Sopa de lo que se tira de las alcachofas

Por: | 07 de febrero de 2012

Sopa de alcachofas patata puerro
La sopa que te quita el frío. / EL COMIDISTA

 

Soy una persona bastante alcachofera, como los más perspicaces habréis podido deducir por la cabecera del blog. Otra de mis características es el odio a tirar comida, no sé si transmitido genéticamente por una madre que pasó bastantes penurias en la posguerra. Por eso cada vez que preparo esta verdura me fastidia desperdiciar las puntas y las hojas duras del exterior que, seamos sinceros, no hay dios que se las coma. Como mucho se pueden mordisquear o chupar si van asadas, pero tampoco me fascina demasiado el procedimiento.

Tras limpiar unas alcachofas el otro día, y antes de enfrentarme una vez más al penoso acto de echar a la basura la mitad de las mismas, pensé en la posibilidad de reciclarlas en forma de sopa. Así que las puse a hervir con agua y sal, después las trituré y luego las colé, con lo que salió un caldo con un puntito amargo y un poderoso sabor a alcachofa. Lo guardé en la nevera y cociné los corazones para otra receta.

Al día siguiente, usé el fondo para una sopa con patata, puerro y cebolla pochados, ingredientes que lo suavizaron y eliminaron el amargor. Al final quedó un plato gustosísimo, de los que más me han gustado últimamente, que se puede tomar tal cual o triturado en plan puré. Yo me inclino por lo primero, si acaso machacando un par de trozos de patata para que el caldo engorde.

Dificultad

Para batracios.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 1 kilo de alcachofas
  • 2 patatas medianas
  • 1 puerro grande o dos pequeños
  • 3 cebollas medianas
  • 1 diente de ajo
  • 100 ml de vino blanco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Jamón serrano picado como guarnición (opcional)

Preparación

1. Limpiar las alcachofas eliminando las hojas exteriores hasta que aparezcan las amarillas. Cortarles las puntas y cortar o pelar los tallos. Usar los corazones para otros preparados (ojo porque hay que ir metiéndolos en agua con limón; si no se oxidan).

2. Poner las hojas y demás restos en una cazuela u olla a presión y cubrirlos con agua. Salar y cocer unos 20 minutos (10 si se hace en la olla). Dejar que se enfríe.

3. Mientras tanto, pelar y picar las cebollas y los puerros, y pocharlos en otra cazuela con un chorro de aceite de oliva y una pizca de sal a fuego lento unos 20-30 minutos (el proceso se puede acelerar con una pizca de bicarbonato).

4. Triturar las hojas de alcachofa con su caldo. Colarlo con un colador o un chino, presionando con una cuchara de madera para que suelten todo el jugo.

5. Pelar y cascar las patatas en trozos con la ayuda de un tenedor o un cuchillo. Incorporarlas a la cebolla y el puerro, salar y rehogar 10 minutos más. Mojar con el vino y dejar que evapore el alcohol un par de minutos.

6. Añadir el caldo de alcachofa a las patatas y hervir unos 15 minutos removiendo de vez en cuando, hasta que la patata esté bien hecha y se deshaga. Si el caldo ha quedado muy líquido, aplastar un par de trozos de patata y disolverlos (también se puede triturar todo y dejarlo como un puré). Corregir de sal y servir.

Actualización: varias personas han comentado que el caldo les ha quedado muy amargo. Las dos veces que he probado a hacer la sopa no me pasó; supongo que será cosa del tipo de verdura. En cualquier caso, he eliminado los tallos y reducido el tiempo de cocción para que sea más suave.

Hay 89 Comentarios

el otro día probé a rehogar las hojas exteriores del repollo que normalmente se tiran, en Wok, espectaculares y potentes, lo recomiendo. Lo de las alcachofas lo probaré porque seguro que estan buenas.

Por si os sirve, también es muy útil el caldo para un risotto o todavía mejor una bona paelleta amb carxofes (y setas y/o cordero y/o lo que querais), la recomiendo.

Bon profit xiquets!

Yo lo siento, pero tiene una mala pintaaaa...con las cosas ricas que haces!

Muy bien Mikel¡ Esta es digna de un especial víctimas de la crisis¡¡¡

Pues como alcachofero que eres, te recomiendo las Jornadas de la Alcachofa de Benicarló (DO), que además son ahora mismito: http://www.ajuntamentdebenicarlo.org/r2h/files/10772.pdf

¡Fantástica receta vegana!

A mí también me encantan las alcachofas (o "capotas" como las llaman en mi pueblo) así que me apunto la receta; es una pena tanto desperdicio!
Saludos.

Enhorabuena Mikel, por tan magnifico platito, por tus entradas en el blog tan "naturales" en todos los sentidos, por tu blog y tu buen hacer gastronómicos.

Me gusta el plato, yo tambien aprovecho la alcachofa, vamos hasta el rabito, sirve para darle un toque a cualquier plato de verdura.
Aunque hace dias que no te escribo, no significa que no te lea practicamente todos los dias....al igual que los comentarios (algunos pocos acertados por cierto).
Un cordial saludo desde "Mi cocina"....a la que ya me gustaría visitaras algún dia.

Buena idea aunque lo de echar vino en los caldos no suelo hacerlo. Voy a probar

Creo que esta es de lasmejores recetas que has publicado ¡¡me encantan las alcachofas en todas sus versiones!!

Tiene una pinta excelente, ¿pero cuándo se añade el diente de ajo que figura entre los ingredientes?

Aquí otra que lleva en el código genético que en la cocina no se tira nada. Debemos tener madres de la misma edad, Mikel. Yo con las alcachofas ni lo hubiera pensado, imaginaba que sería demasiado amargo, así que gracias por la idea. Yo sí que lo trituraría. Además de alcachofera, soy sopera/cremera de pro.

Me ha encantado esta idea, trabajo como nutricionista con consulta en farmacia, creo que podré aprovechar muchisimo la receta con mis pacientes...Gracias!!

Cada mañana leo a través de El Pais y el blog, estoy enganchadisima!
Un saludo Mikel!!!!
Estela

A mi también me encanta las alcachofas y esta sopa es una idea estupenda para aprovecharla al 100%, la probaré.

Besotes

El otro día, me vi en la disyuntiva de tener que tirar las vainas de unas habas baby que había comprado, pero la verdad es que no sabía que hacer, así que hice un puré con más verduras y quedó estupendo, le puse un par de patatas, un puerro, tres zanahorias, unas judías verdes, las vainas de las habas, y media lechuga que tenía por la nevera y estaba un poco pocha, lo cubrí de agua, un cazito de caldo de pollo, 25 minutos de cocción y lo pase por la Termomix y quedó estupendo. Agur.

Otro amante del "no tirar nada" y de las sopas, que sano el caldo de la alcachofa, yo muchas veces me lo bebo tal cual, después de cocerlas, o lo echo como fondo para algún guiso, es cierto que tiene un regustillo amargo, pero con lo saludable que es...casi me da igual, esta sopa la probaré, tiene buena pinta, también le añadiría un poco de calabaza, para darle más suavidad si cabe y huevo cocido como guarnición, junto con el jamón claro está...el jamón que no falte. Un saludo Mikel!!

Hoy sí que sí. Yo también soy adicta a las alcachofas pero al precio que están aquí hay que pensárselo dos veces teniendo en cuenta que más de la mitad va a ir a la basura. Pero esta receta tiene buena pinta, buena, buena. Y el jamoncito no es opcional :P

Saludetes.

La receta está bastante bien. Ahora con esta crisis lo mejor es que nos apretemos un poco el cinturón y aprovechemos todo lo aprovechable. Con permiso del autor del blog, os invito a visitar mi página de recetas de cocina, que intenta seguir un poco la línea de la facilidad y el ahorro sin prescindir de lo rico.

Yo tampoco soy capaz de tirar comida y mi filosofía es el concepto de moderna economía, utilizar las sobras y hacer un plato diferente lo que viene a ser el mismo perro pero con distinto collar.
No es que sea muy fan de la alcachofa pero desde que la hija de una famosa, hiciera apología de la dieta de la alcachofa, he tomado muchos caldos de ésta y decir que me encantan, pero prefiero una buena hamburguesa.

Mikel, gran invento, si no fuese porque ya está inventado. A las sobras ( o no sobras) de cualquier verdura (no piel de plátano, evidentemente) las cortas con puré de patata o de cebolla o puerro o ambos a dos inclusive y tienes la crema de verduras sin crema. De todas formas parece claro que eres un tipo creativo. Anímate a hacer eso con berros, canónigos, acederas, ortigas...sí, sí, ortigas. O lechuga. No estoy pirado. Funciona.

No sé si es tema de un blog tan gastronómico, pero..... Yo tengo también ese problema con tirar comida a la basura, pero desde hace un par de años lo he resuelto con unas pequeñas cajas de lombricultura en mi terraza (sí, sí, tengo lombrices en la terraza que se comen los desperdicios de la cocina a gran velocidad y además producen un gran compost para mis macetas...todo ventajas!). Inicialmente fue un experimento, pero ahí sigue: es fácil, ocupa tan poco como una caja de botellas de leche, y las lombrices no tienen muchas exigencias. En fin... sugerencia para los cocinillas, ya que tal vez no todo todo se pueda convertir en sopa (eg. cáscaras de plátano??).

Pues sí que te pega la alcachofa de moño alto. Coincido con Perseo, ¡ni de coña! ¿Para cuándo la piel de plátano? Estoy viendo que todo mariasantísima, hasta el tonto del pueblo, tiene un blog. Ya no tiene gracia... Sí, vale, me pasa lo que a Oscar Wilde, en cuanto algo se vulgariza pierdo el interés.

Muy buena la idea de aprovechar las hojas de la alcahofa.
Que mantiene además, muchas de sus beneficiosas y saludables propidades naturales. Como las descritas en;
http://www.botanical-online.com/medicinalscynaracastella.htm

Buen tip! La semana pasada hice "las alcachofas de la nonna Sara" y tuve que tirar hojitas duras y demás indeseables, así que para la próxima, me guardo a mano esta receta y les doy nueva vida.
Te repito, tienes que crear la subsección, "comida de reciclaje", ;)
www.losbonvivant.com

Fantastica receta! por cierto Mikel, tienes problemas gastricos? veo que ultimamente tus sopas o cremas llevan bicarbonato. yo lo sustituyo por agua mineral con gas que le da un toque especial

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal