Lo que hay que comer en primavera

Por: | 21 de marzo de 2012

Tarta fresas
Lujuria fresona. / AINHOA GOMÀ

 

Hay un montón de cosas en el mundo que me suben la tensión, el azúcar, la urea y en general las ansias de impartir justicia por mi cuenta: la gente que da de comer a las palomas, el debate político de La Noria, los falsos heterosexuales del anuncio de Loewe... Ahora bien, en mi furia siempre habrá un gran espacio para el olvido generalizado a las temporadas de los alimentos. Es decir, esa especie de estupidez colectiva que nos invade cuando compramos melones en enero, naranjas en julio y cerezas en noviembre aunque sean más caras, no sepan a nada y resulten insostenibles para el medio ambiente.

¿Cuál es la causa de este disparate? La ignorancia. La gran mayoría de la gente que conozco no tiene ni pajolera idea de las temporadas de frutas y verduras, ya que se han acostumbrado a que haya de todo en todo momento gracias a las descerebradas prácticas de distribuidores y supermercados. Como en el pasado yo fui el primer lerdo que no se enteraba de nada a este respecto, me he propuesto hacer una entrada en cada estación informando de lo que no te puedes perder. Esta es la lista de las estrellas de la primavera.

FRESAS

Las fresas -o mejor dicho, los fresones, porque las fresas se extinguieron en casi toda España hace años- cada vez llegan antes a las tiendas, y a este paso las vamos a acabar comiendo en Navidad. Pero cuando están realmente buenas es ahora. Busca ejemplares que no tengan la mitad de la carne blanca y que huelan a fresa, no a poliespán. Vigila también con el origen: cuanto más cercano, mejor. Recetas recomendadas: tarta de fresas sin horno, pastel de sobaos y fresas, fresas maceradas con crema de requesón.

HABAS

Sí, yo también detestaba las habas, con su tamaño descomunal y su horrenda piel grisácea dura como un cartílago. Hasta que descubrí que al principio de su temporada (febrero-marzo), si las compras en su vaina, son pequeñitas y tiernas. Y que cuando crecen, basta con pelarlas una vez cocidas para que se transformen en una delicadeza. Recetas recomendadas: Lubina con habas y menta, ensalada de aguacate, habas y quinua, arroz caldoso con pollo y habas.

Habas
Ensalada de habas, quinoa y aguacate. / AINHOA GOMÀ

 

PATATA NUEVA

Marzo es el mes de la patata nueva, esa de piel dorada y fina que casi se puede quitar con un cepillo. Se conservan peor que las viejas, pero al vapor, asadas o guisadas brillan más que sus abuelas. Recetas recomendadas: ensalada de patatas, bacon y romero, tortilla de patatas y aceitunas negras,

ESPÁRRAGOS VERDES

¿Que en el súper hay espárragos verdes todo el año? Sí, pero no locales. Los que compras fuera de temporada vienen casi siempre de Perú, y su sabor -al menos de los que yo he probado- deja bastante que desear, por no hablar del petróleo consumido para traerlos hasta aquí. Mejor disfruta de esta maravillosa verdura en su época española, que empieza este mes. Recetas recomendadas: espárragos trigueros con jamón y huevo escalfado, caballa con espárragos, vieiras marinadas con espárragos.

CEBOLLAS Y AJOS TIERNOS

Las cebolletas y los ajos tiernos se pueden encontrar casi en cualquier época del año, pero su esplendor llega en marzo. La cebolla tierna es perfecta para consumirla cruda, pero si te sienta mal, siempre puedes picarla y dejarla media hora en agua con sal y vinagre para que pierda fuerza. El limón tiene un efecto similar. En cuanto a los ajos, para mí son casi milagrosos: dan un sabor más suave que los dientes y repiten mucho menos. Recetas recomendadas: pollo con ajos tiernos y moscatel, macarrones con salchichas y ajos tiernos, revuelto de patatas y cebolla tierna.

GUISANTES

Por increíble que parezca, las bolitas verdes que salen de esas bolsas congeladas que compramos en el súper existen en la naturaleza. Eso sí, envueltos en una vaina. En breve comienza su mejor época, cuando no hay más que desgranarlos y saltearlos ligeramente en una sartén con un poco de mantequilla, sal y pimienta para obtener una de las mayores maravillas gastronómicas del planeta. Recetas recomendadas: guisantes con almejas, albóndigas de chorizo con guisantes, menestra riojana.

Albondigas-de-chorizo
Albóndigas de chorizo con guisantes. / AINHOA GOMÀ

 

NÍSPEROS

La temporada de esta fruta más mediterránea imposible empieza en abril. Los primeros suelen llegar un poco ácidos y logran el efecto Spontex de dejarte sin saliva. Pero si sabes esperar, los nísperos son deliciosos, ultrasanos y especialmente adecuados para los vagonetas por su facilidad de pelado. Recetas recomendadas: zumo de mango y nísperos, budin de nísperos.

CEREZAS

Las cerezas también son de primavera, aunque habrá que esperar un poco todavía para comerlas. Hasta mayo aproximadamente. Como casi todas las frutas muy marcadas por la temporalidad, te empiezan costando varios órganos de tu cuerpo, pero luego los precios se moderan a la vez que la calidad media sube. Recetas recomendadas: postre de cerezas, yogur y piñones, sablée bretón con ricota y cerezas.

ALBARICOQUES

El final de la primavera lo marcan los albaricoques, una fruta que a mí personalmente no me dice mucho fresca, no sé si por la pelusilla de la piel o por la dificultad de econtrarla buena. En cualquier caso, viene muy bien para preparar mermeladas, compotas y todo tipo de postres, y también como contrapunto dulce en platos salados de carne. Recetas recomendadas: albaricoques con crema de sésamo, tarta de albaricoque.

Hay 103 Comentarios

No sé si te sienta muy bien esa actitud de maestro de escuela cabreado ;-), pero la verdad es que apoyamos todo lo que dices en esta entrada.
Un saludo.

Ana, si nos valemos de este Blog para hacer "campaña frutera"...le diré que las cerezas del Jerte son sabrosas y únicas, cierto (¿son guindas?) pero las de Aragón ribera del Jalón, son más jugosas, y con tanto sabor...¡Y gordas...que llenan la boca!. mm mm ¡Qué ricas "ambas,dos"mm mm

Productos de temporada SIEMPRE!! Por cierto, Mikel, grandes recetas las que nos sugieres!

http://www.ecotorrefortea.com

Lo de las fresas es algo que no puedo comprender en España (con lo buenas que estaban antes!! muerte al fresón) y una de las cosas que más me gusta de este país. Aquí todavía tardarán un par de meses en llegar pero cuando lo hagan serán silvestres, pequeñitas y rojas por dentro y por fuera. Para mí, uno de los mayores placeres de esta vida es ir al mercado y comprar una litra de fresas y otra de vainas de guisantes y tirarme en el parque a comer, sin prisa... y salir oliendo a fresas para todo el día. Hala, me voy a calentar la nieve a ver si se derrite de una **** vez!!! Saludetes :)

Graciasssss!!!!! Aunque llevo más de 9 años viviendo en España no sé muy bien cuáles son los productos de cada temporada y a veces meto la pata.
Espero las entradas del resto de las estaciones!

Buen post, realmente nos hace falta volver a comer de temporada, además de los beneficios ambientales beneficiamos al agricultor que, al haber más demanda puntual, es capaz de negociar unos precios más razonables.
Para los que seáis de Madrid, tenemos muy buenas fresas en Aranjuez, buena excusa para visitar la villa y comprar fresas, espárragos y otras verduras.
EsDeRaíz

En casa siempre compramos productos de temporada. Yo misma tengo plantadas habas y guisantes que en unos días podré saborear. Si queremos disfrutar de sabor y textura inigualables, deberíamos ser más exigentes con lo que nos llevamos a la boca. En general veo que no somos nada exigentes y nos comemos lo que nos echen. No entiendo por ejemplo cómo la gente compra esas bandejas de fresones enormes e insípidos en invierno, y deja de lado las naranjas y manzanas que están buenísimas. La fresa estará perfecta en abril y mayo. Eso sí, no esos fresones enorme e insípidos que traen a toneladas de Huelva, sino las fresas de verdad, esas que casi no encontramos en las fruterías, pequeñas y aromáticas. Las del Maresme son insuperables. Seguro que en sur también tienen de gran calidad, pero aquí desde luego no las vemos. Nos traen esas gigantes y huecas, y la gente tan feliz.

Esta Navidad me ofrecieron en la frutería fresas, me quedé alucinada, llega un momento que uno no recuerda que es de cada temporada porque lo llega a ver todo el año, como bien dices. Gracias por recordarnoslo

"...a este paso las vamos a acabar comiendo en Navidad."
¿Cómo que vamos a acabar? Este año en el mercado vi a una señora comprando fresones el mismo 24 de diciembre, y poniendo de vuelta y media al frutero porque según ella, con lo caros que estaban la mitad estaban verdes y no sabían a nada. Estuve a punto de intervenir en nombre del calendario frutal, si hubiera tenido esta entrada a mano me hubiera venido de perlas :)

No voy a engañarte y decir que nunca he pecado, sí!
Pero intento dentro de los posibles que no se me vaya la cabeza en tentaciones absurdas.
También tengo la manía de mirar la procedencia de todo, siempre nos tangan por ahí.

Genial, genial idea, Mikel, y no podría estar más de acuerdo contigo. Nuestro problema es la ignorancia, que bien se encargan de alimentar quienes ya sabemos. Besos.

Mikel, cómo te preocupas por nuestra salud y economía!
He descubierto tu tortilla de patatas y aceitunas y la voy a probar; últimamente me ha dado por echarle aceitunas al arroz con pollo y está olé; qué pena que no te conocí en tu época de Ondakin pero ya me voy poniendo al día;
¿Os queréis reír con el proceso de hacer una tortilla de patatas? Visitad a mi admirado Remartini;
Gracias a Dios hay buenas noticias sobre Haití, en 3500millones, gracias, besinos!

Gran entrada Comidista. Verdaderamente esta información hace mucha falta. Yo llevo comiendo de la huerta muchos tiempo, a veces se hace un poco duro porque hay mucho de algo una temporada y claro, a veces te cansas, luego eso desaparece y pasas ganas...pero poco a poco me he ido acostumbrando y ahora un calabacín fuera de temporada me parece algo superexótico. Me encanta tú entusiasmo a la hora de informar, a mi se me subía tanto la tensión por las idioteces que veía a mi alrededor que ahora, aunque las vea, muchas veces me quedo tan ancha, me callo y sigo para no discutir, en fin. Buen día de primavera para todos

me gusta!

estoy completamente de acuerdo; alguna manera de diferenciar unas patatas de otras?

Que delicia visitar un mercado y encontrar todos los productos de temporada.. esta época es fenomenal pero cualquiera lo es si estamos atentos y tenemos una pequeña guia como la que nos propones.
Muchas gracias Mikel esta entrada y otras de esta índole deberian ser obligatorias en los colegios.
Me ha gustado mucho.Abrazos bien alimentados..

Me quedo con las fresas y otras frutas de verano. Qué rico!
Almu
http://mavieenrose-almu.blogspot.com.es/

Yo hice la Tarta de fresas sin horno. Fácil, ligera y deliciosa.

¡Que rico todo! Pero ánimo dentro de dos meses con las cerezas del jerte son únicas

Gracias Mikel, ya va siendo hora de hacer un consumo racional. Más rico en temporada, más cuidadoso con el medio ambiente cuanto más cercano el producto y además no perdemos la magia de esperar las fresas cuando toca y las cerezas, y los albaricoques, y la sandía, y más..., que ilusión cuando veo lo esperado en el mercado. No quiero naranjas secas y desabridas de allende los mares y así todo.

Imprescindible! Cuántos amigos tengo que comen cerezas en navidad y naranjas en verano, no me caben en la mano. Mi padre tiene huerto desde que tengo uso de razón y este tipo de cosas eran, y son, imprescindibles en mi casa, aunque no comíamos de la tierra básicamente. Comíamos pescado también, del cual la experta temporera es mi madre que se sabe los meses de cada pescado. Pero bueno, para este mes os lo puedo decir yo que los boquerones están que se salen! Y ahora yo cultivo mi huerto y como dicen por aquí aún quedan fresitas de las buenas, yo tengo en mi huerto!!!.
Muy buen post, MIkel. Besitos comidistas

Y que alegria que cada epoca del año nos traiga un nuevo recetario aprovechando los productos de temporada.

Carla
www.lasbolaschinas.com

Genial, yo siempre peco de comer productos fuera de temporada por el más puro desconocimiento. Me ha gustado eso del níspero como la fruta más mediterránea imposible. No sé si habrá tenido tanto éxito fuera como aquí lo tienen diversas frutas exóticas. http://unmundocultura.blogspot.com.es/2012/03/grinzing-la-viena-mas-pintoresca.html

Hombre, que alegría!! Me has tocado la fibra. Si tenemos el interés real de que este pequeño planeta no pegue un pedo descomunal lo primerito que tenemos que hacer es evitar adquirir productos que vengan de la Conchinchina porque como dice Mikel traerlos cuesta huevo y medio en petroleo y tenemos pocas posibilidades de saber en qué condiciones humanas han sido cultivados o criados... Esto no significa que aquí, en Europa, no seamos unos cenutrios, que también lo somos... y las fresas son un ejemplo de ello. En la comarca de Doñana algunas empresas -no todas, insisto, no todas- dejan mucho que desear en cuanto al respeto ambiental y al trato que se da a los trabajadores -especialmente a las trabajadoras, en cuyos casos he escuchado barbaridades que ocuparía demasiado detallar, pero ponganse en lo peor...-.

Así las cosas, uno, que intenta no joder demasiado ni al entorno ni a sus semejantes, ha optado por no comer fresas desde que oyó y vió algunos de esos desmanes. Pero como me chiflan las fresas, salgo a buscarlas al campo, donde se encuentran en taludes. Son mucho más pequeñas, realmente diminutas, pero una sola de esas fresas te colma de sabor. En Asturias las llamamos rubiones y miruéganos y en Galicia morodos. Además, ir en su busca ya es toda una diversión.

Una última recomendación sobre fresas. Son poco conocidas y su cosecha es muy escasa, pero si tenéis ocasión no dejéis de probar las fresas de Candamo, cerca de Grado.

A gozar de productos locales y respetuosos con la vida. Buen día!!

Las habas tiernas, cuando la vaina no tiene relieves y es casi lisa, como una judía verde las comemos cocidas y después de escurridas salteadas con jamón, cebolla pochada y harina. También como parte de una menestra con alcachofas, espárragos y guisantes. Todo de temporada cuando hay huerta, porque se unen todas sus recolecciones en una gloriosa menestra. Por cierto, las habas tiernas con vaina se llaman aquí "habas con calzón". Las fresas salvajes de Moncayo son un estallido de aromas que se quedan para siempre en la memoria.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal