Hamburguesas en el bar de los Zombie Kids

Por: | 03 de febrero de 2012

Zombie kids
Cumhur Jay, mitad de los Zombie Kids, en el Zombie Bar. / EL COMIDISTA

 

La comida es el nuevo rock, y al rock cada vez le interesa más la comida. Los indicios de este fenómeno han sido múltiples en los últimos dos años, pero por estos lares nos faltaba un lugar donde se materializara más allá del viejunísimo, corporativo y predecible Hard Rock Café. Puede que ese lugar sea el Zombie Bar, un local de Madrid regentado por la gran promesa del electro/house/indie/punk español, los Zombie Kids.

Si eres un miembro de la tercera edad como yo puede que no te suene de nada este dúo, pero buena parte de la muchachada está que no orina con ellos gracias en gran parte a su canción 'Face'. Con apenas un single en el mercado, llenan allá donde tocan, y ya tienen más de 50 actuaciones programadas para los próximos meses. Para hacerte una idea de qué van, piensa en una especie de Daft Punk más metaleros y macarras. Y si no sabes quiénes son Daft Punk, mejor céntrate en su negocio gastronómico, que también mola.

El Zombie Bar sirve comida informal, poco complicada pero acabada con detalle y buen criterio, de 12 del mediodía a 12 de la noche, cuando se transforma en bar de copas hasta las 2. El menú incluye aperitivos, ensaladas y sandwiches, pero el hit son las hamburguesas, servidas con un pan más que decente, patatas fritas de verdad, bastones de zanahoria y un poco de 'coleslaw' de lombarda. Yo probé dos, una con cebolla caramelizada y otra llamada "margarita" con provolone, y ambas estaban bastante buenas.

Zombie kids 3

Como entrante, compartimos un guacamole que no era pastorra de aguacate pasado por la turmix, sino que se acercaba al original mexicano con su sabor y textura naturales. Y de postre, desechamos una tarta de queso para apostar por un helado de mojito con fresas, más adecuado para bajar la hamburguesa. Aparte de la comida, me encantaron las cartas, que son cómics originales de superhéroes en los que han introducido el menú. "Así la gente, si tiene que esperar a la comida, se puede distraer leyéndolos", me explicó uno de los Zombie Kids, el angloturco afincado en España Cumhur Jay.

Zombie kids guacamole
Zombie kids 4
Zombie kids 5

El secreto de la comida del Zombie Bar es, según Jay, la frescura. "Le dimos una pauta clara al cocinero: no congelar nada. Todo lo que se sirve es fresco y comprado a diario en tiendas del barrio. La panadería y la carnicería que nos provee están aquí al lado, en Malasaña, así que si nos falta de algo, lo podemos tener en el bar en media hora".

Pese a su nombre, ni la estética del local ni la del grupo tienen nada que ver con el terror o los muertos vivientes. Se trata más bien de resucitar y reciclar tendencias de la cultura pop del pasado, desde los cincuenta hasta hoy. Como el propio grupo, la línea de ropa Zombie Clothing o el Zombie Club, que cada miércoles reúne a 2.000 personas en la sala Marco Aldany, el bar tiene algo de garage de los sesenta, punk de los setenta, metal de los ochenta y mundo skater de los noventa, reconvertidos en algo muy 2012.

Zombie bar
Zombie kids 2

 

Ahora bien, Jay insiste en que lo trash no significa baja calidad. "Trabajé en el Hotel Urban, y allí aprendí mucho. El servicio y el buen producto son fundamentales para que el local funcione". Esta inteligente filosofía se traduce en hechos que le dan al Zombie Bar un punto único: el camarero que te sirve lleva una cresta como no había visto desde los tiempos de Eskorbuto, pero el gin-tonic que te pone es premium.

 

Hay 91 Comentarios

Hombre, lo de grupo musical monta un bar, es bastante viejuno. Y no sé cómo andan los precios por Madrid, pero si bocata+refresco son 12€, como han dicho, es más bien un garito pijillo.
Aunque supongo que los centros de las ciudades están condenados a eso, a perder los bares de toda la vida por sitios cool (es decir, monos y caros).
Aún así se agradece una propuesta local y no otra franquicia más.

Se me ha revuelto el estomago al leer que comparas a este par de modernas con Daft Punk...antes de escribir sobre algo que no sabes mejor informate un poco y sigue con la comida que es lo tuyo.
Un saludo

Que se dediquen a las hamburguesas, porque como dj´s dan un poco de vergüenza ajena. Intentan imitar a 2Many Djs, pero el recuerdan más a Mario Vaquerizo DJ..

Para quiero y no puedo el Chueca grill club.

Oh! Menuda sorpresa entrar en tu blog y encontrarme con este post. Como habitual tanto de Zombie Club como del Zombie Bar me ha hecho mucha ilusión :)

http://cocinandoconmarifrenchi.blogspot.com/

Las fotos invitan, la verdad. La decoración atractiva, al menos para mí. El pan de las hamburguesas tiene muy buena pinta. Está visto que lo han puesto con cariño. Supongo que iré, la hamburguesa bien entendida es gastronomía interesante.
La música no está mal aunque con lo de Daft Punk me recordaste a Rusty Warriors. Y tengo la intuición de que los has escuchado.

Gracias por la entrada.

A menudo leo este tipo de articulos y me entra una risa nerviosa de alguien que ve algo con cierto tufillo a cutre pero prefiere callarse, que no puedo con ella. ¿ Por qué no dejamos de leer revistas del otro lado del charco y no dejamos tambien de copiar sus formatos/temas para adaptarlas a Malasaña y a su fauna urbana?. El quiero y no puedo es una losa que pesa fuerte sobre este tipo de "articulos". Entre el instagram y estas cosas, me va a dar un jari que no va a haber sesión de los zombie que me despierte. Porque aburridas son un rato la verdad. Basta ya de modernadas, basta ya de apariencias y momentos on top hipster, menos ridiculo y más darse cuenta de que no se hace nada nuevo, y aun peor, se copia en formato cutre-guaydelavida.

Los Zombies lo están haciendo muy bien, han removido Madrid de arriba a abajo. Todavía no he probado sus hamburguesas, pero me lo apunto para la próxima visita a la capital.

ufff... Mikel, vaya patinazo.

No dudo de que las hamburguesas estén buenas (no las he probado así que no puedo opinar) pero el sitio está lleno de modernos de vuelta de todo, menuda pose, cuánto impostura junta hay en ese bar!

Y sobre los gintonics que comentas, imagino que no los probaríais. Yo he sufrido en mis carnes la ineptitud coctelera de esta gente, no tienen ni puñetera idea, se han subido al carro de las ginebras "premium" y se ponen a hacer mandangas sin sentido y mal hechos con cucharitas de latte macciato, especias recién molidas, e incluso se atreven a estropearte la copa con angostura, sin preguntar!!!

Cuento un poco más de mi experiencia en mi "review" de 11870

http://11870.com/~cQ7

No muy afortunado el post no...empezando por dar por sentado cosas como lacomidaeselnuevorock (una web que has visto por ahi) y un articulo tuyo q pone platos encima de fotos y diseños asegurando q es foodrock, pasando por comparar ZombieKids, un buen colectivo pero aun en ascension... con DaftPunk que son leyenda. Yo creo que te has pasado porque el sitio está muy bien esa gente se lo curra pero tu te crees mas estrella que nadie Mikel con perlitas como reconvertido en algo muy 2012. Este articulo no tiene ni idea de ROCK, electronica o COMIDA, este articulo si que es trash"alabasura" y NO mikel la gente NO te reconoce por la calle.
Un poco de respeto porfavor a los entrevistados, al lector y a ti mismo majete. No cuela, no hay mas que fijarse en otros comentarios...

Genial grupo, me encantan!

Lo que no sabía era que tenían vena cocinera!! El sitio tiene una pinta genial!

Interesante el sitio! Lástima que esté en Madrid y yo en Barcelona... A ver si surge algo del estilo por la ciudad condal.
http://www.losbonvivant.com/

Yo he estado comiendo hamburguesas un par de veces en el Zombie, y en mi opinición la calidad es buena y están bien hechas. Sin desmayarte de la emoción, pero ricas. Coincido en lo referente a las patatas! Si mal no recuerdo el precio de hamburguesa y refresco ronda los 12 euros y el servicio, sin deshacerse tampoco en atenciones, es correcto. Me parece un sitio recomendable! Y no está lleno de macarras perforados (al menos no a todas horas), sino que hay mucho bohemio con su Mac y niñas monas, muy del rollo Calle Pez en los últimos tiempos.

Están buenísimas sus hamburguesas, y además tienen de pescado y de soja. Me encanta la decoración del sitio, y además es muy tranquilo! Lo que no sabía es que tenían un grupo los modernos esos, soy una viejuna...

Muy jefe!!!!!!! Y cuidando los detalles. El frasco de presentación del helado es genial y también los colgadores con ruedas de skate. Yo había estado en la etapa anterior del local y veo que sigue teniendo una buena pintaca: modernazos y good fast food.

Y si te mola el rollo viejuno te pasas por el Palentino que está al lado, la calle pez da para todo!!!!!!!!!

http://dadaistagastronomico.blogspot.com/

De lo que no dicen nada es del terrorismo etílico que ejercen en su tan cacareada sesión de los miércoles en la Sala Marco Aldany, con una sola copa allí tienes la muerte cerebral asegurada para el día siguiente. Digno de denunciar.

Me gusta mucho mucho lo de las tiendas de barrio. Ahora que las grandes multinacionales se comen a los pequeñitos de un plumazo, que algunos restaurantes les den un respiro es genial y la gente debería valorar aspectos como este. Me gusta!

No me como una hamburguesa en ese sitio ni borracho. qué mala recomendación

Comparar a Zombie Kids con Daft Punk, es cuando menos, atrevido.....

Pues a mi estos chicos me parecen unos Village People renovados. Pero lo que si mola es el enlace a Eskorbuto, que grandes¡¡¡. Saludos

Qué guapo! Echo de menos los sitios donde se pueda COMER....

A Andrés:

A lo mejor es que, simplemente, la comida de allí es buena.

Cuando ya creíamos que lo teníamos todo visto, cuando no nos quedaba ya sino la mortaja y la mortadela héte aquí que nos descubres territorios inexplorados. Allí iremos aunque no sé si mis hijos querrán acompañarme porque lo que esperan de mi es que les lleve a comer de verdad, quiero decir, delantero de lechal, besugo al horno y otras antiguallas.

Bueno no quiero ir de guay y no llegar a chachi, pero llevo metida en el mundo de la Hamburguesa hace bastante tiempo. Tengo que decir el proceso de elaboración es todo un ritual.
Y que la receta de El comidista de Hamburguesa con alcaparras y cerveza negra, es mi base para preparar la carne de mis hamburguesas favoritas. El secreto, mezclar la cebolla frita con la carne, reposo y mantener la carne a temperatura ambiente.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal