El chorizo es 'cool'

Por: | 26 de abril de 2012

Acelgas-con-patatas-y-chori

¿Estamos subestimando el chorizo? / AINHOA GOMÀ

 

En mis recientes viajes por lo largo y ancho de este mundo -es decir, en un puente que pasé en Londres y navegando por Internet- he observado un fenómeno que me tiene perplejo. Es el boom internacional del chorizo español. Mientras aquí este embutido porcino se considera un producto garrulo, y apenas se sirve más que en parrilladas, bocatas o aperitivos, los anglosajones se han vuelto locos con él y lo usan en los platos más insospechados.

He visto chorizo en pollos rellenos, en guisos, en goulashes y, horreur, en ensaladas. Me he quedado picueto ante recetas de lenguado con chorizo, bacalao con mejillones y chorizo o lubina con chorizo, cebolla roja y tomates cherry. Me ha dejado sin respiración un sandwich de gambas con chorizo, y me ha revuelto el estómago un estofado de, arggg, salmón, langostinos y chorizo.

Supongo que el estatus de potencia mundial alcanzado por nuestra alta cocina en la pasada década ha desatado la pasión por este producto (el otro caso más notable es el del pimentón, una especia que sale más que Rajoy en el New York Times). Pero me da que en un nivel más popular, los responsables de la moda son los chefs mediáticos británicos, que aman el chorizo como a sí mismos y carecen de ninguna clase de complejo a la hora de utilizarlo.

La reina del food porn, Nigella Lawson, se cascó hace ya unos cuantos años unas vieiras con chorizo, en su opinión más satisfactorias que con bacon. En su programa de televisión The F Word, Gordon Ramsay enseñó a unos pilotos de las fuerzas aéreas británicas a cocinar con él el bacalao. Jamie Oliver no tuvo ningún problema en ponerle chorizo frito a una ensaladita de tomate en Jamie does Andalucia, y hasta añadió un poco de ajo por si no era suficientemente potente.

 

A pocos españoles se les ocurriría mezclar nuestro embutido más cañí con pescado, marisco o verduras crudas, salvo en casos de extrema necesidad o en algún arranque de creatividad causado por el alcohol o las drogas a las tantas de la mañana. Cualquiera de esos platos sería considerado una guarrindongada en toda regla, porque aquí no pasamos de las patatas a la riojana, los potajes de legumbres y algún arroz despistado. Sin embargo, los no nativos juegan con el ingrediente con la alegría de un niño, al no llevar en su ADN toda la carga genético-gastronómica que nos dice a los españoles que el chorizo no encaja con casi nada.

Ante su osadía, podemos adoptar nuestra clásica actitud de superioridad: son anglosajones, por lo que tienden al engendro culinario por definición, y además no tienen ni idea de qué va nuestra cocina. ¿Pero y si somos nosotros los equivocados, y no sabemos sacar partido a uno de nuestros productos más identitarios? ¿No estará el peso de la tradición impidiendo que nos abramos a nuevo universo de sensaciones choriceras?

A pesar de ser medio riojano, y por tanto ferviente devoto del chorizo, me cuesta creer que un sabor tan avasallador como el suyo no acabe cargándose los matices de otros ingredientes mucho más delicados, como los pescados frescos. Sin embargo, la cocina está hecha de contrastes, por lo que tampoco me atrevería a asegurar que esos inventos internacionales son un bodrio. Los macarrones con chorizo, salsa de tomate y queso gratinado tampoco debieron sonar demasiado ortodoxos en su momento, y para mí son uno de los grandes hallazgos de la cocina infantil española. Así que quizá haya que hacer de tripas corazón y lanzarse a experimentar con nuestro embutido más bruto.

Hay 194 Comentarios

A mi me sorprendió mucho a enorme cola de gente guapa y trajeada que hacían una cola interminable en un puesto de delicatessen españolas en el Borough Food Market donde hacían bocatas de chorizo riojano de "Embutidos Alejandro" con una especie de mollete de Antequera y ensalada verde...nosotros con el fish&chips y ellos con el chorizaco rojo...curioso!! Eso si, olía de muerte!!

Soy chef y vivo en Australia, antes he trabajado en otros paises y como dice Mikel, el chorizo levanta pasiones y las farmacias no paran de vender bicarbonato.
Por lo general los chorizos que te puedes encontrar aqui son bastante flojos aunque hay excepciones.
Lo de la paella de chorizo es un clasico en el mundo aglosajon y Gordon Ramsay tiene una receta de esta.
Yo en mi restaurante tengo unas vieiras con migas de chorizo y pure de colifror que se venden con los ojos cerrados y estan muy buenas.
Si analizamos el plato en si, no deja de ser un mar y montaña clasico de nuestro recetario, (en justa proporcion) el gusto carnico y a pimenton se entremezcla perfectamente con el sabor dulzon de la vieira aportando grasa al plato, si a eso le añades la colifror te queda un plato redondo y bien compensado...hagan la prueba y dejen de defenestrar tanto que si nuestros chefs mas universales promoviesen mas el producto nacional (asi como nuestro departamento de comercio exterior) la cocina española y sus productos estarian a la altura de las mas universales

Yo he preparado Almejas con chistorra y vino blanco,
y está de muerte. A mis invitados también les ha
gustado. Lo copié del Restaurante Florentina, en Bcn
de Marga Muñoz.

Para An:

No hay nada más rico en este mundo que un arrocito de Calasparra preparado con choricito, pechuga de pollo en daditos, cebolla, pimiento, unas cucharadas de tomate triturado, un señor aceite de oliva y azafrán del bueno.

Si nunca lo has comido, te estás perdiendo lo mejor de esta vida.

Qué chaval más majete el Jaime este. Pienso probar lo que ha hecho. Y lo de guardar la salsa para el pollo también. A seguir.

buenisimo!!!
Suscribo todo lo que dices. Mi aportacion: vivo en Londres y un buen dia una companyera inglesa que se marchaba del trabajo nos invito a cenar en su casa porque tenia que liquidar un monton de comida que le quedaba en el frigo. Su plato estrella fue un guiso de carne magra de cerdo con chorizo y se quedo mas a gusto que un arbusto!!!

En EEUU venden la paella española con "spanish sausage", vamos, con chorizo. A mí me parece bastante guarrindongada, como dice Mikel, pero quién sabe...!
Y el Chef José Andrés, muy popular en la tele americana, tiene varias recetas con chorizo o chistorra que causan fervor. Yes, the love Chorizo.

Me encantó tu articulo, buenísimo. Disfruto mucho leyendo tu columna , cool!

Saludos Mikel.
Ni el chorizo me parece garrulo siendo yo andaluz (tenemos chorizos por partida doble, en los secaderos y en las instituciones políticas), ni su uso se reduce (para nosotros) a bocatas y potajes.
Cualquier andaluz sabe seguro hacer un buen plato de pasta con chorizo (ademas platos potentes, con pimiento, huevo duro y mas cosas), las tortillas quedan riquísimas, o las croquetas, e incluso crepes saladas.
Pero para combinaciones estrambóticas ya están los extranjeros, porque mezclarlo con pescado o marisco no es que sea raro, es un sacrilegio.
Lo del tirón del chorizo a nivel internacional no es de extrañar; El Pozo lleva décadas exportando chorizo a Rusia, los europeos que yo he conocido aquí en España lo adoran (sean griegos, rumanos, etc), mi mejor amigo francés se muere por unos huevos con chorizo cuando pisa España...y así es la cosa...es un sabor exótico y rico para ellos.
Sin embargo a mi me han puesto la tipica ensalada catalana con una rodaja de chorizo encima aqui en Barcelona y no me la pedí nunca mas...para la mentalidad de ensaladas que tenemos en el sur es un atentado.
Eso si, la mejor sobrasada del mundo es la de sobrasada con calabaza confitada de Baleares...esa textura dulce-salada....mmmmm

He estado hace poco en inglaterra y flipé cuando en un pub las dos únicas ensaladas de la carta eran: ensalada de beicon y ensalada de chorizo.
En ese momento entendí porque la mayoría de la gente esta gordiiiiisima.

De esto sí se. Por mucha deconstrucción, contrastes y experimentaciones similares, jamás, jamás, jamás (x3), superarán ni se acercarán de lejos a unos gúevos fritos con chorizo (y patatas). Eso si que es armonía. Y lo demás, pues eso, experimentos, y para eso ya tenemos la gaseosa.

Lo que hay es chorizos y chorizos...los de León y la Rioja son espectaculares. Al rey y a mi nos encanta el de Geras, es una delicia. Cuando hago el sofrito para la sopa castellana y le añado este chorizo apenas puedo contener la emoción.

Chorizo, torrija, morcilla...suenan a algo bruto, mientras que foie y mousse suenan supuestamente más cool. Es una cuestión de fonética, pero la realidad supera toda reticencia.

http://www.carrilleraperdida.com/sopa-castellana-2/

Mientras, aqui en España los cocineros están obsesionados con el Foie, el enfermizo resultado de someter a un animal a la mas terrible de las agonias. Aqui cualquier mierda acompañada con foie se considera alta cocina y vemos foie en cualquier textura y presentacion.
Que el estúpido mundo snob siga "disfrutando" de torturar salvajemente animales y que me no me toquen el chorizo de mi pueblo en bocadillo, en cuanto cualquiera de estos "artistas" del suflé, la mus y el carpacho metas sus zarpas en el, lo habremos perdido para siempre.

Me parto con tu blog, no sabía de los efectos alucinógenos del chorizo pero mi respeto por él acaba de aumentar aun mas. Reconozco que recién llegado a España (y no fue de Melmac precisamente) improvisé una merienda a base de lonchas de chorizo picantuelo entre galletas María. Solo puedo decir en mi defensa que no repetí nunca el invento.

Mmmm... aunque sea poco purista, un par de cubitos de chorizo pueden darle bastante vidilla a un arroz.

Yo vivo en Londres y doy fe del uso desproporcionado del chorizo, pero en la mayor parte de los casos creo que se exagera su versatibilidad. Un poco de chorizo con vieiras..ok, pero muy a menudo se utiliza como un atajo para enriquecer platos un poco blandengues de por si tipo estofado de pollo o ensaladas. Yo sigo pensando que su lugar esta con unas lentejas, en unos huevos rotos o a la flamenca o con patatas a la riojana. O a la parrilla of course.

Aburrido, a no ser que haya una partida de chorizos contaminados se dice ACEPCIÓN. Sí, sí, como te lo cuento, cada uno de los distintos significados de una misma palabra se llama ACEPCIÓN. No me extraña que te guste Mikel, es fácil entretenerte.

El chorizo como cualquier otro ingrediente bien convinado y sabiendolo Cocinar es de lo más sabroso y agradecido. sin duda !! un punto para el chorizo!! Gracias

Tierra de chorizos.

JAJAJA, LO QUE ME HE REIDO AL LEER TU ARTÍCULO.

Y eso que dice en el video de guardar la grasuza del chorizo en un bote para guardarlo en la nevera y luego echársalo por encima al pollo????????? jarrrlll

Hi Mikel, me encantan estos decubrimientos tan tuyos, esa admiracion, perplejidad y guasa narrativa con la que nos lo expones, por eso me gusta este blog.
Y cuando los anglosajones y resto de mundo conozcan la otra afeccion del vocablo se van a cag*r.
C H O R I Z O: spanish thief??? WTF con lo rico que esta.
Saludos Mikel & Friends.

En Alicante, y otras zonas de la Comunidad Valenciana, es clásico el arroz al horno con embutidos: morcillas, longanizas, y a veces también chorizo. Y está realmente bueno!

Pues muy cierto es, yo vivo en Inglaterra y tuve la oportunidad de probar un bacalao con una salsita que tenia chorizo y estaba exquisito ese plato. Hay que atraverse a probar. Expandirse y abrir la mente y el paladar! Los Ingleses lo están haciendo muy bien. Tienen mala fama eso es todo.

Fíjate si es "cool" que incluso se ha metido a política

Y que me decis de la paella de mariscos con chorizo???...en Chile me la he encontrado en varios sitios....
La ultima vez que prepare una paella como dios manda unos compañeros del trabajo me miraron con pena diciendo: Y el chorizooooo????
Ojiplatica

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal