Lentejas con espinacas

Por: | 14 de febrero de 2012

Lentejas con espinacas
Maravillas de la cocina clásica. / AINHOA GOMÀ

 

Tenía ganas de hacer una receta clasicona. A veces pienso que las ansias por proponer platos originales me llevan a perder el oremus, olvidando que un buen básico puede ser más eficaz que un exotismo rebuscado. Así que hoy traigo un potaje de los de toda la vida, que además viene muy bien para los fríos polares de estos días.

Aun así, como la cabra tira al monte, me he salido un poco de las pautas tradicionales en esta clase de pucheros. Por un lado, he tratado de minimizar el tiempo de cocción de la espinaca para que conserve sus propiedades. Por otro, lo he hecho 100% vegetariano, porque no me creo la máxima de que a estas sopas haya que ponerles chicha para que estén buenas. Una verdura fresca de temporada no tiene nada que envidiar a un montón de chorizo y morcilla, y además resulta mucho más apropiada si tienes que currar después de comer legumbres. Aun así, si insistes en cerdear, te animo a que añadas al cocido un poco de bacon o de panceta previamente desengrasados en una sartén caliente.

Lo que no es ninguna extravagancia de bloguero modernillo es la adición final de vinagre: creo que es bastante común en algunas zonas de España darle un golpe de acidez a las lentejas para digerirlas mejor. Al menos en casa de mis padres se hacía cuando yo era pequeño, allá por la Baja Edad Media.

Dificultad

Para cualquieras.

Ingredientes

Para 4-6 personas

  • 400 g de lentejas
  • 250 g de espinacas frescas
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 rebanada de pan de hogaza
  • 2 hojas de laurel
  • 1 cucharadita de pimentón picante
  • 3 cucharadas de un vinagre de buena calidad
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Preparación

1. Poner las lentejas en una olla y cubrirlas con agua fría. Añadir el laurel y una pizca de sal y poner a fuego fuerte hasta que hierva. En el momento en el que rompa a hervir, pasar a fuego bajo y cocer durante una hora o hasta que estén tiernas, moviendo la cazuela de vez en cuando y vigiliando que no se queden secas (también se pueden hacer en la olla a presión en unos 20-30 minutos).

2. Picar la cebolla.

3. Freír el pan en una sartén con aceite y los dientes de ajo. Sacarlos cuando estén dorados, desechar el exceso de aceite si lo hubiera y pochar la cebolla picada a fuego suave unos 20 minutos. Incorporar el pimentón, remover y retirar del fuego de inmediato.

4. Cuando las lentejas estén hechas, majar el ajo con el pan y añadirlo. Si se ven muy líquidas, triturar un par de cucharones y volver a incorporarlos; si están espesas, añadir agua o caldo de verduras.

5. Incorporar también la cebolla, las espinacas crudas y el vinagre. Salar, tapar y cocer a fuego suave lo justo para que la verdura pierda volumen y se ablande (unos 5 minutos). Corregir de sal y servir.

Hay 103 Comentarios

Yo hago una variante. En lugar de las espinacas, en los últimos diez minutos le echo ramitos pequeños de brócoli y quedan buenísimas. maria

Nunca le echo chicha cerdil a las lentejas, con unas verduritas de temporada están buenísimas y son más ligeras (hasta tuvo que reconocerlo mi novio, que la primera vez las probó con poca fe y ahora es fan de mis lentejas)

Yo pico cebolla, zanahoria, un trozo de pimiento verde y otro rojo. Echo una patata, diente de ajo entero, una cucharada de pimentón a poder ser de la Vera y las lentejas. Pero todo en crudo.
Después echo el agua y a cocer en la olla rápida unos 20 minutos y listo Calisto¡
La idea del vinagre es muy buena. Otra idea que va en la misma linea es echarle unas guindillas verdes en vinagre.
Y también están muy ricas con unas gotitas de Tabasco¡

Hola Mikel,
Creo que tienes una legión de seguidores (entre los que me cuento) bastante amantes de la cocina tradicional, o tal vez podríamos llamarla cocina con atmósfera familiar, supongo que te habrás dado cuenta pero cada vez que nos deleitas con alguna receta de este tipo se forma una nube de comentarios elogiosos que, igual a ti te aburren un poco, pero que hacen muy agradable el ambiente.
Lo del vinagre habrá que probarlo porque en casa es a mí el único que no me gusta demasiado y la mayoría se impone. Me ha encantado el truco de triturar algunos cucharones si está líquido el preparado, a mi me gusta comer las lentejas con tenedor y con esa operación lo tengo garantizado.
Un saludo

Me gusta la receta aunque yo les pongo siempre (además) una zanahoria y un trozo de pimiento verde y un tomate pelado y de laurel solo una hoja. Me atrevo a haceros una recomendación que a mi me ha dado mucho éxito familiar: Lentejas de España pequeñitas, tiernas y siempre quedan enteras, envasadas en paquetes de medio Kg en Hipercor o Supercor ¡Extraordinarias!

Fantástica receta.
Yo tambien le pongo vinagre,pero lo preparo de esta forma: frio cebolla y ajo muy suave y cuando estén dorados,pongo una cucharadita de pimentón(si se quiere,algo de picante); lo sofrío un poquito con cuidado de que no se queme y añado un buen chorro de vinagre. Dejo que se conozcan unos segundos y añado una cucharada de caldo de las legumbres,para que dejen de freirse. Inmediatamente,lo uno al potaje y que se cocine todo junto un buen rato. En mi casa se le pone a todo tipo de legumbres, y a las judias, patatas con pescado (sobre todo,bacalao), e incluso, a los "cachelos" (patatas cocidas). Por cierto,yo pongo las lentejas en remojo un par de horas,y las lavo. Y uso pardina,porq. me gusta que queden más enteras.
Os recomiendo que probeis las lentejas con conejo:muy contundente pero sabrosísimo.
Un saludo y gracias por la receta.

mmmmmm que buenas, así las haré la próxima vez. Gracias, guapetón.

Mi madre siempre daba a las lentejas un toque de pimentón y vinagre. Yo lo hago también.

Se puede utilizar hojas de nabos o de remolacha en vez de espinacas y estan de muerte. Saludos

Hola,

Unas deliciosas lentejas, nunca había escuchado lo del vinagre, pero seguro que le dan un toque.

Un saludo

que maravilla de guiso... con diferencia las lentejas son mi legumbre favorita... y así con las espinacas tienen que estar brutales...

... eso si, yo soy un gorrino de libro y si no les pongo aunque solo sea un poquito de chorizo, como que no son lo mismo XD

Con niños es difícil ponerle vinagre, les entra mejor con queso.

No tienen nada que ver con las que comemos en mi casa y lo del vinagre sí que me parece exótico... Tendré que probarlo porque soy muy fan del vinagre.

Yo no salgo de las lentejas con chorizo, pero con espinacas parece una buena opción!

Yo las hago exactamente igual que tú, Mikel, solo que además de la panceta que recomiendas, y de no añadir las espinacas, pongo 3 chorizos, 2 buenas morcillas y 1 codillo. Si el plato es para dos personas, entonces multiplicamos los ingredientes por dos, así de sencillo, y si son más pues por 3, por 4 y así sucesivamente... eso de las espinacas puede ser vistoso pero rico rico es como yo te digo... como dicen los sabios, "de lo que come el grillo, poquillo".

Viva, viva, un blog sin corazoncitos, tú sí que sabes, Mikel, que el día del amor es todos los días!
Hala, ya me he quedado a gusto. Muy bien, Mikel, vivan los pucheros de la abuela!
En mi casa, también le echamos el vinagre ya en el plato.
Galleteras y galleteros del mundo: ¿a que nunca habíais visto unas galletas hechas con huevo cocido? Yo, no, y las he visto en Kitchen Voyage, un blog muy chulo donde además aprendes Inglés, besinos!

Lentejas, que ricas es un plato que me encanta sinceramente!esta versión seguro que esta riquísima!
Saludos.

Pues yo estoy haciendo casi un concurso gastronómico con un amigo para no ehcar de menos las delicatessen de la tierra. El viernes pasado nos invitó a cenar una guisote de legumbres (si bien fue poco digestivo, estaba d emuerte), y el finde hice yo albóndigas al más puro estilo de mi abuela, así que esta noche es el quien viene a cenar :)
Todo sea por desterrar la morriña!

Me encanta esta vuelta de hoy a la maravillosa cocina casera tradicional, aunque disfruto igual con tus platos innovadores.

A mi me gustan estas lentejas "sin sacramentos" que suelen llamar lentejas "viudas", aunque también disfruto mucho con las lentejas "bien casadas" como estas ( http://bit.ly/AwXLWp ) en las que no falta de nada.

En cuanto al debate sobre el vinagre, yo añado un poco, a través de la salsa Worcestershire (Lea &Perrins) que participa en mi pucherete con un buen chorreón.

Un abrazo

Las lentejas estofadas son siempre buenas, alimentan y reconfortan con estas temperaturas. Yo no uso el vinagre en mis platos lentejeros y si un poco de tocino. Soy, pero de las clásicas, clásicas y tampoco pongo espinacas, prefiero el color de la zanahoria:

http://cuinescuina.blogspot.com/2011/06/llenties-estofades.html

La cocción de las lentejas es como el tiempo... variable. Todo depende del agua y de la clase de lenteja. Para evitar sorpresas que te hagan usarlas como proyectiles(cerbatana, tirachinas, postas de caza menor-mayor) no cambio de marca hasta que me sale mal el guiso. Yo las remojo en agua de víspera y la cocción se reduce a la mitad. También las "oxido": las dejo enfriar destapadas para que engorde el caldo y se quedan como dicen los entendidos "que la lenteja al día siguiente de hacerla sabe mejor recalentada". Las había hecho con alcachofas porque en casa hay uno que no traga las espinacas ni en papilla-algún trauma infantil con Popeye-así que las echaré ya cocidas después de apartar una ración. ¡Qué ricas y qué frío!

yo también le pongo unas guindillitas en vinagre, al lado y el que quiera que se sirva, pero me encantan las lentejas en todas sus modalidades, aquí las abuelillas le echan calabaza también.
http://www.recetariodesirena.com

Como sigue el frío los pucheros van bien. Con la espinaca y la cebolla va bien medio calabacín picado y medio pimiento rojo.
Si salen liquidas un puñadito de arroz también lo solventa.
Para los omnímodos un choricillo o una puntita de jamón le dal la vida al plato.
El diletante.

El vinagre para lentejas y judias yo creo que es tipico tipicorum, aunque yo ultimamente solo lo uso en las judías... Como que la lenteja me gusta más viudita...

Para vinagre lo mejor unas buenas guindillas junto al plato. Pucheros y pucheros, que ya llegarán los días de las ensaladitas. Salud

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal