La insoportable tontería de la dieta Dukan

Por: | 10 de abril de 2012

Avena
El salvado de avena, alimento fetiche de los dukanianos. / AINHOA GOMÀ

 

En algún momento me juré a mí mismo que en este blog nunca iba a escribir sobre dietas. Lo siento, pero es un tema que me aburre profundísimamente, y al que no le veo hueco en un espacio consagrado a la celebración hedonista del hecho de comer. Del comer sano, bueno y asequible, no del ponerte como una vacaburra a grasas ni del ir de gourmet exquisito por la vida, puntualizo.

Sin embargo, hay noticias que le obligan a uno a saltarse sus mandamientos más sagrados, y esta es una de ellas: el colegio de médicos francés ha denunciado a Pierre Dukan, autor de la famosa dieta del mismo apellido, por infringir su código deontológico. Le acusan de anteponer sus intereses comerciales a los deberes propios de su profesión, además de reprocharle la alegría con la que hace declaraciones públicas disparatadas, como su propuesta de dar más puntos en los exámenes finales de bachillerato a los alumnos que mantengan la línea.

Lo que me extraña es que la Orden Nacional de Médicos -en Francia se llama así- no haya denunciado antes a este señor por los efectos nocivos de su plan para adelgazar, señalados por tantos y tantos dietistas sensatos en todo el mundo. Pero bueno, igual es que allí, como en otros países, es legal vender una dieta basada en la ingesta masiva de proteínas, que según los expertos perjudica a tu hígado y a tus riñones, produce estreñimiento, tiene efecto rebote y predispone a la bulimia. Entre otras virtudes.

Aunque Dukan promete que cuatro de cada cinco personas que hacen su dieta se estabilizan en el peso conseguido, según la Agencia Nacional de Seguridad Sanitaria de la Alimentación francesa el 80% de las personas que la llevan a cabo recuperan su peso original al cabo de un año. Una encuesta de la revista digital Journal des Femmes, en la que se preguntó a 4.700 personas que habían pasado por la Dukan, alarga el plazo a cuatro años, pero mantiene el mismo porcentaje demoledor. La Asociación Española de Dietistas califica la dieta de "ineficaz, fraudulenta y sin ninguna evidencia científica", y desaconseja "encarecidamente" su uso a la población.

Estos datos no son nuevos, y sin embargo, miles de dukanianos -me encanta este nombre, es muy Star Trek- siguen erre que erre intentando adelgazar con el pintoresco régimen de este visionario. Es decir, siguen cometiendo una tontería mayúscula: la de someter a su cuerpo a un castigo importante para perder unos kilos que muy probablemente van a volver a ganar. Así que cuando veo a personas nada tontas de mi entorno caer en semejante trampa, me pregunto cual Mourinho o Rita Pavone: ¿por qué?

Dukan
Grandes hombres de nuestro tiempo: Pierre Dukan. / GTRES

 

Lo más fácil es echarle la culpa a la inteligente estrategia de marketing de Dukan y su equipo, que han sabido vender muy bien su magia adelgazante tanto en las librerías como en Internet. Pero más allá de la publicidad, este señor triunfa porque ofrece una vía rápida para vencer uno de los verdaderos dramas de nuestro tiempo, el sobrepeso. Una vía peligrosa que en la mayoría de los casos te devuelve al punto de partida (o más atrás), pero en cualquier caso, más cómoda y directa que la de una dieta sana combinada con actividad física.

Sé que hablo desde la inmensa fortuna de mi natural delgadez (con cierta tendencia a echar tripa, todo hay que decirlo). Y entiendo que para las personas obesas o con tendencia a engordar tiene que ser muy difícil no escuchar los cantos de sirena de tipos como Dukan. Vivimos en un mundo extraño, que por un lado equipara delgadez extrema con belleza y por otro te bombardea con constantes incitaciones a comer de manera desenfrenada. Y encima, cada vez más sedentario. Hay que estar muy centrado y haber recibido una educación alimentaria correcta para no perder el oremus y entrar en el ping-pong del engorde-dieta-engorde-dieta.

Ahora bien, tomar atajos tan arriesgados e ineficaces a la larga como la Dukan ha sido, es y será una insensatez, por muchos condicionantes externos con los que queramos justificar la decisión. Por lo que he leído a dietistas serios, y por lo que veo en personas de mi alrededor, la manera más eficaz de adelgazar es comer de todo en cantidades moderadas y de forma equilibrada, con especial incidencia en frutas y verduras; dejar los productos hipercalóricos para ocasiones excepcionales y hacer ejercicio. Puede que el proceso sea más lento, pero sin duda tendrá un efecto más duradero y será mucho más beneficioso para tu organismo que los presuntos milagros del gurú francés.

Hay 285 Comentarios

Nada mejor que dar un giro a tu vida: acomodarte a nuevos hábitos alimenticios, hacer deporte, saber qué y cuándo comes...con esto y un poquito de sentido común... más buen@s que el pan os ponéis!
Lo difícil es acostumbrarte a llevar una vida sana aunque cuando la coges no sabes qué hacías sin ella. Es más, y para que se vea de otro modo (ya que no me he ido del mundo y tb a veces me dejo llevar...), ahora cuando me bebo un refresco me sabe a gloria, pero no quiero dos, con este he tenido suficiente guarradita....pero sabe rico, rico. Uno a la semana sabe rico :)
Dicen que el cuerpo se acostumbra en 21 días a nuevos hábitos, ¿No es preferible usar estos 21 días para comer sano a ponerse a hacer una dieta brutal? Los cambios no son tan rápidos, pero los signos corporales de los grandes cambios (varices, piel caída, etc) se quedan para siempre....ahí queda eso....

Como le dijo el médico a mi hermana: si una sola dieta funcionase no habría doscientas. Y básicamente le recomendó que comiese de todo, que se olvidase de lo que obviamente es cacafuti para el cuerpo y que se moviese. No hay milagros. ¡Ah! Y, por supuesto, le dijo que los últimos 2 kilos que nos sobran a muchos de acuerdo con el modelo actual son los más difíciles, porque nuestro cuerpo está muy cómodo con ellos... Ni el mismísimo Dunkan puede convercerle de otra cosa.

Me quedo con la recomendacion de El dietante sobre el libro de E. Lindo, me encanta como escritora... así que queda pendiente en la lista de lecturas

Muy de acuerdo en practicamente todo lo que dices... ayer venía de vuelta a casa releyendo los países semanales atrasados de mi madre (pequeño placer que no puedo tener en Dinamarca) y vi un artículo sobre dietas, en que decían los especialistas que este método es mortal por todas partes, pero si bien no vale para obesos con IMC por encima de 30, podría ser relativamente aceptable para alguien que neceista perder 3 o 4 kilos para meterese en el vestido de una boda... tampoco hay que ser super estrictos... yo no lo haría jamás pero oye, el mundo está lleno de tontos...

Dieta de Don Santiago Ramón y Cajal: CLM, Comer La Mitad. A esto añado lo que aconsejan todos los especialistas; no comer entre horas y si el hambre nerviosa acucia, beber algo sin alcohol y con poco azúcar(o agua). Me sobran cinco kilos en el cinturón y tengo la esperanza de que algún día en que deje de ser la Trituradora de Residuos Orgánicos de casa además del Cocinero deje una estrella Michelín tirada en el ropero. Un abrazo, comidistas.

Sólo son cantos de sirena. Vida activa y no cometer demasiados excesos es la verdadera dieta milagro. Saludos

El exceso de comida de que disponemos y que ingerimos sin tener un desgaste calórico suficiente es lo que crea obesos en los países desarrollados.

Está clara que las dietas adelgazantes generalizadas no son más que un pequeño parche a un problema claro: no sabemos comer.

Para mi, la mejor manera de mantener el peso es comer lo justo, repartido en el día, de todo y en poca cantidad, y hacer ejercicio (que no sólo quiere decir ir al gimnasio).

Y si hay algún problema de salud que te impide tener un peso correcto, ir a un especialista que analice tu caso y te diseñe tu propia dieta.

yo tambien estoy de acuerdo, con que me da muchisima pereza las dietas, pero claro yo tambien esoty dlgadita, lo que pasa es que como sano y no paro quieta un minuto,(que tambien ayuda) pero bueno, hay que tener un poco de cabeza digo yo .
gracias mikel.
http://wwww.recetariodesirena.com

Las dietas milagro suelen generar muchos riesgos para la salud, Dunkan probablemente se pasó varios pueblos aprovechando el tirón mediático. Cada año sale una dieta nueva, atrás queda la de la alcachofa, las disociadas, la del fallecido Montignac. Para los que no hemos hecho dieta nunca esas modas resultaban atroces, sobre todo si la hacían personas de nuestro entorno.
Aconsejo leer el ultimo libro de Elvira Lindo, una dietario de su estancia en Nueva York en el que habla del niño gordo que muchos llevan dentro.
Juro por Bocuse que no conozco a la Sra. lindo y que no me va nada en el libro, pero es muy divertido y una buena guia gastronómica para quien quiera pasear por N.Y. Sin ínfulas ni pretensiones.
El diletante.

Estoy totalmente de acuerdo. Sorprendida ante la pérdida de peso de un conocido, me contestó "no estoy haciendo dieta, hace mucho tiempo que como de otra manera". Es el único secreto para mantenerse no solo en un peso adecuado sino también para estar saludable.

« Anterior 1 2 ... 6 7 8 9 10 11 12

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal