Curry de berenjenas y albóndigas

Por: | 23 de mayo de 2012

Curry albóndigas y berenjenas
Pasaje a la India (o casi). / AINHOA GOMÀ

 

Mi relación con la comida india es un tanto conflictiva. Me apasiona por motivos varios: la apuesta por las verduras y por las carnes que no sean de vaca sagrada, la exhuberancia de las especias, el cruce de picante y lácteos, las salsorras que genera, la impresionante variedad de platos... en definitiva, por todo. Sin embargo, alguno de sus ingredientes que no he logrado identificar me sienta como un auténtico tiro, y cuando la como entiendo lo que debe de sentir una anaconda después de zamparse un tapir. Un tapir al curry, más concretamente.

Cuento esto no porque piense que os interesan mis penalidades, sino por si hay algún entendido en la materia que sepa como desactivar la bomba india estomacal. O simplemente por encontrar algún alma gemela en los comentarios que padezca el mismo mal. La cuestión es que sólo puedo tomar comida de esta nacionalidad al mediodía, porque si la ceno sueño cosas horribles como que Aznar es mi padre (esto es verídico, no me lo invento).

Este curry que os presento es tan indio como el Peter Sellers de El guateque. Es decir, se trata de un invento mío maquillado que no sé si tiene mucho de auténtico. Si has estado de luna de miel por el Rajastán, haciendo la jipitrusca en Goa o encontrándote a ti mismo en la ribera del Ganges, no esperes saborear la pureza de la gastronomía india en esta receta. Lo único que puedo vender es que está buenísima, y que con arroz blanco forma un plato único de lo más completo.

Dificultad

Media, pero tampoco es que tengas que ser un lince.

Ingredientes

  • 400 g de carne picada del animal que te dé la gana
  • 2 berenjenas medianas
  • 300 g de tomate natural triturado
  • 2 cebollas
  • 2 cucharada de pasta de curry indio (el que más te guste)
  • 1 rebanada de pan de molde
  • 2 cucharadas de menta picada
  • 2 cucharadas de cilantro picado
  • Leche
  • Nuez moscada
  • Harina
  • Aceite de girasol
  • Sal y pimienta negra

Preparación

1. Picar las berenjenas en cubos de unos 2-3 cm de lado aproximadamente. Salar y dejar sobre un colador.

2. Quitar la corteza al pan y mojarlo en leche. Mezclar la carne con el pan, la menta y sazonar con un poco de nuez moscada, sal y pimenta. Reservar en la nevera

3. Cortar la cebolla en juliana y ponerla a rehogar en una sartén grande a fuego medio con un chorro de aceite, hasta que esté blanda (unos 15 minutos). Moverla de vez en cuando para que no se queme.

4. Incorporar la pasta de curry, mezclar y dejar que saque el aroma un minuto. Añadir el tomate, bajar el fuego, tapar y dejar unos 15 minutos más.

5. Mientras, secar un poco la berenjena picada con papel de cocina y freírla en otra sartén con abundante aceite caliente en tandas. Ir dejándola sobre un plato con más papel de cocina.

6. Preparar un plato hondo con harina. Formar albóndigas pequeñas, pasarlas por la harina y freírlas en el mismo aceite en el que hemos hecho las berenjenas. Ir sacándolas a un plato con papel de cocina para que pierdan el exceso de grasa.

7. Incorporar las berenjenas y las albóndigas a la salsa de curry. Hacer a fuego lento 15 minutos más, añadiendo agua si se ve que espesa mucho. Dejar reposar 10 minutos tapado y servir con el cilantro picado por encima. Está muy bueno acompañado con arroz basmati blanco y yogur.

Hay 94 Comentarios

Metamórfica, las relaciones no son siempre con políticos del PP. Sólo lo son las que tienen que ver con pesadillas terroríficas.

Mikel, te imagino en medio del sueño oyendo a Aznar decir "Yo....soy tu padre...."...tremendo.

Pues yo cuando estuve en la India solo me puse malo el dia que fui a desayunar al Macdonalds a las 14h con una resaca del quince.
Gracias por la receta, comidista, a mi mujer le va a encantar.

Querídísimo Mikel, la receta es fantástica, yo le quitaré la carne q me da cosica y la probaré seguro, te recomiendo usar leche de coco en lugar de leche q es menos Peter Sellers y más Koothrappali y yo no sé qué tipo de curry usáis, yo compro en Spicy Yuli (una tienda fantástica) el curry medio que ni pica ni nada, es para niñas. Es posible que el curry te siente como un tiro por que aumenta tu temperatura corporal y con ello las posibilidades de que tus deseos más intimos se vea satisfechos (ejem) y también es posible que te siente mal alguno de sus ingredientes, a mi el comino me da dolor de cabeza.
También es posible que la ingente cantidad de sal presente en la mayoría de los currys comerciales te haga morir lentamente, por eso no es bueno comprar curry de supermercados ya que para abaratar el coste le añaden muchísima sal, moraleja, mirad la cantidad de sal y curry con menos de 13 ingredientes es igual a caca de la vaca sagrada.
Prueba a hacer tu propio curry y vas quitando especias hasta descubrir cuál es la que hace que Freud se frote las manos.

Exuberante se escribe sin hache.
La receta suena maravillosamente; me apunto. Gracias, Mikel y gracias también a Sherca, me he reído mucho con tu comentario.

Las relaciones, ¿son siempre con políticos del PP?

Me ocuure lo mismo.MI estómago no tolera el picante y me pongo a morir.pero el truco del almendruco para que haga menos daño al estómago es pedir con la comida la bebida de yogurt, Lassi, que suelen tener en carta, preguntar, incluso lo hay salado.Para prepararlo es fácil ,yoguth naturali, mitad de la cantidad de yogurht de agua, , una pizca de sal, y hielo en cubitos.Si gusta la versión dulce pues con azucar y si gusta especiado añadir comino.Además de reducir el ardor en la boca, actúa calmando el estómago....Pero eso no implica ponerse como dragón de dragones y mazmorras......

Para aclarar lo del curry (porque a mi me pasaba lo mismo), el "curry" en polvo que venden en los super, en realidad no es curry, es basicamente cúrcuma, que es el ingrediente mas barato del curry (el curry es una mezcla de especias). El curry es una pasta de color rojizo, aunque depende del tipo de curry, yo lo compro en Madrid en las tiendas chinas y viene en una bolsa dentro de un botecito de plástico.......pero vamos con un bote tienes para cienes y cienes de platos....

Te sigo con fruición, soy cocinero profesional y lo cierto es que eres un soplo de aire fresco, aqui y cada vez que colaboras en la SER. Gracias por ello.

AAAAAAAAAAAaaaaatila, que me partoooooooo...


Mikel, la leche de coco es prodigiosamente indigesta. Los currys que yo he comido la llevan, y al final mi versión casera prescinde de ella, así puedo sobrevivir sin almax. Esas pesadillas que se comentan pueden ser mortales si padeces del corazón.


Me entusiaman las berenjenas, y curry en pasta he probado uno tailandés en sus versiones roja y verde, Thai Garden o algo así es la marca. Me lo trajeron de Alemania, pero me suena haberlo visto por aquí. Está rico, es fuerte y no se parece nada a los polvitos en bote de cristal, que saben a pienso de pollos. Las pesadillas que esos polvillos pueden originar no quiero imaginarlas.

Hace tres años pasé unas peculiares vacaciones en la India, y sin duda lo más complicado fue el tema de la comida. Por más que pidas la versión 'not spicy' del plato, aquello arde y solo se puede comer a base de lassi, una especie de yogur líquido que alivia el picor (si bebes agua se incrementa). Lo más fuerte es que el picante es tan intenso que sobrevive al proceso digestivo, de manera que cuando éste termina (cuando vas al baño, vamos), ¡¡pica muchísimo!! Ir a un restaurante indio aquí está muy bien, pero comer en la India durante un mes puede cansar mucho. Todo pica o sabe a curry, hasta las galletas o una simple tortilla francesa. Será que estamos mal acostumbrados, aquí se come tan bien...

Soy fan del curry y adicta a las berenjenas, tengo que probar esta receta ya! Ya te contaré qué tal, aunque ya cuento con que las albóndigas tradicionales de mi ama son insuperables! :)
Saludos!

Soy un gran ficionado a la comida india y a cocinarla, pues he ido varias veces allí.
Sólo una puntualización Mikel, los indios utilizan la leche de coco. Nada que ver un curry hecho con esta leche, que además en fácil de conseguir aquí y bastante barata. Merece la pena.
Saludos.

Para mí el error está en poner "pasta de curry" y no hacerse el curry uno mismo... Si luego te taladra el estómago, no hay modo de saber qué era...

Como me gusta el plato de hoy! lo haré con curry normal si no encuentro la pasta que dices. Es el inconveniente de vivir en un pueblo.. pero lo voy a hacer porque seguro me gusta..
http://elpucherodehelena.blogspot.com

Dejáos de leches. Lo mejor para evitar espantosos ardores de estómago y pesadillas aznarianas -funciona de maravilla- es tomarse un protector estomacal antes de comer lo que sepas que habitualmente te sienta mal (a mí me pasa con los insanos picantes mexicanos). Omeprazol, o Esomeprazol (bastante más caro). Mano de santo.

huuuy.. me estáis metiendo un miedo, comida india por la noche = sueños de relaciones con políticos? uuuuhhhh.... si me da capricho creo que la tomaré de desayuno, no quiero riesgos
: )

MIkel,

Mikel, a mí me pasa lo mismo...y ahora que vivo en Inglaterra tengo que encontrar una solución... que aquí se encuentra mucha comida india muy buena.

Me apunto tu receta. Yo hago también hago interpretaciones pero con el curry tailandés,.

¿dónde se consiguen estas pastas de curry? Porque supongo que no es lo mismo que el curry en polvo que venden en la zona de especias de cualquier súper...

tiene buena pinta. He probado la comida india una vez y aparte de picante estaba bastante buena. El restaurante se llama Oso Polar (¿?) y el plato estrella el semáforo.
http://www.miscaprichosculinarios.blogspot.com

Tiene una pinta fantashtich...! Me adapto al mundo indio a lo Peter Sellers y quito también el cilantro, que no lo puedo soportar. Gracias por la receta y ánimo con las pesadillas de noches indigestas. Lo de que Aznar sea tu padre es de sudar la gota gorda y levantarse gritando. : )

Lo mio no es el curry, eso que después cada célula de tu cuerpo huela a vaca sagrada, como que no. Y ya mismo busco en google la relación entre el PP y la mezcla de especias.

Pottokiii, qué rico!
Yo probé el curry por primera vez en Inglaterra en mis años mozos y fué todo un descubrimiento, lo comí sólo con arroz y verduras y me supo buenísimo, a mis hijos les encanta el pollo al curry, pero en cierta medida, no abrasador, claro.
Lo que me he reído con la escena de Peter Sellers.. tendré que ver esa película.
Hoy en 3500millones no nos hablan de la pobreza infantil, menos mal, nos dicen que debemos aprender a ser ciudadanos y creo que tienen razón, muy interesante, ya veréis, creo que debemos movilizarnos algo más, gracias por leerme, txikis!

jaja, muy bueno lo de Aznar! qué pesadilla!
La receta hay que probarla ya! Tiene que estar impresionante.
Besos,
Almu
http://mavieenrose-almu.blogspot.com.es/

Pues sí Iñaki, a mí me ocurre exactamente lo mismo. De vez en cuando me apetece un buen Gobi Alu y un arroz pilau acompañado de un naan (los dos, el peshwari y el cheese naan), pero cuando termino empiezo a notar que mi estómago no recibe con tanta alegría la ingesta de estos manjares indios.
Me gusta mucho tu receta, esto de adaptar también yo lo practico y lo del arroz con yogur blanco lo suelo hacer con frecuencia, pero me gusta añadirle unas almendras fritas por encima y en verano un pepino picado.

Tras mucho tiempo con intermitentes problemas estomacales, por recomendación médica llevo unos días evitando los lácteos. Es muy poco tiempo, pero de momento estoy bien. ¿No será la leche (y no sé si los yogures) lo que te sienta mal de la comida india?
De lo otro no te preocupes. Es normal que durante el sueño, tu cerebro proyecte imágenes horripilantes mientras padeces un intenso dolor de tripas.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal