Crema de boniato y coco

Por: | 17 de noviembre de 2011

Crema de boniato y coco

Foto: Ainhoa Gomà.


Creo que probé mi primer boniato con 30 años o así. Tengo un lejano recuerdo -quizá sea una fantasía- de que mi madre se negaba a consumir estos tubérculos "porque ya había comido suficientes después de la guerra", un argumento que esgrimía también con los garbanzos. Pero mientras éstos últimos sí entraban en casa, y por la puerta grande, el boniato jamás apareció. Seguramente no era un alimento muy apreciado en el País Vasco, porque tampoco me suena haberlo visto en las tiendas o en casas de amigos.

Si mi madre ya había comido bastantes boniatos en la multicolor posguerra franquista, yo estoy lejos de llenar mi cupo, a tenor del placer que experimento con este producto y del uso intensivo que hago de él en otoño, cuando está en temporada. El boniato es como una patata pero más vistosa -su pulpa es naranja- y bastante más dulce. Me gusta de todas las formas, pero pienso que funciona especialmente bien en platos exóticos, combinado con elementos picantes y ácidos.

La receta de hoy no deja de ser una crema normal y corriente, con ligeros toques orientales: leche de coco en vez de nata, un poco de chile, jengibre fresco, comino y lima. Juro por mí y por todos mis compañeros que está buenísima, y que sorprende por lo relativamente ligera que resulta al no llevar ni patata ni cremaza.

Dificultad

Para botarates.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 800 gr. de boniatos
  • 1 litro de caldo de verduras o de pollo
  • 400 ml de leche de coco
  • 1 cucharada de jengibre fresco rallado
  • 1 cucharadita de comino
  • 1 guindilla o chile rojo fresco (en su defecto, seco)
  • 1 cucharada de azúcar moreno
  • 1 lima
  • Cilantro (opcional)
  • Aceite de girasol
  • Sal

Preparación

1. Poner un chorro de aceite de girasol en una cazuela grande a fuego suave. Rehogar un par de minutos el jengibre, el comino y la guindilla picada. Añadir el boniato pelado y cortado en rodajas, más un chorrito de zumo de lima. Remover, salar y dejar que se haga lentamente hasta que esté blando y se pueda aplastar con una cuchara o tenedor de madera.

2. Mojar con el caldo, la leche de coco y el azúcar, remover y dar un hervor suave de unos 5-10 minutos. Triturar. Si el boniato tiene muchas hebras, conviene pasarlo por el chino. Y si la crema ha quedado muy espesa, se le puede añadir un poco más de caldo y mezclar bien.

3. Servir la crema caliente en boles o platos hondos con cilantro picado por encima y unas gotas de zumo de lima.

Hay 72 Comentarios

¡Probaré! Tiene muy buena pinta...
Yo probé mi primer boniato cuando me mudé en Barcelona, me sorprendió bastante ver los puestos de boniatos y castañas (en Madrid solo de castañas) nada más comenzar el otoño.

Otro del Pais Vasco que no ha comido boniato hasta (casi) los 30. Y por que mi novia es catalana (el año que viene me estreno con el calçot, me lo ha prometido). Y me gustan, como me gusta el coco, asi que esta es, una mas, de la que pruebo. Gracias y saludos.

No tiene mala pinta pero esta no la prepararé, así como hay recetas cojonudas... pues no sé, nunca me gustaron los purés, y esto parece más un puré, no me cuadra. Pero sigue con el blog que ya te he sacado unas cuantas decentes, luego me tiro el rollo de que soy un cocinero de la leche con las pibitas que me ligo..
Todos los secretos para seducir mujeres haciendo click sobre mi nombre.

Los bonitatos en puré con canela y mantequilla también están buenérrimos...aunque es más pesado, así que mejor como acompañamiento.

Pues tiene que estar buenísima tu receta con ese toque oriental, yo hago una de calabaza con curry, que tambien tiene ese toque especial
http://mamaquehayparacenar.blogspot.com/2011/10/crema-de-calabaza-al-curry.html

Mi coche huele a ambientador de coco, regalo de una empresa que ayuda a discapacitados. No es ningún inconveniente para probar esta receta.

Me encantan el coco y el boniato. Sólo que al leer el titular, ya sabía que entraría el comino, que juega en la liga del coco y de los platos tropicales, asiáticos y vegetarianos. Y yo soy de la liga de alérgicos al comino :-)

Cierto que con el coco no hay que pasarse. Su aceite, como el de palma, se comportan como grasas saturadas. Pero el coco rallado y la leche de coco funcionan de maravilla en repostería.

Me parece que ya dicho en algún otro momento que no soy muy de sopas y cremas calientes (gazpachos y sopas frías me entran mejor), pero esta tengo que empezar a tomarme en serio lo de comer este tipo de platos, ya que no puedo ser como una eterna Mafalda atrincherada en lucha contra la sopa de mamá. Tengo casi todos los ingredientes en casa, así que no será complicado oficiar esta crema en cualquier momento.
Entre tanto, dejo aquí mi versión del pastel de garbanzos ( http://j.mp/vSoP7N ) que he sacado de los Gastronomía&Cía, que a su vez sacaron del libro La Toscana de Phaidon.
Gracias, Mikel.
Carlos, de Vegetal... y tal.
http://vegetalytal.blogspot.com

No todo van a ser piparras, anchoas y alubias. Muchas gracias. Lo pruebo.

Aló Comidista.
Me gustan casi todas las especies pero con el comino no puedo. Cuando lo echo a cualquier guiso éste me sabe a sudor, no me preguntes por qué lo sé ¿Será que el comino me importa un comino?

Yo si la hago no le pondré coco, que me da mucho miedo!

Tiene una pinta deliciosa. Yo suelo cocinarlo con calabaza y el resultado de la combinación de sabores es exquisito. Además, aquí, en Cataluña, muchos hacen los panellets con este tubérculo. http://unmundocultura.blogspot.com/

Lo que llamas boniato en otros sitios se conoce como batata. El boniato en estos sitios es un poco más dulce que la batata y de carne blanca.

Suena estupendo, esta sí que la hago ¿Alguna modificación especial al hacerla si utilizo jengibre en polvo en lugar de fresco?

Muy buena. Yo la hago con calabaza y zanahorias pero muy de vez en cuando porque la leche de coco tiene bastante colesterol. Por lo de la nataza y tal... con leche de coco queda más exótico pero no es la panacea. Enhorabuena por el blog.

Yo acabo de cumplir los 31 y creo que aún no lo he probado.... al menos de manera consciente... pero la crema esta tiene una pinta brutal... y nunca pongo limites a mis experimentos gastronómicos (excepto el tema casquería e insectería que me tiran un tanto para atrás)

Bueno, en zonas del País Vasco a falta de harina de trigo durante la postguerra hacían pan de maiz, y sin embargo es impresionante el revival del que disfrutan los talos. ¿No podría pasar lo mismo con los boniatos? (Aunque creo, ya lo confirmará alguien de más edad, que se vendían los boniatos como golosina o dulce para niños)

vaya! jajaja! ayer cené una sopa de verduras a base de boniato y garbanzos con especias, que ya preparé hace un par de meses (http://bit.ly/qDJP4c) ... Mikel,imagino que esta receta sería como un castigo para tu madre, pero te animo a que la pruebes, que está riquísima!! :-) Me apunto la combinación de coco y boniato... tiene muy buena pinta! Ale, a disfrutar del jueves, que mañana ya es viernes!! Saludos, Raquel

No es lo mismo, pero si Ferrán prueba con calabaza, el resto de los ingredientes pueden salir muy apañados. A mis viejos no les puedo poner boniato porque ya se comieron todo en su juventud. Es un año con muchas menos setas, pero no tienen patitas y las que hay no salen corriendo. Yo he cogido parasoles y pie azul y el fin de semana donde todos buscan (y no hay) rebollón había un optimista con cuescos de lobo y dos barbas de chivo.

Tened cuidad, esta receta puede ser perjudicial para la tortñicolis tal y como detallo en La tortícolis y sus causas

Excelente ese aceite de oliva por encima. Sugencia: se puede engrasar a base de chips del mismo boniato muy finas, porque la textura que tienen es sorprendente. Viva la cuchara y un año sin setas hay que digerirlo con ingenio. Saludos

Hola Mikel,
Creo que esta receta no tiene muchas posibilidades de ser probada, mi chica debe ser una reencarnación de alguien que también comió todo el boniato en circunstancias obligadas y no los puede ver. Lo del coco hace que me sepa mal el no poder probarla porque tiene muy buena pinta y seguro que casa muy bien, pero mejor llevarse bien aunque sea a costa de perderse una receta :)
Saludos

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal