Pastel de mandarina y almendra con salsa de chocolate

Por: | 30 de noviembre de 2011

Pastel mandarina almendra chocolate
Foto: Ainhoa Gomà

 

Los pasteles de naranja con almendra son un clásico de la tradición repostera sefardí. Cuentan con especial arraigo en el norte de África, pero con esos dos ingredientes no cuesta mucho imaginar una ascendencia española. Para los que les gusta enfervorecerse con el origen de los platos, diré que los descendientes de los judíos expulsados de la Península llevan haciendo este pastel durante siglos, lo que no significa que tengan la exclusiva mundial o que no pueda haber cakes similares en otras zonas, culturas o religiones de Timbuctú a la Conchimbamba.

Aparte de no llevar harina, una buena noticia para los celíacos, lo que distingue a este pastel es el tratamiento un tanto insólito de la naranja, que se incorpora a la masa después de haber sido cocida y triturada. La piel del cítrico le da un regusto amargo muy apropiado en un pastel con tanta almendra y azúcar, pero que nadie se asuste: a mí no me gusta la mermelada de naranja precisamente por ese amargor, y sin embargo el pastel me convenció. El añadido de la salsa de chocolate, que lo hace más postre y menos bizcocho, culmina una combinación redonda, aunque se puede prescindir de ella sin grandes dramas en pro de una versión más ligera y merendolesca.

Mi receta sustituye la naranja por mandarina, puesto que no he logrado comerme aún una naranja decente en lo que va de año, y por el contrario las mandarinas en estas fechas están buenísimas. También uso una cantidad muy moderada de cítrico porque me gusta que coja el sabor, pero sin dominar.

Dificultad

Primero de preescolar de la repostería.

Ingredientes

Para el bizcocho

  • 1 mandarina grande o dos pequeñas
  • 6 huevos
  • 250 gr de azúcar
  • 250 gr de almendra molida
  • 1 cucharadita de levadura química tipo Royal*
  • Mantequilla
  • Azúcar glas

Para la salsa

  • 150 gr de chocolate negro
  • 100 ml de nata líquida con 18% de materia grasa
  • 100 ml de agua

Preparación

1. Cocer la mandarina sin pelar en agua durante 30 minutos. Cambiar el agua y cocer durante otros 30 minutos.

2. Precalentar el horno a 190º.

3. Batir los huevos con el azúcar. Incorporar la almendra y la levadura y mezclar.

4. Cortar la mandarina por la mitad para quitarle las pepitas si las tuviera. Triturarla con piel incluida y sumarla a la masa.

5. Untar un molde con mantequilla. Verter la masa y hornear 1 hora aproximadamente, hasta que el bizcocho esté hecho. Para comprobarlo, pincharlo en el centro: si la aguja o el cuchillo sale limpio, está; si no, hornear 5 minutos más. Dejar enfriar.

6. Preparar la salsa de chocolate calentando la nata con el agua. Cuando hierva, retirar del fuego y disolver el chocolate troceado.

7. Desmoldar el bizcocho, espolvorear con azucar glas y servir con la salsa de chocolate templada.

 

*La de esta marca en concreto no es apta para celíacos

Hay 106 Comentarios

Qué bueno! me gusta mucho la combinación y sin la harina tiene que quedar densote y rico... ñam!

mi princesita celiaca va a estar encantada

Muy buena receta! Muy buena para aflojarle a la panzada de brownies y pasteles de chocolates que me he sometido ultimamente :-)
Muy bueno el dato de las naranjas de Alhama de Murcia, estuve 15 dias el Alhama hace años y lo que mas recuerdo son los huertos de naranjos y lo bien que sabian. Eso si con la especulacion inmobiliaria que habeis sufrido os queda alguna huerta??

Wow!!! Que pintaca y bueno, lo de la sustitución de la harina por las almedras trituradas no sorprende tanto. Mi abuela lo lleva haciendo mucho tiempo para algunos de sus postres.

Recetas, restaurantes y más... ahora desde Bucarest: http://dadaistagastronomico.blogspot.com/

sois la hostia!
recapitulemos:
1. el pastel NO lleva harina. harina, NO!
2. la mandarina se cuece CON piel, enterita. de ahí el amargor que luego se equilibrará con la almendra y el azúcar.
3. es un pastel de origen judío, ajeno a cualquier connotación religiosa, política o ideológica.
4. la culpa de todo (está vez) no la tiene elvira lindo.

Mikel, te recomiendo las naranjas que venden en naranjasalud.com son de Alhama de Murcia. Están buenísimas y te las mandan a casa.

Una buena receta para acompañar la salsa de chocolate
:-p
Y sin harina, estupendo para celíacos.
¿Te pasarás por Barcelona Degusta, Mikel?

Si a estas alturas del año no has probado una naranja decente te recomiendo probar las naranjas de Canarias, son exquisitas

hipotesis al cuadrado y resto 5:
1/ quitar amargura
2/ deshidratar un minimo la mandarina.

Yo iba a preguntar que para qué cocer la madarina si después se va a triturar.

So no os gusta el sabor amargo lo que hay que hacer es pelar la naranja o la mandarina de forma que toda la parte blanca adherida a la piel desaparezca de ella. Repito se pela muy superficialmente solo la parte naranja, la parte blanca se quita posteriormente. Solo se prepara el furo pelado y la parte m´´as exterior de la piel que tambien podemos cortar en juliana si queremos encontrarla en el bizcocho.

Gracias Mikel por traer repostería de nuestros orígenes. Tengo algún libro de cocina sefardí o con recetas sefardíes, y me encantan, igual que las de herencia musulmana.
A los que, inexplicablemente, no entienden que existan bizcochos y pasteles sin harina, explicarles que cuando mueles un fruto seco como la almendra, ese 'polvillo' cumple las funciones de la harina.
Generalmente los bizcochos que llevan fruto seco molido en lugar de harina son mucho más nutritivos, sanos y calóricos.
Pensando en el agua del hervido de la mandarina...creo que con parte de ese agua se podría hacer un jarabe con el que 'napar' el bizcocho...pero...corrígeme Mikel..¿el amargor de la mandarina se queda en el agua? supongo que no la probaste para poder saberlo... ya te diré algo sobre si se puede reutilizar...

Yo me sumo a la pregunta de si hay que cocer la mandarina entera o no...supongo que no, pero mejor si lo puedes aclarar. Es una manera nueva de probar, que yo siempre hago el bizcocho de mi abuela con ralladura de naranja o limón...
Gracias por la receta!

¡Ay, madre, que estamos en noviembre y ya veo cómo me va a quedar el bañador en julio!

Menos mal que después, con tomarse una manzanilla con sacarina se arregla la cosa... ;-)
Para quedar divinamente estas Navidades:
¡Click sobre mi nick!

Por Dios, que pinta... por cierto, los de la harina, la cáscara y la temperatura del horno, ¿podéis volver a leer la receta? Gracias...

Buenos días:

Tengo una consulta para la sección aló comidista.
Me encanta hacer repostería, galletas, bizcochos, etc, pero mi novio es intolerante a la lactosa y no se que utilizar como sustitutivo de la mantequilla... Algún consejillo??

Por cierto eres toda una fuente de sabiduría culinaria!!
Muchas gracias!

Qué bien, una de repostería. Me encanta. Por cierto, me sumo a las preguntas de los contertulios, ¿no lleva harina? http://unmundocultura.blogspot.com

Hice una vez un bizcocho muy similar pero con naranja hervida y entera. Después embebi el bizcocho en un jarabe bastante liquido hecho con miel. Resulto estar bueno, pero para mi gusto le salia demasiado el gusto amargante de la piel de naranja. Probaré tu receta con la mandarina a ver si le pillo un punto medio.

HORNO À QUE TEMPERATURA???

Pero que parte de "Aparte de no llevar harina, una buena noticia para los celíacos,...." no entendeis los que preguntais si no lleva harina?

¿De verdad no lleva harina?

( Pido disculpas por la expulsion de sus tierras a judios y musulmanes y que le den pol c....ulo a Don Jose Maria por eso de la "ocupacion de 8 siglos...")
La mandarina CON corteza sino pa que cocerla!!!!!

¿no lleva harina?

¿No lleva harina?

La levadura Royal es levadura de tipo químico (bicarbonato). Al calentarse desprende C02 que esponja el bizcocho, independientemente de que lleve harina o no. No hay que confundirlo con la autentica levadura.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal