Lasaña ligera de espinacas

Por: | 03 de abril de 2012

Lasaña ligera de espinacas
Animalitos de África mirando una lasaña. / EL COMIDISTA

 

Aun a riesgo de que la parroquia italianófila se me ponga en pie de guerra, diré que las lasañas no me ponen en exceso. No sé si es porque me llenan al tercer bocado, o porque casi siempre que las he tomado en restaurantes han sido una masa blandurria con kilos de queso y bechamel, pero es un plato que no me apetece pedir nunca. Y eso siendo un fans furibundo de la pasta y de la cocina italiana en general. Quizá suceda como con la tortilla de patata o las croquetas, que es tan difícil comerlas buenas fuera de casa que uno ya desiste.

Sin embargo, tras años de alejamiento el uno del otro, la lasaña y yo nos reencontramos en casa de una amiga el otro día, durante el encuentro semanal para ver a nuestros muy añorados tróspidos. Ella (la lasaña, no mi amiga) iba un poco en plan vegetariana, sin un gramo de carne y exuberante de espinacas, pasas y queso fresco. No se parecía en nada al plato denso y empalagoso que había conocido, por lo que la devoré con enorme deleite. Fue una reconciliación maravillosa que me llevó a quererla otra vez, y a desear compartir su receta con vosotros.

El secreto para triunfar con esta lasaña consiste en usar espinacas frescas, soltarse con las pasas y, sobre todo, que la bechamel que usemos sea ligerita. Es decir, con una proporción alta de leche por cantidad de roux (mezcla de mantequilla y harina). Por si a alguien se le pasa por la cabeza comprar bechamel de bote, informo de que cada vez que alguien la usa Dios mata un gatito enharinándolo y friéndolo en grasas hidrogenadas.

Dificultad

Para informáticos y vírgenes.

Ingredientes

  • 1 paquete de 20 placas de lasaña precocida
  • 1 kg de espinacas frescas
  • 1 cebolla grande
  • 100 g de pasas sin semilla
  • 300 g de queso fresco
  • 100 g de queso emmental rallado
  • 750 ml de leche entera
  • 40 g de harina
  • 40 g de mantequilla
  • Nuez moscada
  • Aceite de oliva
  • Pimienta
  • Sal

Preparación

1. Precalentar el horno a 180 grados.

2. Saltear las espinacas en dos tandas en una sartén con un poco de aceite de oliva hasta que pierdan volumen. Retirar del fuego, añadir las pasas y el queso fresco desmigado y reservar.

3. Picar la cebolla fina y poner a calentar la leche en un cazo.

4. En una cazuela mediana, pochar la cebolla con la mantequilla y un chorrito de aceite a fuego suave unos 10 minutos, hasta que esté translúcida. Añadir la harina, remover y dejar que se haga a fuego muy lento otros 10 minutos. Incorporar la leche bien caliente removiendo con una cuchara de madera hasta obtener una bechamel ligera. Salpimentar y sazonar con nuez moscada rallada al gusto.

5. Untar la base de una fuente de horno mediana con un poco de bechamel. Poner la primera capa de pasta y encima la mezcla de espinacas. Cubrir con bechamel, poner la segunda capa de pasta y repetir la operación terminando con pasta.

6. Espolvorear con el queso emmental y un poco de pimienta y hornear unos 25-30 minutos. Cuando esté dorado y la pasta blanda, sacar y servir.

Hay 82 Comentarios

Mikel, vivo en Londres. ¿Qué puedo utilizar en lugar de queso fresco? ¿Cottage cheese?

Fantástico blog, me encanta! Te invito que eches un vistazo al mío, ojala que sea de tu agrado. Acabo de crearlo y estoy intentando darlo a conocer, aun esta en construcción.
Fieltro Famaisa
Un saludo!

Fantástico blog, me encanta! Te invito que eches un vistazo al mío, ojala que sea de tu agrado. Acabo de crearlo y estoy intentando darlo a conocer, aun esta en construcción.
Fieltro Famaisa
Un saludo!

Tiene buena pinta. Yo la hago con calabacines, pimiento y espárragos, pero las espinacas y pasas nunca me han gustado demasiado

¿Quién es tu amiga?
¡Que viva Exhhhhhuberancia Rumiante!

yo soy (era) de bechamel en bote... pero ahora pongo bote tomate natural tritutado y mucho queso debajo..

La receta muy buena, como siempre... Corramos un tupido velo sobre ese inenarrable enlace a los tróspidos (?)
http://gastrocinemia.blogspot.com.es/

Mikel: ¿Cebolla en la bechamel? Pero qué es esto? cuatro gatitos acaban de morir

Mi relación con la lasaña es bastante parecida a la que cuentas, así que le daré una oportunidad a ésta. Sólo una cosa: el plato puede ser igual de generoso con las espinacas y las pasas sin necesidad de añadirle 'h' a exuberante. Jodío, pasa el revisor ortográfico ;-)

Bonita foto y otra receta que me apunto. Aunque el enlace del ¿tróspido? me ha quitado el apetito. Es como pensar en comida y que pase por delante un camión de la basura pestilente.
Estoy con el Diletante en que la base de tomate frito es fundamental, pero nunca había oído lo de rebajarlo con leche.
Por cierto, los comentarios ordenados "al revés" me volvieron loca con el caso pan-gate.

Estoy contigo en lo de la bechamel de bote. Es un sacrilegio TAN grande.. con lo fácil que es hacerla en casa. Lo único que yo no le pongo nuez moscada, porque el resultado hace que me sepa como el de las bechamel de los platos congelados y le quita todo el encanto.
A mi lasagna vegetal yo le pongo champiñón, zanahoria y puerro y le aportan cierta jugosidad extra.
Por cierto ¿Los animalitos de dónde han salido? que son tan chulos
Un saludo

La lasaña fuera de casa no hay quien la coma! Suele ser una masa pastosa. Y tienes razón Mikel, la tortilla de patata y las croquetas lo mismo!

Hago una lasaña con espinacas que llevan aparte de las pasas, también piñones, hago otra capa con puerros muy rehogados que dan mucho sabor y otra capa con una salsa de tomate natural, luego poco besamel y queso.

Las lasagnas de carne! Jejeje o de verdura variada, pero odio las de espinacas... Será que las hice hasta la saciedad en un restaurante que estuve trabajando,con piñones,espinacas frescas y queso feta... Se vendían como churros la verdad, las aborrecí! Saludos!

Ahora estamos en plena temporada de espinacas, no lo olvideis, y la forma de cocinarlas que nos propones Mikel tiene muy buen aspecto.

Nosotros recomendamos comprar las espinacas en mata, es decir, manojos de espinacas con la planta entera, no las bolsitas que venden los supermercados o los dados congelados que no se sabe que son.

Nada, que se vea la planta, es sencillisimo limpiarla y no lleva nada de trabajo y así disfrutamos del alimento completo. Nosotros, en "La Trailla" las estamos sirviendo ya desde hace un par de semanas y en las Cajas de la semana que viene va medio kilito de espinacas.
Saludos a todos!!

Pobres gatitos! Espero tomen nota todos...

Hi Mikel, Lasaña, Informaticos Virgenes, Animalitos Africanos, Trospidos, en que paso de semana santa te has metido en la del perpetuo bloguero.
La lasaña la enseña la niña Lola a la señora Lali, yo tambien soy trospido.
Saludos Mikel & Friends
P.D. haceros las pasta vosotros, y no me refiero a los billetitos, notareis la diferencia.

A mí sí me gustan las lasañas, la verdad, aunque si me la imagino embadurnada de queso y bechamel, pues no tanto. Esta, aunque no fuera para mí, tiene buena pinta y me viene genial para mi concurso de esta semana en el blog, alguien tiene una mejor? Os dejo el enlace por si alguien quiere participar.
http://qcomeshoy.blogspot.com.es/2012/04/ix-concurso-semanal.html

Yo tengo mis mas y mis menos con las lasañas. Recuerdo siempre como genial la de carne de mi madre por la calidad y finura de su bechamel y el tomate casero espeso.

Mías, prefiero la lasaña de mar, ( http://bit.ly/khYo47 ) o lasañas de verduras como esta tuya de espinacas tan rica.

Un abrazo Mikel

Me encanta la lasaña! pero sin espinacas, mejor que mejor...
seguro que le da muy buen sabor, pero no me llevo muy allá con ellaa...
besos
Almu
http://mavieenrose-almu.blogspot.com.es/

Tiene buena pinta, pero a mi las lasañas se me desmontan en el tupper. Prefiero la versión canalonera:

http://cuinescuina.blogspot.com.es/2011/10/canelons-despinacs.html

Me alegro por tu reconciliación Mikel! La lasaña mejor en casa... o en esos lugares secretos donde sabes que puedes triunfar con el plato y deleitar los sentidos gustativos con tal delicia italiana... Espero que esta nueva relación dure mucho tiempo! Besets Comidistas! Raquel

Intentaré hacer la receta ya que cumplo una de las condiciones que indicas en la dificultad ¿o hay que cumplir las dos?

Un amigo (colombiano cosmopolita, para más señas) me recomendó hace poco sustituir en la lasaña la bechamel por mozarella, el resultado es espectacular: más ligero y fresco. Otra recomendación: espinacas frescas y no congeladas. No hay color.

Me encanta la lasaña pero nunca he cocinado ninguna, quizá me atreva con la tuya (aunque sin pasas)

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal