El despilfarro de los descartes de pescado

Por: | 22 de mayo de 2012

470374_351979278200108_351978768200159_1024593_1244317624_o

En el negocio de la alimentación no escasean los absurdos, pero si hay un género en el que el disparate alcanza cotas monumentales es en el pescado. Como una especie de zombi estúpido al que sólo le interesa zampar sin preocuparse de las consecuencias, las grandes empresas pesqueras están destruyendo uno de los recursos nutritivos más sanos y exquisitos a base de esquilmarlo sin contemplaciones. No me gusta dar la murga con soflamas reivindicativas, pero de verdad que si no se frena este delirio, dentro de poco el pescado salvaje va ser artículo de lujo sólo al alcance de los ricos. Más de lo que ya lo es ahora.

Una de las prácticas más sonrojantes en este terreno es la de tirar pescado. Según los responsables de la campaña británica Fish Fight, en Europa los barcos capturan y después arrojan al mar 1,3 millones de toneladas de peces muertos o heridos al año. ¿Y por qué lo tiran? Pues porque la Unión permite, por un lado, la pesca de arrastre a lo bestia, y por otro, impone un sistema de cuotas ideado para salvaguardar las reservas de peces que está causando justo el efecto contrario. Si un pez pertenece a una especie cuyo límite de pesca ya se ha cumplido, se va al agua. Si no cumple con las medidas estipuladas por la UE, también.

La política comunitaria pesquera lleva en proceso de reforma desde 2010, y las nuevas normas que se decidan serán aplicadas en 2013. En un intento de que la opinión pública europea obligue a establecer criterios más sensatos en cuanto a los llamados "descartes", Fish Fight ha extendido su campaña a otros países de la Unión, entre ellos España. Aquí se llama Ni Un Pez Por La Borda, tiene como cara visible al meteorólogo televisivo Mario Picazo y cuenta con el apoyo de seis chefs de renombre: Sergi Arola, Paco Roncero, Ángel León, Mario Sandoval, Joaquín de Felipe y Darío Barrio. A modo de presentación, juntos montarán mañana un bar de tapas de pescado sostenible en el Mercado de San Miguel de Madrid. Allí pedirán firmas para una carta dirigida a la comisaria de Pesca, Maria Damanaki, los eurodiputados y los gobiernos de la UE, en la que se exige el fin del despilfarro pesquero.

 

La iniciativa está apoyada por varias organizaciones ecologistas, cada una de las cuales propone distintas soluciones a la vergüenza de los descartes. Greenpeace pide, por primera providencia, el fin de la pesca de arrastre de profundidad, la técnica que más pescado de desecho genera (¡hasta un 42%!). Por alucinante que parezca, países como España subvencionan con los impuestos de todos flotas que arrasan los fondos marinos con esta práctica. La ONG también sugiere que se fomente la pesca artesanal y se mejore la selectividad de los artes pesqueros. Oceana propone la prohibición de devolver al mar las piezas pescadas (algo que la comisaria Damanaki apoya) mientras que la Fundación Lonxanet avisa de que, si se permite la comercialización de los descartes sin más, se estará beneficiando a las capturas más abusivas, cuando lo que se tendría que hacer es pescar de una manera más selectiva.

¿Y qué podemos hacer nosotros, los que vamos cada semana a la pescadería a por algún animal marino que echarnos a la boca? Aparte de negarnos a comprar especies amenazadas por la sobrepesca, no estaría de más ampliar el catálogo de peces salvajes que consumimos, que cada vez es más pequeño. No sé si por pura vagancia o porque las tiendas sólo nos ofrecen estos pescados, cada vez nos salimos menos del atún, la merluza, el rape y demás parientes grandotes y con pocas espinas. Buena parte de los descartes se generan en la búsqueda de estas especies, mientras que ignoramos otras de proximidad mucho más sostenibles como la caballa, la sardina, el chicharro o la breca. Y cuando no andamos bien de pasta, nos vamos a las alternativas baratas de criadero o a las gemelas satánicas del pescado fileteado Perca y Panga.

En este sentido, es una pena que la aplicación para móviles de Fish Fight no haya sido adaptada al idioma y el mercado español: contiene recetas sostenibles de pescado, una lista de peces que no se deben comprar y una guía de restaurantes concienciados al respecto. También duele un poco que, frente a la abundancia de propuestas culinarias de la web inglesa, la española se limite a dos recetas de Joaquín de Felipe y tres de Ángel León, sin duda deliciosas pero algo difíciles de poner en práctica incluso para un cocinillas avanzado. En cualquier caso, creo que se trata de una iniciativa digna de apoyo, que debería animar a la gente a preocuparse por el origen del pescado que come.

Hay 63 Comentarios

para "hola": La ley indica que se debe mostrar el origen y la forma de captura en las etiquetas del producto. Puedes exigir la información a tu pescadero o en el súper porque es su obligación tenerla.

Bueno y otra cosa, soy soltera y ávara (no invito a pescado), yo compro para mí, siendo más concreta para un plato, que cada uno tiene las costumbres que tiene.
Cuando llego a la pescadería (una vez en semana mínimo) apunto con el dedito a una pieza mediano-pequeña; de vez en cuando en lugar de apuntar con el dedito, hago un movimiento en vertical que dirijo hacia una merluza, salmón, pero depende del precio.

Por lo que sé, sobreexplotar lo hacemos con todo pero es que los animalillos del mar se agotan y es tan tan evidente que hay que regular para poner límites.
Yo pediría como consumidora que además de la información ya obligatoria del pescado (denominación, zona pesca, si es de cultivo o captura, etc) fuera obligatorio también avisar que la especie está en peligro o casi.
Y además estoy cansada de detectar en las pescaderías que los cartelitos los escriben y valen para todo el año; no me fio de lo que leo, lo conveniente sería papelitos con pinta más oficial y no pizarritas a tiza. Saludos a todos,as.
Ah! y lo que me puede, la fecha del pescado fresco, en carrefour, expertos en márquetin como solo ellos saben, son la monda. Pregunta es fresco de hoy? y te responden el pescado entra todos los días, y vuelves a preguntar y cuánto tiempo lo mantienen en el recibidor de invitados, no te digo! bueno esto último no, pero ganas no te faltan, se ve que las cámaras en la que los tienen van a temperaturas muy bajas, aunque esté fresquísimo aquello hay días que parece un cementerio, sin apetecibles ojos rojitos, todo gris... bye

gran articulo, no se trata de ponerse reivindicativo, la escasez de pescado es una realidad, como la vida misma. Vivo en Canarias y comprar pescado aqui resulta tan caro como casi en cualquier lado. ¿Sabías que la mayoría de las flotas pesqueras internacionales tienen barcos pescando en aguas somalíes y nadie dice nada, porque no tienen un gobierno que los defienda?.
O que los japoneses son los primeros consumidores a nivel mundial de atún, hasta tal punto que pueden comerlo 6 dias a la semana si hay en el mercado.
No es normal que viviendo en una isla para poder comerme un buen cherne, deba pagar el kg a 18€. A veces pienso que todo lo que me enseñaron en el colegio eran bromas.

Sinceramente, no creo que sea el consumidor el que se tenga que preocupar de si lo que compra ha sido obtenido o producido mediante métodos sostenibles o no. A este paso, para ir a la compra deberemos llevar un libro de instrucciones con todo lo que no debemos adquirir. Pienso que sectores productivos y gobiernos deben regular la actividad pesquera de manera conveniente. En el tema del pescado, con campañas como esta, el tema del anisakis, la cuestión de si es malo consumir pescado de piscifactoría (se dice que es malo comerlo más de una vez en semana por los antibióticos utilizados en su producción), lo que se dice sobre el mercurio presente en muchos peces, etc, se le puede causar tal mareo al ciudadano de a pie que termine optando por no consumir nada de los mares.Y lo cierto es que los países como España o Japón con alto consumo de pescado tienen una esperanza de vida más alta.

Creo que primero habria que revisar la politica pesquera comun que hace que pescado perfectamente apto para consumo tenga que ser tirado por la borda para cumplir criteros de "estabilidad relativa" es decir que un Barco español por temas politicos tenga que tirar pescado que un barco inglés que esta pescando al lado de el puede descargar y vender, simplemente porque algun politico haya decidido que este mes los españoles no pueden y lo otros no:. Mientras que los españoles (que consumen pescado) desguazan sus barcos, los ingleses (que no consumen tanto y sinó mirad las estadisticas de consumo) construyen mas y exportan mas pescado a españa.... resulta sospechoso sin duda.

¿Alguien me puede explicar por qué el rodaballo está a la vez recomendado y no recomendado?

Durante el verano de 1979 trabajé como marinero en un arrastrero gallego faenando en las costas de Sahara. Pescabamos merluza, jurel, pulpo, besugo, calamar, rape y algunos más que no recuerdo.
Y como dice el post, todo lo que no "valía" o no daba la talla se tiraba al mar de nuevo. Toneladas de peces.
Los "pezqueñines" se calculaban a ojímetro. No eran capaces de escapar de las redes y entre ellas morían.
Fue la primera vez y última que me embarqué y no sabría decir si las medidas de las redes eran las correctas, pero eran cantidades inmensas lo que se deshechaba.

Faenabamos en parejas. Cuando llegabamos a Canarias ya había una pareja trabajando. Uno de los barcos había estado recogiendo la pesca y partía hacia Vigo. El que llegaba se emparejaba con el otro y durante quince días lanzaba las redes con el otro. Y era este el que recogía la pesca durante otros quince días, venía otro y el turno volvía a repetirse.
Con esto quiero decir que ese pescado fresquísmo que nos comenos tiene entre alrededor de cinco días y veinte. El más fresco es el último que se pescó y el menos fresco el de los primeros días de faena.
El regreso a Vigo solía tardar unos cinco días.

Se almacenaba en la bodega del barco entre hielos y en bandejas de porespán. Muy rudimentario y sin precintar.

Creo que de esa zona ya no viene pescado por los problemas con Marruecos. Hemos arrasado esos mares y ahora pagamos las consecuencias.

¿Y si nos limitamos a comer pescados de piscifactoría durante una temporada larga? Sin beneficios se acaba el arastre.

Uno de los problemas de fondo es que no comemos, "devoramos" pescado y en general al consumidor le importa un pimiento cómo ha llegado el género a la pescadería.
Admiro esta iniciativa y ojalá prospere porque a este paso nos vamos a comer el lodo del fondo marítimo con patatas.
A todo esto... en Alemania los españoles somos famosos por acaparar todo el pescado que podemos y más y por rellenar con pescadores especializados flotas de pesca ilecales.

No me he podido resistir y la entrada de hoy en el blog, es con un enlace a éste reportaje....http://micocinacarmenrosa.blogspot.com.es/2012/05/albondigas-de-jibia-en-salsa-de-cebolla.html
Una vez más, gracias y me sumo a tu lucha por el bien de nuestros mares.

Demasiado tarde....

Culpamos a los políticos por permitir la pesca de arrastre, pero ¿os imagináis si lo prohibieran? habría que ver a las cofradías de pescadores, (esas pobres víctimas) a degüello con el político que se le ocurriera. Porque en el fondo esas políticas desastrosas existen para proteger al "productor", ni a los peces, ni a los consumidores, que por otra parte queremos encontrar de todo en el mercado, cada día...

Fenomenal! Por mí podrías hablar todos los días de algo así, entre receta y receta, claro. Yo creo que desde el consumo responsable es donde más podemos actuar, no sólo en pescado sino también en cafés, cacao, cosméticos, ropa... Hay un sinfín de posibilidades de actuación para los que no nos podemos subir al Rainbow Warrior :)
Y sobre la panga... soy la única a la que le sabe a plástico?? está malísima! Antes de comer pescado de criadero o de ves a saber dónde sinceramente prefiero no comerlo.
Los de Slow Food tienen una sección que se llama Slow Fish donde intentan también concienciar y luchar por una pesca sostenible, os dejo el enlace por si a alguien le interesa:
http://www.slowfood.com/slowfish/

Gracias Mikel!!

Gracias por el post. Desgraciadamente me da la sensacion que en España la gran mayoria no sabe de estos temas por una falta tremenda de informacion (aunque recuerdo una campaña de hace mucho tiempo "Pezqueñines no, gracias", que con el tiempo se dejo caer en el olvido y no han habido iniciativas similares). Asi que posts como estos pueden ayudar mucho a interesarnos por las consecuencias de lo que compramos y ponemos en nuestros platos. Oceanos con peces! (que triste llegar a decir esto, no?).

Es de agradecer que toques este tema. Buenos dias ante todo.
Sé que si nombro mi blog pensarán que es para hacerle "publicidad" (no gano nada con ello), pero debo hacerlo en ésta ocasión. Hay en él 210 recetas que contienen pescados y mariscos, recetas tradicionales, ancestrales, como diría Mikel: "viejunas", siguiendo los pasos de mi familia materna, pescadores (la jábega de mi abuelo, la Mª del Carmen, está en el Museo Maritimo de Barcelona, todo un orgullo para mi). Como en el Museo de la Memoria están las artes de pesca en nuestras costas....la pesca tradicional nos la han dejado en éso, en recuerdos, en historias pasadas.....ya no se ve tirar del copo en nuestras playas, pescar al curricán o a chambél...ya no hay practicamente en Málaga barcos pesqueros como aún ocurre en el Norte. La presión medioambiental, se está cargando también la vida marina; yo que buceo lo veo in situ año tras año...... No cuidamos la mar, no se la respeta y no nos acordamos que es "nuestra despensa".
Yo procuro continuar consumiendo el pescado de nuestras costas, como lo hacian mis antepasados, como lo hacían los pescadores.
Pienso que hay mucho desconocimiento de los productos marinos y que hoy en día se va a lo cómodo eso de limpiar pescado, como que no...y comer quitando espinas...¡¡qué horror!!
Pero bien es cierto que cada vez somos más a repartir, prima el negocio y los beneficios, la globalización hace que la pesca "viaje"...pero debemos aprender a consumir los productos locales.
Es triste ver como "matan", "tiran" y "desperdician" esos barcos pesqueros la vida marina...tú has puesto tu granito de arena, como persona que amo la mar y las tradiciones malagueñas aplaudo ésta iniciativa de hablar de un tema tan "espinoso".
Por cierto ¿sabe la mayoria que el panga es un pescado de rio, criado en piscisfactorias en el Mekong? ¿que viene de China o Vietnam? La perca también es un pescado de rio, aunque tengo entendido que nos llega de centro Europa. Nada que ver con los peces marinos aunque ya nos lleguen muchos de ellos de piscisfactoría!!
Gracias por luchar desde tu blog contra ése despilfarro tan horrible y por animar a consumir productos de nuestros mares.
Un cordial saludo desde "Mi cocina".

Mikel, te propongo un poco de periodismo de investigación.
Cuando yo era pequeño, de eso hace la friolera de 35 años, la merluza del Cantábrico era, viviendo en Bilbao, un bien no sé si escaso, pero sí de cierto lujo. No era algo que se comía todos los días, y, eso sí, estaba de muerte.
¿Cómo es posible que en toooodas las pescaderías de Madrid, de Barcelona, hoy en día, con todos los problemas de sobreexplotación que hay, haya merluza fresca del Cantábrico a precios irrisorios? Yo supongo que ni es ni fresca ni del Cantábrico, sino que debe venir congeladita desde Namibia, pero quería saber si Mikel o alguien sabe algo al respecto. Porque si no me puedo fiar del pescadero del barrio (y no lo hago), a ver qué importa que etiqueten la procedencia del pescado si luego esa etiqueta puede volar para transformarse en puro Norte 100%.
Estaría bien que alguien me aclarara también si soy un paranoico y estoy equivocado.
Por otro lado, la semana pasada estuve buscando, en Barcelona, caballa, que por lo menos en el Cantábrico está de temporada ahora. No encontré ni una. Eso sí, salmón y... tachán... ¡merluza del Cantábrico! había en todas partes. ¿?
Un abrazo
Gracias.

No sabía nada al respecto. Gracias por la info.
Almu
http://mavieenrose-almu.blogspot.com.es/

Hay q apoyar estas cosas porque si no nos vamos a arrepentir cuando no quede nada por lo que luchar.
Http://www.miscaprichosculinarios.blogspot.com

Mikel, se agradece tu apoyo en estas iniciativas. Es fundamental que para que se empiece a concebir otro modo de consumo, debemos (dentro de nuestras capacidades) informar y educar al consumidor.
Nosotros apostamos 100% por la pesca sostenible, y desde nuestro blog intentamos hacer campaña sobre esto. Curiosamente, ayer publicamos un post sobre una de las artes de pesca más sostenible y antigua que a día de hoy se emplean en Galicia: la nasa. Os dejo el link por si alguien está interesado en leerlo: http://blog.salylaurel.es/artes-de-pesca-la-nasa/
Enhorabuena por la iniciativa!!!
Un abrazo,

Deberiamos empezar a ser conscientes de donde sale y como todo lo que compramos y que supone esto para el medioambiente, hay que empezar a aplicar politicas de pesca sostenible.
http://www.cocinaconpoco.com/

Pues es de vergüenza las contradicciones de las leyes, a veces los políticos deben de pensar que el pescado es un bien ilimitado...Bueno pues muchas gracias por difundir la información, y cada uno a aportar su granito de arena.
Saludos

:o me encanta, me encanta que te hagas eco de este tema y esta campaña en tu blog... de estos temas no interesa hablar en la tele, por ejemplo. Al menos, yo no lo he visto.

¿No sería más sencillo para el consumidor, que junto con el nombre del pescado y el precio, apareciera el origen y el sistema de pesca?
Así sí se podría hacer una selección activa.

hace años que el SUNTMA denuncia esto en Montevideo

no a la depredación!

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal