Alcachofas frente a Eurovegas

Por: | 04 de julio de 2012

Alcachofas en el prat
Persona no identificada cultivando alcachofas en el Parque Agrario. / JOAN SÁNCHEZ

 

Anteayer estuve en un parque agrario, y hoy me voy a meter en un jardín. Lo mío son las plantas, y por eso me voy a posicionar frente a Eurovegas. O más bien frente a la posible implantación del macrocomplejo del juego en el Baix Llobregat, una zona pegada a Barcelona al sur de la ciudad. Pido disculpas a los madrileños por no hablar de lo suyo, pero un vulgar bloguero tiene sus limitaciones geográficas, y es la zona de aterrizaje catalana la que pude visitar con un simple viaje de 20 minutos en coche desde casa.

Los que no estéis muy metidos en el asunto os preguntaréis qué demonios ando yo hablando de casinos en un blog sobre comida. Todo tiene su explicación: según parece, el Eurovegas barcelonés puede aposentar parte de su gigantesco trasero en los terrenos del Parc Agrari del Baix Llobregat, un área protegida dedicada a la agricultura donde se cultivan deliciosas verduras que a veces tengo la suerte de comprar. La alcachofa del Prat es la reina del lugar -la variedad es la misma que la de Tudela, pero la salinidad del agua, el clima y la cercanía del mar hace que tenga su aquel-, por lo que entenderéis que el tema me toque muy dentro.

El Parc Agrari tiene unas 3.000 hectáreas y unas 600 explotaciones agrícolas, según nos contó su director, Josep Montasell. Su mera existencia es una especie de milagro. La comarca, una de las más industrializadas de España, vivió la consiguiente degradación medioambiental, con un río putrefacto, playas contaminadas y todos esos bloques de hormigón tan humanos que inundaron nuestro país en la época del desarrollo. Sin embargo, esta pequeña isla verde se conservó gracias a la agricultura, y alcanzó su estatus de zona protegida en 1998 en paralelo a otra serie de acciones para regenerar la comarca.

Parc agrari
Placidez en el Parc Agrari. / EL COMIDISTA

 

El paisaje del parque hoy es de lo más peculiar. Por un lado es idílico, con bonitas extensiones de cultivo, palmeras y otros árboles, las masías de los payeses y caminos por los que la gente puede transitar plácidamente caminando o en bici. Pero en el horizonte la vista casi siempre topa con el cemento en forma de autovías, terminales de aeropuerto, fábricas o torres de viviendas.

Ahora bien, creo que el principal valor del área no es tanto el paisajístico, sino el productivo. Junto al Maresme, estas tierras ultrafértiles beneficiadas por el clima suave y su situación en el delta del río Llobregat han surtido a Barcelona de alcachofas, acelgas, tomates, ciruelas y otras frutas y hortalizas. Hoy constituyen un caso poco frecuente de huerta cercana a una gran ciudad. "Las ciudades inteligentes promueven la autosuficiencia", asegura Montasell, "y tienden a aprovechar los alimentos de proximidad. Así se genera menos CO2, se gasta menos energía y el consumidor conoce mejor las características de lo que compra".

La supervivencia de los cultivos del parque pasa precisamente porque el consumidor conozca y valore sus productos, y los prefiera frente a otras verduras y frutas de lejanía de menor calidad pero a veces más baratas. Para lograrlo, el Parc Agrari ha tomado dos caminos a mi entender bastante inteligentes. Por un lado, se han puesto de acuerdo con unos 40 restaurantes de la zona para que usen las hortalizas locales e informen de ello a sus clientes con un distintivo en las cartas. Por otro, han montado la web El Camp a Casa (El Campo en Casa), donde te puedes enterar de dónde se venden y encontrar información sobre las temporadas, los productores o las posibles recetas que elaborar.

Más allá de que sus alcachofas molen o que sus tomates enanos que probé ayer fueran estratosféricos, ¿tiene el parque agrario el suficiente valor como para entorpecer el asentamiento de un proyecto como Eurovegas? Los defensores del proyecto de Sheldon Adelson cuentan con un argumento fetiche: los puestos de trabajo que creará, cuya cifra baila con gran alegría entre los 250.000 que venden sus promotores y los 16.000 previstos por el Gobierno catalán.

Habiendo tantísima gente en paro, parece difícil oponerse a nada que genere empleo. Aunque sea una horterada monumental con bastantes puntos para transformarse en putiferio y atraer a lo mejorcito de la delincuencia organizada, como ocurre en otros macroenclaves del juego. Aun así, las preguntas son muchas: ¿cuántos puestos de trabajo reales para españoles se crearán? ¿Bajo qué condiciones? ¿Con cuánto gasto público que pagaremos todos? ¿Se beneficiará de verdad la zona? ¿O será un chiringuito que no hará más que degradarla a largo plazo?

Adelson
"Las alcachofas no son buenas, me hacen ir mucho a orinar".

 

No tengo las respuestas, y me da la sensación de que nadie las tiene porque la opacidad que rodea al proyecto es máxima. Pero creo que en el trasfondo de la cuestión está el modelo de desarrollo que queremos para el futuro. Llamadme romántico, progre trasnochado, jipitrusco y todo lo que queráis, pero a mí me gustaría que en vez de casinos, en el Parc Agrari surgieran más casos como el de Enric Alaball, un payés joven que practica la "agricultura singular".

Este ingeniero ha decidido trabajar en el campo aplicando la innovación a cultivos como el del berro, las hierbas aromáticas, las flores comestibles y otros productos más raros pero muy valorados por la gastronomía de vanguardia como la salicornia, el ficoide glacial o la flor eléctrica. Iniciativas como la de Alaball no sólo son sostenibles y respetuosas con el entorno, sino que funcionan bien y generan empleo. "Se puede hacer negocio con esto", afirma. "Pero si Eurovegas llega aquí, se dará una situación que a los jóvenes agricultores de la zona nos perjudicará. Será más difícil y caro encontrar zonas productivas". En el mismo sentido se manifiestan los colegios oficiales de ingenieros y técnicos agrónomos de Cataluña, que afirman que Eurovegas "dañará de forma irreversible una reserva de suelo agrícola de primer orden".

En contraste, otro de los payeses con los que hablé, Joan Ribas, no se mostraba demasiado opuesto al macroproyecto: "Si no se cargan el área y nos pagan por los terrenos, bienvenidos sean". El campo no sólo es un trabajo duro que requiere atención constante, sino que a veces los esfuerzos no se traducen en rentabilidad. Así que no nos debería extrañar que muchos agricultores de cierta edad estén encantados de vender sus tierras.  

Lo que me chirría más es el apoyo entusiasta de chefs como Ferran Adrià o José Andrés al proyecto: no sé si saben quién es el señor Adelson, qué ideología representa y cuáles son sus formas de actuar.  Ingenuo de mí, yo pensaba que los cocineros españoles estaban en masa por la defensa del producto local, pero no. En el caso de Adrià, la firme apuesta por la sostenibilidad que vendió a bombo y platillo en la futura Fundación El Bulli debió de desinflarse según pasaban los coches del nuevo Mr. Marshall por el Delta del Llobregat. Ojalá me equivoque y los restaurantes del complejo acaben sirviendo carxofes del Prat, pollos pota blava u otras exquisiteces de la gastronomía autóctona gracias a la influencia del gurú. Y que todo el interés que Ferran mantiene por Eurovegas sea de verdad "altruista". Eso sí, como sus consejos surtan el mismo efecto que en Port Aventura, donde también ejerció de asesor, estamos apañados.

Hay 91 Comentarios

Estoy totalmente en contra del proyecto Eurovegas, no necesitamos degradar más el país, bastantes grupos mafiosos campan a sus anchas por aquí para encima ponerles un chiringuito donde ir a tomar güisquis. No lo quiero en en Catalunya, que es donde vivo, ni en Madrid. Y si es a costa de cargarse una zona protegida, menos todavía, vaya panda de políticos que tenemos, menuda catadura. Y lo que más me chirría es que el dinero que necesita para construirlo se lo va a financiar un banco español, o sea, que si el proyecto no cuaja, y no puede devolver el préstamo, será un banco de aquí quien tenga que quedarse como dación en pago el terrenito, tipo Pocero con Seseña, o algo así. Otro agujero más en la banca española, por si no tenia bastantes ya.

Aunque se fueran a instalar en una ciénaga tóxica. ¡Eurovegas no!
¿Ese es el futuro que nos preparan los políticos? Prostitución, blanqueo de dinero, drogas, ludopatía... Si alguien duda, no tiene más que fijarse en la ciudad de las Vegas, la real. Tiene la tasa de paro y delincuencia más alta de los USA. Ahora están pensando en instalar una central nuclear cercana para dar a basto con la energía que gastan.
Es patético como los políticos se bajan las bragas ante semejante engendro.
No y mil veces no.

Aquí tienen un informe de impactos ambientales y territoriales que ha desarrollado la plataforma Eurovegas No para Madrid y extrapolen a una zona tan frágil como el delta del Llobregat:

http://eurovegasno.blogspot.com.es/2012/05/eurovegas-generara-unos-impactos.html

Este abuelete ricachón de Adelson es un fantoche. Si le sobran los millones que los dé a una buena causa y nos deje tranquilos, porque caiga donde caiga el dichoso complejo, será una horterada totalmente fuera de lugar. Y encima viene aquí a levantar polémica entre Barcelona y Madrid con esta especie de 'concurso' que ya hace meses que agota. ¡Déjenos tranquilos, Mr.Adelson!

Estoy de acuerdo con Alba. Carlos el vegetariano se hace bastante cansino. Siempre tiene que colar la receta de turno. Un poco de sentido común que esto es para hacer comentarios, no publicidad de uno mismo a costa de otros.
Respecto a Eurovegas espero que se vayan con la música a otra parte porque me parece un proyecto demencial.
Saludos

Lo más triste de todo esto es ver a los políticos de un lado y del otro peleando por traer un vertedero a sus ciudades, un centro de 'ocio' donde proliferarán la droga, la prostitución y la delincuencia.


Y puestos de trabajo de que tipo??? a que precio??? no creo que haya que venderse a ningún precio por unos cuantos puestos de trabajo (que serán muchos menos de los que dicen unos y otros).


Sea por salvar los campos del Prat o sea por salvar las ciudades (barcelona y madrid), Eurovegas NO!

Yo creo que al final este proyecto de Eurovegas será un bluf. Y me parece recordar que en la zona del Baix no se podían construir edificios de cierta altura (no sé si por el tema de estar cerca del aeropuerto o por cuestiones estéticas) y esto tiraba a los de Adelson para atrás. Aunque los políticos pueden acabar bajándose los pantalones también en este aspecto. Todo se verá.

Que compre el ricacho americano un ferry-casino y se lo lleve a las costas de Somalia a vender humo, a ver qué opinan los piratas. Nuestros políticos son más tontos que pichote por picar en el cebo. Que lo pongan en la Zona Franca el casino de marras o se compren un polígono industrial abandonado o una mina de carbón. Se va a quedar todo en agua de borrajas, como en Los Monegros.

No creo que gente como Sheldon venga a crear nada, mas bien a destruir. Y si puede presentar una suspensión de pagos o algo similar para sacarnos lo poco que nos queda tras el expolio de politicos, algunos empresarios (tipo Sheldon)y demás "capos" seguro que lo hará. Por otra parte, la gente que ha sufrido el campo durante toda su vida, si de un plumazo soluciona su futuro, pues está bien. Que es muy bonito hablar de lo verde, lo ecológico, la huerta etc desde un despacho, pero lo real es que la agricultura en este país ha sido y es una ruina, por eso cada dia hay más campos yermos, fincas abandonadas y gente buscandose la vida en las ciudades. ¡ Señores de la politica: lo que han hecho con la agricultura española es VERGONZOSO!-. De todas formas, en lo que se refiere a la alcachofa, siempre nos quedaran las de Tudela o las de Benicarló, con su D.O.Y no quiero extenderme más. Buenos dias a tod@s!

jajaja, qué bueno el pie de la foto de Adelson.

Ya veremos en qué acaba todo...
Besos
Almu
http://www.mavieenroseblog.com/

Otro de los productos afectados si se implanta el Eurovegas en el Baix será la producción de la cereza, que yo tuve la suerte de conocer, recoger y comer en el Parc Agrari:

http://cuinescuina.blogspot.com.es/2012/06/holeriturisme-al-delta-del-llobregat.html

Dios me comienza a agobiar "Carlos el vegetariano" con tanta publicidad a su web...
Con lo que me gusta leer los comentarios y me comienzan a doler los ojos de tanta pesadez.
Hasta en un artículo de reflexión mete una receta!

Bufff.... :( No me gusta nada el impacto que puede tener este proyecto... veremos qué pasa con tanto secretismo ! Bestes! Raquel

Cuando se mueve tanto dinero detrás de un proyecto yo tiendo a no creerme nada y desconfiar de todos. Lo siento, pero el tiempo y los hechos me lo han demostrado. No creo en intereses altruistas cuando hay tanta pasta de por medio.
Has formulado todas las preguntas claves sobre las que habría que tener una respuesta clara antes de tomar decisiones. Si el proyecto fuera tan beneficioso como dicen, habría contestación diáfana para todas ellas y no tanto secretismo. Y, en todo caso, ¿por qué no se van a colocar este maxi complejo de juego y "vete tú a saber que más" en terrenos que no sean fértiles? ¿porqué cargarse un trozo de huerta?
Ahí van unas alcachofas a la romana ( http://bit.ly/OfMm8V ) para homenajear a esas primas suyas del delta del Prat.
Gracias, Mikel.
Carlos, de Vegetal... y tal.
http://vegetalytal.blogspot.com

Es dificil que Eurovegas se materialice porque donde decian que iban a invertir tropecientos millones de euros ahora dicen que estan buscando inversores europeos, al final será un bluf como Gran Scala en los monegros que los únicos que han sacado algo son los propietarios de terrenos en Ontiñena que les dieron un dinero en señal y como se ha cumplido el plazo y no han cobrado el resto se quedan con sus terrenos y con el dinero

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal