Revuelto de trastos: el cultivador urbano, el trapo magnético y la placa portátil

Por: | 05 de marzo de 2012

La recopilación mensual de instrumentos de cocina viene muy futurista. Grandes avances tecnológicos se han puesto al servicio de algunos de nuestros instrumentos de hoy, no sé si para facilitarnos la vida o para hacernos gastar más dinero. Pero ahí están, y al menos sirven para pasar un rato mirándolos.

Trapo magnético

Los trapos con estampados están muy bien. ¿Pero qué tal un poco de tecnología en el elemento textil más humilde de la cocina? El magnotag se queda colgando de cualquier superficie metálica gracias a su zona imantada, con lo que puedes prescindir de ganchitos y además quedarte con cualquiera que venga a tu casa. Cuesta 14 euros en Suck, donde también se vende la versión manopla por 24.

Trapo magnetico

 

Placa de inducción portátil

No, no es el nuevo iPod. Es la Samsung O Table, una placa de inducción portátil con aspecto de gadget de nave espacial. Ademas de poder llevarla a cualquier lugar, se puede programar, los controles son táctiles e incluye un sistema de apagado de seguridad cuando se le acercan objetos pequeños, como cubiertos. Saldrá a la venta en cinco colores, aunque todavía no se sabe la fecha.

Samsung-o-table-flexible-heater-0

Fundas de sushi para iPhone

En algún revuelto de trastos anterior ya había sacado fundas para iPhone, pero las iMeshi llevan el asunto a otro nivel. Con ellas puedes vestir el teléfono con alucinantes réplicas de sushi u otras comidas típicas japonesas. Puede que no sean lo más práctico si lo llevas en el bolsillo del pantalón, pero sácalas en cualquier reunión y verás como todo el mundo se queda con el culo torcido. Cuestan 37 euros en Strapya.

Funda sushi

 

Elevatapas suicida

El Lid Sid es la clásica tontería que quizá no utilices jamás, pero que tiene su gracia. Se trata de un muñequito para poner en el borde de las ollas que mantiene la tapa un poco elevada para que pueda salir el vapor. Lo que más me gusta es su postura de "me tiro a la cazuela", tan dramática. La pareja con un ejemplar blanco y otro rojo sale por 12 euros en Monkey Business.

Lid sid

Mosquitera de comida

Aliado indispensable del alérgico al neverismo, la mosquitera de comida evita que insectos odiosos como las moscas se posen en la comida que tienes fuera. Puede que ahora no haga mucha falta, pero en cuanto empiece el calor puede ser imprescindible. Además, este modelo se puede aplanar para guardarlo cuando no se use. Cuesta 5 euros en Cuisine Paradiso.

Mosquitera

 

Hielera de Lego

Lego es el juego de construcción más bonito de todos los tiempos, por lo que nunca nos cansaremos de los trastos inspirados en él. El último descubrimiento es esta hielera con la que se pueden hacer cubitos con la forma de las míticas fichas. Cuesta 16,50 euros en Infmetry.

Hielera lego

Cultivador urbano

Llamadme pijazo, pero me encantan estas maquinitas que sirven para que te sientas muy ecologista plantando brotes en tu propia casa. El Urban Cultivator sirve para criar hierbas o pequeñas verduras sin que tengas que hacer casi nada: un sistema automático controla el riego, la luz y la humedad, y sólo hay que abonar una vez por semana. El pequeño problemilla es el precio: unos 1.650 euros el modelo más sencillo. Pero bueno, en unas mil ensaladas lo rentabilizas.

Urbancultivator

 

Cuchara-tenedor para navajeros

Ay, qué tiempos aquellos cuando España estaba llena de quinquis y en los cines daban Yo, el Vaquilla y Perras callejeras. Si quieres rememoralos, con el Switchblade Spork podrás sacar la navaja en todos tus picnics. Cuesta 5,50 euros en Archie McPhee.

Switchblade-spork

Animales de corcho

El premio a la pijada mona del mes se lo llevan los Corkers, especie de alfileres capaces de trasformar un corcho en un animalito. Además del alce, hay de mono, búfalo, oso, cuervo y conejo. Puede ser una buena forma de recordar una botella memorable de vino... Cuestan 6 euros en Monkey Business.

Corker

Cocedor de huevos

Cocer un huevo, pasarlo por agua fría y pelarlo es una actividad culinaria que podría hacer hasta un chimpancé. Para los ultratorpes que no llegan ni a eso se ha creado el Webis, un artefacto que consiste en una cáscara de plástico en la que pones el huevo para meterlo en el agua hirviendo. Y te quita "un duro trabajo", como dicen en el anuncio. Un juego de 12 cuesta 30 eurazos en la teletienda EHS (vía Dani Marzo).

 

Hay 62 Comentarios

Mola, Aunque me pregunto si el paño magnético se tiene que lavar a mano, sino se pegaría al tambor de la lavadora.
Saludos

Por Dios...No se puede bloquear de una forma u otra al Carlos Vegetal y Tal? ¿Todos los dias tenemos que saber que receta ha hecho? ¿No tiene otra manera de publicitar su blog?¿No se da por aludido despues de tantos comentarios en este sentido?....Perdón por tantas preguntas sin respuestas de buena mañana....

Buenísimo. Yo me quedo con el trapo magnético y el eleva tapas suicida. En cuanto al cocedor de huevos, he visto tantas veces el anuncio en la televisión que ya estoy a punto de comprarlo. http://unmundocultura.blogspot.com/2012/03/fantastic-flying-books-of-mr-morris.html

Bien los moldes de hielo y de huevos. Recuerdo moldes más cachondos para hielo de los dos géneros(Venus o Adonis-o Príapo-). ¿Has visto el de huevos cuadrados?. Me da repelús llamar a levantatapas "suicida", pero no se me ocurre nada breve relacionado con un saunista: quizá "vaporahí". Quiero más.

Me encantan los trastos, si tuviera una cocina de 200 metros cuadrados, estaría llena de ellos, aún así, no me faltan, me encanta el autocultivador, en la universidad, probamos sistemas similares y es una pasada, los brotes tiernos realmente exquisitos, pero por bastante menos dinero, y emulando al de bricomanía, lo podemos hacer nosotros mismos, no lleva más que un par de temporizadores, fluorescentes de tubo, de los normales, una bomba de agua de acuario y madera y cristal para la vitrina y por 150 euros listo. Me encanta el artículo!

La oradora del vídeo de Webis tiene que ser un poco torpe, porque eso de tirarse toda la noche pelando huevos duros... de todas maneras, a mí me ha convencido, sobre todo por el separador de yemas. Quizás me faltaría el carisma del chef Tony para decidirme por comprarlo. Muy buen revuelto de trastos.

HOla Hola, yo coincido, el suicida me ha hecho muchiiiiisima gracia, el huerto me bendría bien , pero no para comer, sino para adelantar el semillero, pero me apunto a la navaja de macarra y los cubitos de moltó,
Mirá que piensa la gente. Eh?
gracias.
http://www.recetariodesirena.com

No sé si me gusta más la selección de revuelto de trastos, o las webs que nos dejas donde encontrar otros trastos más!! Me mola la placa de inducción portátil... se acabó la tortilla de patatas fría en los domingos de pic-nic! ;D Feliz inicio de semana! Besets! Raquel

El cultivador urbano muy chulo pero no se rentabiliza en 1000 ensaladas, hacen falta un millón de ensaladas, se puede dejar alguno de los estantes para tener el vino y que salga con aromas a campo y tierra humeda

En este revuelto de trastos encuentro cosas que me gustan más y veo más útiles. La que se lleva la palma es ese cultivador urbano, pero ¡qué precio! Se ve que lo de la crisis en USA se lo pasan por "salva sea la parte". Yo, que soy de mucha ensalada, no sé si sería capaz de comer la suficiente para amortizarlo en vida.
Hablando de ensaladas, subí a mi blog la receta del guacamole ( http://bit.ly/xA7YWW ). Como el gazpacho español, el guacamole mexicano tiene casi tantas versiones como casas donde lo comen. Yo hago mi aportación con una combinación de ingredientes y dos formas de presentarlo. Pero seguro que en algo se diferencia con respecto a la que hace cualquier otro.
Gracias, Mikel.
Carlos, de Vegetal... y tal.
http://vegetalytal.blogspot.com

Hola Mikel,
Este revuelto trae algunas cosas más que tentadoras, coincido con el diletante en el suicida hirviente y me encantan los trapos y la inducción portátil. Por último el cultivador urbano me parece una mesita nevera ideal para tener las cervezas fresquitas (supongo que tendrá un termostato) al lado del despacho ;-)
Saludos

La mejor la del suicida que levanta la tapa de la olla, yo recuerdo haber comprado un avisador del punto de hervido de la pasta que cantaba opera.
Trastos que alegran la mañana.
El diletante.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal