de esos inventos.

- ¿Fotos? Ah, también las hará mi sobrino con la cámara que le regalé en Navidad de 10 mpx. Un chollo, me costó sólo 250 euros.

- ¿Los textos? No, esto tampoco. Ya los escribirá mi mujer, que muy apañá con las cartas y esas cosas.


podría seguir hasta el infinito... Gracias Mikel

Las webs de los restaurantes no aparecen en los primeros lugares de los buscadores porque están descuidadas y tienen menos visitas. Para encontrar restaurantes en la Costa del Sol y en otros puntos:
www.guiagastronómica.cds.com
Guia Gastronómica de la Costa del Sol.

Totalmente de acuerdo con esta nota...
Es increíble que muchos restaurantes no tengan web y si la tienen tengan cosas realmente espantosas. Con fotos malas, colores chillones y ya que decir de la tipografia. En vez de resaltar su local y su comida, lo unico que logran es darte ganas de salir corriendo.
No es necesario gastar mucho para tener algo sobrio y bien hecho. Y tampoco es necesario que este en flash.
Muchas veces esas webs son lo que pide el cliente, y deberían ponerse a pensar si realmente sus clientes quieren encontrarse con eso cuando busquen información de sus locales.

Saludos

Mikel, eres adorable, como siempre. Entretanto, esto está en inglés y tiene mucho argot, pero viene al pelo: http://theoatmeal.com/comics/restaurant_website

Buenisimo el articulo Mikel. Yo por mi trabajo, visito no solo restaurantes, sino empresas de otros sectores, y como dice Eduprom yo también me quedo perplejo de las escusas que dan para no tener una web: es una inversión que ahora mismo no podemos permitirnos, a ver si acaba la crisis , ya estamos en las páginas amarillas, este es una empresa pequeña, no quiero que la competencia vea mis productos...Bueno la última escusa fué alucinante. Un empresario de 30 años me dijo que a internet no le veia futuro...Yo hay dias que digo que más que un consultor TIC soy un evangelizador TIC.
Gracias por el post, lo voy a compartir en mi labor de evangelización.

Yo creo que el resultado es lo que importa y me da igual como este hecho, no creo que el lenguaje usado en el desarrollo sea lo fundamental, creo que lo importante es la cabeza del que lo hace, el resto modas, hoy la gente dice uhm! wordpress pero mañana será comida viejuna, me dan igual los utensislios del cocinero, lo que quiero es una persona que sepa hacer bien su trabajo. El resto parecen sectas los adoradores del flash y sus detractores :)

Perla, el tema es que hacer una web decente, hasta con la tecnología de hace 15 años, era relativamente sencillo. Estoy completamente de acuerdo con Mikel. Hay que espabilarse.

Creo que eres muy duros con el sector de la hostelería. No todos están formados en TIC como tú, hace falta más tiempo para que los nuevos empresarios, se adecuen a las nuevas tecnologías... a no ser que sean nativos digitales...paciencia, comprensión, es lo que se necesita...en estos tiempos dificiles...y menos ....

La verdad es que a veces es un fastidio no poder consultar la carta, especialmente, cuando un día quieres salir a comer / cenar fuera, pero no tienes claro donde. A mi personalmente me gusta mirar la carta del restaurante antes de salir y consultar alguna de las web en las que puedes dejar opiniones y comparar lo que les ha parecido a otros comensales, aunque a veces encuentras unos comentarios que saltan a la vista que son del dueño del restaurante jeje son muy graciosas y quedán muy bien con otro de los comentarios clásicos de este tipo de webs, el del ex trabajador cabreado comentando lo sucio que esta todo y la mala calidad de los productos...

Tienes toda la razón, me ha pasado muchísimas veces que es imposible encontrar el restaurante que busco pero aún encontrándolo la información a menudo es penosa; en carta algunos ponen los platos sin indicar el precio y otros ni eso, resumen su carta en dos o tres líneas tipo "ofrecemos una amplia y variada carta con productos de primera calidad típicos de la zona tratados con mimo por...." pero no ves ni el nombre de los platos. Me da rabia sobre todo cuando uno planea una excurisón o viaje y le gustaría tener un poco claro dónde comer o apuntarse dos o tres posibles lugares, pero a menudo no hay manera.

Y se pueden contar con los dedos de una mano los que tienen la carta de vinos online.

Desgraciadamente a veces el cliente manda y a muchos es imposible convencerlos de que los colores chillones y fotos gigantes no son la mejor opcion, supongo que es la falta de habito, cuando van viendo que no funciona unos deciden cerrarla y otros porfin se dejan aconsejar.

Hola Mikel,

No es en su mayoría un tema generacional el hecho de que un restaurante no tenga página web. Én algunos casos se trata más de un desconocimiento y dejadez que otra cosa.

También hay restaurantes que no saben el potencial que es tener una página funcional, limpia y que puedas encontrar en menos de un minuto lo que estás buscando, sin tener que pasar por un entresijos de opciones que lo único que hacen es molestarte (si vas con prisa).

Las páginas de buscadores no te ofrecen todas el nº del local, sino que te dan el nº de su centralita para que hagas la reserva, de elllo viven y de la publicidad que cobran.

Sobre el primer mensaje de Caroo no me parece justo. Yo tengo un blog en Wordpress e intento que sea dinámico, y que puedas encontrar fácilmente lo que buscas. Es un blog que nadie me paga y que lo costeo yo misma, por el hecho de estar en esa plataforma, no significa que todos sean iguales.

Y sobre los que tienen páginas web y no la actualizan, es una guerra perdida. Lamento mucho la gente que se gasta un pastón o no en crear una y luego no la actualiza. Es un atraso. Precios y platos desfasados, horarios, teléfono .... y qué decir de la imagen qué proyecta.

No cuesta mucho actualizarla y si es por tiempo, paga a alguien que te lo haga, que estoy segura de que habrá gente dispuesta a un precio razonable como el comentario realizado por Eduprom de Madrid.

Has dado de lleno con este tema, como en casi todos que publicas.

Un saludo,

Me preguntaba ayer lo mismo buscando hoteles. Entraba en la web de algunos y se me quitaban las ganas de reservar!
Quizás suene superficial porque en realidad la web no tiene nada que ver con la eficacia del hotel o en este caso lo sabroso de su comida pero, claro, si resulta que funciona como primera y única referencia visual... quizás al final te decides por no ir.

De acuerdo en todo, incluso en la referencia al Flash. Ahí debo de contradecirte, alegomur.
¿Por qué? Porque el Flash no es estándar, aunque esté ampliamente extendido.
¿Y cuál es la importancia de esto? Pues cada vez más, dado que nos conectamos desde dispositivos múltiples (iPhones, Androides, Nokias, PCs, Macs, Linux) y cada uno usa un navegador y no todos son "flash-compliant" y requieren de componentes adicionales.
Programar una web de "comunicación" en flash es un grave error ;-)

Estoy parcialmente de acuerdo con lo que comentas, Mikel. Es cierto que las webs de los restaurantes en general son nefastas, eso si existen, que habría que mejorarlas.
Lo que no me convence es el tema Flash... ¿Porqué gustan más unas películas que otras? Pues porque están mejor hechas, con más medios, mejores guiones, mejores actores... El Flash bien utilizado es un valor añadido que aporta mayor y mejor imagen. Otra cosa es que la arquitectura de la web no sea la correcta, tenga difícil navegación o no muestre la información que realmente interesa. Además a día de hoy existen herramientas y soluciones que permiten alcanzar posiciones elevadas en la búsqueda orgánica de los buscadores incluso con Flash.
A pesar de todo, en España tenemos una cultura empresarial de chiringuito, y así seguiremos lamentablemente

De acuerdo con que la informacion hoy por hoy se busca en la web, pero en mi caso particular para elegir un restaurante prefiero guiarme primero por el boca a boca y luego, en segundo lugar lo busco en google (telefono y ubicacion) y recien en tercer lugar chequeo su pagina. No perder de vista que los mejores restaurantes en España son muchas veces los menos modernos...

En Alemania hasta el restaurante más cutre tiene página web y actualizan puedes mirar el menú del día actualizado. Yo muchas veces descarto restaurantes por no tener página web o información detallada alojada en algún dominio. Lo peor es la desactualización de la información y que nunca ponen su horario, ni si están de vacaciones, ni menús especiales o si tienen menú del día; y lo de los precios en España es tabú, claro.

Aquí tienes, en los comentarios, a los mismos responsables del desaguisado. A los que dicen que si un restaurante es "trendy" tiene que suicidarse en la red metiendo flash. A los que no se enteran de que el flash no se indexa en Google. A los que no saben que no funciona en los iPhones. A los que no entienden que yo no voy una web a que me apabullen con animaciones, sino a conseguir información.

Por cierto, la caja de texto para meter el "captcha" no se distingue bien. Háztelo mirar, ya que criticas a otros.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal