Lasaña ligera de espinacas

Por: | 03 de abril de 2012

Lasaña ligera de espinacas
Animalitos de África mirando una lasaña. / EL COMIDISTA

 

Aun a riesgo de que la parroquia italianófila se me ponga en pie de guerra, diré que las lasañas no me ponen en exceso. No sé si es porque me llenan al tercer bocado, o porque casi siempre que las he tomado en restaurantes han sido una masa blandurria con kilos de queso y bechamel, pero es un plato que no me apetece pedir nunca. Y eso siendo un fans furibundo de la pasta y de la cocina italiana en general. Quizá suceda como con la tortilla de patata o las croquetas, que es tan difícil comerlas buenas fuera de casa que uno ya desiste.

Sin embargo, tras años de alejamiento el uno del otro, la lasaña y yo nos reencontramos en casa de una amiga el otro día, durante el encuentro semanal para ver a nuestros muy añorados tróspidos. Ella (la lasaña, no mi amiga) iba un poco en plan vegetariana, sin un gramo de carne y exuberante de espinacas, pasas y queso fresco. No se parecía en nada al plato denso y empalagoso que había conocido, por lo que la devoré con enorme deleite. Fue una reconciliación maravillosa que me llevó a quererla otra vez, y a desear compartir su receta con vosotros.

El secreto para triunfar con esta lasaña consiste en usar espinacas frescas, soltarse con las pasas y, sobre todo, que la bechamel que usemos sea ligerita. Es decir, con una proporción alta de leche por cantidad de roux (mezcla de mantequilla y harina). Por si a alguien se le pasa por la cabeza comprar bechamel de bote, informo de que cada vez que alguien la usa Dios mata un gatito enharinándolo y friéndolo en grasas hidrogenadas.

Dificultad

Para informáticos y vírgenes.

Ingredientes

  • 1 paquete de 20 placas de lasaña precocida
  • 1 kg de espinacas frescas
  • 1 cebolla grande
  • 100 g de pasas sin semilla
  • 300 g de queso fresco
  • 100 g de queso emmental rallado
  • 750 ml de leche entera
  • 40 g de harina
  • 40 g de mantequilla
  • Nuez moscada
  • Aceite de oliva
  • Pimienta
  • Sal

Preparación

1. Precalentar el horno a 180 grados.

2. Saltear las espinacas en dos tandas en una sartén con un poco de aceite de oliva hasta que pierdan volumen. Retirar del fuego, añadir las pasas y el queso fresco desmigado y reservar.

3. Picar la cebolla fina y poner a calentar la leche en un cazo.

4. En una cazuela mediana, pochar la cebolla con la mantequilla y un chorrito de aceite a fuego suave unos 10 minutos, hasta que esté translúcida. Añadir la harina, remover y dejar que se haga a fuego muy lento otros 10 minutos. Incorporar la leche bien caliente removiendo con una cuchara de madera hasta obtener una bechamel ligera. Salpimentar y sazonar con nuez moscada rallada al gusto.

5. Untar la base de una fuente de horno mediana con un poco de bechamel. Poner la primera capa de pasta y encima la mezcla de espinacas. Cubrir con bechamel, poner la segunda capa de pasta y repetir la operación terminando con pasta.

6. Espolvorear con el queso emmental y un poco de pimienta y hornear unos 25-30 minutos. Cuando esté dorado y la pasta blanda, sacar y servir.

Hay 82 Comentarios

Se me atraganta la lasagna exhuberante, sobre todo por la hache, pero no por las expinakas.

La version a base de laminas de masa finisimas, salsa tomate ( con o sin carne ), queso y SIN BECHAMEL...No esta mal del todo

Grosero iconoclasta pero que culpa tendra la foto!!!
Lo dicho conozco fisicos nucleares erotomanos que cocinan como animales africanos de plastico...

Un día tonto no sabes qué hora es. Te acercas a la cocina sin saber que hacer. Coges harina, huevos y aceite y amasas casi sin querer. Reposas filmada y esperas a ver. Pasas por la máquina hasta laminar. Hierves al dente y la diferencia ya la ves.
Perdón por el momento tontorrón culinario. Saludos. Ciao a tutti.

Me encanta la lasaña! Siempre la hago con carne picada y una salsa de tomate y vino tinto muy rica, pero probaré ésta, que parece más sana.
http://www.miscaprichosculinarios.blogspot.com

Una pequeña sugerencia para hacer lasaña del tipo que sea,tanto en Uruguay como en Argentina se utiliza,por norma general,la masa de crepes para hacer lasaña,de esta forma,se logra una suavidad y una textura distinta a la tipica masa de lasaña.Entiendo que la original es como es,pero os recomiendo que algun dia la probeis con masa de crepe,queda estupenda!!!!

Te apoyo totalmente con eso de las lasañas nadando en litros de bechamel, son súper pesadas y no saben a nada. Ahora en casa hago las lasañas sin gota de bechamel, solo un poquito de queso y salen riquísimas y muy ligeras. Nunca he hecho una de espinacas, pero teniendo en cuenta lo que abulta un kg voy a necesitar una sarten de medio km!! jeje Por cierto, las espinacas ya salieron en mi huerta y están riquísimas!

Yo ahora sin los tróspidos no le encuentro sentido a mi vida... nah, es mentira, la verdad es que estoy mejor ahora, que pierdo menos el tiempo chiflando con las relaciones tróspidas de esas madres con los tróspidos de sus hijos y me dedico a lo mío.

Por cierto, yo también meto animales en las fotos de mi blog, en mi caso siempre mapaches.

Un saludo Mikel. Soy fans.

Lo de los mapaches aquí: www.mybro.es

Lo que pagaría yo por ir a una de esas veladas contigo, tu amiga, su lasaña (ya de paso, con unos boquerones en vinagre y unas croquetas, creo que son míticas) y viendo los mejores momentos "tróspidos" con vuestros comentarios... Venga, que tengo experiencia cuidando niños y animales, y yo friego. Si no podías organizar un concurso y que ese fuese el premio :)

Hace ya demasiados años, desde que volví de Italia (paleoerasmus, me temo), que, por norma general, ya no como pasta fuera de casa. Es dificilísimo encontrar restaurantes donde la pongan al dente y variada.
Cuando he hecho lasaña con espinacas también le he puesto bacalao, en un alarde italo-portugués-cuaresmal, pero que no queda nada mal (valga el pareado involuntario)

Ah, y otra cosa. En Italia no se come sólo pasta ¿o a caso en España sólo existe la paella? No caigamos en estereótipos, please!!! :)

La receta me luce excelente. Soy fan de la comida italiana y de los vegetales en particular pero algunas veces no se como adaptar comidas de horno al micro-ondas. Alguna sugerencia? Se agradece

Gracias, creo que voy a desterrar la lasaña de verduras precocinada...para siempre :)

Mikel!!!!!!!!!! No hace falta disculparse con los italianófilos o con los italianos: si la receta se aguanta de por sí te, se te perdona igual. Es más, a mi tampoco me matan las lasañas, cada uno tiene sus gustos y creo que una persona que sabe de cocina tiene todo derecho de opinar :))
Tiene buena pinta, en casa me sobran espinacas, así que la voy a provar! Y hablando de recetas alternativas: mi madre hace una lasaña vegetal con alcachofas que es para morirse!!!!
Por último: jamás usais bechamel de bote, aunque sólo fuese por los amados gatitos!!!!!

Soy fan fatal de la comida italiana (la auténtica se entiende). Y la lasaña me encanta en todas su variantes!!. La foto con la fauna click de Famobil a punto de devorarla esta muy lograda (gran momento Félix de la Fuente, XDDD).

Mikeltxu, queremos un pan tuyo!
Queremos verte con las manos en la masa, apasionante estuvo el debate panero;
Muy rica esta lasaña, yo siempre le he echado un poco de cebolla a la bechamel, como hacía mi madre, gran cocinera, ayuda a que se disuelva mejor la harina en el aceite, nos leemos..!

Carmen Rosa. La comida italiana no te "tira" porque no has ido a Italia. A mí me pasaba un poco como a ti hasta que probé la comida italiana de verdad (allí y aquí), ¡y vaya diferencia! No hay color. Nosotros la preparamos en casa y también salimos. Si vives o te pasas por Barcelona, tienes que ir a La Cucchiarella. Las lasañas son im-pre-sio-nan-tes. Y no es una exageración.
http://www.losbonvivant.com/2011/12/05/la-cucchiarella-donde-menos-es-mas/
Saludos

Buenos dias, ante todo hay que felicitarte, que casi nunca lo hago por tu buen hacer en la cocina, no sólo por tu trabajo gastronómico (hablar de cocina y compartirlo a través de ésta estupenda ventana virtual).
Hago pocas lasañas, he de reconocer que no me "tira" mucho la comida italiana, no sé por qué, pero me sabe toda igual, la pasta tenga la forma que tenga, sigue siendo pasta.
Tengo una receta de lasaña pendiente de subir con champiñones y puerro.....probaré la tuya de espinacas, la veo fresca y rica...el toque de las pasas me gusta.
Y por supuesto bechamel natural hecha en "Mi cocina"..que espero y deseo sea "Tu cocina".
Saludos cordiales
http://micocinacarmenrosa.blogspot.com

De la bechamel de bote ni hablamos, no se lo merece. La mejor lasaña que me he comido en mi vida la tomé en Roma, y era de verduras, muy ligera, exquisita.... La he intentado plagiar en mi casa y el resultado es aceptable, creo yo, pero nada como aquella lasaña romana....

Para la problemática de las tortillas fuera de casa existe un blog que se dedica a hacer valoraciones:

http://tortillaffinity.wordpress.com/

A ver, es absolutamente falso que Dios mate cuatro gatitos por hacer el roux con cebolla. Sólo los frota un poco con dicho bulbo, y a los gatitos les encanta. En cuanto al queso, una ricota o un cottage cheese pueden funcionar perfectamente. En realidad, lo bueno es poner el queso fresco que más te guste y sanseacabó.

Mikel te recomiendo las lasañas que hacen en el Amaltea, un restaurante vegetariano de Barcelona. Y ya puestos a recomendar, a mi me gustan un montón las de mi amiga María, una argentina que vivió en Italia diez años y aprendió un montón de secretos allí, ella hace una lasaña con radiccio que está de muerte!
www.losbonvivant.com

En Oviedo hay un restaurante italiano muy muy recomendable, se llama Ostería24 y hacen la mejor lasaña que yo haya comido, creo recordar que era de verduras y gambas, y lo que recuerdo muy muy claramente es que no tiene absolutamente nada que ver con ninguna otra lasaña que haya comida nunca en ninguna parte, si algún día vienes por aquí, te recomendaría que la probases y estoy segura de que no te sucedería eso de estar lleno al primer bocado!

Hola Mikel,

en mi version uso ricotta como queso fresco, y en el fondo una salsa de tomate casero (hecha con tomates de bote hasta que llegue la temporada de los frescos). Super rica y nada empalagosa. Nunca he puesto cebolla en la bechamel, probaré a ver qué tal.

Besos parisinos

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal