Comida viejuna: especial Navidad

Por: | 21 de diciembre de 2011

La foto(7)

Navidad es tiempo de paz, de familia, de concordia... y de comida viejuna. Aferrados como ladillas a la tradición, entremeses y postres de otros tiempos vuelven cada año a nuestras mesas sin que podamos hacer nada por evitarlo. Como la lista de platos navideños requetepasados de moda es larga, el Equipo de Investigación de El Comidista ha seleccionado cinco clásicos de ayer que siguen dando guerra hoy, y les ha planteado algunas preguntas sobre su actividad festiva.

 

VOLOVANES RELLENOS

¿Cómo celebrarán estas navidades? Pues como siempre, hasta arriba de atún con mayonesa o de gambas con bechamel. ¿Echan de menos Francia? No mucho. Allí somos demasiado etéreos, se nos lleva el viento. Preferimos nuestra versión española, sólida, contundente y sin un gramo de mantequilla en el hojaldre. ¿Comprados o caseros? Ah, ¿pero alguien nos hace en casa? Primera noticia. Nosotros donde mejor nos sentimos es en las panaderías o en los supermercados, bien envueltos en plástico. Nos hacen grandotes, indestructibles, y el efecto mazacote en boca es único. ¿Es cierto que la expresión "partirse el hojaldre" viene de ustedes? Más de una persona nos ha comentado nuestro parecido con esa parte del cuerpo, pero ni la RAE ni la Fundeu se han manifestado al respecto.

 

ROLLITOS DE JAMÓN YORK CON HUEVO HILADO

¿Dónde han estado desde la última Nochevieja? Por ahí. Sólo aparecemos en estas fiestas, nos gusta vernos como un producto de temporada, algo que es muy in en estos momentos. ¿Cómo se conocieron? Jamón York: Fue una Navidad de 1962 en un chalé de la sierra de Madrid. Yo estaba con mayonesa pero fue ver al huevo hilado y me enamoré perdidamente de él. Era tan fino, tan dulce, tan moderno... Huevo hilado: Al principio la gente no veía bien nuestra relación, éramos demasiado adelantados a nuestro tiempo. Pero poco a poco nos fueron aceptando y nos convertimos en imprescindibles para alegrar las fiestas. Jamón dulce y huevo dulce suena un poco raro para un entremés. Ya, pero y el contraste de colores rosa y amarillo, ¿qué? ¿Dónde ha visto usted algo más yeyé? ¡Y con una aceituna rellena pinchada encima ya somos el acabóse!

La foto(3)



LANGOSTINOS CONGELADOS CON MAYONESA

¿Por qué resultan imprescindibles en la Navidad española? Porque somos muy chulos y estamos que te cagas. A algunos les parecen la cosa más basta del universo. Bah, los clásicos pijos de morro fino que no saben apreciar nuestras virtudes. Somos marisco y somos baratos, y eso es lo que quiere la gente. ¿A qué obedece su formidable textura rígida y su poderoso sabor a conservante? Es un proceso complicado, requiere mucho esfuerzo. Primero nos tienen que cebar bien a antibióticos en el vivero de algún país tropical y tercermundista. Luego nos pescan y envasan a cascoporro y nos tienen una buena temporadita ultracongelados. Una cocción a lo bestia en casa termina por convertirnos en un producto exquisito. ¿Qué fue de Rodolfo Langostino? Montó una fundación para gambas discapacitadas con Iñaki Urdangarin, y ahora está huido en Argentina.

La foto(5)



FRUTA CONFITADA Y PIÑA EN ALMÍBAR

¿Por qué hacen juntas esta entrevista? ¡Porque somos inseparables! Siempre venimos juntas en las cestas de Navidad, para llevar la alegría al corazón de todos los trabajadores de España. Además somos sanísimas y fresquísimas. Hombre, fresquísimas, lo que se dice fresquísimas... Bueeeeeno, vaaaaale. Digamos que estamos un poquito embalsamadas en azúcar, pero así conservamos todo el esplendor de nuestra belleza natural. Somos como la Preysler pero en comida navideña. O sea, que estarán igual en las fiestas de 2050. ¡Por supuesto! Duramos más que un residuo nuclear.

La foto(4)



PELADILLAS

¿Cómo se les presenta estas Navidad? Pues hija, como siempre. Aquí muertas de asco hasta el final de las comilonas, cuando nadie nos hace ni caso. Nos dejan para decorar los turrones, tristes como solteronas que se han quedado para vestir santos. ¿Les gustaría ser más protagonistas? Claro. Antes éramos las perlas de la Navidad, un clásico en las cestas. En la de su periódico por ejemplo no fallábamos nunca. Pero ahora como que se nos ha pasado la almendra. No lo podemos entender, con el juego que damos. ¿Qué le piden al 2012? Que algún cocinero de vanguardia de la Comunidad Valenciana, de donde provenimos, nos reivindique y haga algo raro con nosotros. ¿Conoce usted a Quique Dacosta? Por favor dígale que estamos desesperadas y dispuestas a todo.

 La foto(6)

¿Qué comida viejuna reaparece en Navidad en tu casa? Cuéntalo en los comentarios.

Hay 194 Comentarios

La única comida viejuna que he tenido que sufrir han sido los langostinos que digievolucionaron de frescos a congelados al igual que los sueldos familiares!
Aun así los prefiero a la "langosta" hecha con pan, salchichón y 2 aceitunas negras de ojos que algún gracioso lleva siempre a la cena de nochevieja...

Quique, el bacalao con coliflor es el plato tradicional por excelencia de la Navidad gallega... pero no es viejuno, la cocina tradicional nunca será viejuna, pues no se deja llevar por modas... si te fijas, todos los platos viejunos que nombra Mikel son algo kitsch y fueron "modernos" en su tiempo...

Pleno al 15 con la comida viejuna de navidad!
http://www.tuppermenu.com

La única comida viejuna que he tenido que sufrir han sido los langostinos que digievolucionaron de frescos a congelados (al igual que los sueldos familiares!) La verdad que los prefiero a la "langosta de broma" hecha con pan, salchichon y 2 aceitunas negras por ojos, que algun gracioso lleva siempre a la cena de nochevieja.

Diossssssss, las peladillas no son viejunas, son directamente jurásicas. No sé por qué las siguen fabricando, al final acabo siempre tirándolas porque nadie las quiere (me las dan en la cesta).

Genial genial y genial!

Este post me trae los recuerdos de mis navidades infantiles, alla por los 80, donde no faltaba ninguno de estos 5 platos. Tampoco faltaba el cocktail de gambas, la sopa de mariscos para la comida de Navidad y los melocotones en almibar rellenos de atun y mayonesa y coronados con un toque de caviar (del barato, of course) Lo curioso es que mi madre, de alguna manera quedo varada en la comida viejuna, y a dia de hoy sigue preparando los mismos platos para Navidad!

Mil besos, Comidista!

Me río un montón con esta sección. ¡Cuánto tiempo sin comer peladillas, con lo que me gustaban!

En galicia es típico cenar el 24 bacalao con coliflor, del que me salvaba porque mis padres no eran gallegos. Y si alguien piensa que no es viejuno que en edificio entero huela a coliflor la noche del 24 de diciembre, que venga a galicia.

Me parto el pecho.

Además el año pasado en una cena de nochevieja en casa de unos amigos, nos pusieron los tubos de york rellenos de huevo hilado, que hacía mucho que no veía.

Junto a ellos, pondría el cóctel de gambas en copa o dentro de aguacate, la sopa de almendras o la lombarda rehogada, que cada vez se ven menos en las mesas.

Tristemente, este año el besugo de verdad o el cordero lechal, se verán como algo extraño, ya que su precio hará que veamos más lubinas de criadero y más recental que lechal.

Un abrazo y gracias por tu humor que cada mañana me hace comenzar la jornada bien alegre

Hola Mikel,
La verdad es que me siento un poco exiliado del post, nunca he tenido sobre mis mesas de Navidad ninguna de esas comidas viejunas. Los langostinos frescos eran la comida de año nuevo en casa de mis abuelos y eran salteados con aceite y ajo picado por encima, eso es lo máximo que tengo en común. Lo viejuno en esas comidas era la frase de mi abuela antes de atracarse con la enésima porción de algo: "Pásame un poquito de ...... que quiero quitarme el gusto de ...." y toda la familia haciendo ver que no había oído nunca la frase.
Saludos!!!

Con el comentario de Rodolfo Langostino e Iñaki Urdangarín casi se me atraganta el café del desayuno... genial! En mi casa no fallan los langostinos, pero por suerte hemos conseguido separarlos de la salsa rosa...
Tendrías que dedicarte a hablar de la comida viejuna fuera de España. En Dinamarca deben llevar comiendo más de 100 años lo mismo: pato y cerdo asado, remolacha, patatas cocidas y paté de hígado (potativo por cierto) y de postre risalamande, una bomba de crema y arroz( que es familiar muy lejano del arroz con leche patrio), y el menú no cambia vayas a la cena que vayas

Nos juntamos el 23 con amigos, para celebrar la navidad, y cada uno lleva algo....y a mí me toca llevar volovanes rellenos de atún con mayonesa....:-S....valga decir que en mi vida los he probado! pero se ve que a todo el mundo le recuerdan a la comida de navidad "de verdad" y tendré que tragarme el orgullo cocinitas....sólo espero que a otro no le haya tocado el jamon dulce con huevo hilado, que me huele a rancio sólo verlo!!!!

MIKEL, MUNDIALA ZARA ZU!
Vuelvo de mi "retiro espiritual" porque me obligas;
Definitivamente, lo tuyo no es la gastronomía, es el humor!
Ay, txiki, ¿para qué queremos que nos toque la lotería si contigo nos está tocando todos los días y aún no nos hemos dado cuenta?
Besazos!

¡¡¡Muerte al volován!!! Y, sí, también al huevo hilado. Pero confieso que soy una incondicional de la fruta escarchada... Y los mantecados. Y el turrón de yema... Debo ser la única española menor de 200 años que se los come...

Genial el post, como siempre!!! En mi caso, tanto el huevo hilado como los langostinos, han sido un clásico la noche de fin de año durante muchos años, sobretodo cuando era una joven inconsciente universitaria y organizaba el menú de Nochevieja con mis amigos. Ahora que seguimos siendo jóvenes inconsciente, pero modernos trabajadores cual Gin-Tonic especiado, preparamos menús menos barrocos... Veremos este año qué es lo que cae en la mesa... Por cierto, me ha encantado eso de los colores ye-yés!! Besos, Raquel

Me parto y me mondo.... o de como empezar el día riéndote. Duda, ¿alguien se come la fruta confitada, escarchada o en almíbar?.

En casa de mi familia siguen resucitando los langostinos cocidos con salsa rosa sobre hojas de lechuga. Entrañables compañeros. Je, je, je...

Bueno, como siempre y magnífica manera de empezar el día. Lo único que no es del gusto de mi paladar, por el lo excesivo de su dulzor, es la fruta confitada. Por lo demás, todo fantástico y para llevarlo a la realidad en la cocina. http://unmundocultura.blogspot.com

Muy bueno, como siempre...

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal