El chorizo es 'cool'

Por: | 26 de abril de 2012

Acelgas-con-patatas-y-chori

¿Estamos subestimando el chorizo? / AINHOA GOMÀ

 

En mis recientes viajes por lo largo y ancho de este mundo -es decir, en un puente que pasé en Londres y navegando por Internet- he observado un fenómeno que me tiene perplejo. Es el boom internacional del chorizo español. Mientras aquí este embutido porcino se considera un producto garrulo, y apenas se sirve más que en parrilladas, bocatas o aperitivos, los anglosajones se han vuelto locos con él y lo usan en los platos más insospechados.

He visto chorizo en pollos rellenos, en guisos, en goulashes y, horreur, en ensaladas. Me he quedado picueto ante recetas de lenguado con chorizo, bacalao con mejillones y chorizo o lubina con chorizo, cebolla roja y tomates cherry. Me ha dejado sin respiración un sandwich de gambas con chorizo, y me ha revuelto el estómago un estofado de, arggg, salmón, langostinos y chorizo.

Supongo que el estatus de potencia mundial alcanzado por nuestra alta cocina en la pasada década ha desatado la pasión por este producto (el otro caso más notable es el del pimentón, una especia que sale más que Rajoy en el New York Times). Pero me da que en un nivel más popular, los responsables de la moda son los chefs mediáticos británicos, que aman el chorizo como a sí mismos y carecen de ninguna clase de complejo a la hora de utilizarlo.

La reina del food porn, Nigella Lawson, se cascó hace ya unos cuantos años unas vieiras con chorizo, en su opinión más satisfactorias que con bacon. En su programa de televisión The F Word, Gordon Ramsay enseñó a unos pilotos de las fuerzas aéreas británicas a cocinar con él el bacalao. Jamie Oliver no tuvo ningún problema en ponerle chorizo frito a una ensaladita de tomate en Jamie does Andalucia, y hasta añadió un poco de ajo por si no era suficientemente potente.

 

A pocos españoles se les ocurriría mezclar nuestro embutido más cañí con pescado, marisco o verduras crudas, salvo en casos de extrema necesidad o en algún arranque de creatividad causado por el alcohol o las drogas a las tantas de la mañana. Cualquiera de esos platos sería considerado una guarrindongada en toda regla, porque aquí no pasamos de las patatas a la riojana, los potajes de legumbres y algún arroz despistado. Sin embargo, los no nativos juegan con el ingrediente con la alegría de un niño, al no llevar en su ADN toda la carga genético-gastronómica que nos dice a los españoles que el chorizo no encaja con casi nada.

Ante su osadía, podemos adoptar nuestra clásica actitud de superioridad: son anglosajones, por lo que tienden al engendro culinario por definición, y además no tienen ni idea de qué va nuestra cocina. ¿Pero y si somos nosotros los equivocados, y no sabemos sacar partido a uno de nuestros productos más identitarios? ¿No estará el peso de la tradición impidiendo que nos abramos a nuevo universo de sensaciones choriceras?

A pesar de ser medio riojano, y por tanto ferviente devoto del chorizo, me cuesta creer que un sabor tan avasallador como el suyo no acabe cargándose los matices de otros ingredientes mucho más delicados, como los pescados frescos. Sin embargo, la cocina está hecha de contrastes, por lo que tampoco me atrevería a asegurar que esos inventos internacionales son un bodrio. Los macarrones con chorizo, salsa de tomate y queso gratinado tampoco debieron sonar demasiado ortodoxos en su momento, y para mí son uno de los grandes hallazgos de la cocina infantil española. Así que quizá haya que hacer de tripas corazón y lanzarse a experimentar con nuestro embutido más bruto.

Hay 194 Comentarios

Ya hace tres año que Tesco comercializaba las esaladas con chorizo para llevar, y las paellas con chorizo, por supuesto. Pero la popularización del chorizo alcanzó su cima cuando hace 3 años McDonalds apostó en Reino Unido por la McChorizo. Y tuvo éxito. Tras probarla diré que no era más que una hamburguesa más, a la que le habían echado un poco de pimentón dulce y algo de orégano.
Como curiosidad diré que a los ingleses no les gusta el chorizo de buena calidad, no lo compran. Les gusta el barato, que tiene mucha más grasa que carne. Es bastante alucinante pero es lo que demandan y por eso exportar chorizo de calidad al Reino Unido es complicado.

Hasta hace poco vivia en Londres y, en efecto, le ponian chorizo hasta a la paella precocinada del Marks & Spencer (que obviamente nunca comi...). No se quien me dijo (una amiga mia de Hong Kong) que la paella autentica si que llevaba chorizo... tal vez soy yo la ignorante...

En Cangas do Morrazo hacen una empanada de mejillones con chorizo de chuparse hasta los muñones!!
Y mucho mejor que el chorizo, para mi, el chorizo de cebolla, más potencia, más sabor, bestial!!

qué hay mejor que un buen bocadillo de chorizo ibérico y pan de pueblo, nada más y nada menos. Por cierto, lo del chorizo "garrulo" es una ofensa y chirría un poco. PD: ni se os ocurra lavaros los dientes tras un bocata de chorizo, para eso hay que esperar al menos media hora... el sabor que permanece en la boca tras un buen chorizo es indescriptible!!!! I love chorizo!!!

Nigella Lawson también a ti te parece porn, creía que era cosa mía...

No creo que sea para tanto.
Firmado: un modesto longanicero

Desde luego el chorizo NO va con todo. Puede ir con un bacalao pero con un lenguado me parece demasiado......vamos, que esta bien experimentar y dar nuevos usos sin complejos pero sin pasarse.
y si ,nada en el mundo como unos macarrones con chorizo.

Qué idea, chorizo con el pescado... Verdaderamente están locos estos anglosajones... (Pero tienes razón, Mikel... ¿y si no lo están?)

http://www.huntinghits.com | La web de las novedades musicales. Música en streaming, videoclips, tonos para el móvil y mucho más.

Viva el bocata chori de toda la vida. Creo que no hay mejor bocadillo en el mundo, hacía que no me comía uno mil años pero el otro día que no tenia nada para cenar, bocata chori para toda la familia con un riberita para acompañar....se me está haciendo la boca agua. QUE PRODUCTO NACIONAL.....SEÑOR¡¡¡¡

No se si es Cool o no, pero lo que tengo muy claro es que están buenísimos!

Saludos!

El otro día tenía un día de esos tontos.
Un pelín triste diría.
Me puse a caminar sin rumbo fijo.
Al cabo de un rato no se sabe cómo me encontré camino de cierta tienda con ristras de chorizos colgando.
En mi mente sólo aparecía un chorizo escaldado en un buen plato de alubias.
La tristeza iba desapareciendo según me acercaba a la tienda.
Cuando la encontré cerrada mi depresión fue de dimensión galáctica.

Me encanta el chorizo casi tanto o más que el jamón iberico, pero tiene que ser de La Rioja, Soria, La ribera de Navarra, eso sí lo del video de James Oliver es un sacrilegio se mire como se mire.

No son sólo los anglosajones. En Noruega, por ejemplo, también se han aficionado. Una vez probé allí un pescado al horno con chorizo crujiente y no estaba mal, la verdad.

Lo más gracia me hace es Jamie en sus vídeos (bueno, toda esa grasaza del chorizo frito sobre el tomate me da un poco de asco). Desde el extranjero, estas cosas culinarias mediterráneas se ven como si fueran míticas, mientras que nosotros las vemos como el chorizo del pueblo y la tortilla de la tita Mari, deliciosas pero lo normal de toda la vida.

Vivo en Londres, el otro día fui al super y me habían quitado las hamburguesas de toda la vida, y entre una maraña de combinados (de ternera con nosequé, de cerdo con cebolla caramelizada, etc...), me encontré hamburguesa con chorizo. O sea, la masa de carne picada, con trocitos de chorizo por el medio.

Dicen que hay que probarlo todo antes de decir "no me gusta", pero creo alguno de los objetos comestibles no inmaginados que has citado se salen de lo normal. Pero ahí está Robin Food con sus guarrindongadas, y muchas incluyen chorizo en variopintas preparaciones.
Habrá que probar.
http://www.miscaprichosculinarios.blogspot.com

Mikel, te invito a que ensanches aún más tu mundo y en tus próximos viajes al extranjero incluyas las antípodas ibéricas del País Vasco y Cataluña... La ensalada que mencionó Claudio en otro comentario es el "limón serrano", sorprendente y potente ensalada pastoril típica de la zona del sur de Salamanca y norte de Extremadura (cuna de maravillosos embutidos; Sierra de Francia, Hurdes, Gata...). Tampoco me sorprende la elección de Jamie Olivier (al cual tras mis años viviendo en Inglaterra le tengo mucho respeto, más como estrella mediática y promotor de la osadía culinaria doméstica y el buen comer que como buen cocinero...) mezclando chorizo con una ensalada de tomate, ya que en el norte de Extremadura es perfectamente normal "alegrar" un rin-ran de tomate y pimiento con buen pimentón verato ("piste" creo que lo llaman...), y recuerdo a mi mismísima madre dándole un toque "exótico" a sus gazpachos con una "puntita" de pimentón, que si podía ser picante, casi mejor. Una cosa es que la comida te suene asquerosa, otra que la gente sea una asquerosa...

Muy buena combinacion es la hamburguesa con chorizo picado incorporado, sin complejos!

¿¿¿ Comida infantil los macarrones con chorizo y queso gratinados???, ¿¿¿ INFANTIL???
Estoy en los treintaymuchos, y para mi, un día de fiesta, no es fiesta si no hay buena pasta, con buen tomate casero, con su picada de jamón y chorizo y un buen parmesano por encima... Solo de pensarlo salivo,... diosssss

El chorizo lo reservo para el pan (con queso), la tortilla y platos tradicionales como el cocido.
Pero si algún día lo pruebo y me encanta en contraste con otros sabores, lo aceptaré ;)

Pues nada,nada, debemos dejar que amen nuestro chorizo y sentirnos contentos. No nos quejamos de que nos falta marketing para nuestros productos patrios??. Me rei un rato con Nigella y su pronunciacion "txoritzou" porque al principio no sabia de que estaba hablando, jajajaja. Y preparaos, que la morcilla viene detras. En el masterchef de la BBC han salido mas de dos haciendo vieiras con morcilla sobre un montoncillo de pure de colifor o patata o apionabo. Yo lo he probado varias veces en casa y estan buenisimas !!. Sin embargo lo del chorizo y la nutella sobrepasa mis niveles de tolerancia, aaaaaarg!!.

Diálogo entre el detective Carvalho y su ayudante Biscuter en el libro ‘La rosa de Alejandría’ (1984) de Manuel Vázquez Montalbán:

«—.... Prepárame algo para desayunar.
—¿Le recaliento las crepes de pies de cerdo y allioli que sobraron de ayer?
—Prefiero un bocadillo de pescado frito, frío, con pimiento y berenjena. El pan, con tomate.

-----------------------------------------

¡Qué gran invento el bocadillo de pescado frito, frío con pimiento y berenjena (pan con tomate)!

Desde que leí este libro del malogrado Vázquez Montalbán suelo prepararlo con una variante, que según ahora nos ilustra Mikel está de moda: agrego al bocadillo anterior unas rodajas de un buen chorizo de jabugo...

GSUSU

En Inglaterra, es un clásico ver los sandwiches de paella con CHORIZO! en el stand de meal deal. Un clásico para los paladares ingleses, porque yo prefiero el chorizo tal cual.

Para el que dice del canapé canario... No han inventado nada. De hecho, en Mallorca la sobrasada se usa en infinidad de platos dulces.

Y de hecho, uno de los postres más conocidos en los que se usa la sobrasada es la sobrasada, frita en su propia grasa, con miel. Y bien bueno que está. La ensaimada de carnaval tambien lleva sus buenos cachos de sobrasada cubierta de azucar.

Supongo que se trata de experimentar. A mi de pequeño me parecía raro cuando veia a mi abuelo comer el queso mallorquín bien seco, que es como el mahonés pero más salado si cabe, con uvas. Y no es que tenga precisamente un sabor suave... Pero oye, de lo más común en todo el mediterráneo.

En Galicia siempre hemos hecho el rustrido para las vieiras con cebolla, jamón serrano y un poco de chorizo, por encima un poco de pan rallado y al horno. Así que lo de mezclar marisco con chorizo es un invento nuestro, y de marisco sabemos bastante.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal